Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2014

Las máquinas cada vez más inteligentes… ¿Y nosotros?

Los cacharros son cada vez más listos. Las neveras te avisan que hay que comprar leche, los coches ya no necesitan conductor, el navegador te dice cómo llegar más rápido a cualquier sitio, hay gafas inteligentes (no confundir con la gente que cree que es inteligente por llevar gafas).
¿Sabíais que Rajoy se teñía la barba de blanco para parecer más interesante? Yo tampoco.
Hay aplicaciones para avisarte de corregir tu postura corporal (como llevar al lado a tu madre pero sin la colleja y el ¡Ponte derecho! ¡Coño ya!). Los teléfonos ya no sirven para hablar (sólo), la tele graba tu serie favorita… Pero y ¿nosotros?  ¿Somos más tontos por culpa de los cacharros? Algunos diréis que sí, otros que no. Como la parrala, pero en versión tecnológica.


No tengo claro si somos más listos o más tontos. Yo os dejo algunos ejemplos y luego ya vosotros decidís. La fiesta de la democracia en versión blog lo llaman. Ya sé que la jornada de reflexión fue el domingo pasado y era para otra cosa. Pero es que…

Por el cambio, vota a los de siempre

Podría ser perfectamente la frase electoral de cualquier partido. Y se quedarán tan anchos. Vótame, para seguir sin hacer nada por ti. No votes a los otros que son “mu malísimos”. Si votas a los otros, no van a hacer nada. Nosotros tampoco, pero al menos ya nos conoces. ¿Los nuevos? No tienen ninguna experiencia y no saben cómo funciona la política. Yo sí que soy bueno, bueno… Y así andamos.

Y es que otra vez estamos en periodo electoral. Esa época del año en la que los políticos se arriman (poco) a la gente y piden que les elijas a ellos. Es el momento en el que te prometen que harán algo que no cumplirán (como los niños cuando dicen que nunca más se harán pis) o te explican que no pudieron hacerlo por culpa de los que estuvieron antes (es que Manolito no me ha dejado los apuntes y no he podido estudiar)…

Pues ahora hay que elegir los que gobiernan en Europa, pero suelen pasar las mismas cosas en todas las elecciones. Vamos a repasar unas cuantas:
Antes de las elecciones
Con el número Un…

¡Feliz Selebreison!

¿Hay gente a la que nos le gusta cumplir años? Peor para ellos. La alternativa a no cumplirlos, no es lo más recomendable. Y no me digáis el caso de las folclóricas. Ellas cumplen años. Muchos. Todos. Lo que pasa es que no lo cuentan.

Otros no es que no quieran cumplir años, lo que no quieren es que se enteren los demás o no celebrarlo. Ya sea por no pagarse unas cervezas, o ensaladas de cosas raras con alcohol (también llamados gin tonics), o porque no les mola llamar la atención… ¡Pero hombre! (o mujer, pero es que la forma de hablar es siempre con el hombre). Si es sólo una vez al año. Ni un día más, ni menos (ahora vendrá el listillo comemocos y dirá algo sobre años bisiestos…)
Vídeo o vídea dedicado o dedicada a todos y todas vosotros y vosotras
Voy a intentar convenceros para que hagáis una selebreison as God sends (celebración como Dios manda, para los que sabéis hablar inglés… los que no sabéis, no hacía falta traducción). Primero veis las razones y luego ya me contáis.
Nací en …

¿Viva los novios?

Cuando creías que todo el mundo a tu alrededor se había casado; que ya no quedaba nadie soltero, te siguen invitando a bodas. Esos amigos que llevan más tiempo juntos que los Rolling Stones, se casan. El primo pequeño, Eduardín, con 39 añitos, también. ¿Ese amigo que pensábamos que nunca encontraría a nadie? Bueno, ese sigue soltero, pero también le invitaron a una boda…. Si se casó Alaska, y con quién lo ha hecho. Todo puede pasar.

Bueno, pues como iba diciendo. Que ya te han invitado a la boda y has dicho que sí. Ahora viene el regalo. Como los tiempos avanzan que es una barbaridad, te dan el número de cuenta. A más de uno de les he domiciliado la luz, el Interné, y el Canal Plus. Ya verás que risa cuando se den cuenta. 

Y llega el día. Y te peinas, te duchas (es lo que tiene ir a las bodas) y te pones el traje (y no vale el de Casillas o el de Batman). Pero no acaba ahí la cosa. Vas a la iglesia o al juzgado, o donde quiera que se celebre. Saludas a los familiares y/o amigos (depend…