Ir al contenido principal

Quítate tú que me pongo yo, o el arte de criticar

No sé si os habéis fijado que últimamente (y si no os habéis fijado, ya me lo invento yo) todo el mundo sabe hacer de todo. Hablamos de la Constitución y todo el mundo se la sabe. Todos los artículos, sin falta, y de cualquier país, no sólo del nuestro. Se trata de saber cómo funciona la política y también. Del cambio climático. ¡Por supuesto! De a quién tiene que poner “Cinexín” Zidane o “Pocholo” Simeone a jugar en su equipo. ¡Pues claro!


Y de eso os quería hablar. Todos sabemos cómo arreglar las cosas. Da igual que nunca hayamos leído la constitución, ni sepamos de política, ni del tiempo, o de fútbol, pero tenemos nuestra opinión sobre todo y parece que el mundo está esperando a que la lancemos a los cuatro vientos… ¿De verdad es necesario que opinemos de todo?


Vale, no hace falta, pero en caso de que fuera necesario, vamos a desarrollar el tema… como si fuéramos o “seriesemos” expertos.


A lo que íbamos. Seguro que muchos conocéis a gente que te lo arregla todo en dos “patás”. La solución es muy sencilla, y sólo ellos tienen la respuesta. La verdad suprema, y ya está, y no hay más que hablar. Os voy a dar unos ejemplos de expertos… Atentos, que luego os pregunto.


El entrenador

Tu equipo, o cualquier equipo, no funciona, pero ahí está el salvador. Lo que hace falta es poner a tal o cual jugador (da igual que ya se haya retirado, esté lesionado, o ya no juegue en el equipo). Y además, lo que tienen que hacer es correr más. Esta es la solución para casi todos los males. Aunque sea un campeonato de petanca o de bolos. Da igual, los jugadores no sienten la camiseta. ¡Lo que hace falta en pundonor!


Enseñar al que ya sabe

¡Así no se tira un penalti! ¿Cómo vas a lanzar la falta así? Toda la vida lanzando tiros libres y no me explico cómo los pueden fallar. Lo que tendrías que hacer es jugar más a la contra. ¿No subes a la red? Pon el pie así (da igual que esté jugando al baloncesto, al fútbol, tenis o natación). ¿De verdad le están diciendo a un profesional cómo hacer las cosas?


¿Bisturí?

Me imagino al mismo que enseña a Cristiano Ronaldo o a Messi a jugar al fútbol viendo una operación en un quirófano. ¿Pero cómo vas a usar un bisturí? ¡Coge el cuchillo grande! El del jamón. ¡Y haz un nudo a esa arteria! ¡A esa no, a la aorta! ¡Y para eso rojo que está ahí sin dejar de moverse, que me distrae!


Si me dejaran dirigir a mí…

El mundo del cine tampoco se libra de los expertos. Señores, y señoras (que tampoco os libráis) que cambiarían por completo la película, los actores, la música… A ver por qué no ponen música flamenca en los “güesters”, si todas se han rodado en Almería. Daría mucho más realismo a la película. El guion te lo arreglaban en un pispás. Que es eso de que hablen tanto los actores. Y en inglés. Que hablen en español, jodé ya, tanta película en extranjero. Y los monstruos y extraterrestres que se pasen por aquí también. Mucho mejor Soria para aparcar un ovni que Nueva York o Londres que allí hay mucho tráfico.


Eso ni es cantar ni es nada

¿Os imagináis a Leticia Sabater dando clases de canto? Aunque pensándolo bien, mucho mejor de canto, que de frente, que no sabrías para dónde mirar. El caso es que los expertos también ponen pegas a las señoras que cantan ópera. Que si gritan mucho, que no hace falta tanto gorgorito. ¿Y los tenores? Ya podrían cantar “reguetón” o algo más divertido. ¿Serán aburridos? ¿Para cuándo una versión de ópera de la salchipapa?


Dirigiendo la orquesta

Vale que cantar es algo complicado (y escuchar a algunos cantar, aún más), pero ¿Lo de dirigir la orquesta? Ahí tienes a un señor con una varita, sin poderes mágicos ni nada, distrayendo a los que tocan el violín, y al del triángulo. No sé yo la orden para que los trompeteros comiencen a tocar, o que los del bajo se pongan manos a la obra (seguimos hablando de la orquesta, no de vuestros vecinos), para mí que es una engañifa… si al final todos tienen que mirar el papel por que no se saben las canciones. Y es que hay veces que es mejor no mirar al tío de la vara.


Pon una coma ahí “hombreporfavorya”

Ya os podéis hacer una idea de que todo es criticable. ¿Cómo no decirle a un escritor dónde poner los puntos, las íes (¿o se dice “ises”), las comas, el punto y coma y el punto redondo? Gente que no ha escrito ni la carta a los Reyes Magos diciéndole a Mario Vázquez Llosa, el que escribió la Fiesta de los Cien Años de Soledad… sí hombre, el que se ha casado con la hermana de Elvis Presley… Isabel Presley… Pues eso, que no sabe escribir ese hombre y hay que arreglar esos textos


¿Leonardo? Ni idea de pintar

Vamos a ver. Un señor que no sabe pintar a una mujer sonriendo y decís que es un maestro. O Rubens, que pintaba a las señoras que se ve que no han ido al gimnasio ni para hacerse el carnet… Y anda que El Greco, extranjero tenía que ser. Gente más triste no podía pintar, que parecen todos seguidores del Atleti viendo la Champions League… Para terminar de arreglarlo está Picasso o esa gente que no se sabe si está pintando un toro, o una señora… Un libro de niños para pintar les daba yo, que ni poner colores saben.

Os habéis hecho a la idea de lo que os quería contar ¿No? Que las cosas sólo (sí, yo sigo poniendo el acento, porque los de la RAE no tienen ni puta idea) se pueden hacer de una manera, la correcta… Y la correcta es la que ellos te dicen. No hay más formas. Y ya, y punto redondo, y sanseacabó (que es el santo de las cosas bien hechas).


Ahora, os dejo que critiquéis lo que queráis en los comentarios, que para eso están… Que a mí no me importa que me digáis que falta una coma, o que cambiaríais el guion completamente.


No os paséis que os estoy vigilando.


Comentarios

  1. ¡Qué bien, Javier! ¡Yo también escribo "sólo"! ¡Me siento acompañadísima! Besotes muy, muy gordos...
    Isabel

    ResponderEliminar
  2. la sabiduría es una virtud poco extendida, pero todos creemos que la tenemos.Tu sigue escribiendo, y explicando. Así nos divertimos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Líbrame, Señor, de criticar! Con lo que cuesta hacer todo y los buenos ratos que das.

    ResponderEliminar
  4. Yo es que hubiera escrito esto de otra forma,... no es por criticar eeehhhhhh?... que está muuu bien, peeeeeeeeeroooooooo....

    XD

    Un abrazote!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

Yo os maldigo, jodíos móviles

No sé si os acordáis de Charlton Heston en El Planeta de los Simios en la escena final, más cabreao que una mona y “maldijiendo” a todos. Pues yo igual, maldigo a los móviles, que tienen la culpa de todo lo que sucede. Antes no había teléfonos inteligentes, ni siquiera un poco listos, y no pasaba lo que está pasando ahora. Si no, cómo os explicáis, que haya llegado Trump a ser Presidente. Pues por los móviles.

Y no sólo lo digo yo. También lo dicen los programas de la tele, y los de la radio y en los artículos de revistas y periódicos (por si no lo recuerdas, son esas cosas que venden en las tiendas con hojas… las lechugas, no, lo otro).

Pues eso, que lo dice todo el mundo. Todo el día nada más que “de mirar” el móvil y no hacemos otras cosas, no como antes que hacíamos…. por ejemplo… Dejadme pensar y ahora vengo.

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


CEO, Fundador, Máster del universo, Administrador y Portero Delantero o cómo darse importancia

¿Os podéis creer que hay gente que incluyen en sus CVs (también conocido como curriculucucú paloma) títulos, cursos, estudios que es probable, o muy posible, que no tengan o no hayan cursado nunca? Increíble, ¿Verdad? Hay algunos que incluso incluyen entre sus conocimientos habilidades que no tienen. Todos hemos leído en los curriculums, lo de nivel alto de inglés. Y ni nivel, ni alto, y lo más cerca de saber inglés es escuchar a Michael Robinson... en español. Con saber decir “gudmornin”, ya es nivel avanzado, si dicen “vulevú cuché avemua” ya tienen un francés nivel usuario. Hay algunos que acaban de montar su empresa y se hacen su tarjeta con más títulos que el Real Madrid y el Barça juntos. Son CEO, Fundador, “Entrepiernur”, Visionario, Máster del universo, Consejero y Máximo accionista de, pongamos, la empresa Pérez González y Asociados Cuando Los Haya SL. Pero hay otros, que no les gusta darse tanto pisto, o les da un poco de vergüenza mostrar todas sus habilidades y no incluyen to…

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?

Según el mundo en el que vivas puede que las noticias más importantes sean que Cristiano Ronaldo se ha “enfurruñao” con sus compañeros. O que Isabel Pantoja sale de la cárcel. Que a Paquirrín, Pantojín Jr,  habría que meterle en la cárcel por la música que hace, y que la próxima semana seguiremos hablando del gobierno.


Pero en otros mundos, que también los hay, no saben si Paquirrín es el próximo Presidente. Si les dicen que Cristiano Ronaldo está en la cárcel, no sabrán de quién le hablamos y no les extrañaría que Pantoja fuera la máxima goleadora de la liga de fútbol, o participará en las próximas Olimpiadas o si se ha “enfurruñao”.

Las noticias que, como ahora se dice, hacen arder las redes, puede que no merezcan ni una línea en “The Country” (El País en Estados Unidos) o un comentario en “The Reason” (La Razón de UK)y ni siquiera dirán nada en “Antenna Three” de Australia. Mejor te cuento algunos ejemplos

13 Conductores por el mundo

Hacía tiempo que no conducía por la maravillosa piel de toro, mosaico de culturas, crisol de razas…. Podría seguir así todo el post para nombrar a España, pero os había prometido hacer los posts algo más cortos.
El caso es que hay cosas que nunca cambian, da igual dónde conduzcas. Los coches pueden ser distintos, con el volante al otro lado (y el conductor en el mismo lado del volante también, que si no sería muy incómodo), pero la gente que lleva el coche somos muy parecidos.
Hoy os voy a hablar sobre algunos tipos de conductores que te puedes encontrar conduciendo (también te los podrías encontrar en otro sitio, pero ya no los reconoceríamos como conductores… o sí) Billy, el rápido El conductor más rápido del oeste, y del este y de todas las carreteras. No hay límites para Billy. Si la carretera es de 100, él va a 150, si es de 110, él va a 220, como la electricidad. Siempre tiene prisas. No confundir con Billy el de las estanterías de Ikea, que también se ha forrado con una idea bien s…