Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como ascensor

La señora del ascensor

Imagen
La señora del ascensor podría ser el título de una película sobre una señora que va en un ascensor. No me vengáis ahora con que no queréis spoilers. Sería una película corta. Aunque tuviera muchos pisos para subir o bajar no da para un largometraje. Incluso con flashbacks (lo de ir para atrás) y flash forwards (ir “palante”) y cuentes la vida de la señora, del ascensor y de la madre que los parió a todos. También valdría para título de un cuadro. Óleo sobre lienzo, acrílico, 100 por 100 algodón, acuarela, tinta china, bolígrafo bic naranja que escribe fino. Quizá podría ser el nombre de una obra de teatro sobre gente que sube en ascensores. O que baja, que los ascensores también van para abajo. Y a veces, mucho más deprisa. Para título de libro ya no estoy tan seguro. Si no lo han escrito ya… El caso es que una de mis películas favoritas trata sobre una chica que trabaja en un ascensor. Subiendo y bajando gente. En realidad, ella sólo apretaba los botones. Que parecía muy fácil, pero t…

Las colas de los demás son mucho mejores

Imagen
Eso es así. Son más rápidas y funciona mejor. La tuya no va como debería. Ojalá fuera como esa otra. Pero no, es lo que hay, me ha tocado ésta.
Aunque pudieras cambiarla, casi sería peor. Tú querrías una cola más corta, pero en el momento en que decides cambiar, la cosa se alarga. Y no hay manera de evitarlo. Pero mejor lo explico con imágenes.

Regular reglas de urbanidad no regladas

Imagen
Desde muy pequeño te dicen que no se come con la boca abierta, que no se ponen los pies encima de la mesa, ni aunque seas presidente del gobierno, de ningún gobierno, que se dice buenos días por el día, por favor para pedir las cosas y que para agradecer, se dan las gracias, como su propio nombre indica.

Ahora que vienen elecciones en España y se habla de cambiar la constitución y crear nuevas leyes, yo voy a aprovechar para dar unas ideas al próximo presidente, sea quien sea. Nada que ver con ser izquierdas, derechas, centro y “padentro”. Y si ya las hacemos a nivel internacional, mucho mejor.
A ver si me explico.

Veinte cosas que pasan siempre

Imagen
¿No os llama la atención que el cumpleaños siempre caiga en el mismo día? Y ya para rizar el rizo (algún día hablaré de frases típicas) que también coincida el mes. Aquí hay tema para la gente de Cuarto Milenio La gente, la mayoría de la gente, tiene la costumbre de cumplir años cada cierto tiempo, y a mí me parece muy sospechoso que sea cada 365 días.

Hay algunos que, incluso, hacen coincidir sus cumpleaños con un sábado, para poder celebrarlo con sus familiares y amigos. Esto ya me parece demasiado. Tengo que confirmar el dato, pero es, cuando menos, sospechoso.

Sin en cambio (prometo que sigo oyendo a gente decir esto), sí que hay cosas que siempre pasan, situaciones que no cambian. Vamos con ellas.

Atrapado en el descensor

Imagen
El mundo está dividido en dos clases de personas. 1.- A las que les pasa de todo y encima lo cuentan y 2.- El resto. No es que al resto no les pase nada. Es que se callan como meretrices (me parecía muy fuerte poner putas en el primer párrafo). 

Siempre he pensado que soy de los primeros. Sin llegar a vender mi vida a Jorge Javier Vázquez, sí que suelo contar las cosas que me pasan y a veces, las que me imagino mientras me suceden. Dicen que si no eres capaz de reírte de ti mismo, buena sombra te cobija y no le mires el diente… Es algo parecido, pero a lo mejor, tengo que repasar los refranes.
El caso es que creo que a todo el mundo le pasan cosas extrañas. Otra cosa es que las contemos. ¿Quién no ha perdido la llave del hotel y ha tenido que recorrer el pasillo de 300 metros completamente desnudo? Vale, puede que solo me ha pasado a mí, pero… Como me decía mi “seño” en el cole. ¿Por qué no lo compartes con el resto de la clase para que nos riamos todos? Pues vamos allá. 
Hace un par de …

El Efecto Ladilla

Imagen