Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como palabras

¿Mil palabras o una imagen? Ni lo uno, ni lo otro

Imagen
Normalmente los post suelen tener unas mil palabras de media. Que pueden parecer muchas pero es que hay algunas que se repiten, o sea que tampoco tiene tanto mérito. 
Se suele decir que una imagen vale más que mil palabras. No es que vaya a poner solo una imagen en el post y santas pascuas plin. Tampoco voy a poner mil imágenes, que ya sería una película en vez de un blog. Con poco presupuesto eso sí. Una película de Cinexín… Cinexín Zidane (tenía que hacer la broma). Perdón Zinedine, no tenía intención de ofender.  El post de hoy va a bajar la media de palabras eso sí. Y es que quería ilustrar algunas de las cosas que pasan con el blog. ¿Listos? Cuando pienso en qué cojones voy a escribir Cuando ya sé sobre qué voy a escribir Cuando empiezo a escribir Cuando leo por primera vez lo que he escrito Cuando se me ocurre un chiste Cuando lo escribo y releo la frase Cuando pienso en meter algo de política, religión o fútbol Cuando llevo más de medio post y me acuerdo de que ya he escrito sobre ese te…

El mundo es mucho mejor con estas palabras y frases

Imagen
Ya sabéis que me gustan las palabras. No todas, que hay algunas feas y esas no se dicen. Y otras que tampoco se dicen son las palabras grandes, las palabrotas, pero esas no las digo porque me enseñaron de pequeño que está muy feo y claro, yo siempre hago caso.

Pero las bonitas hay que decirlas más. Incluso dedique un par de capítulos a algunas de mis palabras favoritas, de la A a la M, entre las que se encuentra birlibirloque, estupefacto y lepidóptero… y de la N a la Z. Algunos ejemplos son pepitoria, tiquismiquis, vesícula… Más bonitas que un cesto lleno de gatos.

Pero hay otras palabras que hacen que el mundo sea mucho mejor. He aquí un ejemplo.
Yo no he ido nunca a Nairobi, pero sí me he montado en una bici epiléptica en el “ginasio”.
Vamos con algunas de estas palabras que hacen que el mundo sea maravilloso.

Palabras equivocadas o que no significan lo que deberían

Imagen
Creo que es momento para utilizar este blog para denunciar hechos que están sucediendo desde hace mucho tiempo y que nadie, repito NADIE, está haciendo nada para solucionarlo. (Léase con tono de indignación, como si te importara de verdad lo que estás leyendo)

Siempre he sido una persona que me ha gustado luchar contra la injusticia y espero que me apoyéis en este tema. Necesitamos acabar con cosas así. Como ya habréis visto en el título me gustaría convencer a una serie de palabras que reconsideren su actitud y que de una vez por todas, signifiquen lo que tienen que significar. ¿Quién está conmigo?



Espero que los señores y señoras de la RAE se tomen su trabajo con seriedad y tomen nota sobre lo que ya es un clamor en las redes (igual clamor es algo exagerado, pero hay que meterles presión).  


Estas son las palabras que deberían deponer su actitud y cambiar de significado

Mis palabras favoritas. Capítulo II, de la N a la Z

Imagen
En el capítulo anterior (léase con voz de locutor de televisión) hablábamos de mis palabras favoritas. Ya sé que es un poco egoísta por mi parte, pero es que si os tengo que ir preguntando uno por uno para elegir las palabras más bonitas, no termino nunca. Fíjate el lío para elegir gobierno, como para llegar a ponernos de acuerdo con las palabras, con todas las que hay. Es entre el Cola Cao y Nesquik y la gente se mata…


Pues eso, que me lío y al final no os cuento mis palabras favoritas. Vamos con la segunda ronda de palabras.

¿Sabes que hay un montón de cosas que no sabemos?

Imagen
No sé si os pasa lo mismo, pero yo es oír ¿sabías qué? e inmediatamente soy todo oídos. Lo que venga detrás ya da un poco igual. Puede que sea un cotilleo o un dato  interesantísimo, me da lo mismo. Tengo los oídos, y las orejas, abiertas. 

Somos curiosos por naturaleza. No lo podemos evitar. Los hay que además de curiosos, son también cotillos, pero eso es otra historia. Aunque no a todo el mundo le atraen las mismas cosas, a todos nos interesa algo. Puede que te de igual lo que se publica en una revista del corazón, o en un periódico deportivo, pero basta con que una frase empiece por “sabías qué” y todos, de una manera o de otra, le prestamos atención.

En el post de esta semana os voy a hablar de esas cosas inútiles que me gustaría saber. También me encantaría saber algunas cosas útiles, pero ya me pasé estudiando mucho tiempo y me he dado cuenta de que no se puede saber de todo.