Ir al contenido principal

Veinte cosas que pasan siempre

¿No os llama la atención que el cumpleaños siempre caiga en el mismo día? Y ya para rizar el rizo (algún día hablaré de frases típicas) que también coincida el mes. Aquí hay tema para la gente de Cuarto Milenio La gente, la mayoría de la gente, tiene la costumbre de cumplir años cada cierto tiempo, y a mí me parece muy sospechoso que sea cada 365 días.


Hay algunos que, incluso, hacen coincidir sus cumpleaños con un sábado, para poder celebrarlo con sus familiares y amigos. Esto ya me parece demasiado. Tengo que confirmar el dato, pero es, cuando menos, sospechoso.


Sin en cambio (prometo que sigo oyendo a gente decir esto), sí que hay cosas que siempre pasan, situaciones que no cambian. Vamos con ellas.


Cierras los ojos y… ¡No ves nada! Te parecerá una chorrada, pero eso es así. No prometí contar cosas extrañas, son cosas que pasan, y pasan siempre… Pero vamos a hablar un poco más en serio.


1.- Las cosas se arreglan solas. El ordenador, el coche, cualquier cosa, se arregla en cuanto ven al informático o al mecánico o al señor arreglador de cosas. A mí me pasa lo mismo cuando me duele una muela. Con tal de no ver al dentista deja de dolerme todo.

2.- Los políticos siempre ganan en las elecciones. Da igual que hayan perdido todos los votos, un escaño o el móvil. Siempre ganan. Que si son los mejores, los más votados, los que más confianza generan, los que más amigos tienen en su barrio, los más chorizos… 


3.- Tras la tempestad, viene la calma. Es lo que tienen los tiempos “tempestosos”. Que se acaban. No hay mal que 100 años dure, y el tiempo todo lo cura… Mira el jamón por ejemplo.


4.- Si pone No tocar, la gente toca. Siempre. Tu pon una señal de prohibición y como si invitaras a la gente a hacer lo contrario. A que incumplan la ley. Tú fíjate la de veces que te han dicho que no te toques cuando eras joven y te tocabas. Porque te tocabas. No hace falta que respondas, pero todos sabemos que te tocabas.


5.- No te manchas nunca hasta que te ensucias. Lo único que hace falta para que algo se ensucie es que estuviera limpio. Y cuanto más limpio, más posibilidades de que se manche. Podría ampliar algo más esta teoría, pero es que todavía me queda explicar unas cuantas más cosas que pasan siempre.

6.- Los pájaros y los cristales. Siguiendo con el tema de las manchas, vamos a tratar el tema de los pájaros y su fijación con las cosas que se acaban de limpiar. Cualquier objeto que tenga un cristal (coche, edificio, gafas) es susceptible de recibir la visita de los pájaros. Y no cualquier tipo de visita. Ya me entendéis. Malo sería que te cagara una cigüeña en las gafas, pero un gorrión… 


7.- Deja de estudiar un tema y entrara en el examen. La pregunta que no te hayas estudiado y que pienses. “Esto no entra seguro”. ¡Error! No entraba en tus planes, pero en el examen…

8.- Paraguas y lluvia. El paraguas está disponible siempre, y tú lo llevas en caso de lluvia. ¿Dónde? Seguramente en otro continente o al menos en otro país. Llover, llueve, pero en otro sitio. Ahora bien, olvídate el paraguas y ya sabes lo que hay. Mirá Noé… ¿llevaba paraguas?


9.- ¿Cómo es posible que no vieras el…? Termina la frase como quieras. El agujero, el bache, el hoyo, el mueble, el otro coche… Pues no lo has visto. Pero en cualquier accidente siempre hay alguien que te dice que cómo es posible que no lo vieras… Pues sí es posible, de hecho, es lo que tienen los accidentes.

10.- Más ridículo, más gente. A mayor número de gente más posibilidad de que te pase algo ridículo. Es directamente proporcional a la cantidad de gente que te está mirando. Y probablemente termines siendo estrella de Youtube. 


11.- Para que se entere todo el mundo… dilo bajito. No, no me he equivocado. Piénsalo… ¿Ya? Para que no se entere nadie, mejor no lo dices. Pero basta que lo digas muy, muy bajito, para que se enteren todos…


 12.- Ascensor que no asciende. Prueba a llevar dos maletas. O la compra de la semana. O llevar muletas. Pues el ascensor no funciona. Nanay de la China (me pregunto si alguien en China utiliza esa expresión).

13.- Empujar/Tirar. Vas a hacer lo contrario de lo que ponga en la puerta. Y da igual que lo ponga en inglés. Lo del push y pull pasa igual. Haz lo contrario de lo que piensas, y dará lo mismo. Es como lo de meter un USB en el ordenador. Siempre lo harás al revés. 


14.- Baterías, pilas, cargadores… Los enchufes de los políticos funcionan siempre, pero trata de encontrar pilas, o un cargador o una batería. La electricidad está en tu contra. No es nada personal, va en contra de todos. Y ya la factura de la electricidad aún más.

15.- No hace falta reservar… ¿Seguro? ¿Cuántas veces te han dicho que no hace falta reservar un restaurante y te has quedado sin mesa? ¿O esas veces que reservas dos meses antes y llegas al restaurante y aquello está más vacío que la biblioteca de la casa de Gran Hermano?

16.- Llámame cuando quieras. Dices a la gente que te llamen a cualquier hora, y va la gente y te llama por la noche o de madrugada… No se dan cuenta de que te referías a la hora que no te despertaran, que no te pillaran comiendo o que no te molestaran. 


17.- Te has perdido lo mejor. En el momento en que te vas de una fiesta es cuando mejor se lo ha pasado todo el mundo. Apaga la tele y empezará la mejor película de la historia. Eso es así, desde los tiempos inmemoriales.

18.- A leer de nuevo. Estás leyendo un libro y te das cuenta que llevas 5 páginas sin haberte enterado de nada. Lo mismo pasa con las películas que les gustan a los críticos, pero durante 2 horas. 


19.- No encontrar la palabra correcta cuando más la necesitas. Y siempre es la palabra más importante de la frase y te quedas clavado en la jodía frase por una palabra. Mira que tenemos vocabulario en el diccionario, pues te falta una y no hay manera de arreglar el discurso ;)


20.- Me preocupo cuando me dicen que no me preocupe. A lo mejor esto me pasa a mí solo, pero quería compartirla con vosotros. Y si es la primera frase que te dicen, me preocupo aún más. ¿Es preocupante?


Si te ocurre algo más, llama al número que aparece en pantalla. A cualquier hora. De verdad. No me importa que me despiertes… ¿Qué? ¿Que no hay número? Pues entonces, déjame un comentario en el blog, que ya cuando me despierte, ya te contesto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Yo os maldigo, jodíos móviles

No sé si os acordáis de Charlton Heston en El Planeta de los Simios en la escena final, más cabreao que una mona y “maldijiendo” a todos. Pues yo igual, maldigo a los móviles, que tienen la culpa de todo lo que sucede. Antes no había teléfonos inteligentes, ni siquiera un poco listos, y no pasaba lo que está pasando ahora. Si no, cómo os explicáis, que haya llegado Trump a ser Presidente. Pues por los móviles.

Y no sólo lo digo yo. También lo dicen los programas de la tele, y los de la radio y en los artículos de revistas y periódicos (por si no lo recuerdas, son esas cosas que venden en las tiendas con hojas… las lechugas, no, lo otro).

Pues eso, que lo dice todo el mundo. Todo el día nada más que “de mirar” el móvil y no hacemos otras cosas, no como antes que hacíamos…. por ejemplo… Dejadme pensar y ahora vengo.

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


CEO, Fundador, Máster del universo, Administrador y Portero Delantero o cómo darse importancia

¿Os podéis creer que hay gente que incluyen en sus CVs (también conocido como curriculucucú paloma) títulos, cursos, estudios que es probable, o muy posible, que no tengan o no hayan cursado nunca? Increíble, ¿Verdad? Hay algunos que incluso incluyen entre sus conocimientos habilidades que no tienen. Todos hemos leído en los curriculums, lo de nivel alto de inglés. Y ni nivel, ni alto, y lo más cerca de saber inglés es escuchar a Michael Robinson... en español. Con saber decir “gudmornin”, ya es nivel avanzado, si dicen “vulevú cuché avemua” ya tienen un francés nivel usuario. Hay algunos que acaban de montar su empresa y se hacen su tarjeta con más títulos que el Real Madrid y el Barça juntos. Son CEO, Fundador, “Entrepiernur”, Visionario, Máster del universo, Consejero y Máximo accionista de, pongamos, la empresa Pérez González y Asociados Cuando Los Haya SL. Pero hay otros, que no les gusta darse tanto pisto, o les da un poco de vergüenza mostrar todas sus habilidades y no incluyen to…

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?

Según el mundo en el que vivas puede que las noticias más importantes sean que Cristiano Ronaldo se ha “enfurruñao” con sus compañeros. O que Isabel Pantoja sale de la cárcel. Que a Paquirrín, Pantojín Jr,  habría que meterle en la cárcel por la música que hace, y que la próxima semana seguiremos hablando del gobierno.


Pero en otros mundos, que también los hay, no saben si Paquirrín es el próximo Presidente. Si les dicen que Cristiano Ronaldo está en la cárcel, no sabrán de quién le hablamos y no les extrañaría que Pantoja fuera la máxima goleadora de la liga de fútbol, o participará en las próximas Olimpiadas o si se ha “enfurruñao”.

Las noticias que, como ahora se dice, hacen arder las redes, puede que no merezcan ni una línea en “The Country” (El País en Estados Unidos) o un comentario en “The Reason” (La Razón de UK)y ni siquiera dirán nada en “Antenna Three” de Australia. Mejor te cuento algunos ejemplos

13 Conductores por el mundo

Hacía tiempo que no conducía por la maravillosa piel de toro, mosaico de culturas, crisol de razas…. Podría seguir así todo el post para nombrar a España, pero os había prometido hacer los posts algo más cortos.
El caso es que hay cosas que nunca cambian, da igual dónde conduzcas. Los coches pueden ser distintos, con el volante al otro lado (y el conductor en el mismo lado del volante también, que si no sería muy incómodo), pero la gente que lleva el coche somos muy parecidos.
Hoy os voy a hablar sobre algunos tipos de conductores que te puedes encontrar conduciendo (también te los podrías encontrar en otro sitio, pero ya no los reconoceríamos como conductores… o sí) Billy, el rápido El conductor más rápido del oeste, y del este y de todas las carreteras. No hay límites para Billy. Si la carretera es de 100, él va a 150, si es de 110, él va a 220, como la electricidad. Siempre tiene prisas. No confundir con Billy el de las estanterías de Ikea, que también se ha forrado con una idea bien s…