Ir al contenido principal

Señores que…

¿Os acordáis de aquellos grupos de Facebook sobre señoras? Sí hombre. Señoras que dicen "oyoyoyoyoyoyoy" cuando se enteran de un cotilleo, las que se cruzan la bata cuando van a decir algo importante, las que te interrumpen como para decirte algo importante y luego te dicen. ¿Sabes qué? ¡Que me parece estupendo! (este último me lo acabo de inventar, pero tiene que haber alguno parecido).


Había millones (según los sindicatos) y solo unas centenas de decenas (según las azafatas del telecupón).


Esperanza Aguirre, ella solita, y al hilo (¡Qué poética me parece esta expresión!) de los últimos acontecimientos, se merece varios grupos. Algo como:
  • Señoras sexagenarias que paran en mitad de la Gran Vía para sacar dinero del cajero
  • Señoras que se ponen farrucas con los agentes de movilidad y dicen “bronquita o multita”
  • Señoras que deciden que ya está bien de perder el tiempo con la autoridad
  • Señoras que rozan motos que están malamente aparcadas (para obstaculizarles el paso) pero se caen solas (las motos)
  • Señoras que dicen a la poli que si quieren algo, están en casa y que ya saben dónde encontrarlas
  • Señoras que se recorren todas las televisiones y cadenas de radio y se quejan de la repercusión mediática que tienen

Las señoras llevándose todos los honores y nosotros nada. Y aquí es donde sale mi vena reivindicativa. ¿Para cuándo los señores que…? ¿No tenemos derecho a que se ría todo el mundo de nosotros? Probablemente no nos lo tomemos con la misma filosofía que vosotras. Queremos nuestros grupos de Facebook. Hay que acabar con esta situación injusta y discriminativa… discriminante… discriminal… ¡Jodé con la palabra!  Habéis pillado lo que quiero decir ¿no?

Pues eso. Os dejo unas cuantas sugerencias de grupos de señores.

Señores que cruzan cuando no deben
¿Soy el único que se ha encontrado con señores mayores cruzando por donde se les planta? Si el paso de cebra está aquí, ellos cruzan aquí + X (10 metros más para allá). Y con esa pose mezcla entre Clint Eastwood y la mirada del tigre de Bruce Lee. A medida que te acercas, ellos van más despacio. ¡Ah! Y no se te ocurra decir ni una palabra que te atizan con lo primero que tengan a mano.


Señores que van a la playa con camisa de vestir, bañador y zapatos castellanos
No me hagáis mucho caso. No estoy muy puesto en moda, pero me da que no es la mejor manera de ir a bañarse. Cuando les veo, lo primero que pienso es que les ha pillado el marido de su amante y han salido pitando para la playa. Sin pantalones y sin calcetines.


              Señores que van en chándal y van más despacio corriendo que andando
Probablemente sean los maridos de las señoras que quedan para salir a andar. Estos señores van con todo el equipo. Muchas veces es el chándal del equipo de sus amores (aunque sea del Atleti, tendría que estar multado dejarles salir así. A mayor edad, más multa) o se les pone pinta de rapero. La pose de correr, la tienen. Eso sí, la velocidad no acompaña. Si tienes dudas en reconocerles, la respiración suena como si te cruzaras con dos o tres locomotoras antiguas.


Señores con pantalones de colores
¡Cuánto daño ha hecho el yerno del Rey! El rubito también, pero digo el otro. El que tiene la cara más larga que el pasillo de un hospital. El de los pantalones de colores. Cada vez de un color, eso sí, pero qué colorcitos. ¿Pantalones amarillos? ¿Verdes? ¿Rojos? Pues hay gente que también los usa… y algunos los planchan con una raya con escuadra y cartabón. Pero vamos, no me hagáis mucho caso… el que no entiendo soy yo.


Señores que discuten con su mujer en El Corte Inglés
En El Corte Inglés están los señores que trabajan (me refiero a los que trabajan allí), los que compran solos y están más felices que perdices, los que llevan las bolsas a su mujer y ejercen de sujetadores (de ropa de la esposa, de las bolsas…) y los que discuten con ellas. En muchas ocasiones los señores sujetadores se transforman en discutidores. Otras veces ya vienen cabreados de casa y entrar en el reputado (esto quiere decir que es bueno, que a algunos os lo tengo que explicar todo) establecimiento, es ya la gota que colma el vaso.  


Señores con la camisa desabrochada a la altura del ombligo
¿Por qué? ¡Abróchese por Dios! No tenemos necesidad de ver algunas cosas por la calle. Otra cosa sería si estuviera actuando en el grupo de baile de Carmen Miranda y se les perdona el pecado. Pero en cuanto termine el espectáculo, póngase algo por favor.


Señores a los que se les cuelan todas las señoras que…
No están en su hábitat y se les nota. Se les ha colado todo el mundo y aún sigue buscando la forma de pedir la vez en el mercado o en el súper. Y cuando llega su turno. ¡Nuevo error! Miran el papelito de los recados que les ha dado su mujer… y ahí aprovechará una señora. Sí, de estas señoras que se cuelan en la cola de los supermercados.


Señores que con la edad van pareciendo señoras
¿Os habéis dado cuenta de que hay señores famosos que se les va poniendo cara de abuela? No es que les crezca el moño ni las agujas de hacer punto, sino que son todos iguales. Yo creo que es por las drojas y las cirugías. Camilo Sesto todavía no se parece a Camilla, la churri del Príncipe Charles, pero está en ello. Paul, lo tuyo ya no tiene vuelta atrás. 


Señores que tienen el pelo color caca de niño recién nacido.
Rajoy o Nicolas Cage… Sí, tienes 50 años y ni una sola cana… en la cabeza. La barba es blanca, pero el color del pelo es… infame. Señores de Farmatint, “Yusformen” o lo que se pongan estos señores. ¡Hagan algo! ¡Rápido!  


Señores que meten tripa cuando ven a una maciza en la playa
Niña, ¿Te quieres dar prisa? ¿No ves que llevo metiendo tripa durante 1 minuto y estoy a punto de “ajogarme”? Si no habla, mira fijamente a una maciza y tiene pecho palomo, no lo dudes. Está metiendo tripa.


Se me ocurren algunos más, pero tampoco es plan de abrumar. Os dejo la idea y vosotros ya si eso, se lo decís a los señores de Facebook.

·  Señores que se hipnotizan con un escote y llaman golfas a las que llevan minifalda
·      Señores que dicen que en sus tiempos no pasaban estas cosas
·      Señores que siguen diciendo sala de fiestas a los garitos.
·      Señores que sólo leen el AS y el Marca pero son expertos en todo
·      Señores que no paran de toser, pero no es por el tabaco
·     Señores con muchos dolores que no van al médico porque tampoco es que duela tanto
·       Señores que se echan una cabezadita de cuatro horas en el sofá
·       Señores que no saben sumar pero te ganan siempre a las cartas
·       Señores que arriman cebolleta con las jóvenes en las bodas
·       Señores que te dicen que no está roto sino que no funciona
·    Señores que están hartos de que haya señoras que, pero que no haya señores que…


Creo que se me está yendo de las manos. Mejor lo dejamos así y no hablamos más. Señores que se despiden en el blog como si estuvieran hablando con los lectores….

Comentarios

  1. Javi, te quedan algunos más, como por ejemplo: Señores que siempre le dicen a su mujer "Si querida lo que tu digas". Todo ello con el fin de no discutir. Por lo demás, genial.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

La generación gominola o estos chicos no aguantan ná

Los jóvenes de ahora no aguantan nada. Son muy blandos. Cuando yo era joven… Y detrás de estas tres frases prepárate para escuchar toda clase de exageraciones variadas.  Aunque esto no es nuevo. Va pasando de generación en generación.

Ya lo decía Aristó…. ¿O era Platon? Bueno, algún señor con barbas, túnica y sandalias que decían cosas que te hacían pensar.¿Te imaginas a Rajoy de esa guisa diciendo cosas que hacen pensar? El caso es que…

Como ya tengo una edad en la que puedo decir eso de que la juventud de ahora …. (inserte cualquier queja en la línea de puntos), yo también voy a aportar mis reflexiones. 

Vamos allá

Carta del Ministerio de Hacienda y otras 9 cosas que dan más miedo que Halloween

Ya os conté hace mucho, mucho tiempo, cosas sobre el Jalogüín, y cómo se había puesto de moda lo de que la gente se disfrazara de calabazas, te metieran un truco, y que los niños hicieran tratos… Quizá no sea exactamente así, pero ya sabéis a lo que me refiero.
Cuando en España no había McDonalds, sí amigos, éramos un país muy pobre, y las hamburguesas se llamaban filetes rusos (lo único ruso que nos dejaban hacer en aquel entonces), la noche de Halloween no había disfraces ni truco, ni trato, ni hostias. Y el día siguiente a llevar flores al cementerio. No me digáis que no da mucho más miedo que plantar tres telarañas y vestirte de bruja piruja (siempre quise escribir lo de bruja piruja todo junto).

Y es que no hace falta que sea Halloween ni que vengan los americanos a decirte cuándo pasar miedo. Como si no tuviéramos nosotros nuestras cosas para cagarnos por la pata abajo (en el extranjero no tienen una expresión que describa el terror mejor que esta). ¿Quieres ejemplos de cosas que…

Empanaos sin fronteras

Antes de nada vamos con la definición de empanao. Es muy probable que seas uno de ellos y no lo sepas. Es como los zombis, que no lo saben, como no tienen televisión ni van al cine... O los cansinos, que no se dan cuenta que lo son. La RAE recoge empanada mental como confusión de ideas, pero no define el término empanao.

No es aquel que está recubierto de pan rallado y huevo antes de realizar una fritura con aceite o estas guarrerías que hacen algunos con la mantequilla. Seguimos hablando de la cocina y freír cosas, que ya os veo venir y empezáis a imaginar a gente usando mantequilla para…. Paro que si no os lo estábais imaginando, ya os doy ideas. El caso es que un empanao es el que no se entera, el que está distraído, que está más pallá que pacá (esta definición no es la más técnica, pero es la que más se acerca a la definición real).

Y hay empanaos en todas partes del mundo. Aquí no hay discriminación por sexo, raza, religión, credo o avemaría cuando serás mía. ¿Pero cómo reconocerl…