Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2013

Nadie es perfecto… y tú menos

Lo de que nadie es perfecto, creo que lo tenemos claro. Puedes ser muy inteligente, pero no saber relacionarte con la gente, tener un cuerpo 10, pero una cara que no progresa adecuadamente (el famoso efecto gamba)… Ya lo decían en la escena final de Con Faldas y a lo Loco. Si no la habéis visto (al infierno vais a ir), tampoco os estoy destripando nada aunque veáis el vídeo de abajo.

Ni siquiera Chuck Norris es perfecto. En la imagen (cartel de una tienda de deportes de Irlanda), se arriesgan diciendo que Chuck Norris no puede jugar en un equipo de rugby femenino (no estaría yo tan seguro, él puede hacer lo que quiera y cuando quiera). Por si aún queda alguien que no le conoce, este señor se ha leído todo Internet entero dos veces a través de un “gualki talki” y ni siquiera Google es capaz de encontrarle. 

El primer paso, lo tenemos superado. Nadie es perfecto está claro (si piensas que alguien lo es, es que todavía no le conoces suficiente), pero he añadido en el título lo de y tu men…

Unos minutos de publicidad

¿Eres de los que aprovecha los minutos de anuncios en la tele para ir al baño? ¿Te saltas la página de anuncios de los periódicos y las revistas? ¿Estás harto de (intentar) cerrar los banners de publicidad cuando visitas cualquier página de Internet? ¿Odias no saber quién ha marcado el gol mientras te dicen en la radio lo bueno que está el jamón de Guijuelo?  

Con la publicidad tenemos una relación amor-odio, o de odio-odio directamente. Está en todas partes (que se lo pregunten a los que ven la Fórmula 1 en Antena 3) y desde hace mucho tiempo. Nos sabemos muchas de las canciones, las frases, conocemos a los famosetes que anuncian los productos… En el post de esta semana, os cuento algunas cosas sobre la publicidad, que siempre me han llamado la atención y que probablemente ya sabías, o no te interesan lo más mínimo.
¿Has visto el anuncio en el que sale…? Son esos anuncios que te gustan porque son divertidos, tienen una canción que te encanta, sale tu actor preferido, los paisajes son m…

Grandes preguntas de la humanidad, o no

Hay gente muy preparada que se ha tirado toda la vida sin dar con la respuesta a preguntas como éstas: ¿De dónde venimos? ¿Quiénes somos? ¿Hacia dónde vamos? ¿A dónde vamos a ir a parar? (esta no es tan filosófica, pero también sería para dedicarle su tiempo).

No “asustarse”. No voy a hablar de estos temas. Estamos en verano y no es cuestión de ponerse profundos. En el post de esta semana os voy a hablar de otras preguntas, tan importantes o más, que tampoco tienen respuesta, o sí, pero tampoco os la voy a dar para no romper el misterio. Va a ser algo así como un Cuarto Milenio de garrafón o de los chinos (lo tenemos todo y nadie se explica cómo).
¿Ya has vuelto? Como os decía antes, las preguntas de quiénes somos, de dónde venimos y a dónde vamos, son importantes, pero quién no te ha preguntado alguna vez al verte llegar: ¿Ya estás aquí? ¿Has vuelto? Te dan ganas de decir: “No, no he llegado, me estás viendo pero soy un holograma y estoy buscando a Obi Wan Kenobi para que nos ayude a sa…

¿Vamos al cine?

Ya os he comentado alguna vez que me gusta el cine. Mucho. Puedo ver tres películas del tirón y quedarme tan a gusto. Lo de entender ya es otra cosa, porque las películas que me gustan casi nunca tienen nada que ver con las más taquilleras, y muy pocas veces coincido con los críticos (cuando les leo y hago caso).

Nunca he sido de los de ir al cine a para el rato (no, tampoco he frecuentado la fila de los mancos, pero esa es otra historia). Yo voy a ver La Película. A veces porque hay que verla en pantalla grande aunque sea un truño (caso Pocahontas disfrazada de pitufo gigante). Otras porque ya se de “antebrazo” que me van a gustar (casi siempre acierto… no tengo claro si soy un chico fácil o selectivo), otras porque le gusta a mi novia (normalmente coincidimos, pero ella es más de pelis de señores que pegan golpes o ciencia ficción). 

No se vosotros, pero yo cada vez, tengo menos ganas de ir al cine y no es únicamente por el precio, que también. Sí, las salan están mucho mejor, las bu…