Ir al contenido principal

Entradas

Rafaella Carrá bailando un pasodoble en un Tractor Amarillo o la música en las bodas

La música es una de esas cosas de las que todo el mundo entiende. Da igual que te guste la clásica, seas un yeyé con el pelo largo, e incluso si disfrutas con la Oreja de Van Gogh. No me voy a poner a juzgar si disfrutas jugando con orejas de señores difuntos.

Todos creemos que tenemos buen gusto musical. Pasa como con la ropa. Tú te pones unos leggins de leopardo (no os recomiendo que le quitéis los pantalones al bicho… y al leopardo tampoco) y una camiseta ajustada y vas tan elegante como para ir a un concierto (en algunos puede que tengas problemas para entrar… y para salir), o salir de compra, o incluso ir a una boda. Que a las bodas va gente muy elegante. Seguro que causas sensación.

A lo que iba. Que estábamos hablando de música y bodas. Ya puede ser el enlace de los Altomontano-Quijoso de los Valles con los Gil de Biedma-Oriol (por poner apellidos largos, que esta gente suele tener pasta) o la boda de la Jenny con el Yonatan. Siempre hay el mismo tipo de música. Que los novios s…

Animales, fauna y otras 10 cosas que se ven en el Zoo

Hace poco estuve en el Zoo. Ya sé que no es la manera más original de empezar un post, pero es que fue así. Y me dio por pensar algunas cosas que pasan, o podrían pasar allí.
Os imagináis por un momento que estáis tranquilamente en vuestra casa, en la cama. Suena el despertador; os despertáis (es lo que tienen los despertadores). Os pegáis una ducha, preparáis el café y un par de tostadas… Y todo esto visto por un montón de adolescentes gritando, abuelas corriendo con los nietos, enteradillos que creen que saben todo sobre el ornitorrinco de los Pirineos a través de un cristal o una jaula. Pues así se tienen que sentir los bichos del zoo.  Y algunos, se cabrean. ¡Normal!

Y es que un día en el zoo da para muchos pensamientos y reflexiones. Vamos allá con 10 cosas que se ven o no, en el zoo.

El inglés: 12 razones por las que ese cabrón nos tiene manía.

No es nada personal. Nos tiene manía a todos, pero sobre todo a los españoles y a los franceses. Pero bueno, que los franceses también tienen lo suyo. Y esta inquina (Santa Catalina no tiene nada que ver aquí) viene de lejos.
Pero no me refiero a un inglés en particular, que seguro que también nos tendrá manía. Os voy a hablar del idioma. Del English.Que si eres antiguo, dirás English pitinglish y te morirás de risa oyéndotelo decir a ti mismo y seguirás con guayominí twopoints y entonces es cuando te quedas sin amigos… pero esa es otra historia. El caso es que el idioma inglés en particular y los españoles en general no nos llevamos bien.

Ya os conté que los ingleses no entienden inglés, pero esto también es otra historia. Yo os voy a dar las razones razonadas de por qué el inglés nos tiene manía. No es el profesor de inglés, es la asignatura en general, que es muy mala, como la mujer de este señor.

El inglés. ¿Por qué es un cabrón? Dos puntos. Sigue leyendo y ya verás como me das la ra…

Veinte cosas que pasan siempre

¿No os llama la atención que el cumpleaños siempre caiga en el mismo día? Y ya para rizar el rizo (algún día hablaré de frases típicas) que también coincida el mes. Aquí hay tema para la gente de Cuarto Milenio La gente, la mayoría de la gente, tiene la costumbre de cumplir años cada cierto tiempo, y a mí me parece muy sospechoso que sea cada 365 días.

Hay algunos que, incluso, hacen coincidir sus cumpleaños con un sábado, para poder celebrarlo con sus familiares y amigos. Esto ya me parece demasiado. Tengo que confirmar el dato, pero es, cuando menos, sospechoso.

Sin en cambio (prometo que sigo oyendo a gente decir esto), sí que hay cosas que siempre pasan, situaciones que no cambian. Vamos con ellas.

33 tipos de malos malísimos, aunque seguro que hay más

En casi todas las películas hay malos. No suele haber muchos porque hay poco presupuesto para personajes malignos. Sin embargo, en otras películas todos son malos, hasta el presupuesto. El guion, los actores, los diálogos, pero esa es otra historia.

Seguimos con los malos. Como os iba diciendo, los malos aparecen en las pelis con cara de muchos enemigos (anteriormente era con cara de pocos amigos). Son esos que cuando salen ya te avisan con la música de que van a aparecer. Por cómo suena, ya sabes que va a salir un tipo o tipa malo o mala (prometo que es la última vez que voy a ser políticamente correcto y utilizar masculino y femenino. A partir de ahora todos son malos, así en plural y masculino). Los malos suelen fumar, están enfadados y se ríen poco, aunque cuando se ríen son un poco escandalosos.

Pero, no sólo en el cine hay malos. En la vida real también. Y aunque no sean tan malos como los que salen en las películas quería dedicarles este post. Es a ese tipo de personas a las que…

Tú también eres un friki aunque no lo sepas

¿Friki yo? ¡“Amosnomejodas”! Los raros, extraños y estrambóticos son los demás. Los otros.

Pues tienes razón, los otros son un poquito especiales… pero tú también. No es nada personal. Todos somos frikis. ¿Qué pensabas? ¿Qué sólo los que visten un poco extraño o tienen gustos diferentes son los frikis? ¿Te has parado a pensar que tú eres diferente para los demás? Ya sé que es difícil de admitir, pero así es y así te lo estoy contando.

Y os voy a razonar mi teoría.

10 cosas que nos cuentan, o no, en los cuentos

Esta vez es literal. Os voy a contar cosas que nos cuentan en los cuentos. Los de verdad. Los que nos leían de pequeños y en los que se basa el señor Sidney… (¿o es Disney?) para hacer películas. Y es que hay algunos temas que no me cuadran.

Hay cosas muy sospechosas en los cuentos. Como ver a un chino paseando a un perro o a un político viajando a Suiza. Vamos con las cosas que nos cuentan en los cuentos.