Ir al contenido principal

¿Fa, es lejos en inglés y re, selvático animal?



¿Os acordáis de la película que incluye esta bella tonada? Si ya nos liábamos con el inglés, esta canción también nos jode el español.  Y no acaba ahí la cosa…realmente, ya empieza mal. En vez de poner el título de la película como es debido, el señor que se encargó de ¿traducir? El Sonido de la Música (título original en inglés), no se le ocurrió poner otra cosa que decir  ¿Y si ponemos Sonrisas y Lágrimas?  Y van y le hacen caso. Si la caga con el título ¿qué no se le ocurriría para joder todas las canciones también?  

Ahí te ves, hablando de cine con guiris y cambiando los títulos de las películas. Cuando me preguntaron unos amigos daneses si había visto The Sound of Music, yo les miré como las vacas al tren.  Ni idea de qué estaban hablando… hasta que me cantaron la cancioncilla y ahí estaba yo (presumiendo de saber de cine) y con mi mejor acento inglés de Carabanchel Bajo  (mucho más sofisticado que el Alto).  “Ah sí Smiles and tears!”. (No se os ocurra repetirlo si no queréis que se descojonen).

¿Y todo esto a qué viene?  Pues realmente no tiene mucha relación con lo que paso a relatar a continuación, o quizá un poco sí, pero sólo en parte.  El caso es que escuchando canciones viejunas en Spotify (según mi padre, el “putifai”), me he acordado de algunas en inglés que cantaba (o trataba de hacerlo) sin tener ni idea de lo que decían.  Ahora entiendo un poco más, pero tampoco mucho más, de lo que dicen.  De todas maneras hay algunas en español que tampoco las comprendo del todo (Georgie Dann, has hecho mucho daño, ¡mamón! Sólo tenéis que ver este ejemplo).  Os pongo la letra, no quiero torturaros con el vídeo.  



Pues eso, ¿Quién no ha cantado canciones en inglés diciendo únicamente forever and ever, “chugueder”?  También está el guachi, guachi, pero es menos sofisticado.  Cuando sabes lo que dicen, casi siempre te gustan menos.  ¿Habéis visto la letra traducida de alguna canción de los Beatles?  Aquí os dejo una.



Toma ya poesía. Y que conste que me encantan los Beatles, aunque no tanto como mi grupo preferido, los maravillosos Milli Vanilli (¡Qué voces! ¡Qué saber estar! ¡Qué sinvergüenzas!).  Estos son como la mayoría de nosotros al intentar cantar en inglés, mueves la boca, pero…  Al menos estos morenazos sabían bailar. Dentro vídeo, por si no os acordabais de ellos. 


Como iba diciendo, el Spotify te encuentra casi todo tipo de música. Hay hasta un concierto de El Fary en el Madison Square Garden con los “Airon Meiden”, o el álbum inédito de sevillanas de Leonard Cohen (con qué alegría canta el prenda) y no quiero olvidarme del disco de rancheras de Mick Jaeger.  Por cierto, si vais a buscar estos tesoros ya me los he bajado yo y seguro que ya no están. 

Al final Spotify es como el armario de la ropa.  Tienes mil camisas, camisetas, “jerseles” y 20 pantalones (si eres tía, son blusas.  ¡Qué palabra más horrorosa!), pero al final siempre te pones lo mismo.  Tienes toda la música a tu alcance, pero al final siempre escuchas las mismas canciones.  Sí, hasta esas que nunca confesarías que te gustan.  Las que no pondrías en el “radiocasete” del coche si vas acompañado.

Yo como soy un tío muy tolerante, respeto los gustos de todo el mundo.  ¿Habéis oído a alguien que diga que tiene mal gusto? Quitando a Pedro J. Ramírez y Agatha Ruiz de la Prada, claro está. En la música también, pero hay cosas que nunca pondría en las listas de mi “putifai”.  El heavy me resulta un poco cansino (tengo alergia al metal y esto es verídico), la Tuna (otros señores mayores con mallas y encima sólo tocan la pandereta y dan brincos), el Rap (hacer rimas mola, pero me gustó más el libro) y tampoco incluiría a los Secretos (para cosas tristes ya están los telediarios).

Las que siempre estarán en mis listas son “Chivirugüey” de los “Re Jot chili pepe” (cortesía de mi compañero Patri) 



Y por supuesto la versión búlgara del Ken Lee (sponsored by Carlos Arias, que me estará escuchando)
 



Bueno, chavales, después de este despliegue de canciones, inglés, putifay y otras hierbas, va siendo hora de cerrar el Chiringuito.

“Japy Niu Yiar”!  (que sepáis que está permitido felicitar el año hasta finales de enero, según fuentes bien informadas).

 

Comentarios

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

¡Qué haríamos sin vosotras! 10 cosas que existen gracias a las mujeres

¡Menuda historia! ¡Qué injusta ha sido con las mujeres! Los historiadores venga a hablar de señores que han hecho poco, tirando a nada. Por ejemplo, la de reyes que hay en los libros de historia. Todos con el mismo nombre, pero con su numerito (como las señoras mayores en el mercado… cuando no se cuelan). Felipe I, II, III, VI (el del Atleti Ortiz) y González (no es rey pero vive mejor que ellos), o Papas... Hay hasta 16 Benedictos y 23 Juanes... ¿Y las mujeres qué? ¿Cuántas Juanas famosas hay? Sólo dos. Una que terminó loca del todo y la otra, la del arco (y sin flechas), quemada en la hoguera. Qué malamente se portan con las mujeres.

Como os iba diciendo, no se ha dado importancia al papel de la mujer en la historia. Han pasado de vosotras completamente. Si no fuera por las mujeres, el mundo sería muy distinto. Y no es sólo con vuestro papel de madres, que también. Es mucho más que eso. Y como alcalde vuestro que soy, os voy a dar la explicación que os debo.


Imaginad por un momento qu…

10 cosas positivas de la caída de Whatsapp

¿No hay guasap? ¿Ni Instagram? ¿Qué se ha caído Facebook? ¿Desde muy alto? ¿Se ha roto? Es muy posible que vivas en otro planeta y no te hayas enterado de que la semana pasada Facebook, Messenger, Instagram y WhatsApp tuvieron algún problemilla durante unas horas. La gente entró en pánico. Hubo familias que no pudieron ver el último vídeo del nieto tirando los macarrones. ¿Cómo sabremos ahora si toda esa gente que publica fotos de comida está viva? Personas que no pudieron criticar al partido al que nunca votarán… Incluso alguno tuvo que hablar, ¡en persona! con sus amigos. Pensaréis que exagero, pero hubo gente que descubrió cómo funcionaba un libro. Que en su casa vivía más gente, sí, personas humanas, incluso que se puede vivir sin tener que contestar en menos de un minuto a ese mensaje poniendo jajajaja (los hay que ponen ajajajaj y no se sabe si están riendo o ahogándose). Es mejor pensar en positivo, nunca en negativo. No hay necesidad de pasar un mal rato. Y como todo tiene su pa…

Estar malito no es estar o cosas que pasan cuando estás enfermito

Dicen que el cuerpo humano es muy sabio. No sé en qué se basan, pero hay gente muy lista que lo dice y tampoco es plan de empezar el año (por cierto ¡Feliz 2016!) llevando la contraria a la gente. Pues debe ser el cuerpo de los demás, porque lo que es el mío no es muy listo que se diga. ¿Pues no va y se pone malo en vacaciones? En plenas Navidades, cuando más rico está todo, y te pones hasta arriba de turrón, mazapán, y bolitas de anís (como el ratón de Susanita).
Y es que estar malito no es estar. Como la canción de Sergio Dalma. Y cuando te encuentras mal se te pone la misma voz que al cantante de canciones musicales. Ronca, muy ronca. Pero no tienes ganas de cantar, ni de bailar pegado, ni despegado, ni ná de ná.

Y es que una navidad sin un constipado, una pequeña gripe, una indigestión, resaca o aunque sea un padrastro, no es Navidad. ¿No os habéis fijado que en le tele sólo había anuncios de colonia o de medicinas? Casi todas para gente con la nariz tapada. La colonia para oler b…

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


10 superpoderes que me gustaría tener

Hace tiempo os decía que no me gustan los superhéroes. Sigo en mis trece. No me gustan. Ni ellos, ni sus películas, ni sus series de televisión, ni los cómiz (sí, lo escribo como suena, ¿qué pasa?), ni sus trajes, ni sus problemas y movidas. Que todos tenemos problemas y no vamos disfrazados de mamarrachos por la calle… ¿o sí?

Sinencambio (también se escribe como suena… mal, pero así suena), sí me gustaría tener algunos de sus superpoderes. Y no, seguro que no acertáis con mis preferidos.
Estoy convencido de que todo el mundo diría que le gustaría volar (pues no hace frío arriba), o ser invisible (y nada más que los utilizaríais para hacer maldades o ver a la gente sin ropa ni nada) o tener la fuerza de los mares, o el ímpetu del viento (creo que me estoy confundiendo de canción).

¿Quieres saber qué superpoderes me pido? Vamos allá.

San Patricio ¿Por qué?

No era irlandés, no se llamaba Patricio y los méritos que se le atribuyen tampoco están muy claros. Nació en Escocia, se llamaba Maewyn y lo de expulsar a las serpientes de la verde Irlanda… hummm. Es como si a San Isidro le atribuyéramos que expulsó a los canguros de Madrid, a San Fermín que no haya llamas en Pamplona o a San Mamés que hayan desaparecido los diablos de Tasmania de la ría de Bilbao.
¡Empezamos bien!  De verdad que no tengo nada en contra de este hombre. Es más, incluso me cae bien, como casi todos los santos, sobre todo si en su día es festivo.  No he tenido el gusto de conocerle, y me parece estupendo que sea un día dedicado para darse a la bebida (como los peces del Villancico, los irlandeses beben y beben y vuelven a beber… y no sólo durante San Patricio), pero creo que nos estamos pasando con la celebración.  Es una de las fiestas más internacionales del mundo y se me ocurre porqué.  Básicamente consiste en hacer un desfile con gente vestida de verde y beber (alco…