Ir al contenido principal

¿Y sobre qué escribo yo ahora?… Cosas que pasan todas las semanas

Algunos me preguntáis (no os voy a decir cuántos exactamente para que no os deis cuenta de que me lo estoy inventando) de dónde saco las ideas para escribir en el post. Yo también me lo pregunto.


Y es que hay semanas en las que pasan tantas cosas que no es fácil elegir. Que si se descubren planetas allende las galaxias (¿o allende sólo sirve para los mares?) o que el Presidente dice alguna frase antológica (esto sirve para cualquier presidente de cualquier país, lo que pasa es que a algunos extranjeros no los entendemos…. Y a algunos españoles, tampoco).


¿Queréis saber de dónde saco las ideas? Pero me tenéis que prometer que no se lo vais a decir a nadie. No vaya a ser que se ponga la gente a escribir “blojes” (el plural de blog, es blojes, de verdad de la buena). Como dice Rafa Nadal, vamos.



Las noticias

Esto no os lo imaginabais ¿verdad? Y es que las noticias son una fuente inagotable de noticias, como su propio nombre indica. Y si no, mirad el ejemplo del señor al que le alcanzó un rayo (un rayo de verdad, no uno vallecano, ni de otro barrio). También es verdad que no te puedes fiar de todas las noticias. Mira Trump, que sólo se fía de las noticias que él se inventa… Tampoco hay que irse a Estados Unidos para tomar ejemplos. En todas partes cuecen habas, o cualquier otra clase de leguminosas (¿Qué palabra tan sonora verdad? Si la dices en alto parece que estás insultando a alguien, o que estás haciendo magia o algo)…


Fake news!

Hablando de noticias y del presidente de Estados Unidos, también se pueden hacer posts sobre noticias falsas. El Mundo Today, El Mundo (sin ser Today ni nada), Telemadrid o La Razón, son algunos ejemplos de lo que digo. Si estos señores que cobran por ello lo hacen, ¿Por qué no voy a escribir sobre cosas que no han pasado? Aquí tenéis la entrevista que le hice a un marciano.


Cosas que me pasan

Otras veces escribo sobre cosas que me han pasado. Una vez me quedé atrapado en el ascensor (palabrita del niño Jesús, y os lo conté en el blog). En otra ocasión os describí la visita al fisioterapeuta y los trapecios). Puede que no sea exactamente igual que como lo describo en el blog, pero sí que se parece mucho a la realidad. Para vuestra tranquilidad, hay cosas que aunque pasen, es mejor no contarlas. Esto de contar las que cosas que pasan, que empiezan diciendo, viniendo hacia el teatro, me he encontrado con… Son los que se hacen llamar molonoguis… monogolista… mongolo… Vaya, que no me sale la palabra. Esos que cuentan cosas que les pasan viniendo al teatro.


La vida misma

De la vida misma se pueden sacar muchas ideas. Esta expresión, la vida misma, es como lo de marco incomparable, antiguas pesetas y pertinaz sequía, van de dos en dos, como los “petisuis”. El caso es que de las cosas que tienes a tu alrededor siempre puedes sacar ideas. Solo hay que estar atento… y yo siempre estoy atento… a lo que no debo. Aquí os dejo el ejemplo de la fauna que hay en todas las piscinas. En vez de estar a lo que estoy, me fijo en la gente.


Cosas que no me pasan pero que podrían pasar

Y hay veces que cuento cosas que no han sucedido, pero que podrían pasar. Como por ejemplo entrevistar a Baltasar . Y no será por falta de ocasiones, que todos los años se pasa por casa. En casa siempre hemos sido muy de Baltasar… Lo que pasa es que viene de noche y a mí a esas horas no me viene bien entrevistar a nadie o ponerme a escribir en el blog. Pero por poder, podría pasar. A ver si algún año aguanto despierto y hablamos largo y tendido (hoy estamos tropicales, todo lleno de trópicos J


Cosas que no van a pasar pero que estaría bien que sucedieran

Otras cosas no podrían pasar nunca. Never ever (que ya sabéis que significa jamás de los jamases), como por ejemplo encontrarme la agenda de Ana Botella (como si ella supiera escribir), o hablar con un extraterrestre… y que me entienda. No, no y mil ves no… o a lo mejor puede que quizá.


Invenciones inventadas

Hace muchos, muchos años, más de 2, que se decía Fantasías animadas de ayer y hoy… Pues lo mismo hago yo a veces. Que me invento fantasías y me animo yo sólo (no empecéis con si pongo tilde o no, que yo voy a seguir haciéndolo, porque soy un señor antiguo). El caso es que muchas veces me invento cosas, como los políticos, y a veces tampoco tengo ni puta gracia, como los políticos. Y hasta me invento críticas


Artículos de opinión

A veces hago artículos en los que opino, Lo que pasa es que son opiniones basadas en decisiones poco meditadas… Básicamente lo que vienen siendo chorradas. No demasiado diferentes a las que dicen los tertulianos, nanianos. Como por ejemplo que los ingleses no entienden inglés. ¿Os podéis creer que es de los post más leídos? No, los ingleses no lo leen… Y es que no comprenden nada.


Hay gente que dice

Esto también es una fuente de inspiración. Cualquier frase que comience por “hay gente que dice” se convierte inmediatamente en verdad. No hace falta decir cuánta gente, ni qué tipo de gente, ni siquiera decir lo que dice… Vaya trabalenguas. El caso es que es a veces escribo sobre cosas que dice la gente… como lo de los “estereopitos”….como que los italianos hablan con las manos… ¿De dónde sacarán esas cosas?


Lo que me gusta

Dicen que el secreto para escribir bien es hacerlo sobre lo que te gusta… Así me va, que escribo sobre lo que me gusta, sobre lo que no me gusta, sobre-natural, sobre-saliente,… y todo lo relacionado con los sobres, como los del PP (ya me he vuelto a liar) o los de los oscars (¿o es oscares?) Pero sí, también escribo sobre cosas que me gustan, como mis palabras favoritas… e incluso lo hago es fascículos (I) y (II) y con los fascículos ni regalo tapas ni nada como hacen las colecciones como dios manda.


Hablando de cosas que me gustan y otras que no me gustan… Que espabilao el “Guarren”, se olía el marrón y le da el sobre a ella para que se equivoque ella. Eso está muy feo.


Y ahora que ya os he contado el secreto para decidir sobre lo que escribo, también acepto peticiones, como las orquestas de pueblo. Mientras no me hagáis bailar… Porque ya sabéis que un hombre sobrio no baila.




Comentarios

  1. Las ideas, cuando son luminosas hay que compartirlas, de todos es sabido lo cara que sale la iluminación...

    ResponderEliminar
  2. Escribe de lo que quieras, pero continúa haciéndolo, por favor. En casa nos lo pasamos pipa con tu blog...
    Besotes,
    ibb

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?

Según el mundo en el que vivas puede que las noticias más importantes sean que Cristiano Ronaldo se ha “enfurruñao” con sus compañeros. O que Isabel Pantoja sale de la cárcel. Que a Paquirrín, Pantojín Jr,  habría que meterle en la cárcel por la música que hace, y que la próxima semana seguiremos hablando del gobierno.


Pero en otros mundos, que también los hay, no saben si Paquirrín es el próximo Presidente. Si les dicen que Cristiano Ronaldo está en la cárcel, no sabrán de quién le hablamos y no les extrañaría que Pantoja fuera la máxima goleadora de la liga de fútbol, o participará en las próximas Olimpiadas o si se ha “enfurruñao”.

Las noticias que, como ahora se dice, hacen arder las redes, puede que no merezcan ni una línea en “The Country” (El País en Estados Unidos) o un comentario en “The Reason” (La Razón de UK)y ni siquiera dirán nada en “Antenna Three” de Australia. Mejor te cuento algunos ejemplos

¡Qué haríamos sin vosotras! 10 cosas que existen gracias a las mujeres

¡Menuda historia! ¡Qué injusta ha sido con las mujeres! Los historiadores venga a hablar de señores que han hecho poco, tirando a nada. Por ejemplo, la de reyes que hay en los libros de historia. Todos con el mismo nombre, pero con su numerito (como las señoras mayores en el mercado… cuando no se cuelan). Felipe I, II, III, VI (el del Atleti Ortiz) y González (no es rey pero vive mejor que ellos), o Papas... Hay hasta 16 Benedictos y 23 Juanes... ¿Y las mujeres qué? ¿Cuántas Juanas famosas hay? Sólo dos. Una que terminó loca del todo y la otra, la del arco (y sin flechas), quemada en la hoguera. Qué malamente se portan con las mujeres.

Como os iba diciendo, no se ha dado importancia al papel de la mujer en la historia. Han pasado de vosotras completamente. Si no fuera por las mujeres, el mundo sería muy distinto. Y no es sólo con vuestro papel de madres, que también. Es mucho más que eso. Y como alcalde vuestro que soy, os voy a dar la explicación que os debo.


Imaginad por un momento qu…

Cosas de los americanos

Según los americanos muy americanos, el resto de americanos deberían irse fuera de América… Aunque los otros sean más americanos y desde hace mucho más tiempo.
A ver si me explico. En el post de hoy os voy a contar cosas de los americanos de Estados Unidos. No de todos y cada uno de ellos porque sería un post larguísimo y tampoco los conozco a todos. En mi defensa tengo que decir que tenerlos a todos de amigos de Facebook no sería muy práctico… Roberto Carlos, el que no jugaba al fútbol, decía que quería tener un millón de amigos, pero es que 300 millones (4 mil billones, según los organizadores), ya me parecen muchos para invitarles a un cumpleaños.
A pesar de no conocerlos a todos, me voy a arriesgar y os voy a contar algunas cosas sobre ellos.
Son grandes Muy grandes. Muchos de ellos son 3D. Alto, ancho y más anchos. Por eso necesitan esos coches tamaño autobús. Como tuvieran que aparcar en Toledo con un coche de los suyos, iban listos. Y es que no son mucho de andar, ni de hacer ejerc…

Vuelve la vuelta al cole

Quizá el título no lo aprobarían en un periódico serio. También es verdad que cada vez quedan menos periódicos serios. Realmente,  tampoco es que haya demasiados periódicos y es mejor no tomarse las cosas demasiado en serio.
El caso es que estamos otra vez con la vuelta al cole. Cualquier producto es bueno para aprovechar la idea. Aquí no tenemos muy claro cuál es el público potencial. ¿Los padres? ¿Los profesores? ¿Los tiernos infantes? El caso, es que no está mal de precio.


Hoy vamos a hablar de las cosas que pasan cada vez que nos referimos a la vuelta al cole. Es como la vuelta a España. Tiene cuestas, gente sufriendo, uniformes… pero aquí no te puedes echar la siesta como cuando ves el ciclismo.

10 superpoderes que me gustaría tener

Hace tiempo os decía que no me gustan los superhéroes. Sigo en mis trece. No me gustan. Ni ellos, ni sus películas, ni sus series de televisión, ni los cómiz (sí, lo escribo como suena, ¿qué pasa?), ni sus trajes, ni sus problemas y movidas. Que todos tenemos problemas y no vamos disfrazados de mamarrachos por la calle… ¿o sí?

Sinencambio (también se escribe como suena… mal, pero así suena), sí me gustaría tener algunos de sus superpoderes. Y no, seguro que no acertáis con mis preferidos.
Estoy convencido de que todo el mundo diría que le gustaría volar (pues no hace frío arriba), o ser invisible (y nada más que los utilizaríais para hacer maldades o ver a la gente sin ropa ni nada) o tener la fuerza de los mares, o el ímpetu del viento (creo que me estoy confundiendo de canción).

¿Quieres saber qué superpoderes me pido? Vamos allá.