Ir al contenido principal

Quítate tú que me pongo yo, o el arte de criticar

No sé si os habéis fijado que últimamente (y si no os habéis fijado, ya me lo invento yo) todo el mundo sabe hacer de todo. Hablamos de la Constitución y todo el mundo se la sabe. Todos los artículos, sin falta, y de cualquier país, no sólo del nuestro. Se trata de saber cómo funciona la política y también. Del cambio climático. ¡Por supuesto! De a quién tiene que poner “Cinexín” Zidane o “Pocholo” Simeone a jugar en su equipo. ¡Pues claro!


Y de eso os quería hablar. Todos sabemos cómo arreglar las cosas. Da igual que nunca hayamos leído la constitución, ni sepamos de política, ni del tiempo, o de fútbol, pero tenemos nuestra opinión sobre todo y parece que el mundo está esperando a que la lancemos a los cuatro vientos… ¿De verdad es necesario que opinemos de todo?


Vale, no hace falta, pero en caso de que fuera necesario, vamos a desarrollar el tema… como si fuéramos o “seriesemos” expertos.


A lo que íbamos. Seguro que muchos conocéis a gente que te lo arregla todo en dos “patás”. La solución es muy sencilla, y sólo ellos tienen la respuesta. La verdad suprema, y ya está, y no hay más que hablar. Os voy a dar unos ejemplos de expertos… Atentos, que luego os pregunto.


El entrenador

Tu equipo, o cualquier equipo, no funciona, pero ahí está el salvador. Lo que hace falta es poner a tal o cual jugador (da igual que ya se haya retirado, esté lesionado, o ya no juegue en el equipo). Y además, lo que tienen que hacer es correr más. Esta es la solución para casi todos los males. Aunque sea un campeonato de petanca o de bolos. Da igual, los jugadores no sienten la camiseta. ¡Lo que hace falta en pundonor!


Enseñar al que ya sabe

¡Así no se tira un penalti! ¿Cómo vas a lanzar la falta así? Toda la vida lanzando tiros libres y no me explico cómo los pueden fallar. Lo que tendrías que hacer es jugar más a la contra. ¿No subes a la red? Pon el pie así (da igual que esté jugando al baloncesto, al fútbol, tenis o natación). ¿De verdad le están diciendo a un profesional cómo hacer las cosas?


¿Bisturí?

Me imagino al mismo que enseña a Cristiano Ronaldo o a Messi a jugar al fútbol viendo una operación en un quirófano. ¿Pero cómo vas a usar un bisturí? ¡Coge el cuchillo grande! El del jamón. ¡Y haz un nudo a esa arteria! ¡A esa no, a la aorta! ¡Y para eso rojo que está ahí sin dejar de moverse, que me distrae!


Si me dejaran dirigir a mí…

El mundo del cine tampoco se libra de los expertos. Señores, y señoras (que tampoco os libráis) que cambiarían por completo la película, los actores, la música… A ver por qué no ponen música flamenca en los “güesters”, si todas se han rodado en Almería. Daría mucho más realismo a la película. El guion te lo arreglaban en un pispás. Que es eso de que hablen tanto los actores. Y en inglés. Que hablen en español, jodé ya, tanta película en extranjero. Y los monstruos y extraterrestres que se pasen por aquí también. Mucho mejor Soria para aparcar un ovni que Nueva York o Londres que allí hay mucho tráfico.


Eso ni es cantar ni es nada

¿Os imagináis a Leticia Sabater dando clases de canto? Aunque pensándolo bien, mucho mejor de canto, que de frente, que no sabrías para dónde mirar. El caso es que los expertos también ponen pegas a las señoras que cantan ópera. Que si gritan mucho, que no hace falta tanto gorgorito. ¿Y los tenores? Ya podrían cantar “reguetón” o algo más divertido. ¿Serán aburridos? ¿Para cuándo una versión de ópera de la salchipapa?


Dirigiendo la orquesta

Vale que cantar es algo complicado (y escuchar a algunos cantar, aún más), pero ¿Lo de dirigir la orquesta? Ahí tienes a un señor con una varita, sin poderes mágicos ni nada, distrayendo a los que tocan el violín, y al del triángulo. No sé yo la orden para que los trompeteros comiencen a tocar, o que los del bajo se pongan manos a la obra (seguimos hablando de la orquesta, no de vuestros vecinos), para mí que es una engañifa… si al final todos tienen que mirar el papel por que no se saben las canciones. Y es que hay veces que es mejor no mirar al tío de la vara.


Pon una coma ahí “hombreporfavorya”

Ya os podéis hacer una idea de que todo es criticable. ¿Cómo no decirle a un escritor dónde poner los puntos, las íes (¿o se dice “ises”), las comas, el punto y coma y el punto redondo? Gente que no ha escrito ni la carta a los Reyes Magos diciéndole a Mario Vázquez Llosa, el que escribió la Fiesta de los Cien Años de Soledad… sí hombre, el que se ha casado con la hermana de Elvis Presley… Isabel Presley… Pues eso, que no sabe escribir ese hombre y hay que arreglar esos textos


¿Leonardo? Ni idea de pintar

Vamos a ver. Un señor que no sabe pintar a una mujer sonriendo y decís que es un maestro. O Rubens, que pintaba a las señoras que se ve que no han ido al gimnasio ni para hacerse el carnet… Y anda que El Greco, extranjero tenía que ser. Gente más triste no podía pintar, que parecen todos seguidores del Atleti viendo la Champions League… Para terminar de arreglarlo está Picasso o esa gente que no se sabe si está pintando un toro, o una señora… Un libro de niños para pintar les daba yo, que ni poner colores saben.

Os habéis hecho a la idea de lo que os quería contar ¿No? Que las cosas sólo (sí, yo sigo poniendo el acento, porque los de la RAE no tienen ni puta idea) se pueden hacer de una manera, la correcta… Y la correcta es la que ellos te dicen. No hay más formas. Y ya, y punto redondo, y sanseacabó (que es el santo de las cosas bien hechas).


Ahora, os dejo que critiquéis lo que queráis en los comentarios, que para eso están… Que a mí no me importa que me digáis que falta una coma, o que cambiaríais el guion completamente.


No os paséis que os estoy vigilando.


Comentarios

  1. ¡Qué bien, Javier! ¡Yo también escribo "sólo"! ¡Me siento acompañadísima! Besotes muy, muy gordos...
    Isabel

    ResponderEliminar
  2. la sabiduría es una virtud poco extendida, pero todos creemos que la tenemos.Tu sigue escribiendo, y explicando. Así nos divertimos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Líbrame, Señor, de criticar! Con lo que cuesta hacer todo y los buenos ratos que das.

    ResponderEliminar
  4. Yo es que hubiera escrito esto de otra forma,... no es por criticar eeehhhhhh?... que está muuu bien, peeeeeeeeeroooooooo....

    XD

    Un abrazote!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?

Según el mundo en el que vivas puede que las noticias más importantes sean que Cristiano Ronaldo se ha “enfurruñao” con sus compañeros. O que Isabel Pantoja sale de la cárcel. Que a Paquirrín, Pantojín Jr,  habría que meterle en la cárcel por la música que hace, y que la próxima semana seguiremos hablando del gobierno.


Pero en otros mundos, que también los hay, no saben si Paquirrín es el próximo Presidente. Si les dicen que Cristiano Ronaldo está en la cárcel, no sabrán de quién le hablamos y no les extrañaría que Pantoja fuera la máxima goleadora de la liga de fútbol, o participará en las próximas Olimpiadas o si se ha “enfurruñao”.

Las noticias que, como ahora se dice, hacen arder las redes, puede que no merezcan ni una línea en “The Country” (El País en Estados Unidos) o un comentario en “The Reason” (La Razón de UK)y ni siquiera dirán nada en “Antenna Three” de Australia. Mejor te cuento algunos ejemplos

¡Qué haríamos sin vosotras! 10 cosas que existen gracias a las mujeres

¡Menuda historia! ¡Qué injusta ha sido con las mujeres! Los historiadores venga a hablar de señores que han hecho poco, tirando a nada. Por ejemplo, la de reyes que hay en los libros de historia. Todos con el mismo nombre, pero con su numerito (como las señoras mayores en el mercado… cuando no se cuelan). Felipe I, II, III, VI (el del Atleti Ortiz) y González (no es rey pero vive mejor que ellos), o Papas... Hay hasta 16 Benedictos y 23 Juanes... ¿Y las mujeres qué? ¿Cuántas Juanas famosas hay? Sólo dos. Una que terminó loca del todo y la otra, la del arco (y sin flechas), quemada en la hoguera. Qué malamente se portan con las mujeres.

Como os iba diciendo, no se ha dado importancia al papel de la mujer en la historia. Han pasado de vosotras completamente. Si no fuera por las mujeres, el mundo sería muy distinto. Y no es sólo con vuestro papel de madres, que también. Es mucho más que eso. Y como alcalde vuestro que soy, os voy a dar la explicación que os debo.


Imaginad por un momento qu…

Cosas de los americanos

Según los americanos muy americanos, el resto de americanos deberían irse fuera de América… Aunque los otros sean más americanos y desde hace mucho más tiempo.
A ver si me explico. En el post de hoy os voy a contar cosas de los americanos de Estados Unidos. No de todos y cada uno de ellos porque sería un post larguísimo y tampoco los conozco a todos. En mi defensa tengo que decir que tenerlos a todos de amigos de Facebook no sería muy práctico… Roberto Carlos, el que no jugaba al fútbol, decía que quería tener un millón de amigos, pero es que 300 millones (4 mil billones, según los organizadores), ya me parecen muchos para invitarles a un cumpleaños.
A pesar de no conocerlos a todos, me voy a arriesgar y os voy a contar algunas cosas sobre ellos.
Son grandes Muy grandes. Muchos de ellos son 3D. Alto, ancho y más anchos. Por eso necesitan esos coches tamaño autobús. Como tuvieran que aparcar en Toledo con un coche de los suyos, iban listos. Y es que no son mucho de andar, ni de hacer ejerc…

Vuelve la vuelta al cole

Quizá el título no lo aprobarían en un periódico serio. También es verdad que cada vez quedan menos periódicos serios. Realmente,  tampoco es que haya demasiados periódicos y es mejor no tomarse las cosas demasiado en serio.
El caso es que estamos otra vez con la vuelta al cole. Cualquier producto es bueno para aprovechar la idea. Aquí no tenemos muy claro cuál es el público potencial. ¿Los padres? ¿Los profesores? ¿Los tiernos infantes? El caso, es que no está mal de precio.


Hoy vamos a hablar de las cosas que pasan cada vez que nos referimos a la vuelta al cole. Es como la vuelta a España. Tiene cuestas, gente sufriendo, uniformes… pero aquí no te puedes echar la siesta como cuando ves el ciclismo.

10 superpoderes que me gustaría tener

Hace tiempo os decía que no me gustan los superhéroes. Sigo en mis trece. No me gustan. Ni ellos, ni sus películas, ni sus series de televisión, ni los cómiz (sí, lo escribo como suena, ¿qué pasa?), ni sus trajes, ni sus problemas y movidas. Que todos tenemos problemas y no vamos disfrazados de mamarrachos por la calle… ¿o sí?

Sinencambio (también se escribe como suena… mal, pero así suena), sí me gustaría tener algunos de sus superpoderes. Y no, seguro que no acertáis con mis preferidos.
Estoy convencido de que todo el mundo diría que le gustaría volar (pues no hace frío arriba), o ser invisible (y nada más que los utilizaríais para hacer maldades o ver a la gente sin ropa ni nada) o tener la fuerza de los mares, o el ímpetu del viento (creo que me estoy confundiendo de canción).

¿Quieres saber qué superpoderes me pido? Vamos allá.