Entradas

Mostrando entradas de enero, 2017

¿Miedo yo? Pues un poco sí, pero poco

Imagen
Hace unos meses os contaba en el blog cosas que dan más miedo que Jalogüín , como una carta del  Ministerio de Hacienda o las actualizaciones del ordenador. Pero en realidad hay cosas que dan más miedo. Y a más gente. Y es que todos somos un poco cobardes gallinas capitán de las sardinas. Y así amiguitos es como algunos todavía siguen insultando a los que tienen miedo. Las gallinas tenemos claro que no son muy valientes, pero ¿Qué tenéis en contra de las sardinas? Y menos de sus capitanes. Ella por lo menos no tienen claustrofobia y se meten en una lata (quiero pensar que no por iniciativa propia) y saben nadar en el mar, y donde cubre. Mucho. Muchos valientes ni siquiera se meten en la piscina.  No pasa nada por tener miedo. La moda esta de superar los miedos y salir de tu zona de confort, que no, no es la salita, que parece que están hablando decoradores de casa. Pues no lo puedes evitar y tienes miedito. Os voy a hablar de las cosas que a mucha gente le acon

¿No se os está haciendo largo lo de Trump en la Casa Blanca?

Imagen
A él también. De verdad. Lo ha dicho nada más llegar. Y no hace más que repetirlo. Que vaya rollo, que yo he venido aquí a mandar y todo el mundo me dice lo que tengo que hacer, que si no puedo invadir países, que no puedo apretar el botón nuclear, que no puedo despedir a todos en la Blanca… Que si lo llega a saber no se presenta. ¿Os preguntaréis que cómo me he enterado de esto? Lo siento, pero no puedo revelar mis fuentes. Tendría que mataros a todos y ya bastante tenemos con lo que nos ha caído encima como para ponerme a iros buscando uno por uno. Que algunos vivís muy retirado y me iba a salir la broma por un pico.  Perdón, creo que me ha poseído el espíritu de Trump… Por si no lo sabíais ya ha tomado posesión… O sea que estamos todos poseídos también. ¿Queréis saber algunas de las cosas que le han pasado a Trump en estos días? Ya os aviso que son noticias que no quieren que sepas, lo van a intentar ocultar todo. Ni siquiera los medios más influyentes y ser

Mi infancia son recuerdos de un patio del colegio o el reencuentro

Imagen
El patio de mi colegio era particular y cuando llovía se mojaba como los demás, pero no había huerto, claro, ni limonero, ni nada (igualito que el de Machado que lo tenía a todo confort). Sólo porterías de balonmano y fútbol sala, y fútbol, y rugby y tenis de mesa, voleyball, y todo lo que se te ocurriera. También hay canastas de baloncesto, y un montón de rayas. De las que se pintan en el suelo, aunque de las otras seguro que también había, pero no nos dábamos cuenta, porque éramos muy pequeños, y el patio era muy grande. Ahora el patio es mucho más pequeño, o nosotros somos más grandes… El caso es que todo esto viene porque hace unos días, volví a ver a uno de mis amigos de la infancia. Esas cosas típicas que pasan. Que los que vuelves a encontrar por Facebook. ¿Qué es de tu vida? Por aquí todo bien. A ver si quedamos. Tenemos que vernos. Claro que sí. Dame tu teléfono que te añada al “guasap”. Ya estamos conectados. De verdad que tengo muchas ganas de verte. A ver s

10 consejos para no enfadarse o el año en el que no habrá rebotes

Imagen
Todos los años comenzamos con nuevos deseos, proyectos, ilusiones (qué mala rima tiene la palabra) y a veces hasta con una lista con todo lo que queremos hacer el año que entra. Por cierto, ¡Feliz Año a todos! Lo de aprender a fumar en inglés mientras vamos al gimnasio ya lo he probado otros años. Incluso he llegado a dejar de fumar e ir a hacer deporte en un sitio en el que sólo me hablan en inglés (suck this tangerine, o lo que viene siendo en idiomas, chúpate esa mandarina). Pero mi propósito de este año y sobre el que os voy a dar algunos consejos es el de enfadarme menos. No es que a partir de ahora me vaya a vivir al país de la piruleta, Glorieta de la Gominola, pero al menos voy a intentar cabrearme mucho menos… Y os voy a contar cómo voy a hacerlo, por si os ayuda.