Ir al contenido principal

El mundo es mucho mejor con estas palabras y frases


Ya sabéis que me gustan las palabras. No todas, que hay algunas feas y esas no se dicen. Y otras que tampoco se dicen son las palabras grandes, las palabrotas, pero esas no las digo porque me enseñaron de pequeño que está muy feo y claro, yo siempre hago caso. 


Pero las bonitas hay que decirlas más. Incluso dedique un par de capítulos a algunas de mis palabras favoritas, de la A a la M, entre las que se encuentra birlibirloque, estupefacto y lepidóptero… y de la N a la Z. Algunos ejemplos son pepitoria, tiquismiquis, vesícula… Más bonitas que un cesto lleno de gatos.


Pero hay otras palabras que hacen que el mundo sea mucho mejor. He aquí un ejemplo.

Yo no he ido nunca a Nairobi, pero sí me he montado en una bici epiléptica en el “ginasio”.

Vamos con algunas de estas palabras que hacen que el mundo sea maravilloso.


Vesícula vs basílica

Por un lado tenemos la vesícula, también conocida como, visícula o  versícula, Por otro está biliar, que no tiene nada que ver con el juego de dar con un palo a las bolas. Si juntamos la vesícula con biliar, podemos encontrarnos con una iglesia en Palma de Mallorca, o lo que viene siendo la basílica balear, de la que sufren buena parte de la población, independientemente de la comunidad autónoma en la que se encuentre. ¡Qué bonito sería tener en nuestro cuerpo una basílica balear! Hasta los extranjeros, pueden verse afectados.


Partes del cuerpo que no existen pero deberían

¿Sabías que en la columna tienes unos huesos que se llaman “verticales”? En tu columna, sí, de ahí su nombre, columna vertical, como la mayoría de las columnas. Y cuando te duelen las verticales, estás jodido, no hay médico que te cure… Ni siquiera el “Doctor Rino” que es el médico del oído y la nariz, y no sé qué más cosas. El segundo apellido es aún más difícil, Laringólogo. Doctor Rino Laringólogo. Va a ser vasco, o griego, que también tienen nombres largos.


Es menos grave si tienes un quince en el tomillo, o que te operen de tataratas o tener “día betis” (que debe ser un ataque de pasión por el equipo verdiblanco… manque pierda.  


Pantalones “asustados”

La moda esta de los jóvenes que se ponen los pantalones tan apretados, que no tienen ni hueco para meter los pies ni nada, esos famosos “pantalones de piquillo”… Les deben llamar así porque van rellenos, de gente. Aun así, mucho mejor que lo de los pantalones cagaos… Llegará un momento en que los llevarán así.


Y la culpa la tiene la drogaína

Porque eso sí, toda la culpa la tiene la droga. Aunque están intentando sacar bebidas como los refrescos Light sin “cocaína”, para poder dormir, que digo yo, que si es por dormir, igual sería mejor que le echaran algo de droja. Que se lo pregunten al que se la echaron en el colacao.


La pristitación

Si no fuera porque no existe, entraría en mi lista de palabras favoritas, junto a “veraneario” que es donde va la gente a darse aguas terminales. No sé yo si me acercaría a tomar esas aguas, pero serían buenas para curarse del “exprés”, que la gente joven anda siempre quejándose.


Hacerte un “piscis”

¿Sabéis lo que está de moda ahora? Pues ponerse tatuajes por todo el cuerpo y hacerse piscis. Venga a pintarse y hacerse agujeros, que si un piscis en la lengua, en los labios otro en el ombligo, en las cejas… Que van como la Vaca que ríe… hechos un “ecce mono”. Más feos que el de la señora Cecilia en Borja.

Y todo por no comer como dios manda

Porque ahora es todo comida rápida, “fasfú” lo llaman, no hay paciencia para cocinar. Aunque fuera hacer un cocido en una olla “estrés”, que se pueden encontrar en cualquier supermercado tipo “Maradona, y comprar “pan de borde”, “pitisus”, “Chochocrispis”, “Gofres de Kellogs” … todo de la marca “Arrendado”. No estoy seguro si la podrás comprar en el “Eloy Merlín”.


Otros sitios donde comprar

Lo hacen para que nos equivoquemos, todos nombres extranjeros. De Alcampo lo pasan a “Aután”. En vez de Media Markt, debería ser Marimar, porque yo no soy tonto, o “Pagamenos” en vez de Ahorra más y poder comprar todo con los “corticoides” de “elcortinglé”, hasta en “Declatón”. O con la tarjeta del BMW, que mola mucho más que el BBV. Aún mejor, te declaras “absorbente” y no pagas a nadie…


Se acabaron los minutos de publicidad

Al final ni me van a pagar por darles publicidad a todas estas marcas y me puedo meter en un berenjenal (me encanta la palabra y la expresión). Y vamos también con la gente y los programas de la tele. Por ejemplo uno que está de moda es el de Manchester, en su edición de famosos, junior o “gente corriente y mondadiente”. Películas antiguas con “Clargable”, “Genequelli”, “Sinconery”… O noticias, de esas que te dicen que ha habido un “salami” en Japón (mucho más bonito que un tsunami), o que nos visita “Jesulín de Jordania”, o que volverá el señor “Puchinbol” de Bruselas, “brikingnius” las llaman.


Si encontráis más palabras ya me vais diciendo. Que ya es tiempo de despedirse y como dicen los ingleses, es hora de decir pay pay…


¿O no se dice así?



Comentarios

  1. Tienes razón en que el mundo es mucho más bonito con ese buen montón de palabras que pones de ejemplo.
    Besotes,
    ibb

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

La generación gominola o estos chicos no aguantan ná

Los jóvenes de ahora no aguantan nada. Son muy blandos. Cuando yo era joven… Y detrás de estas tres frases prepárate para escuchar toda clase de exageraciones variadas.  Aunque esto no es nuevo. Va pasando de generación en generación.

Ya lo decía Aristó…. ¿O era Platon? Bueno, algún señor con barbas, túnica y sandalias que decían cosas que te hacían pensar.¿Te imaginas a Rajoy de esa guisa diciendo cosas que hacen pensar? El caso es que…

Como ya tengo una edad en la que puedo decir eso de que la juventud de ahora …. (inserte cualquier queja en la línea de puntos), yo también voy a aportar mis reflexiones. 

Vamos allá

Carta del Ministerio de Hacienda y otras 9 cosas que dan más miedo que Halloween

Ya os conté hace mucho, mucho tiempo, cosas sobre el Jalogüín, y cómo se había puesto de moda lo de que la gente se disfrazara de calabazas, te metieran un truco, y que los niños hicieran tratos… Quizá no sea exactamente así, pero ya sabéis a lo que me refiero.
Cuando en España no había McDonalds, sí amigos, éramos un país muy pobre, y las hamburguesas se llamaban filetes rusos (lo único ruso que nos dejaban hacer en aquel entonces), la noche de Halloween no había disfraces ni truco, ni trato, ni hostias. Y el día siguiente a llevar flores al cementerio. No me digáis que no da mucho más miedo que plantar tres telarañas y vestirte de bruja piruja (siempre quise escribir lo de bruja piruja todo junto).

Y es que no hace falta que sea Halloween ni que vengan los americanos a decirte cuándo pasar miedo. Como si no tuviéramos nosotros nuestras cosas para cagarnos por la pata abajo (en el extranjero no tienen una expresión que describa el terror mejor que esta). ¿Quieres ejemplos de cosas que…

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.