Ir al contenido principal

¿Y sobre qué escribo yo ahora?… Cosas que pasan todas las semanas

Algunos me preguntáis (no os voy a decir cuántos exactamente para que no os deis cuenta de que me lo estoy inventando) de dónde saco las ideas para escribir en el post. Yo también me lo pregunto.


Y es que hay semanas en las que pasan tantas cosas que no es fácil elegir. Que si se descubren planetas allende las galaxias (¿o allende sólo sirve para los mares?) o que el Presidente dice alguna frase antológica (esto sirve para cualquier presidente de cualquier país, lo que pasa es que a algunos extranjeros no los entendemos…. Y a algunos españoles, tampoco).


¿Queréis saber de dónde saco las ideas? Pero me tenéis que prometer que no se lo vais a decir a nadie. No vaya a ser que se ponga la gente a escribir “blojes” (el plural de blog, es blojes, de verdad de la buena). Como dice Rafa Nadal, vamos.



Las noticias

Esto no os lo imaginabais ¿verdad? Y es que las noticias son una fuente inagotable de noticias, como su propio nombre indica. Y si no, mirad el ejemplo del señor al que le alcanzó un rayo (un rayo de verdad, no uno vallecano, ni de otro barrio). También es verdad que no te puedes fiar de todas las noticias. Mira Trump, que sólo se fía de las noticias que él se inventa… Tampoco hay que irse a Estados Unidos para tomar ejemplos. En todas partes cuecen habas, o cualquier otra clase de leguminosas (¿Qué palabra tan sonora verdad? Si la dices en alto parece que estás insultando a alguien, o que estás haciendo magia o algo)…


Fake news!

Hablando de noticias y del presidente de Estados Unidos, también se pueden hacer posts sobre noticias falsas. El Mundo Today, El Mundo (sin ser Today ni nada), Telemadrid o La Razón, son algunos ejemplos de lo que digo. Si estos señores que cobran por ello lo hacen, ¿Por qué no voy a escribir sobre cosas que no han pasado? Aquí tenéis la entrevista que le hice a un marciano.


Cosas que me pasan

Otras veces escribo sobre cosas que me han pasado. Una vez me quedé atrapado en el ascensor (palabrita del niño Jesús, y os lo conté en el blog). En otra ocasión os describí la visita al fisioterapeuta y los trapecios). Puede que no sea exactamente igual que como lo describo en el blog, pero sí que se parece mucho a la realidad. Para vuestra tranquilidad, hay cosas que aunque pasen, es mejor no contarlas. Esto de contar las que cosas que pasan, que empiezan diciendo, viniendo hacia el teatro, me he encontrado con… Son los que se hacen llamar molonoguis… monogolista… mongolo… Vaya, que no me sale la palabra. Esos que cuentan cosas que les pasan viniendo al teatro.


La vida misma

De la vida misma se pueden sacar muchas ideas. Esta expresión, la vida misma, es como lo de marco incomparable, antiguas pesetas y pertinaz sequía, van de dos en dos, como los “petisuis”. El caso es que de las cosas que tienes a tu alrededor siempre puedes sacar ideas. Solo hay que estar atento… y yo siempre estoy atento… a lo que no debo. Aquí os dejo el ejemplo de la fauna que hay en todas las piscinas. En vez de estar a lo que estoy, me fijo en la gente.


Cosas que no me pasan pero que podrían pasar

Y hay veces que cuento cosas que no han sucedido, pero que podrían pasar. Como por ejemplo entrevistar a Baltasar . Y no será por falta de ocasiones, que todos los años se pasa por casa. En casa siempre hemos sido muy de Baltasar… Lo que pasa es que viene de noche y a mí a esas horas no me viene bien entrevistar a nadie o ponerme a escribir en el blog. Pero por poder, podría pasar. A ver si algún año aguanto despierto y hablamos largo y tendido (hoy estamos tropicales, todo lleno de trópicos J


Cosas que no van a pasar pero que estaría bien que sucedieran

Otras cosas no podrían pasar nunca. Never ever (que ya sabéis que significa jamás de los jamases), como por ejemplo encontrarme la agenda de Ana Botella (como si ella supiera escribir), o hablar con un extraterrestre… y que me entienda. No, no y mil ves no… o a lo mejor puede que quizá.


Invenciones inventadas

Hace muchos, muchos años, más de 2, que se decía Fantasías animadas de ayer y hoy… Pues lo mismo hago yo a veces. Que me invento fantasías y me animo yo sólo (no empecéis con si pongo tilde o no, que yo voy a seguir haciéndolo, porque soy un señor antiguo). El caso es que muchas veces me invento cosas, como los políticos, y a veces tampoco tengo ni puta gracia, como los políticos. Y hasta me invento críticas


Artículos de opinión

A veces hago artículos en los que opino, Lo que pasa es que son opiniones basadas en decisiones poco meditadas… Básicamente lo que vienen siendo chorradas. No demasiado diferentes a las que dicen los tertulianos, nanianos. Como por ejemplo que los ingleses no entienden inglés. ¿Os podéis creer que es de los post más leídos? No, los ingleses no lo leen… Y es que no comprenden nada.


Hay gente que dice

Esto también es una fuente de inspiración. Cualquier frase que comience por “hay gente que dice” se convierte inmediatamente en verdad. No hace falta decir cuánta gente, ni qué tipo de gente, ni siquiera decir lo que dice… Vaya trabalenguas. El caso es que es a veces escribo sobre cosas que dice la gente… como lo de los “estereopitos”….como que los italianos hablan con las manos… ¿De dónde sacarán esas cosas?


Lo que me gusta

Dicen que el secreto para escribir bien es hacerlo sobre lo que te gusta… Así me va, que escribo sobre lo que me gusta, sobre lo que no me gusta, sobre-natural, sobre-saliente,… y todo lo relacionado con los sobres, como los del PP (ya me he vuelto a liar) o los de los oscars (¿o es oscares?) Pero sí, también escribo sobre cosas que me gustan, como mis palabras favoritas… e incluso lo hago es fascículos (I) y (II) y con los fascículos ni regalo tapas ni nada como hacen las colecciones como dios manda.


Hablando de cosas que me gustan y otras que no me gustan… Que espabilao el “Guarren”, se olía el marrón y le da el sobre a ella para que se equivoque ella. Eso está muy feo.


Y ahora que ya os he contado el secreto para decidir sobre lo que escribo, también acepto peticiones, como las orquestas de pueblo. Mientras no me hagáis bailar… Porque ya sabéis que un hombre sobrio no baila.




Comentarios

  1. Las ideas, cuando son luminosas hay que compartirlas, de todos es sabido lo cara que sale la iluminación...

    ResponderEliminar
  2. Escribe de lo que quieras, pero continúa haciéndolo, por favor. En casa nos lo pasamos pipa con tu blog...
    Besotes,
    ibb

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

Yo os maldigo, jodíos móviles

No sé si os acordáis de Charlton Heston en El Planeta de los Simios en la escena final, más cabreao que una mona y “maldijiendo” a todos. Pues yo igual, maldigo a los móviles, que tienen la culpa de todo lo que sucede. Antes no había teléfonos inteligentes, ni siquiera un poco listos, y no pasaba lo que está pasando ahora. Si no, cómo os explicáis, que haya llegado Trump a ser Presidente. Pues por los móviles.

Y no sólo lo digo yo. También lo dicen los programas de la tele, y los de la radio y en los artículos de revistas y periódicos (por si no lo recuerdas, son esas cosas que venden en las tiendas con hojas… las lechugas, no, lo otro).

Pues eso, que lo dice todo el mundo. Todo el día nada más que “de mirar” el móvil y no hacemos otras cosas, no como antes que hacíamos…. por ejemplo… Dejadme pensar y ahora vengo.

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


CEO, Fundador, Máster del universo, Administrador y Portero Delantero o cómo darse importancia

¿Os podéis creer que hay gente que incluyen en sus CVs (también conocido como curriculucucú paloma) títulos, cursos, estudios que es probable, o muy posible, que no tengan o no hayan cursado nunca? Increíble, ¿Verdad? Hay algunos que incluso incluyen entre sus conocimientos habilidades que no tienen. Todos hemos leído en los curriculums, lo de nivel alto de inglés. Y ni nivel, ni alto, y lo más cerca de saber inglés es escuchar a Michael Robinson... en español. Con saber decir “gudmornin”, ya es nivel avanzado, si dicen “vulevú cuché avemua” ya tienen un francés nivel usuario. Hay algunos que acaban de montar su empresa y se hacen su tarjeta con más títulos que el Real Madrid y el Barça juntos. Son CEO, Fundador, “Entrepiernur”, Visionario, Máster del universo, Consejero y Máximo accionista de, pongamos, la empresa Pérez González y Asociados Cuando Los Haya SL. Pero hay otros, que no les gusta darse tanto pisto, o les da un poco de vergüenza mostrar todas sus habilidades y no incluyen to…

El infiernillo o no te deseo el mal pero ojalá vivas rodeado de gente que…

No sé cómo está el tema del cielo o el infierno ahora según la iglesia. Esto es como con los ministros de Educación, cada vez que hay uno nuevo cambian las leyes. Los papas hacen lo mismo. No hay cielo. Ahora sí, pero diferente, y sin San Pedro, ni San Miguel, ni ninguna otra cerveza. Ya no hay purgatorio. El infierno está privatizado y sólo funciona para los malos malísimos. Y así con todo.

Pero estoy convencido que hay un infiernillo. No me refiero al aparatejo este que servía para calentar leche, el café, o un huevo. Te recomiendo que lo uses con cuidado y que los huevos no sean de personas humanas. Es más como un sitio al que vaya gente que tampoco es que merezca un castigo divino, pero sí que se lleve un pequeño escarmiento. Un infierno pequeño. Como un rincón de pensar para los mayores, y que aprendan la lección.

¿Y quién merece ir al infiernillo? Yo voy a dar mis ideas y luego ya votamos entre todos para ver si les castigamos o no.Allá vamos.

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?

Según el mundo en el que vivas puede que las noticias más importantes sean que Cristiano Ronaldo se ha “enfurruñao” con sus compañeros. O que Isabel Pantoja sale de la cárcel. Que a Paquirrín, Pantojín Jr,  habría que meterle en la cárcel por la música que hace, y que la próxima semana seguiremos hablando del gobierno.


Pero en otros mundos, que también los hay, no saben si Paquirrín es el próximo Presidente. Si les dicen que Cristiano Ronaldo está en la cárcel, no sabrán de quién le hablamos y no les extrañaría que Pantoja fuera la máxima goleadora de la liga de fútbol, o participará en las próximas Olimpiadas o si se ha “enfurruñao”.

Las noticias que, como ahora se dice, hacen arder las redes, puede que no merezcan ni una línea en “The Country” (El País en Estados Unidos) o un comentario en “The Reason” (La Razón de UK)y ni siquiera dirán nada en “Antenna Three” de Australia. Mejor te cuento algunos ejemplos