Ir al contenido principal

Ven a la escuela de calor

¿Os acordáis de la canción de Radio Futura? Tiene que estar bien lo de ir a una piscina privada en la que las chicas desnudan sus cuerpos al sol. ¡Hace falta valor!


Pues ahora que estoy en el país donde fabrican la lluvia, también puedo decir que aquí también se está agustito. No os engaño ni me ha patrocinado el post la Oficina de Turismo de Irlanda. ¡Estamos a 26 grados y hay sol! Y dicen que por Inglaterra hay una “jit güeif”, que es ola de calor, pero ellos como son más sofisticados, lo dicen así.

Pero aquí no hay piscinas privadas, y si las hubiera o hubiese, serían climatizadas porque para utilizarlas un par de veces al año, no te vas a gastar la pasta en fruslerías (palabra casi tan bonita como bagatela, amén de sinónima).  Ni las chicas desnudan sus cuerpos al sol. Se ponen bikini y ese color níveo (nada de publicidad, es una forma de decir blanco, que os lo tengo que decir todo), pasa en cuestión de horas a color codillo.

¿Queréis saber más cosas sobre el calor en Irlanda? Probablemente haya poco que contar y no son muchas las ocasiones en las que se puede hacer, pero a ver qué me invento.

Sensación térmica
Aquí no es como en España que ahora mismo sería algo así: “Su puta madre que “caló” me quedo en casa o me meto en ElCortinglés”. Es más suave. Incluso si sales con una rebequita como recomiendan las madres (desconozco la postura de las madres irlandesas en este asunto, pero seguro que también lo harían), se está bien. Para que os hagáis una idea, la temperatura es la de los sitios de costa a la hora de salir con los niños a tomar el helado o la horchata. Se está bien, pero obligas a los infantes a ponerse algo encima con su consiguiente cabreo.

Colores
En las zonas de playa se ven los diferentes colores dependiendo del tiempo que se lleve veraneando. Esto se nota aún más en los cambios de quincena en los que se mezclan los primerizos y los avanzados. Los avanzados tienen color sobaco de grillo macerado y los primerizos acebrados (cara, cuello, brazos y piernas morenas y el resto blanco). Los guiris cambian también de color, de blanco a rojo, sin pasar por ninguna otra tonalidad. Amigos irlandeses, el rojo no pasa a bronceado. 


En las playas de Irlanda (son distintas a las que estamos acostumbrados en España, pero ya llegaremos a eso), los colores son diferentes.  Yo creo que eso que dicen de que los esquimales tienen más de 100 tonalidades para el blanco de la nieve, también puede aplicarse a las pieles irlandesas. Está el blanco nuclear, el blanco de la lejía que viene del futuro (¡Ya le vale a ésta. Venir del futuro y traer un detergente! ¿No podía traer los números del gordo de la lotería o los resultados de la quiniela?), y luego está el color de los irlandeses antes de pasarse por “Marbela”. Iniesta a su lado es hijo de Bill Cosby.


Top Less
No esperéis ver más carne que el “rosbif” que te pongas en tu emparedado (¡Qué me gusta esta palabra!). En general, llevan menos ropa a los pubs que a la playa. Y no es que no tengan que enseñar. Las irlandesas, en general, tienen muchas tetas. Me explico, que nos conocemos. Tienen las mismas que el resto de las mujeres, pero más gordas. Aquí el que se dedica al aumento de pecho, tiene que emigrar a buscar clientas fuera.

¿Sombrillas?
Vamos a ver, almas cándidas. Aquí hay paraguas, las sombrillas se vuelan. Para un rato que sale el sol, ¿te vas a tapar?  Si quieres un negocio con futuro, no te dediques a “sombrillero”, ni a aumentar pechos a irlandesas.



Playa de Greystones el sábado 6 de julio (suena bien, pero si lo traduces ya no mola tanto)

¡Caracoles!
Los irlandeses es ver el sol y salir a la calle es todo uno. Es como la canción que cantaban algunos de pequeños. Yo no, porque me daba vergüenza y siempre me ha parecido muy feo que te comparen a un bicho “arrastrao”, cornudo y baboso. Por muy cara que salga la baba del animal en cuestión. Os dejo la canción por si no la conocíais y así veis lo “animao” que es el chaval. Los niños se han quedado Sopinstant.


Vamos al chiringuito
En cualquier playa que se precie, hay un chiringuito. ¿Verdad? Pues no, aquí no hay. Tienes que traértelo todo de casa. No digo que esté mal, pero una cervecita siempre apetece… Yo creo que es para evitar que se ahoguen… bebiendo más de lo normal.

Usted no es de aquí
Si ves a alguien tapado con la toalla y no se mete en el agua es que no es irlandés. La temperatura del agua debe rondar los 10 grados bajo cero. No hay ni peces… o yo al menos no los he visto… los únicos que he podido ver por aquí están ya empanaos y los ponen con patatas.



Y ahora os dejo, que me voy a dar una vueltecita por la playa a ver si han cambiado de color los mozos y mozas. 

Comentarios

  1. ja ja ja
    Gracias por esta información porque mi hijo de va mañana a Dublín. Así que me voy pal Corte Inglés y le compro una rebequita de entretiempo. Con esa excusa ya no vuelvo hasta las 21 horas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre con una rebequita ;) La verdad es que no es normal el tiempo que está haciendo.

      Normalmente no hay mucho sol.

      Gracias por el comentario.

      Saludos!!

      Eliminar
  2. Pero, a ver Javier, ¿qué haces tú en Irlanda con lo bien que estarías en Madrid, boqueando a las cinco en punto de la tarde (cita lorquiana, pero me la apropio) con casi cuarenta grados de temperatura y una contaminación de las de romper los contadores de contaminantes? Un traidor, eso es lo que tú eres, poniéndonos los dientes largos con la rebequita (palabra hitchcockiana, pero ya que la popularizaron nuestras madres...).

    Yo también te dejo, pero para irme a la ducha.

    Besotes,

    Isabel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te digo donde estoy ahora, te pongo los dientes como Orantes y Santana juntos :-) Ya te contaré

      Eliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

10 cosas positivas de la caída de Whatsapp

¿No hay guasap? ¿Ni Instagram? ¿Qué se ha caído Facebook? ¿Desde muy alto? ¿Se ha roto? Es muy posible que vivas en otro planeta y no te hayas enterado de que la semana pasada Facebook, Messenger, Instagram y WhatsApp tuvieron algún problemilla durante unas horas. La gente entró en pánico. Hubo familias que no pudieron ver el último vídeo del nieto tirando los macarrones. ¿Cómo sabremos ahora si toda esa gente que publica fotos de comida está viva? Personas que no pudieron criticar al partido al que nunca votarán… Incluso alguno tuvo que hablar, ¡en persona! con sus amigos. Pensaréis que exagero, pero hubo gente que descubrió cómo funcionaba un libro. Que en su casa vivía más gente, sí, personas humanas, incluso que se puede vivir sin tener que contestar en menos de un minuto a ese mensaje poniendo jajajaja (los hay que ponen ajajajaj y no se sabe si están riendo o ahogándose). Es mejor pensar en positivo, nunca en negativo. No hay necesidad de pasar un mal rato. Y como todo tiene su pa…

¡Qué haríamos sin vosotras! 10 cosas que existen gracias a las mujeres

¡Menuda historia! ¡Qué injusta ha sido con las mujeres! Los historiadores venga a hablar de señores que han hecho poco, tirando a nada. Por ejemplo, la de reyes que hay en los libros de historia. Todos con el mismo nombre, pero con su numerito (como las señoras mayores en el mercado… cuando no se cuelan). Felipe I, II, III, VI (el del Atleti Ortiz) y González (no es rey pero vive mejor que ellos), o Papas... Hay hasta 16 Benedictos y 23 Juanes... ¿Y las mujeres qué? ¿Cuántas Juanas famosas hay? Sólo dos. Una que terminó loca del todo y la otra, la del arco (y sin flechas), quemada en la hoguera. Qué malamente se portan con las mujeres.

Como os iba diciendo, no se ha dado importancia al papel de la mujer en la historia. Han pasado de vosotras completamente. Si no fuera por las mujeres, el mundo sería muy distinto. Y no es sólo con vuestro papel de madres, que también. Es mucho más que eso. Y como alcalde vuestro que soy, os voy a dar la explicación que os debo.


Imaginad por un momento qu…

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


Estar malito no es estar o cosas que pasan cuando estás enfermito

Dicen que el cuerpo humano es muy sabio. No sé en qué se basan, pero hay gente muy lista que lo dice y tampoco es plan de empezar el año (por cierto ¡Feliz 2016!) llevando la contraria a la gente. Pues debe ser el cuerpo de los demás, porque lo que es el mío no es muy listo que se diga. ¿Pues no va y se pone malo en vacaciones? En plenas Navidades, cuando más rico está todo, y te pones hasta arriba de turrón, mazapán, y bolitas de anís (como el ratón de Susanita).
Y es que estar malito no es estar. Como la canción de Sergio Dalma. Y cuando te encuentras mal se te pone la misma voz que al cantante de canciones musicales. Ronca, muy ronca. Pero no tienes ganas de cantar, ni de bailar pegado, ni despegado, ni ná de ná.

Y es que una navidad sin un constipado, una pequeña gripe, una indigestión, resaca o aunque sea un padrastro, no es Navidad. ¿No os habéis fijado que en le tele sólo había anuncios de colonia o de medicinas? Casi todas para gente con la nariz tapada. La colonia para oler b…

San Patricio ¿Por qué?

No era irlandés, no se llamaba Patricio y los méritos que se le atribuyen tampoco están muy claros. Nació en Escocia, se llamaba Maewyn y lo de expulsar a las serpientes de la verde Irlanda… hummm. Es como si a San Isidro le atribuyéramos que expulsó a los canguros de Madrid, a San Fermín que no haya llamas en Pamplona o a San Mamés que hayan desaparecido los diablos de Tasmania de la ría de Bilbao.
¡Empezamos bien!  De verdad que no tengo nada en contra de este hombre. Es más, incluso me cae bien, como casi todos los santos, sobre todo si en su día es festivo.  No he tenido el gusto de conocerle, y me parece estupendo que sea un día dedicado para darse a la bebida (como los peces del Villancico, los irlandeses beben y beben y vuelven a beber… y no sólo durante San Patricio), pero creo que nos estamos pasando con la celebración.  Es una de las fiestas más internacionales del mundo y se me ocurre porqué.  Básicamente consiste en hacer un desfile con gente vestida de verde y beber (alco…

10 superpoderes que me gustaría tener

Hace tiempo os decía que no me gustan los superhéroes. Sigo en mis trece. No me gustan. Ni ellos, ni sus películas, ni sus series de televisión, ni los cómiz (sí, lo escribo como suena, ¿qué pasa?), ni sus trajes, ni sus problemas y movidas. Que todos tenemos problemas y no vamos disfrazados de mamarrachos por la calle… ¿o sí?

Sinencambio (también se escribe como suena… mal, pero así suena), sí me gustaría tener algunos de sus superpoderes. Y no, seguro que no acertáis con mis preferidos.
Estoy convencido de que todo el mundo diría que le gustaría volar (pues no hace frío arriba), o ser invisible (y nada más que los utilizaríais para hacer maldades o ver a la gente sin ropa ni nada) o tener la fuerza de los mares, o el ímpetu del viento (creo que me estoy confundiendo de canción).

¿Quieres saber qué superpoderes me pido? Vamos allá.