Ir al contenido principal

Rivales y sin embargo enemigos



Estamos acostumbrados a que cada vez que se juega el clásico (para el que no le guste el fútbol, es cualquiera de los partidos en los que se enfrente el Barça y el Real Madrid, o el Real Madrid y el Barça, que hay muchas suspicacias), tengamos horas y días de televisión y radio, miles de artículos sobre los jugadores, las tácticas a utilizar, las declaraciones de los entrenadores, de los presidentes, de las abuelas de los masajistas, y de los peluqeros de las estrellas (¡lo prometo!)…Y todo ello antes y después del partido.  

Hasta aquí, todo más o menos normal, o no.  Pero es lo que hay y estoy convencido que si es así, es porque hay un público que lo pide.  Siempre puedes apagar la tele o poner canales en los que no hay más pelotas que las de Clint Eastwood, o de cualquier película en la que salgan tíos duros.  Vemos a aficionados de cualquiera de los dos equipos berreando y peleando con la afición rival. Ojo, hablo del Madrid y el Barça porque son los equipos con más seguidores y acaban de jugar entre ellos.  De esto no se libra nadie, los hay de todos los colores y sabores. También los hay en el Atleti, Levante, Salamanca…. Incluso se justifica la violencia porque un entrenador haya dicho tal o cual cosa, o por que un jugador haya realizado una entrada violenta o simplemente porque de eso se trata la rivalidad.

¿Te imaginas que esto pasara en otros asuntos?  Vamos a poner algunos ejemplos que podrían darse en otros campos.   Estas serían las noticias. 

IT
Ultras violentos dan una brutal paliza a un grupo de fans de iPhone.  “Iban provocando con su mierda de teléfono. Ese que rima con por el culo Telecinco”, declaró JLG del Frente Android. “Además llevaban todos gafas de pasta y camisetas de Steve Jobs”.  “Que vayan como quieran pero que no lo hagan por la calle” declaró el líder de los radicales. 

Música
Seguidores de Wagner y Beethoven se citan por Internet para organizar una batalla campal.  “Wagner cabrón, saluda al campeón” y “Vete al teatro, Beethoven, vete al teatro” o “Eres el Justin Bieber de la música clásica” fueron algunas de los cánticos que se escucharon antes de las peleas.
También se han visto momentos de tensión en Albacete donde coincidieron Bustamante y Bisbal. “¿A quién se le ocurre juntar a estos dos cantantes con el peligro de grupos violentos?  Es como juntar a seguidores de Parchís y Enrique Ana.  Una temeridad”, declaró el Defensor del Buen Gusto.

Cine
En el pasado festival de Sundance se registraron altercados entre fans de Robert de Niro y Al Pacino en la presentación de la película Dos mafiosos amorosos.  Seguidores de Penélope Cruz y Maribel Verdú se enzarzan en un cruce de descalificaciones en el pasado Festival de San Sebastián. “Es normal que haya actos violentos” apuntó el portavoz de Cine de Barrio. “¿En qué cabeza cabe juntar a estas dos actrices en el mismo evento?  Lo extraño es que no hubiera más heridos”. 


Deporte
“Cruce de descalificaciones en la carrera popular de Argamasilla de Alba entre “Adideros” y Nikistas”.  “¿Estamos locos o qué, mezclando a estas bandas en algo que debería ser la fiesta del deporte” explicó el portavoz de la plataforma “¿Deporte de quién?".

Ocio
Fumadores de Fortuna y Marlboro protagonizan una pelea en la terraza del Bar Manolo.  “Le pedí un cigarro a una joven y no se le ocurre otra cosa que darme un Marlboro Light…. A mí que no fumo otra cosa que Fortuna mentolado… Tenía ganas de liarla y se notaba que quería guerra. Así que no me quedó más remedio que empezar la pelea”, declaró el agresor. 

Playa vs Montaña
Benidorm, 12 de la mañana.  Montañeros ataviados con sus mochilas, la tortilla y el jamón provocan a los veraneantes de la playa con gritos de “Vosotros bañistas, sois los terroristas”, a lo que los playeros respondieron “Illa, illa illa, me chupas la sombrilla”. Los antidisturbios no tardaron en hacer acto de presencia para calmar los ánimos y de paso dar unos cuantos porrazos.  “Ya que estábamos allí, aprovechamos el viaje”, declaró el portavoz de la plataforma “Hostias sin fronteras”.  

Centros comerciales
Compradores habituales de Mercadona se manifestaron en la puerta de El Corte Inglés de Preciados con pancartas tales como “Ese Corte Inglés, que hijoputa es” o “Tu sigue comprando, te siguen engañando”.  En vista de las provocaciones, los seguidores de El Corte Inglés organizaron un acto al día siguiente y portaron pancartas con los siguientes lemas: “Mercadona, pobres y meonas” o “Hacendado, yonkis y gitanos”.

Gourmets
El pasado sábado en la fiesta de la tapa rancia de Colmenar de la Colmena se registraron incidentes entre los amantes de la tortilla con cebolla frente a los que detestan la planta herbácea (venga ni disimuléis, que sé que habéis preguntado a Don Google para ver qué cojones es una cebolla).  “Los de la cebolla, me tocas lo que rima”. El enfado de los “cebollinos” fue monumental y tuvieron que intervenir los cuerpos de Seguridad y fuerzas… estooooo… las fuerzas de los cuerpos de seguridad… la policía, ¡coño ya!

Menos mal que esto es sólo una broma… o no… Al menos en política y religión no pasan estas cosas… ¡oh wait!

Comentarios

  1. Últimamente es así en todo, parece que se busque problemas y discusiones donde no las hay. En cuanto al Barcelona y los seguidores que utilizan las gradas del Campo Nuevo (aquí y en la China) como siempre no darles importancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. You are right Silvia. Pero quiero mantener el blog lo más apolítico posible, no como otros ;)

      Eliminar
  2. Yo en cine apuntaría una probable (y divertida): seguidores de la guerra de las galaxias contra seguidores del señor de los anillos. Sí, sé que fundamentalmente son los mismos. Pero si en una convención alguien preguntara cuál de las dos es la mejor película de la historia, acabarían a palos (espadas láser contra flechas élficas) seguro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el argumento de un episodio de Phineas & Ferb XD

      PGR

      Eliminar
  3. Berti. Más razón que un santo. Igual que seguidores de El Padrino. Guerra campal entre los que piensan que la primera es mejor y los "fanes" de la segunda.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


Yo os maldigo, jodíos móviles

No sé si os acordáis de Charlton Heston en El Planeta de los Simios en la escena final, más cabreao que una mona y “maldijiendo” a todos. Pues yo igual, maldigo a los móviles, que tienen la culpa de todo lo que sucede. Antes no había teléfonos inteligentes, ni siquiera un poco listos, y no pasaba lo que está pasando ahora. Si no, cómo os explicáis, que haya llegado Trump a ser Presidente. Pues por los móviles.

Y no sólo lo digo yo. También lo dicen los programas de la tele, y los de la radio y en los artículos de revistas y periódicos (por si no lo recuerdas, son esas cosas que venden en las tiendas con hojas… las lechugas, no, lo otro).

Pues eso, que lo dice todo el mundo. Todo el día nada más que “de mirar” el móvil y no hacemos otras cosas, no como antes que hacíamos…. por ejemplo… Dejadme pensar y ahora vengo.

¿Si pruebo con poesía aunque sea sólo un día?

En el blog he escrito sobre muchos temas. 6 años dan para muchas chorradas.  Cosas que me ocurren, otras que me podrían haber ocurrido, alguna que otra invención, noticias, entrevistas de actualidad, temas candentes (que vete tú a saber qué significa candente… Es algo sobre cómo cocinar los espaguetis para que queden perfectos ¿No?).

Pero nunca he escrito poesía. Jamás. Never, ever. Ni en el blog, ni en un cuaderno, ni ná de ná. Ni siquiera en el cole cuando me gustaba una niña (que se llamara Carlota, no ayudaba en las rimas), o en las puertas de los baños cuando era adolescente, que es cuando se escriben poesías con sentimiento.

Alguna vez tenía que ser la primera. Así que vamos a intentarlo, pero eso sí, no pidáis virguerías… No esperéis sonetos, romances, o versos enciclopédicos (o como quiera que se llamen los versos)… Eso sí, también prometo que no voy a tirar de rimas fáciles, usando el número 5 o con agua Bezoya y partes del cuerpo masculinas.

Dejadme que utilice algunas licenc…

Las cosas de la edad

Hace unos años un grupo llamado Modestia Aparte, también conocido como “molestia, aparta”, “cantaba” una canción llamada Cosas de la Edad. Digo “cantaba” y en el vídeo vais a entender por qué. No os perdáis la actitud del público y la voz melodiosa del “cantante”.
El caso es que las “personas humanas” nunca estamos contentos con lo que tenemos. Y entre las cosas que tenemos está lo de la edad y sus cosas. Si tenemos mucha edad queremos tener menos. Cuando tenemos pocos años, queremos tener más. Llega un momento en el que no queremos cumplir más, que incluso nos quitamos años. Un lío, ¿no? A ver si os explico bien lo de las edades del hombre, la mujer, la temporada otoño-invierno… Vamos allá. Tres meses, dos semanas, un día y un desayuno En el principio no hay años. La edad se cuenta en días, luego pasamos a semanas, meses… Que parecen condenas de la cárcel. Hay tiernos infantes que tienen 124 semanas y como no seas experto en matemáticas, no sabes si sigue en la cuna o está a punto de cas…

Carta del Ministerio de Hacienda y otras 9 cosas que dan más miedo que Halloween

Ya os conté hace mucho, mucho tiempo, cosas sobre el Jalogüín, y cómo se había puesto de moda lo de que la gente se disfrazara de calabazas, te metieran un truco, y que los niños hicieran tratos… Quizá no sea exactamente así, pero ya sabéis a lo que me refiero.
Cuando en España no había McDonalds, sí amigos, éramos un país muy pobre, y las hamburguesas se llamaban filetes rusos (lo único ruso que nos dejaban hacer en aquel entonces), la noche de Halloween no había disfraces ni truco, ni trato, ni hostias. Y el día siguiente a llevar flores al cementerio. No me digáis que no da mucho más miedo que plantar tres telarañas y vestirte de bruja piruja (siempre quise escribir lo de bruja piruja todo junto).

Y es que no hace falta que sea Halloween ni que vengan los americanos a decirte cuándo pasar miedo. Como si no tuviéramos nosotros nuestras cosas para cagarnos por la pata abajo (en el extranjero no tienen una expresión que describa el terror mejor que esta). ¿Quieres ejemplos de cosas que…