Ir al contenido principal

Yo soy español, español, pero que muy español


Decía Rajoy que España es una gran nación, y que los españoles muy españoles, y mucho españoles.

Yo estoy de acuerdo en la primera parte, en lo de la nación. Es grande. Las hay más grandes, también, pero seguro que si te tocara barrerla, o fregar todo el suelo te darías cuenta de que es bastante grande. Rusia es más grande, pero no nos vamos a poner a barrer Rusia. Que lo haga algún hijo de Putin (espero que no lo lea, y me mande a fregar Siberia).  
En la segunda parte, lo de los españoles, ya no estoy tan seguro. Que los hay que son muy españoles pero hay otros que lo son menos. Algunos vuelta y vuelta, médium, XL, con doble nacionalidad y algunos hasta con múltiple personalidad. Eso sí, en España hay muchos españoles. Más que en ningún sitio. Incluso más que en Londres durante un puente.
Ya os conté hace algún tiempo cómo saber si un español era muy español. Y hablando de españoles muy españoles… ¿Os podéis creer que hay gente que no habla español? Que tú te vas, pongamos a Kiev, que tienen un pollo muy rico, pero no saben español. Los pollos no, y la gente ucraniana, que vive en Kiev, tampoco. Alguno habrá, pero la mayoría no sabe. Y seguro que lo hacen aposta, para molestar a los españoles.
Y es que los guiris hacen muchas cosas nada más que por molestar. Vamos allá.
Vienen aquí hablando su idioma
Una cosa que hacen los extranjeros es hablar en extranjero. Eso nos pone de los nervios. Hay que decir que hay extranjeros que vienen de serie ya hablando nuestro idioma. Que dicen palabras distintas que nosotros, y con acentos distintos, como por ejemplo los cubanos, ya tu sabes (que igual no lo sabías, pero ya estoy yo para decírtelo). Otros extranjeros aprenden español, porque no lo traían de serie, pero la mayoría tienen la desfachatez de no hablar ni una palabra en español… aparte de “2 servezas por favor”, “hola señorita”. Y hablan en su propio idioma, y eso claro, nos cabrea, Y algunos cuando vienen, siguen hablando en inglés, por ejemplo, o en alemán, o chino (no, no los hablan todos a la vez, y suele coincidir que el alemán hable en alemán y el chino, muy deprisa y enfadado). ¿No sería más fácil que hablaran todos en español cuando están aquí?
¡!Hablan raro en su país!!!  
¡No contentos con hablar en extranjero cuando salen fuera, en su propio país, también hablan en otros idiomas! Ya hemos visto el ejemplo de los ucranianos nanianos. Pero es que vas a un aeropuerto, digamos en Italia, y te lo ponen todo en italiano, y hasta en inglés. Y en algunos monumentos, los números también los han cambiado y los ponen ¡En romano! Esto del libre albedrío se nos ha ido de las manos.
Meter mano a la comida
No literalmente. Que alguno habrá, pero a lo que me refiero no es que tu estés comiendo tranquilamente y llegue un extranjero a remover tu plato con las manos. A lo que voy es que no respetan nuestras recetas. Ellos con poner chorizo a las cosas ya piensan que es “typical Spanish”. Paella con chorizo, Spanish gambas son gambas con trozos de chorizo y la pizza española…. ¿A que no te imaginas lo que le ponen? Queso manchego… y un poco de chorizo.
¿Más mantequilla?
Con su comida tampoco lo hacen mucho mejor. En muchos países fríen todo con mantequilla. Todo. Hasta el chorizo frito. Seguro que la mantequilla la cocinan con mantequilla. Tostadas con mantequilla frita en su propio jugo de mantequilla. Es como las yogurteras de antes, que utilizabas un yogur para hacer más yogur. Lo mismo, pero en versión mantequilla. Hasta ellos mismos dicen que hay demasiada mantequilla.
Persianas ¿Para qué?
¿Para qué persianas? Las ventanas son para que entre la luz. ¿Poner cosas para que no entre la luz? Ya tenemos visillos. Y muchos. De esos que hacen las abuelas. Las abuelas de allí son todas millonarias con el contrabando de visillos. Pero los señores persianistas han tenido que ir a sitios donde se les valore de verdad. Si no quieres luz, te pones un antifaz. (bonita palabra. Proviene del latín anti- que significa me voy a poner esto delante y faz - careto facial para poder dormir que aquí no hay persianas).
¿Barcelona o Madrid?
Tu dices que eres español y hay tres opciones A) ¡Ah! Yo he estado en Barcelona. Y B) ¿De Barcelona o de Madrid? O C)¿Del Barça o del Madrid? De España algunos conocen más cosas, pero en general, es Messi y Cristiano Ronaldo. Ahora que ya no está en el Real Madrid piensan que Juventus es una ciudad entre Barcelona y el Aeropuerto de Barajas Adolfo Suárez Ramón Cajal Sansón Dalila, Andy y Lucas (ni ellos mismos se distinguen).
¿Comer a las 12?
A esa hora estoy desayunando o tomando un pincho de tortilla. ¿Y cenar a las 7? ¿Qué somos la Familia Telerín? Quiero ir a un restaurante a la hora de las personas normales. A las 9 o las 10. ¿Pues no van y me dicen que a las 10 ya está todo cerrado? Y luego los vagos somos los españoles. Seguro que están tirados viendo la tele. Si total, la tele del extranjero no la ve nadie, no hay nada en español, ni Sálvame ni Gran Hermano…


¿Me das la mano, un beso, un abrazo de lao?
Organización a la hora de presentarse. ¿Qué es eso de que tengas que saber de dónde es la personal para saludarle de una manera. Dos besos a todo el mundo, da igual que sea indio, americano, francés o una señora de Arabia Saudí. Igual con la señora de Arabia Saudí tampoco hay que forzar mucho lo del saludo. Si no te quieren decir nada, déjalo. ¿Pero el resto? Nada de hacerte un lío que no sabes si dar la mano, abrazar, bailar una muñeira…
¡Vas a ver el sol!
Cuando dices que vas a España, no sé si creerán que está más cerca del sol que, digamos Dublín. Y da igual si vas en diciembre a Burgos, o en junio a Pontevedra. Siempre habrá sol en España. Y estamos durmiendo la siesta todo el tiempo y toreando o bailando flamenco. Desde pequeñitos en las escuelas de Bilbao les enseñan a bailar sevillanas, y a torear en Canarias. ¿Conocéis algún torero canario? No hace falta que sea personalmente, con que sea de oídas, me valdría. Tipo, el Niño del Hierro… Molaría la traducción Iron Kid, como el hijo de Ironman, pero en versión torero.
Como veis, nos molestan muchas cosas, pero los extranjeros son peores. Mucho peores, que para eso no son españoles. Y menos guapos que nosotros. Eso sí, algunos tienen más luces que nosotros.

PD: Resulta que hay toreros canarios. Que lo dice Google. Hay más toreros de otros sitios y algunos menos en Canarias (como las horas, que siempre hay una menos).



Comentarios

Entradas populares de este blog

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


Yo os maldigo, jodíos móviles

No sé si os acordáis de Charlton Heston en El Planeta de los Simios en la escena final, más cabreao que una mona y “maldijiendo” a todos. Pues yo igual, maldigo a los móviles, que tienen la culpa de todo lo que sucede. Antes no había teléfonos inteligentes, ni siquiera un poco listos, y no pasaba lo que está pasando ahora. Si no, cómo os explicáis, que haya llegado Trump a ser Presidente. Pues por los móviles.

Y no sólo lo digo yo. También lo dicen los programas de la tele, y los de la radio y en los artículos de revistas y periódicos (por si no lo recuerdas, son esas cosas que venden en las tiendas con hojas… las lechugas, no, lo otro).

Pues eso, que lo dice todo el mundo. Todo el día nada más que “de mirar” el móvil y no hacemos otras cosas, no como antes que hacíamos…. por ejemplo… Dejadme pensar y ahora vengo.

¿Si pruebo con poesía aunque sea sólo un día?

En el blog he escrito sobre muchos temas. 6 años dan para muchas chorradas.  Cosas que me ocurren, otras que me podrían haber ocurrido, alguna que otra invención, noticias, entrevistas de actualidad, temas candentes (que vete tú a saber qué significa candente… Es algo sobre cómo cocinar los espaguetis para que queden perfectos ¿No?).

Pero nunca he escrito poesía. Jamás. Never, ever. Ni en el blog, ni en un cuaderno, ni ná de ná. Ni siquiera en el cole cuando me gustaba una niña (que se llamara Carlota, no ayudaba en las rimas), o en las puertas de los baños cuando era adolescente, que es cuando se escriben poesías con sentimiento.

Alguna vez tenía que ser la primera. Así que vamos a intentarlo, pero eso sí, no pidáis virguerías… No esperéis sonetos, romances, o versos enciclopédicos (o como quiera que se llamen los versos)… Eso sí, también prometo que no voy a tirar de rimas fáciles, usando el número 5 o con agua Bezoya y partes del cuerpo masculinas.

Dejadme que utilice algunas licenc…

Yo venía a hablar de mi libro

¿No os acordáis de la frase? Pues yo voy a hacer lo mismo, hablar de mi libro. Pero mejor os recuerdo lo que dijo Francisco Umbral. El señor que fue a hablar de su libro, bueno de uno de ellos, porque tenía muchos… y escribió alguno que otro también. 

Yo voy a aprovechar mi programa, para hablar de mi libro también. Aún no lo he sacado, pero estoy en ello. Y como no estoy muy seguro si me va a invitar alguien a la tele para hablar de él, ya os lo cuento yo, como el señor mayor. Ahora hay que ver sobre qué escribo. ¿Me podéis ayudar?

Antes de nada hay que elegir el género. No vale decir que sea del género tonto, aunque lo estoy pensando, me refiero qué tipo de libro… A saber:

Reinventando las canciones del verano

Igual debería cambiar el título y poner reventando las canciones del verano, pero no me gusta hacer spoilers (lo que antes era joder el final, ahora lo llaman spoiler).
El caso es que estamos a punto de llegar a la época estival (el calorcito, para los que no tienen estudios) y aún no hay canción del verano. ¡Qué tiempos aquellos en los que Georgie Dann o su primo King África nos daban la turra! ¿No lo echáis de menos?