Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2017

Consejos para ser la estrella de las Navidades

En estas fechas tan señaladas (no sé si sabéis que está muy feo señalar) las redes arden (tópico al canto) con cienes y cienes de consejos para disfrutar en Navidad.

Vas a poder ver cosas tales como “Decora tu mesa de Navidad con mil chorradas sin dejar espacio para poner los platos”, “Las cinco mejores recetas para ser original y que nadie más te copie la cena de Navidad más que los cien mil que han leído el artículo”, “Ir guapa y pelarte de frío a cinco grados bajo cero con tu vestidito de fiesta”.

Yo también voy a darte unos consejos (tu verás lo que haces con ellos) para ser la estrella de las Navidades. No la que se pone encima del árbol, no. De verdad, para que no pases desapercibido estas navidades.

Yo venía a hablar de mi libro

¿No os acordáis de la frase? Pues yo voy a hacer lo mismo, hablar de mi libro. Pero mejor os recuerdo lo que dijo Francisco Umbral. El señor que fue a hablar de su libro, bueno de uno de ellos, porque tenía muchos… y escribió alguno que otro también. 

Yo voy a aprovechar mi programa, para hablar de mi libro también. Aún no lo he sacado, pero estoy en ello. Y como no estoy muy seguro si me va a invitar alguien a la tele para hablar de él, ya os lo cuento yo, como el señor mayor. Ahora hay que ver sobre qué escribo. ¿Me podéis ayudar?

Antes de nada hay que elegir el género. No vale decir que sea del género tonto, aunque lo estoy pensando, me refiero qué tipo de libro… A saber:

Mi primera boda real

Me han invitado a mi primera boda real. No es que al resto de las bodas que haya ido anteriormente fueran inventadas. Os prometo que eran de gente de verdad y no me he colado ni nada. Es que esta es real de verdad. De la realeza. 

Sí amigos. Voy a la boda del príncipe Harry y Megan. Entre nosotros, podemos llamarle el pelirrojo y la hermana guiri de Begoña Villacís, la de Ciudadanos. Algunos también dicen que son los niños de Love Actually, que se han hecho mayores.


Seguro que tendréis muchas preguntas sobre el tema. Yo también las tengo…

Allá vamos.

Plataforma Española para Astronautas, la PEPA

He tenido una idea. Buenísima, como casi todas las que tengo. Pero esta de verdad. ¿Por qué los americanos tienen su Agencia Espacial y nosotros en España nada? Esto hay que solucionarlo ya.

Tengo pensado el nombre y todo. La PEPA, Plataforma Española para Astronautas. Y no sólo el nombre, también el traje oficial del astronauta, de dónde sacamos el dinero, y todo lo que se te pueda ocurrir. ¿Qué puede salir mal? Vamos allá

Ya que eres informático, ¿Podrías…?

Si tenéis algún amigo informático (sí, los informáticos también tienen amigos) alguna vez habrás oído historias sobre las cosas que le piden. Que si me mires el ordenador, que me cambies la hora del vídeo, echa un ojo a mi teléfono móvil que quiero salir de un grupo de “guasap”, prueba tú en el cajero automático que me dice que no hay dinero… Y muchas cosas más. Es que los informáticos te lo arreglan todo, todo y todo. A veces…

¿Pero os imagináis que estas cosas pasaran en otras profesiones? No hace falta que te lo imagines, que ya te lo cuento. Pero estate atento, que no lo repito.

Hoy en deportes de riesgo, el compring en el supermercading

Hace ya más de 4 años os contaba lo que supone que te cambien de sitio las cosas en el supermercado. Pero no había caído que ya el sólo hecho de ir supone un deporte de riesgo.


Vale que me he inventado el término del compring, pero otros están con lo del running en vez de correr y ahí están forrándose. Yo veo un nicho de “mercading”. 

A lo que vamos… Cosas que pasan al ir al supermercado… Y lo peor es que pueden pasar todas juntas.

Quítate tú que me pongo yo, o el arte de criticar

No sé si os habéis fijado que últimamente (y si no os habéis fijado, ya me lo invento yo) todo el mundo sabe hacer de todo. Hablamos de la Constitución y todo el mundo se la sabe. Todos los artículos, sin falta, y de cualquier país, no sólo del nuestro. Se trata de saber cómo funciona la política y también. Del cambio climático. ¡Por supuesto! De a quién tiene que poner “Cinexín” Zidane o “Pocholo” Simeone a jugar en su equipo. ¡Pues claro!

Y de eso os quería hablar. Todos sabemos cómo arreglar las cosas. Da igual que nunca hayamos leído la constitución, ni sepamos de política, ni del tiempo, o de fútbol, pero tenemos nuestra opinión sobre todo y parece que el mundo está esperando a que la lancemos a los cuatro vientos… ¿De verdad es necesario que opinemos de todo?

Vale, no hace falta, pero en caso de que fuera necesario, vamos a desarrollar el tema… como si fuéramos o “seriesemos” expertos.

Animaladas y perrerías (II), el “retonno”

La semana pasada os contábamos lo injusto que es el mundo con algunos animales. Entre las cosas que les hacemos, y las cosas con las que vienen ya de serie, pues lo pasan muy malamente.


Vamos con la segunda parte, el “retonno”. ¿Preparados? ¿Listos? ¡Allá vamos!

Perrerías y otras putadas que les hacemos a los animales

Una perrería no es dónde se venden perros, sino algo que se hace con maldad, jugarreta (bonita palabra también, suena como un jugador de la Real Sociedad o del Alavés). Aunque vender perros también está muy feo.  Estamos de acuerdo ¿No?


A todos nos gustan mucho los animales pero os voy a dar algunos ejemplos de lo malamente que nos portamos con ellos, y no sólo nosotros sino también la madre naturaleza, que a veces se pasa un poco. 

Consejos para no indignar a nadie, nunca, jamás, never ever, and forever

Iba a comenzar preguntando si no teníais la sensación de que estamos todos indignados. Pero no, no es una sensación. Estamos indignados. Todos. Tú también. No te hagas el chulito o chulita.

Da igual si estamos a favor de una cosa, o de otra, o de ninguna. Indignados sin fronteras. Porque sí, porque no, por “tugal”, y por si acaso.

Estamos todos muy suscpet, supesti, suspecti…. Que no aguantamos ná, pero ná de ná (medida para medir la indignación). Voy a daros unos consejos para no indignar a nadie.  Al menos que este blog sirva para algo. ¿Qué hacer?, ¿Cómo actuar? ¿Preparados?

Cosas que no quieres ni oír, ni escuchar.

En estas fechas tan señaladas… Ya, ya sé que no estamos en Navidad, pero como vi al Rey el otro día en la tele, pues me he “liao”. He mezclado la navidad con el ácido “sulfídrico”, total que se está liando parda.

No, no te preocupes. ¡Quédate! Yo no voy a hablar del tema que estás pensando. Para eso están los políticos, que son los que deberían arreglar todo esto… Si es que quieren sentarse a hablar, y a escuchar, por que hablar, no han parado.

Vamos allá:

No me saludes, que no te veo

Para los jovenzuelos hay que explicar que hace unos años se estrenó una película que en España se titulaba No me chilles que no te veo. Digo en España porque en otros países era sordos, ciegos y locos.

El otro día escuchaba en la radio una noticia sobre una… Mejor que lo leáis vosotros mismos.

Podría parar aquí y no escribir nada más. No hace falta. Pero hay cosas que no se pueden evitar. Allá vamos.

Famosos, yo, y cosas que nos pasan con las “celebritis”

Todos tenemos un pasado, en algún momento hemos sido jóvenes pizpiretos y jacarandosos (que dos adjetivos calificativos tan bonitos). Hasta Jordi Hurtado. Aunque él no se acuerde. Y de esto quería hablaros, de mi relación con algunos famosos.




Sí amigos, yo podría haber sido famoso, vender mis fotos en el Hola, o en el Semana (¿Se siguen vendiendo?), o incluso en Interviú (me darían dinero por no posar desnudo) y es que yo, aquí donde me leéis, he conocido a la flor y nata del famoseo español e internacional y del mundo mundial.

Y hoy por fin, abro mi corazón para contároslo en exclusiva. Sólo para vosotros, y gratis. Ni cobro revenido, ni “contratubolso”, ni nada. Gratis, free, cero.

Dos no discuten, hasta que empiezan a discutir

Lo de las discusiones es un tema que viene de lejos, antes de que empezáramos a hablar, los humanos ya andaban discutiendo. Había cuatro gatos en la tierra y ya andábamos peleados. Adán, Eva y los hermanos. Que si Abel es el preferido, que Caín me está mirando mal, y ya sabéis cómo terminó la cosa…. Y de eso vamos a hablar hoy, de las discusiones.

Cosas, casos, personas, personos… Todo lo relacionado con las discusiones. Allá vamos.

Vuelve la vuelta al cole

Quizá el título no lo aprobarían en un periódico serio. También es verdad que cada vez quedan menos periódicos serios. Realmente,  tampoco es que haya demasiados periódicos y es mejor no tomarse las cosas demasiado en serio.
El caso es que estamos otra vez con la vuelta al cole. Cualquier producto es bueno para aprovechar la idea. Aquí no tenemos muy claro cuál es el público potencial. ¿Los padres? ¿Los profesores? ¿Los tiernos infantes? El caso, es que no está mal de precio.


Hoy vamos a hablar de las cosas que pasan cada vez que nos referimos a la vuelta al cole. Es como la vuelta a España. Tiene cuestas, gente sufriendo, uniformes… pero aquí no te puedes echar la siesta como cuando ves el ciclismo.

Por motivos ajenos a la dirección, el post de esta semana se retrasa

Esta semana vamos (como si hubiera alguien más que escribiera) un poco más tarde.  

Mientras os dejo con unos minutos musicales


Vamos a ver si me da tiempo a publicar el jueves o el viernes.  

"Lamentamos las disculpas"  

Sara Carbonero, se hace de noche y el Vicente Calderón

Vamos a empezar por el principio y a explicar quién es Sara Carbonero y Vicente Calderón. Algunos ya sabéis quiénes son, pero es muy probable que no le veáis la relación. Y aún mucho menos en el título de un post. Si ya le juntamos lo de la noche, la cosa se pone más complicado que ver a un culturista con gafas de cerca. (Ver de cerca a un culturista no es muy difícil, me refiero a un culturista que lleve este tipo de gafas)

Sara Carbonero es una periodista que presentaba las noticias deportivas en Tele Cinco, conoció a Iker Casillas y se casaron y es muy probable que sean felices y que alguna vez hayan comido perdices.
Vicente Calderón fue presidente del Atlético de Madrid, y dio nombre y apellido al estadio en el que, hasta este año, ha jugado el equipo. Así, de generoso era el señor. Pudiendo haberle dado otro nombre, le prestó el suyo a un campo de fútbol. Lo de la noche, ya lo explico ahora, y la relación entre Sara Carbonero y el señor Calderón. Ponte cómodo que allá voy.

La que sigue liando el pollito o siempre hay cosas peores

En los informativos de todas las cadenas de TV y de radio de todos los países hay una sección sobre Trump. En cada lugar se llamará de una manera, pero yo la llamaré “la que sigue liando el pollito”. A lo mejor en inglés la llaman What the fuck?, Little chicken?, o en francés, “Le petite poulet est tres malade dan la tête”, y en alemán, “Die polliten ist grossen enfermen, notejoden”. La traducción puede que no sea la más correcta.

Y es que el señor con el pelo color patito de goma, no para de liarla. Cuando no hace que suba el pan, hace que baje la bolsa, destituye a gente, pone a su hija a currar por él, y al yerno a arreglar el problema de Oriente Medio. Así, en dos patadas, como se arreglan las cosas, sin medias tintas… lo único es que no arregla nada.

La última del pollito de California (o de dónde sea este pollo) ha sido que bueno, que sí que hay nazis, pero que los que no son nazis también la lían… que tampoco son muy buenos Y ahí sí que hay que darle la razón, hay gente muy mal…

10 pruebas irrefutables de que las vacaciones no son lo que eran

Las redes sociales han cambiado las vacaciones. No digo que sean mejores ni peores, son diferentes. Es un hecho irrefutable. ¿A ver quién es el guapo o guapa (que no voy a discriminar a nadie) que lo refuta? Lo que quiera que signifique refutar (suena a una jugada de fútbol. Aquí vemos a Fulanito Jr celebrar el gol que ha marcado por la escuadra tras un portentoso refute).

Las vacaciones las podríamos distinguir entre AR (nada que ver con Ana Rosa, que seguro que está disfrutando de sus merecidas vacaciones… tópicos típicos que se dicen en estas fechas señaladas) y DR. Donde R es redes sociales, A es antes y D, como os podéis imaginar sin necesidad de estudiar física cuántica (como si la distinguiera de la que no es cuántica) es Después. Y aquí va mi explicación.

¿Con quién NO me iría a cenar?

El otro día (expresión que puede servir desde ayer, al 15 de diciembre de 1780, por poner un día al “azahar”) me pedía Ana (a la que mando un saludo porque me estará leyendo… porque siempre lee el blog ¿verdad? ¿¿VERDAD??) que le ayudara a rellenar un cuestionario. De esos cuestionarios que hacen en las empresas serias para ayudar al resto de gente que trabaja contigo a conocerte mejor. Como si no les conocieran ya con tantos años que llevan juntos.

Una de las preguntas, era nombrar a 6 personas con las que te irías a cenar. Ni más ni menos, seis. Como si fueran toros. Y eso me hizo pensar (en los toros no, en general). Sin que sirva de precedente. Y aquí van mis pensamientos (y ahora es cuando tendría que poner una foto de un tiesto con flores), pero no voy a ser tan previsible.

Me iría a cenar con…

Consejos veraniegos para los veranos

Para los que decís que no escribo más que “tontás” en el blog, no os voy a llevar la contraria.  Es cierto. Pero en esta ocasión igual sirven para algo. Os voy a dejar unos consejos veraniegos para los veranos. 

Lo mejor es que sirve para cualquier verano, no caducan, incluso para los países que están boca abajo. Esos que van a contrapelo. Aquellos del semicírculo polar de Capricornio y el uso trópico de Greenwhich (igual tengo que volver a repasar algunos conceptos). Los que están en otro hemiciclo, para que me entendáis.

Vamos con los consejos.

La generación gominola o estos chicos no aguantan ná

Los jóvenes de ahora no aguantan nada. Son muy blandos. Cuando yo era joven… Y detrás de estas tres frases prepárate para escuchar toda clase de exageraciones variadas.  Aunque esto no es nuevo. Va pasando de generación en generación.

Ya lo decía Aristó…. ¿O era Platon? Bueno, algún señor con barbas, túnica y sandalias que decían cosas que te hacían pensar.¿Te imaginas a Rajoy de esa guisa diciendo cosas que hacen pensar? El caso es que…

Como ya tengo una edad en la que puedo decir eso de que la juventud de ahora …. (inserte cualquier queja en la línea de puntos), yo también voy a aportar mis reflexiones. 

Vamos allá

Nos creemos hasta lo increíble

Hace poco salía a la luz (vamos a empezar con tópicos que así se da más credibilidad) una noticia en la que se decía que los americanos pensaban que las vacas marrones daban batido de chocolate.

Sería injusto decir que todos los americanos son tontos. Ni siquiera esos 16 millones... Aunque teniendo en cuenta lo que votan… pero nosotros tampoco estamos para presumir. 

También habría que ver cómo han hecho la encuesta. A mí me llaman por teléfono a las 3 de la mañana para preguntarme una gilipollez y lo mismo contesto que el café con leche viene de las vacas blancas y negras.

Y es que no los creemos todo… Vamos a ver más ejemplos

¿Quién se apunta a viajar en el tiempo?

La verdad es que con estos calores apetece cambiar de tiempo y de aires, ir al invierno o al entretiempo (que es cuando hay que ponerse una chaqueta) pero no es eso de lo que os quiero hablar. Me refiero a los viajes en el tiempo. Lo que viene siendo ir para adelante, y para atrás, como los vídeos VHS pero de verdad, que no es que los vídeos sean mentira, pero… Vamos a empezar de nuevo.

Cuando se habla de viajes en el tiempo se nos vienen varias cosas a la cabeza. También depende de la imaginación de cada uno, pero a mí “mesocurren” algunas cosas. ¿Te vienes?

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.