Futuro imperfecto del subjuntivo o indicativo

Siempre me he hecho un poco de lío con los tiempos verbales. Sé cómo utilizarlos, y distingo entre pasado, presente y futuro. Pero estaréis de acuerdo conmigo que el futuro no es tan idílico como te contaban en las películas. Coches voladores y todos viviendo en la luna.

Y lo digo con conocimiento de causa. Acabo de volver del futuro. No, no traigo lejía como la del anuncio, aunque tampoco iba desencaminada y ella ya intuía que había que dejar las cosas muy limpitas. Ni traigo Miguelitos de la Roda, que es una cosa que compra mucha gente cuando sale de viaje. Ni siquiera he comprado un imán del futuro para poner en la nevera.

Y vosotros os preguntaréis ¿A qué has ido al futuro? Y lo que es más importante, cuéntanos cómo te ha ido, si has conocido la felicidad.

No, no he conocido la felicidad, ni la tristeza, pero os cuento cómo me ha ido. El caso es que de repente me encontré en el futuro. En el año 2030. Ni viaje, ni nada. Que también es una ventaja si tienes en cuenta que ahora es muy incómodo ir a ningún sitio, con los protocolos, la mascarilla y toda la movida… Y que no es tan fácil comprar billetes a ningún sitio. Mira por ejemplo en Renfe. Bueno, en Renfe nunca ha sido sencillo comprar un billete.

Como os iba diciendo. Sin saber muy bien cómo, me encontré en una casa que no conocía, en un sofá, que no era el mío, delante de una tele de muchas pulgadas que tampoco era mía, viendo las noticias de España. Que yo pensé, ¿Seré un okupa de estos que se te meten en casa?

Cuando iba a llamar a la policía para denunciarme, me di cuenta de que todos los de la tele llevaban mascarilla. Pero no una mascarilla quirúrgica, ni desechable, ni FP2, EGB o cualquiera de las que se ven por la calle. Eran diferentes y parecían conectadas a unas bombonas de oxígeno. Como esa gente que se casa debajo del agua, pero sin agua, y sin boda.

Ana Blanco, la misma que presenta el telediario desde hace 200 años, daba paso al de los deportes, también con su mascarilla y su bombona de oxígeno, que contaba que los Messi, habían marcado cuatro goles. Un gol cada uno. 

El primero de Leo Messi, el segundo de Thiago Messi, el tercero de Mateo, y el cuarto de Ciro, que se había convertido en el goleador más joven del Barcelona… ¿Los hijos de Messi jugando en el Barça? Pero si son muy pequeños… ¡De edad!

Miré en el teléfono (que tampoco era mío, pero que reconoció mi careto facial y mis huellas) y entré en Google, que por cierto, tenía un logo diferente (esta gente siempre cambiando cosas… ) y busqué la edad de los hijos de Messi… El mayor 17, el mediano 14 y el pequeño 12… Messi tenía ya 43 años… 

Fui al calendario del teléfono y ahí ponía que estábamos en 2030. 7 de Septiembre de 2030. Como la canción de Mecano  de 1991 (por si no te sintieras suficientemente vieja o viejo). Miré en el teletexto (sí, en 2030 sigue habiendo teletexto, pero eso no es lo más sorprendente), y había varias noticias sobre Gripe VI. Yo pensé que era una errata y hablaban del rey… Mucho peor (que no quiero decir que hablar del rey sea malo, sino que en realidad hablaban de un virus. Volví a consultar la Wikipedia y ví que los únicos síntomas eran la pérdida del gusto.

Se había erradicado el Covid, la capa de ozono había vuelto a niveles normales, había agua y comida en todos los países, estaba prohibido madrugar… Todo parecían buenas noticias y que el virus del que todos hablaban sólo tuviera como síntoma la pérdida del gusto, no me pareció muy grave. Hasta que vi algunas consecuencias de la infección, como por ejemplo que provocaba que la gente llevara sandalias (de tacón) con calcetines, cantar canciones a todo volumen de la tuna o reggaetón, o un mix de los dos estilos, compra compulsiva de ropa de Ágata Ruiz de la Prada, lucir bronceados naranja, pintar las cejas (no sólo a sí mismos, sino a los que encuentra a su paso) y llevar leggins de leopardo, sobre todo en el caso de los hombres. Se dice que Sergio Ramos es uno de los infectados… desde hace años.

Me dio tiempo a ver más noticias de 2030, aparte de los goles de los Messi y de la Gripe VI como, por ejemplo.

  • En España se sigue intentando cerrar un acuerdo para aprobar los presupuestos.
  • Gran Bretaña quiere volver a votar su entrada en la Unión Europea, pero Merkel, ha dicho que Nein, “nidekoñen”.
  • Putin es nombrado de nuevo Zar de la Unión Soviética y presidente de Asia Menor y Mayor.
  • En 2031 se unirán los dos únicos bancos que quedaban en España y pasará a llamarse CaixaBBVAntader
  • Los coches siguen sin volar. Deprisa van, pero tampoco hay que fliparse.
  • El hombre pone el pie en Marte, pero teniendo en cuenta las imágenes de la llegada, tampoco había mucho que ver.
  • Santiago Segura estrena Padre no hay más que uno, 8 y Torrente 10 y asegura que pone punto final a ambas sagas… Hasta el año que viene.
  • Los Rolling Stones desmienten los rumores de separación y aseguran que están más en forma que nunca. (No especifican en qué forma están)
  • El hombre del tiempo sigue aconsejando a la gente que no salga a la calle cuando hay 40 grados y que se hidrate.   

Por cierto, os preguntaréis cómo es posible que Messi siga en el Barça en 2030. Y aún más extraño, por qué juegan sus hijos en primera división siendo tan jóvenes… Por lo visto, lo de la hormona del crecimiento pasa de padres a hijos y los niños miden todos un metro noventa… desde los 10 años… Y si no te lo crees, espera hasta a 2030…

Tampoco os puedo asegurar si he viajado en el tiempo, si realmente he estado en 2030 o si hay que seguir diciendo a la gente que se hidrate y se lave las manos con jabón cada cierto tiempo… Tampoco descarto que haya sido un sueño.

Ya os iré contando si viajo al futuro o al pasado... o si viajo en general, que está la cosa muy jodida para ir a ningún sitio. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

10 ejemplos de críticas de cine si no las escribiera un crítico de cine.

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?

Problemas del primer mundo