Ir al contenido principal

Lo mío es peor y no digo nada

¿Os acordáis de cuándo éramos pequeños y cualquier herida, por pequeña que fuera, era la peor de todos los tiempos? Daba igual que fuera una rozadura en la rodilla. Que tu amigo se hubiera caído desde un quinto piso y se hubiera roto las piernas o los brazos… ¿Cómo vas a comparar? Lo de la rodilla es mucho peor.


Pues de mayores seguimos haciendo lo mismo. No hay peor dolor que el tuyo. De pequeños enseñábamos la rodilla. ¡O mejor! Un dedo. Y si llevaba una tirita, mucho mejor. Así podías ir mostrando el dedo a todo el mundo para que supieran que estabas sufriendo. Que tu dolor era el más doloroso. Y aunque no sabías expresarte, ahí tenías el socorrido “Mía, pupa”. Que no sólo significaba mira que herida tengo. Con esas dos palabras queríamos expresar todo nuestro dolor y solicitar atención. Pues ahora, seguimos poniéndonos tiritas… y eso que sabemos expresarnos.  


Ahora es la parte en la que desarrollo mi teoría. Que por supuesto es mucho peor que la tuya. ¡Dónde va a parar!

Me duele aquí… ¿Sólo ahí?

Y es que hay gente que tiene suerte. Sólo le duele en un sitio. No como a mí que me duele todo el cuerpo. Incluso fuera del cuerpo. Las rodillas, también los brazos, y los ojos, y las manos, con todos sus dedos… y además aquí tengo un padrastro que me va a matar. Da igual los calmantes que tome. No me calma nadie. Estoy mucho peor que Ana Torroja, toda la noche sin dormir.


Yo sí que no he dormido

Seguro que conoces a alguien que no ha dormido nada. Que tú le has visto roncando como un oso pardo y más frito que unos gatos en su cesta viendo el Tour a las cuatro de la tarde. Pero no, no ha dormido. Y claro, lo tienen que decir a todas horas. Menos por la noche, que es cuando les toca dormir, para levantarse por la mañana diciendo que tampoco han pegado ojo.


Ronquidos ¿Tu marido?

Tú no sabes lo que es roncar. Mi marido ronca mucho más, y mejor, y durante más tiempo. Y además canta al mismo tiempo. Pero no cualquier canción. Canta los grandes éxitos de la Tuna. Una noche te acuestas con él y sabrás lo que es bueno. Y serían capaces de hacerte dormir con su marido o con su mujer sólo para demostrarte que su pareja ronca mucho más y que por eso no duermen nada. No se te ocurra quejarte de los ronquidos… En general, no se te ocurra quejarte de nada por la cuenta que te trae.


Hablando de mi marido… o de mi mujer

Si alguien se queja de la parte contraria, Mr. Lo Mío es Peor siempre te va a ganar. Si tu mujer es vaga, la suya lo es mucho más. Si su marido es un triste, el suyo hace que una canción de Los Secretos te parezca que estás en el Carnaval de Río o en la Feria de Abril. Si tu marido es feo, él suyo es el hermano Calatrava que escondió la madre… Por cierto. ¿Quién decidió que uno de los dos era el guapo? ¿Y por qué el otro se dedicó a hacer todos los puentes iguales?


Tú no sabes lo que es la pobreza

Si alguien viene contando penas sobre pobreza, que gana poco dinero… Ahí está Don Usted no Sabe lo que es ser Pobre. Fíjate si seré pobre que a veces me muerdo la lengua para probar la carne. ¿Tu sueldo malo? Mientras no te toque poner dinero como a mí. Porque entre el IRPF, el VHS, la OTI y otras siglas que no sé para qué sirven, al final salgo perdiendo pasta.


¿Has dicho perder?

Hablarme de pérdidas a mí, que soy como Concha Velasco. Voy perdiendo todo. ¿Que tú has perdido a tu familia? Lo mío es mucho peor, yo he perdido a la mía… A ver si me explico. Seguir, siguen vivos, pero no sé dónde están. Yo creo que me evitan y se esconden… Y es que no es para menos.


Mejor no hablemos de la edad

Yo siempre más. Mucho más. Si alguien dice que tiene una edad, el otro tendrá 2 edades. O tres. El más mayor de todos…  Muy enfermo, pobre, sin poder dormir, con una vida matrimonial muy malísima, pero ahí le tienes, aguantando como un campeón con más años que el que pintó las cuevas de Altamira.


En mis tiempos

El tipo del que estamos hablando es el que empieza muchas de sus frases con EN MIS TIEMPOS… que son los mismos que los tuyos pero parece que haya vivido la Primera Guerra Mundial, la Segunda, y todos los capítulos de la Guerra de la Galaxias, en el orden que quieras… También te dirá lo de que él sí que sabe lo que es vivir una guerra. Al paso que llevamos y con los que hay mandando en el mundo me parece que todos vamos a vivir una guerra en breve. Como le dé al de Korea, al señor Un DosTrés, o como se llame, y al americano por apretar botones…. Alguien tiene que venir a poner paz.


¿A que conocéis a más de uno así? Señores y señoras que son siempre más. Mucho más. Te lo explican muy bien en este vídeo… Ellos sí que saben lo que era la pobreza. Y no exageran nada… Aunque seguro que hay gente que cree que lo suyo era mucho peor…




Comentarios

  1. Pues yo aconsejo parar un momento el sufrimiento y reir un ratito con el blog.

    ResponderEliminar
  2. Ya vemos que a los Monty Phyton no parece que nadie les supere, pero espera que te cuente yo mis penas... ¡¡ja, ja, ja!!
    Besotes

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

La generación gominola o estos chicos no aguantan ná

Los jóvenes de ahora no aguantan nada. Son muy blandos. Cuando yo era joven… Y detrás de estas tres frases prepárate para escuchar toda clase de exageraciones variadas.  Aunque esto no es nuevo. Va pasando de generación en generación.

Ya lo decía Aristó…. ¿O era Platon? Bueno, algún señor con barbas, túnica y sandalias que decían cosas que te hacían pensar.¿Te imaginas a Rajoy de esa guisa diciendo cosas que hacen pensar? El caso es que…

Como ya tengo una edad en la que puedo decir eso de que la juventud de ahora …. (inserte cualquier queja en la línea de puntos), yo también voy a aportar mis reflexiones. 

Vamos allá

Carta del Ministerio de Hacienda y otras 9 cosas que dan más miedo que Halloween

Ya os conté hace mucho, mucho tiempo, cosas sobre el Jalogüín, y cómo se había puesto de moda lo de que la gente se disfrazara de calabazas, te metieran un truco, y que los niños hicieran tratos… Quizá no sea exactamente así, pero ya sabéis a lo que me refiero.
Cuando en España no había McDonalds, sí amigos, éramos un país muy pobre, y las hamburguesas se llamaban filetes rusos (lo único ruso que nos dejaban hacer en aquel entonces), la noche de Halloween no había disfraces ni truco, ni trato, ni hostias. Y el día siguiente a llevar flores al cementerio. No me digáis que no da mucho más miedo que plantar tres telarañas y vestirte de bruja piruja (siempre quise escribir lo de bruja piruja todo junto).

Y es que no hace falta que sea Halloween ni que vengan los americanos a decirte cuándo pasar miedo. Como si no tuviéramos nosotros nuestras cosas para cagarnos por la pata abajo (en el extranjero no tienen una expresión que describa el terror mejor que esta). ¿Quieres ejemplos de cosas que…

Empanaos sin fronteras

Antes de nada vamos con la definición de empanao. Es muy probable que seas uno de ellos y no lo sepas. Es como los zombis, que no lo saben, como no tienen televisión ni van al cine... O los cansinos, que no se dan cuenta que lo son. La RAE recoge empanada mental como confusión de ideas, pero no define el término empanao.

No es aquel que está recubierto de pan rallado y huevo antes de realizar una fritura con aceite o estas guarrerías que hacen algunos con la mantequilla. Seguimos hablando de la cocina y freír cosas, que ya os veo venir y empezáis a imaginar a gente usando mantequilla para…. Paro que si no os lo estábais imaginando, ya os doy ideas. El caso es que un empanao es el que no se entera, el que está distraído, que está más pallá que pacá (esta definición no es la más técnica, pero es la que más se acerca a la definición real).

Y hay empanaos en todas partes del mundo. Aquí no hay discriminación por sexo, raza, religión, credo o avemaría cuando serás mía. ¿Pero cómo reconocerl…