¿Mil palabras o una imagen? Ni lo uno, ni lo otro

Normalmente los post suelen tener unas mil palabras de media. Que pueden parecer muchas pero es que hay algunas que se repiten, o sea que tampoco tiene tanto mérito.  

Se suele decir que una imagen vale más que mil palabras. No es que vaya a poner solo una imagen en el post y santas pascuas plin. Tampoco voy a poner mil imágenes, que ya sería una película en vez de un blog. Con poco presupuesto eso sí. Una película de Cinexín… Cinexín Zidane (tenía que hacer la broma). Perdón Zinedine, no tenía intención de ofender. 
El post de hoy va a bajar la media de palabras eso sí. Y es que quería ilustrar algunas de las cosas que pasan con el blog. ¿Listos?
Cuando pienso en qué cojones voy a escribir
Cuando ya sé sobre qué voy a escribir
Cuando empiezo a escribir
Cuando leo por primera vez lo que he escrito
Cuando se me ocurre un chiste
Cuando lo escribo y releo la frase
Cuando pienso en meter algo de política, religión o fútbol
Cuando llevo más de medio post y me acuerdo de que ya he escrito sobre ese tema
Cuando se me ocurre otro tema y comienzo a escribir 
Cuando el post se escribe casi solo
Cuando pienso en cómo voy a terminarlo…  

Cuando lo termino
Cuando lo reviso
Cuando estoy a punto de publicarlo
Cuando me imagino que lo estáis leyendo 

Cuando realmente acabáis de leerlo 

No, en serio… cómo creo que lo estáis leyendo 

Cuando veo que compartís el blog en redes sociales 
Cuando ponéis comentarios en el blog 
Cuando ya ha pasado una semana y hay que escribir un nuevo post 
¿Os podéis creer que siendo el post más corto ha sido el que más tiempo me ha llevado escribir?




Comentarios

Entradas populares de este blog

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

Yo os maldigo, jodíos móviles

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?