Ir al contenido principal

Consejos para nuevos ricos

Me encantaría que hubiera un programa de televisión para dar consejos a la gente que tiene mucho dinero. Le llamaría “Ricomanía” y habría una sección en el que te contaran cómo gastar el dinero, los “Riconsejos”.
Alguno estará pensando que sería mucho mejor otro programa dando consejos para tener mucho dinero, pero eso ya está inventado. Basta con trabajar muy duro.
Ya imagino que si dependiera de vosotros, el primer consejo sería que repartieran la viruta entre todos. Sería precioso, pero es posible que no estén por la labor. Algunos ricos son muy suyos…
Ya os conté hace tiempo qué haría yo si fuera o fuese rico. Eso de ser una persona de posibles tiene que estar bien. Pensándolo bien, no sé por qué se llaman gente de posibles a los ricos, si a veces son imposibles. Yo mismo soy un tío con posibles. Es posible que me vaya de vacaciones, o es posible que este mes se joda la nevera y no me vaya de vacaciones.
El caso es que tengo un amigo muy rico, pero de los que no comparten. Cuando jugamos al mus, le pide a su mayordomo que reparta las cartas. Pero hoy se siente generoso va a compartir algunos “riconsejos” con todos vosotros. Por si acaso os toca alguna herencia, el euro millón, muchas quinielas juntas (una no da para ser millonario).
Aquí van algunos “riconsejos” para gastarte el dinero.
Despertador
Seguro que hay modelos (de despertador) bañados en oro y piedras muy bonitas, yo diría que hasta preciosas. Y con muchos sonidos incorporados y con luces. Lo que tú quieras, pero yo he optado por el modelo Rosalía. No sé si os suena… (si estáis en este planeta, seguramente sí). El caso es que le he dicho que se pase a la muchacha acompañada con las que dan las palmas por mi casa sobre las 10 y media. Tampoco es cuestión de molestar demasiado. Y que me despierten con lo del cucú trás trás de la canción.
La hora del desayuno
Me gustan los productos frescos y por eso a la hora del desayuno le pido al señor Kellogs que me tenga recién hechos los “crispis”. Que del día anterior ya no saben igual. Y con leche de almendra fría (la leche, que la almendra da igual la temperatura. Tampoco es cuestión de ponerse exquisito). La leche de vaca me da un poco de cosa. Un día vi de dónde la sacaban, y prefiero que ordeñen a las almendras. Me parece más higiénico.
Un bañito
Aunque parezca un tipo normal, también me gusta darme algún capricho que otro. Me gusta mucho el Caribe, el color de sus aguas y sobre todo la temperatura. Lo que no me gusta tanto es viajar y por eso siempre pido tener agua del Caribe, pero nada de la zona de Cuba, que por lo visto allí se baña gente y me han dicho que muchos son comunistas. Si os estáis preguntando si la imagen de abajo es mi piscina, estáis en lo cierto. En algún sitio tendré que colgar las toallas ¿no?
Mens sana culito de rana
No me hagáis mucho caso. Pero es algo así. El caso es que no hay que olvidarse de cultivar el cuerpo. La mente ya la cultivan otros y para eso les pago. Y a los del cuerpo también. El gimnasio no es lo mío y tengo contratado a un señor que hace flexiones, muchas y muy rápidas, y corre maratones. Es que a mí lo de sudar, me parece una ordinariez.
Hay que estar al día
Es momento de enterarse de qué pasa por el mundo. Una vez hecho ejercicio, antes de la comida me dispongo a leer las noticias. En realidad me las leen. Mi amigo Mark. Sí, Zuckerberg en persona me lee todo Facebook, de pé a pá. Bueno, todo, todo no. A mí me quita los anuncios. Está disponible las 24 horas. Nunca se sabe cuándo hay que poner un comentario en las redes sociales. Y llama por teléfono a mis amigos para darles un me gusta, o enviarles un corazón. Los periódicos me los lee Iñaki Gabilondo. Cuando quiero encontrar alguna cosa llamo directamente a los de Google y ya me traen lo que necesito. Si por cualquier cosa tengo un problema con el ordenador, me lo arregla Bill, que tenemos una amistad de hace muchos años.
Habrá que ir comiendo
No sé si os he dicho que no me gusta salir demasiado, aunque a veces voy a algún restaurante. Si me gusta, me lo compro, todo. O sólo al cocinero. ¿Por qué creéis que Ferrá Adriá anda tan callado? Le tengo en casa haciéndome esferificaciones de cocido madrileño o emulsiones de paella valenciana. Todo sin calorías, sin aditivos, con casei inmunitas, ph neutro y respeta la flora y la fauna bacteriana.
A descansar, que todos los caprichos no se pueden dar
Y ahora, un merecido descanso. Me pongo el pijama de las siestas, que se diferencia del de dormir, porque es más corto, y me meto en la cama. En la de las siestas, por su puesto. Depende de cómo me sienta, me duermo con una canción u otra. Siempre baladas, y le pido a Scorpion que me cante alguna balada, o a Sergio Dalma, Beyonce… Alguna vez ha venido Bisbal, pero se pone a dar vueltas, me marea y ya no me puedo dormir.
Cafetito
Nada más despertar de la siesta, sobre las 6 más o menos, me gusta tomarme un cafetito. Estaréis esperando que diga que me lo trae George Clooney. Soy más de Robert de Niro, pero tampoco le pido el café a él, tampoco hay que abusar. Para eso soy más tradicional y lo pido de Colombia y a veces viene el burro de Juan Valdés. Su café está exquisito, pero nunca fue un hombre brillante.
Un ratito de tele
Los documentales de animales me encantan. Pero los que más me gustan son los de la BBC, en español, que yo soy muy español y además no tengo ni idea de inglés. Tengo al señor Attenborough aprendiendo español para que me los cuente con pelos y señales. A veces también veo el Hormiguero, pero sólo la parte de las hormigas y de los experimentos, que Pablo Motos se me hace muy pesado. Como el telediaro es un poco tostón, le pido a Ana Blanco, a Pedro Piqueras y a Matías Prats, que me hagan un resumen.
Meditar
Me encanta meditar. Poner la mente en blanco se me da bien, pero necesito una ayudita. Tengo a los niños cantores de Viena para que me pongan en situación. No saben una palabra de español los pobres, pero el om, lo bordan. He probado con otros niños cantores, como los de San Ildefonso, pero a veces se despistaban.
¿Trabajo?
 Os estaréis preguntando que cuándo trabajo. A ver si os habéis creído que esta fortuna se puede hacer trabajando. No me extraña que sigáis siendo pobres. Os lo creéis todo. ¡Sois tan monos!
Si queréis consejos sobre cómo llegar a ser millonario habéis venido a mal sitio. Aquí iba a estar yo compartiendo

Comentarios

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?

Según el mundo en el que vivas puede que las noticias más importantes sean que Cristiano Ronaldo se ha “enfurruñao” con sus compañeros. O que Isabel Pantoja sale de la cárcel. Que a Paquirrín, Pantojín Jr,  habría que meterle en la cárcel por la música que hace, y que la próxima semana seguiremos hablando del gobierno.


Pero en otros mundos, que también los hay, no saben si Paquirrín es el próximo Presidente. Si les dicen que Cristiano Ronaldo está en la cárcel, no sabrán de quién le hablamos y no les extrañaría que Pantoja fuera la máxima goleadora de la liga de fútbol, o participará en las próximas Olimpiadas o si se ha “enfurruñao”.

Las noticias que, como ahora se dice, hacen arder las redes, puede que no merezcan ni una línea en “The Country” (El País en Estados Unidos) o un comentario en “The Reason” (La Razón de UK)y ni siquiera dirán nada en “Antenna Three” de Australia. Mejor te cuento algunos ejemplos

¡Qué haríamos sin vosotras! 10 cosas que existen gracias a las mujeres

¡Menuda historia! ¡Qué injusta ha sido con las mujeres! Los historiadores venga a hablar de señores que han hecho poco, tirando a nada. Por ejemplo, la de reyes que hay en los libros de historia. Todos con el mismo nombre, pero con su numerito (como las señoras mayores en el mercado… cuando no se cuelan). Felipe I, II, III, VI (el del Atleti Ortiz) y González (no es rey pero vive mejor que ellos), o Papas... Hay hasta 16 Benedictos y 23 Juanes... ¿Y las mujeres qué? ¿Cuántas Juanas famosas hay? Sólo dos. Una que terminó loca del todo y la otra, la del arco (y sin flechas), quemada en la hoguera. Qué malamente se portan con las mujeres.

Como os iba diciendo, no se ha dado importancia al papel de la mujer en la historia. Han pasado de vosotras completamente. Si no fuera por las mujeres, el mundo sería muy distinto. Y no es sólo con vuestro papel de madres, que también. Es mucho más que eso. Y como alcalde vuestro que soy, os voy a dar la explicación que os debo.


Imaginad por un momento qu…

Cosas de los americanos

Según los americanos muy americanos, el resto de americanos deberían irse fuera de América… Aunque los otros sean más americanos y desde hace mucho más tiempo.
A ver si me explico. En el post de hoy os voy a contar cosas de los americanos de Estados Unidos. No de todos y cada uno de ellos porque sería un post larguísimo y tampoco los conozco a todos. En mi defensa tengo que decir que tenerlos a todos de amigos de Facebook no sería muy práctico… Roberto Carlos, el que no jugaba al fútbol, decía que quería tener un millón de amigos, pero es que 300 millones (4 mil billones, según los organizadores), ya me parecen muchos para invitarles a un cumpleaños.
A pesar de no conocerlos a todos, me voy a arriesgar y os voy a contar algunas cosas sobre ellos.
Son grandes Muy grandes. Muchos de ellos son 3D. Alto, ancho y más anchos. Por eso necesitan esos coches tamaño autobús. Como tuvieran que aparcar en Toledo con un coche de los suyos, iban listos. Y es que no son mucho de andar, ni de hacer ejerc…

Vuelve la vuelta al cole

Quizá el título no lo aprobarían en un periódico serio. También es verdad que cada vez quedan menos periódicos serios. Realmente,  tampoco es que haya demasiados periódicos y es mejor no tomarse las cosas demasiado en serio.
El caso es que estamos otra vez con la vuelta al cole. Cualquier producto es bueno para aprovechar la idea. Aquí no tenemos muy claro cuál es el público potencial. ¿Los padres? ¿Los profesores? ¿Los tiernos infantes? El caso, es que no está mal de precio.


Hoy vamos a hablar de las cosas que pasan cada vez que nos referimos a la vuelta al cole. Es como la vuelta a España. Tiene cuestas, gente sufriendo, uniformes… pero aquí no te puedes echar la siesta como cuando ves el ciclismo.

10 superpoderes que me gustaría tener

Hace tiempo os decía que no me gustan los superhéroes. Sigo en mis trece. No me gustan. Ni ellos, ni sus películas, ni sus series de televisión, ni los cómiz (sí, lo escribo como suena, ¿qué pasa?), ni sus trajes, ni sus problemas y movidas. Que todos tenemos problemas y no vamos disfrazados de mamarrachos por la calle… ¿o sí?

Sinencambio (también se escribe como suena… mal, pero así suena), sí me gustaría tener algunos de sus superpoderes. Y no, seguro que no acertáis con mis preferidos.
Estoy convencido de que todo el mundo diría que le gustaría volar (pues no hace frío arriba), o ser invisible (y nada más que los utilizaríais para hacer maldades o ver a la gente sin ropa ni nada) o tener la fuerza de los mares, o el ímpetu del viento (creo que me estoy confundiendo de canción).

¿Quieres saber qué superpoderes me pido? Vamos allá.