¿Quá hago yo en Soria vestido de Mariachi?

Nada más lejos de mi intención de coartar la libertad de nadie. Ni la de los mariachis, ni la de los sorianos. Tampoco me parecería mal que un soriano se fuera a cantar, lo que quieran que canten en Soria, a México. O a Mogadiscio. Y que salgan en Sorianos por el Mundo. Y que canten, y que bailen.  

Como os conozco y sé que os estaréis preguntando qué se baila en Soria, os voy a dejar con un ejemplo del folclore del lugar. Que es probable que esas señoras también sepan bailar jotas, o sevillanas, o les dé por perrear. Todo es posible.

Pero no os vengo a hablar de mariachis, ni de sorianos, ni de señoras moviendo su cucu, sino de lo que es posible.

No suelo estar muy convencido con estas frases. “Sé tú mismo pero no seas tan intenso que eres un poco cansino”, “los que creen muy fuerte, ¿son cretinos?”. El caso es que estoy de acuerdo que en los sueños todo es posible. Y me explico. Vamos a soñar juntos (me ha poseído el primo cursi de Paulo Coelho).

¿Qué hago yo aquí?

En los sueños puedes estar corriendo los sanfermines y cuando te va a pillar el toro,  descubres que estás sano y salvo en Sevilla, o en Cádiz. Como en las películas de Hollywood (palabrita del niño Jesús). Ahora que está tan jodido lo de viajar, por lo menos en los sueños puedes ir a Hawái o a Bombay, que son dos paraísos, y también te los montas en tu piso.

¿Puedo vestir como quiera?

¿No va Ana Torroja en bikini y los otros dos con….? ¿Son pantalones de karateka? Y con un sombrero de revisor de trolebús antiguo (el trolebús, y el gorro, todo antiguo). Pues tú en tu sueño vas como quieras. ¿Que te quieres vestir de torero para robar un banco? Adelante. Si total, sólo te vas a ver tú.

¿En serio?

No sé exactamente cómo funcionan los sueños. Para eso necesitaríamos un experto en “soñología” o alguien que esté siempre durmiendo o en Babia… Los políticos no valen para explicarlo…. Ni esto, ni otras cosas. A lo que vamos.  Que todo es posible. Yo he marcado un gol en una final del Mundial jugando en pantalones vaqueros. Ya te he dicho que en los sueños todo es posible. Eso sí, fue un gol de cabeza, que es menos complicado. Para dar patadas, nada como una falda o un vestido.

Y no pasa nada

Otra cosa que es posible en los sueños es hacer lo que quieras. Soñar que estás en Soria cantando una ranchera, robar un banco vestido de mariachi, correr los sanfermines sin ropa… Patear a un niño está muy feo, aunque seas una señora mayor. Eso sí, nadie te va a detener, ni pagas ninguna multa, ni tienes que rendir cuentas, ni declarar nada. Vamos, como algunos en la vida real. Y no voy a dar nombres, que entonces a lo mejor sí que pasa algo. Mejor me callo.  

Hablando idiomas

También puedes sorprenderte hablando idiomas que no conoces. Eso sí, no te entiendes porque no sabes qué estás diciendo. Pero ahí estás tú en tu sueño hablando en perfecto inglés. Y todo el mundo te entiende, porque para eso es tu sueño. Mi sueño sería hablar alemán sin tener que ir a clases ni estudiar, pero no creo que funcione. A ver si me entiende la señora Merkel. O mejor sigo callado.

Conoces gente

Otra ventaja de los sueños es que conoces gente. Puedes soñar con tener sexo con la mujer o el hombre de tus sueños, comer una paella con tu actriz favorita, cantar con Beyoncé, bailar con Merkel… También con gente que no es famosa. Lo que no tengo claro es si puedes elegir o te toca lo que hay… Es posible que te comas una paella con tu vecino, con el que no te hablas. O soñar que tienes sexo con Donald Trump… Da igual si eres hombre o mujer. Si le dieran a elegir a Melania Trump, seguro que se comía la paella con tu vecino. Cualquier cosa antes que estar con su marido…  

¿Habrá siguiente capítulo?

Cuando estás tan agustito soñando y estás a punto de…. Vas y te despiertas. Y ya no sabes si habrá próxima temporada, si acabarás casándote con la protagonista del sueño, si terminarás de robar el banco, o te pudiste librar de irte a la cama con Donald Trump. O si Melania Trump echaba chorizo a la paella…

Pero este señor no estaba…

También es posible que estés dentro de un capítulo de The Walking Dead o incluso que se te muera gente viva (en la realidad. Que se muera gente viva es un hecho muy frecuente fuera de los sueños…. Y en los sueños también, pero ya pasan a ser pesadillas). El caso es que hay veces que no sabes si estás viendo Coco o estás en un sueño. Eso sí, en los sueños no suele haber gente disfrazada de Mariachi… O sí… ¡Yo qué sé!

Ya os dije que todo es posible. Todavía hay que trabajarse un poco lo de poder elegir con quién o qué sueñas ¿Te imaginas que pudieras irte a la cama y decidir pues hoy me voy a Hawái, mañana a Bombay, al otro comerte una paella con Melania Trump? ¿O tirarle del peluquín a su marido? Seguro que inventan algo como Netflix pero para soñar, con diferentes precios si quieres soñar en familia, en pareja, tarifas individuales para pegarte una escapada con…. Ya lo dejo a tu imaginación. Todo es posible, y es que la ciencias adelantan que es una barbaridad…

¡Qué soñéis con los Angelitos? O con los Manolitos. Que cada uno es libre de tener sus propias fantasías.

Nota: Señor Don Manolo, si por cualquier cosa usted quisiera o quisiese enviarme un par de bandejas, puede ponerse en contacto con el teléfono que aparece en pantalla. Si no aparece ningún teléfono, me manda un mail y ya le digo dónde mandar las cajas.


Comentarios

Entradas populares de este blog

10 ejemplos de críticas de cine si no las escribiera un crítico de cine.

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?

Problemas del primer mundo