Ir al contenido principal

¿Cómo están usteeeedes? Pues un poco tristes, la verdad



Salir de la cama siempre es una putada (sea lo que sea que hayas hecho dentro de ella), pero levantarte un domingo, más o menos temprano y que la primera noticia que veas es la muerte de una de las personas que más te ha hecho reír en tu infancia, es aún peor.  

No recuerdo la televisión sin algún miembro de la familia Aragón. Primero fueron Gaby, Fofó, Miliki y Fofito, luego llegó Milikito, después Rody… Pero siempre fueron Los Payasos de la Tele, los de verdad.  Ahora hay muchos más payasos en la televisión, casi ninguno de la familia Aragón, y todos sin hacerme ni puta gracia.  

Para esos niños de 30 años a los que cantaba Miliki hace más de 13 años (a ver esas matemáticas…), escuchar el famoso Había una vez, un circo, era lo más.  Lo que llevabas esperando toda la semana (así de simples éramos). Sinceramente, no recuerdo qué día de la semana lo ponían, tenía 5 añitos (sí, había tele en aquella época), pero recuerdo ver a tres señores con una camisa gris (más tarde supe que era roja) por las rodillas y otro más serio con un frac diciendo ¿Cómo están ustedes?… Todos, hasta mi abuela, aunque estuviera resfriada y se había pasado el día diciendo que estaba muy mala, gritando como una loca, ¡Bieeeeeen!



La secuencia era siempre la misma, todos y cada uno de ellos, soltaban la misma frase para que los niños perdieran la voz.  Después la actuación de algún domador, mago, alguien haciendo juegos “calamares” (como diría Miliki), la aventura con el Sr. Chinarro (aquel calvito que siempre terminaba malamente) y el cierre con alguna canción. No sé si el orden era exactamente ese, pero la aventura era tan esperada como el último capítulo de Lost (y además mucho mejor).



Da igual la edad que tengas, pero si eres español (ya sé que me leéis muchos desde fuera de España y se os agradece muchííííísimo, pero seguro que les conocéis también) has oído y cantado alguna, aunque sólo sea una, de sus canciones.  Y aquí, es donde estoy convencido, de que estos señores se metían algo para componer esas letras.  Se habla mucho de las drogas y los Rolling o Los Beatles, y toda esa panda de ye-yés, pero estos eran de la época y esas letras no se escriben con una cervecita y un Ducados únicamente.  Con todo el respeto que les tengo, estos señores se “drojaban”, esas narices postizas ocultaban algo y si no, ¿cómo es posible lo siguiente?
  • En la canción de Hola Don Pepito y Don José, dos tipos requete finos y medio chiflaos. ¿A quién se le ocurre una conversación como esta?  ¿Qué enredos tenía la abuela de Don Pepito con Don José (¿o era al revés). Sospechoso cuando menos. 
  •  ¿Y el ratón de Susanita? ¿Pero dónde se ha educado esa niña para alimentar un bicho así?  Normal, que el bicho le diera por bailar tangos y rock & roll, si le has inflado a azúcar al bicho con el chocolate, el turrón y las bolitas de anís.  En los últimos análisis tenía la tensión por las nubes y está a base de Danacol.  De Susanita no se han vuelto a tener noticias. 
  • ¿Y el auto feo? No me importa porque llevo ¿Torta? Esto lo coge Iker Jiménez y te hace un programa entero con la letra. El viajar es un placer que nos suele suceder… Vale, lo que tú digas.
  • La de los chinos de amol también tenía su miga. Ahora que se ven tantos chinos en sus tiendas de chinos, nunca he oído esta conversación. Puede ser que no lo pille porque hablan en su idioma, pero por el tono no se les ve muy enamorados. Al menos en los chinos donde yo compro.  Sólo dicen, “son tles cualenta” (todo cuesta lo mismo, independientemente de lo que compre). 
  • En el Dale Ramón, la historia termina bien, el chaval de tanto chutar fuerte, llegó a Primera División.  No sé a qué equipo, pero para mí, que nos han engañado.  En la colección de cromos nunca he visto a ningún Ramón.
  • Otra es la de la escoba y Pepe.  Seguro que el Instituto del Infante prohibiría la canción.  ¿Dónde se ha visto a alguien pedirle la escoba para darle con ella?  Pepe trae la escoba que te doy con ella.  Este Pepe, debía ser el padre de Don Pepito, que luego se lió con la abuela de Don José.
  • ¿Y qué me decís de Manuela, porompompón? ¿Qué rima con Manuela?  Pues Cazuela ¡Qué gran idea! ¡Vamos a hacer una canción sobre una cocinera que se llama Manuela y si me hace buenos guisos, yo le compro un piso!  Si no os creéis la letra, aquí la tenéis: http://seronoser.free.fr/payasos/letras.htm#manuela


¿Véis como, casi siempre, mis teorías están fundamentadas?  Estos señores eran unos cracks (y va sin doble sentido). Si habéis tenido la suerte de disfrutar con ellos, entenderéis que aunque me levanté un poco triste, siempre es mejor recordar al gran Emilio Aragón (el otro es alto, pero no es tan grande) con una sonrisa.


 

Comentarios

  1. Una completamente cierta. Sitúate en Bodega La Ardosa de Conde de Peñalver, 16, hace más de 30 años. Chicho y yo jugando por la calle junto a la casa de mi abuela que vivía en el 18. De repente sale de La Ardosa, Chinarro.
    Nos recorrimos 30 números de la calle detrás de él, diciendo:

    - nananinonainonai Chinarro cabrón, Chinarro calvo jojojojojo

    Hasta que el susodicho, pelín molesto, se dio la vuelta y casi nos calza una hostia de tres pares.
    Estoy seguro que no hace falta que te jure que era verdad.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

Yo os maldigo, jodíos móviles

No sé si os acordáis de Charlton Heston en El Planeta de los Simios en la escena final, más cabreao que una mona y “maldijiendo” a todos. Pues yo igual, maldigo a los móviles, que tienen la culpa de todo lo que sucede. Antes no había teléfonos inteligentes, ni siquiera un poco listos, y no pasaba lo que está pasando ahora. Si no, cómo os explicáis, que haya llegado Trump a ser Presidente. Pues por los móviles.

Y no sólo lo digo yo. También lo dicen los programas de la tele, y los de la radio y en los artículos de revistas y periódicos (por si no lo recuerdas, son esas cosas que venden en las tiendas con hojas… las lechugas, no, lo otro).

Pues eso, que lo dice todo el mundo. Todo el día nada más que “de mirar” el móvil y no hacemos otras cosas, no como antes que hacíamos…. por ejemplo… Dejadme pensar y ahora vengo.

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


CEO, Fundador, Máster del universo, Administrador y Portero Delantero o cómo darse importancia

¿Os podéis creer que hay gente que incluyen en sus CVs (también conocido como curriculucucú paloma) títulos, cursos, estudios que es probable, o muy posible, que no tengan o no hayan cursado nunca? Increíble, ¿Verdad? Hay algunos que incluso incluyen entre sus conocimientos habilidades que no tienen. Todos hemos leído en los curriculums, lo de nivel alto de inglés. Y ni nivel, ni alto, y lo más cerca de saber inglés es escuchar a Michael Robinson... en español. Con saber decir “gudmornin”, ya es nivel avanzado, si dicen “vulevú cuché avemua” ya tienen un francés nivel usuario. Hay algunos que acaban de montar su empresa y se hacen su tarjeta con más títulos que el Real Madrid y el Barça juntos. Son CEO, Fundador, “Entrepiernur”, Visionario, Máster del universo, Consejero y Máximo accionista de, pongamos, la empresa Pérez González y Asociados Cuando Los Haya SL. Pero hay otros, que no les gusta darse tanto pisto, o les da un poco de vergüenza mostrar todas sus habilidades y no incluyen to…

El infiernillo o no te deseo el mal pero ojalá vivas rodeado de gente que…

No sé cómo está el tema del cielo o el infierno ahora según la iglesia. Esto es como con los ministros de Educación, cada vez que hay uno nuevo cambian las leyes. Los papas hacen lo mismo. No hay cielo. Ahora sí, pero diferente, y sin San Pedro, ni San Miguel, ni ninguna otra cerveza. Ya no hay purgatorio. El infierno está privatizado y sólo funciona para los malos malísimos. Y así con todo.

Pero estoy convencido que hay un infiernillo. No me refiero al aparatejo este que servía para calentar leche, el café, o un huevo. Te recomiendo que lo uses con cuidado y que los huevos no sean de personas humanas. Es más como un sitio al que vaya gente que tampoco es que merezca un castigo divino, pero sí que se lleve un pequeño escarmiento. Un infierno pequeño. Como un rincón de pensar para los mayores, y que aprendan la lección.

¿Y quién merece ir al infiernillo? Yo voy a dar mis ideas y luego ya votamos entre todos para ver si les castigamos o no.Allá vamos.

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?

Según el mundo en el que vivas puede que las noticias más importantes sean que Cristiano Ronaldo se ha “enfurruñao” con sus compañeros. O que Isabel Pantoja sale de la cárcel. Que a Paquirrín, Pantojín Jr,  habría que meterle en la cárcel por la música que hace, y que la próxima semana seguiremos hablando del gobierno.


Pero en otros mundos, que también los hay, no saben si Paquirrín es el próximo Presidente. Si les dicen que Cristiano Ronaldo está en la cárcel, no sabrán de quién le hablamos y no les extrañaría que Pantoja fuera la máxima goleadora de la liga de fútbol, o participará en las próximas Olimpiadas o si se ha “enfurruñao”.

Las noticias que, como ahora se dice, hacen arder las redes, puede que no merezcan ni una línea en “The Country” (El País en Estados Unidos) o un comentario en “The Reason” (La Razón de UK)y ni siquiera dirán nada en “Antenna Three” de Australia. Mejor te cuento algunos ejemplos