Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como café

Consejos para nuevos ricos

Imagen
Me encantaría que hubiera un programa de televisión para dar consejos a la gente que tiene mucho dinero. Le llamaría “Ricomanía” y habría una sección en el que te contaran cómo gastar el dinero, los “Riconsejos”. Alguno estará pensando que sería mucho mejor otro programa dando consejos para tener mucho dinero, pero eso ya está inventado. Basta con trabajar muy duro. Ya imagino que si dependiera de vosotros, el primer consejo sería que repartieran la viruta entre todos. Sería precioso, pero es posible que no estén por la labor. Algunos ricos son muy suyos… Ya os conté hace tiempo qué haría yo si fuera o fuese rico. Eso de ser una persona de posibles tiene que estar bien. Pensándolo bien, no sé por qué se llaman gente de posibles a los ricos, si a veces son imposibles. Yo mismo soy un tío con posibles. Es posible que me vaya de vacaciones, o es posible que este mes se joda la nevera y no me vaya de vacaciones. El caso es que tengo un amigo muy rico, pero de los que no comparten. Cuando juga…

Bares, qué lugares

Imagen
Una de las cosas que echas de menos cuando sales de España son sus bares. Que no es que no hayan puesto sitios en el extranjero para tomar un café, o una cerveza con los amigos, pero no hay torreznos, ni señores leyendo el Marca, ni otras muchas cosas que echas de menos de los bares, qué lugares, tan gratos para conversar. Yo soy un poco como los señores de la canción, que también me gustan los bares. Calor, amor y bar. Deben ser las primeras palabras que aprenden los guiris. ¿Dónde mejor que un bar para practicar la frase preferida de los señores que vienen del extranjero a un país en el que se hable español? “Dous cervezas” por favor. Hace poco entré a tomar un café en uno de esos bares típicos, de los de toda la vida. Un bar al “azahar”. Sólo quería que hubiera café… y me di cuenta que hay mucho más que café, y que los echo de menos más de lo que yo creía. Hoy te cuento por qué los echo de menos.

Cosas que no sabías del café porque puede que no sean ciertas

Imagen
El mundo del café es apasionante. Hay gente que hasta le quita el sueño. A otros les pone de los nervios. Incluso hay personas que necesitan al menos un café para ser personas. No deja indiferente a nadie. Alguno hasta lo odia y prefiere tomar té, que ya hay que odiar algo para tomar eso.

Hay locales, que aunque no sólo expendan (qué me gusta la palabra expender) café, se llaman cafeterías o cafés a secas. Incluso hay máquinas expendedoras (veis como hay que utilizar más esta palabra) de algo que parece café pero no os dejéis engañar. Todo un mundo lo del café. Y por eso me he animado a contarte la historia del café desde antes incluso de que hubiera café.
Esperad un momento que me pongo un café y empezamos. Por cierto, ¿Se dice cafelito o cafetito? Yo por si acaso no lo digo que me suena un poco gominola la expresión.

Todos los días deberían ser el día de dar las gracias

Imagen
Dentro de poco los estadounidenses celebran el día de dar las gracias. Ellos lo llaman Thanksgiving. Giving es gracias y thanks, de nada (ya verás cómo viene alguien a decirme que estoy equivocado). Es una comida en la que se juntan todos a la mesa a comerse un pavo relleno de más pavo y bendicen la mesa y el pavo y se pasan la mermelada de arándanos y las mazorcas de maíz y se dan abrazos de medio lado.


En otros países también somos de dar las gracias, pero no nos comemos un pavo. Y como dicen que es de bien nacidos el ser agradecidos yo voy a dedicar este post a dar las gracias. A cosas y cosos, y personas y personos. Sin tener que hacer sufrir a ningún bicho, ni a un pavo, ni al arándano, ni a los abrazos de medio lado.
Vamos a dar las gracias a:

Despreciados sin fronteras

Imagen
Hace tiempo leí en El Mundo Today, uno de los medios online que menos mienten, una noticia que me dejó meditabundo. No os preocupéis, he ido al médico, y me ha dicho que no es nada; que meditabundo significa que me dejó cavilando, pensando y meditando en silencio. No confundir con meditamundo, que se refiere al que está cavilando, pensando y meditando en silencio, pero fuera de su país, en otro sitio.

La noticia en cuestión era que una taza de café sospechaba que había sido pedida solo para poder pasar al lavabo del bar. Me dio muchísima pena pensar en aquella taza. Utilizada, con una vida que podría no haber tenido sentido. Lo peor de todo es que no es un caso aislado, y no son sólo tazas de café. También los vasos de agua han sufrido esta injusticia en algún momento. Gente sin ninguna consideración por los sentimientos de los demás. 

Ya sé que es un grito en el desierto y que muy poca gente compartirá este sentimiento, pero al menos, desde aquí, quiero homenajear a todos esos objetos…

10 Cosas difíciles de explicar.

Imagen
Si esperáis que os explique el origen del universo, de dónde venimos, a dónde vamos, qué número de la lotería saldrá este año, cómo tienen tanta caradura los políticos, ya sabéis; lo que de verdad importa, no estáis de suerte.


No os voy a engañar. No tengo ni idea de las respuestas. Ya dediqué un post a las grandes preguntas de la humanidad, pero creo que no eran las que estabais esperando. Vamos a probar de nuevo y ver si me podéis echar un cable y entre todos desfacemos entuertos (no tengo ni idea de lo que significa, pero suena antiguo y me hace parecer culto). 
Yo sólo os voy a proponer cuestiones, algunas históricas y otras que no tienen la mínima importancia (casi todas) que son difíciles de explicar. Vamos a por ellas.