Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como Falete

El sol: ¿Por qué? Relación si la hubiera…

Imagen
Seguro que muchos recordáis el examen sobre las ingles en Amanece que no es poco. Yo no os voy a hacer ningún examen ni tampoco voy a hablar de ingles, ni de las brasileñas, ni de idiomas. Voy a hablar del sol.

Algunos ya sabréis que vivo en Irlanda. Ese país en el que fabrican la lluvia, y luego la exportan para el resto del mundo. Aquí se llenan las botellas de agua para el extranjero… y ellos se beben la cerveza.

¿Y qué tiene que ver Amanece que no es poco, Irlanda, la cerveza y el sol?

¿Sabes que hay un montón de cosas que no sabemos?

Imagen
No sé si os pasa lo mismo, pero yo es oír ¿sabías qué? e inmediatamente soy todo oídos. Lo que venga detrás ya da un poco igual. Puede que sea un cotilleo o un dato  interesantísimo, me da lo mismo. Tengo los oídos, y las orejas, abiertas. 

Somos curiosos por naturaleza. No lo podemos evitar. Los hay que además de curiosos, son también cotillos, pero eso es otra historia. Aunque no a todo el mundo le atraen las mismas cosas, a todos nos interesa algo. Puede que te de igual lo que se publica en una revista del corazón, o en un periódico deportivo, pero basta con que una frase empiece por “sabías qué” y todos, de una manera o de otra, le prestamos atención.

En el post de esta semana os voy a hablar de esas cosas inútiles que me gustaría saber. También me encantaría saber algunas cosas útiles, pero ya me pasé estudiando mucho tiempo y me he dado cuenta de que no se puede saber de todo.

¿Viva los novios?

Imagen
Cuando creías que todo el mundo a tu alrededor se había casado; que ya no quedaba nadie soltero, te siguen invitando a bodas. Esos amigos que llevan más tiempo juntos que los Rolling Stones, se casan. El primo pequeño, Eduardín, con 39 añitos, también. ¿Ese amigo que pensábamos que nunca encontraría a nadie? Bueno, ese sigue soltero, pero también le invitaron a una boda…. Si se casó Alaska, y con quién lo ha hecho. Todo puede pasar.

Bueno, pues como iba diciendo. Que ya te han invitado a la boda y has dicho que sí. Ahora viene el regalo. Como los tiempos avanzan que es una barbaridad, te dan el número de cuenta. A más de uno de les he domiciliado la luz, el Interné, y el Canal Plus. Ya verás que risa cuando se den cuenta. 

Y llega el día. Y te peinas, te duchas (es lo que tiene ir a las bodas) y te pones el traje (y no vale el de Casillas o el de Batman). Pero no acaba ahí la cosa. Vas a la iglesia o al juzgado, o donde quiera que se celebre. Saludas a los familiares y/o amigos (depend…

Los mejores trabajos del mundo… o no

Imagen
Como sabéis, llevo menos de un mes sin trabajo. Hace poco leía un artículo sobre los mejores trabajos del mundo, todos en Australia, pero no me importaría volver por allí.  No es tan fácil conseguir permiso para trabajar en el país y además queda un poco retirado para volver los fines de semana a ver a mi equipo de fútbol. Allí son más de rugby sin mangas.
Y es que todo esto te da que pensar. Primero es saber qué sabes que hacer.  Te dices, lo de la Redes Sociales no está mal y piensas.  ¡Ya está! Llevarle la cuenta de Twitter a David Bisbal o de la Pija Acatarrá (también conocida como la que “cantaba” con la Oreja de la fila o el Canto de la Oreja, ¿o era en No me pises que viene Van Gogh? Bueno ya sabéis quién digo). Total, peor que ellos no lo vas a hacer.

Luego está el tema de Comunicación. Y ahí se abre todo un mundo de posibilidades.  Escribir los discursos al PP sobre Bárcenas. Os apuesto lo que queráis que yo le hubiera escrito algo mejor la explicación de María Dolores de Cos…

Nunca digas nunca

Imagen
Empiezo bien. Dando consejos y el primero que no los cumplo soy yo, y encima lo pongo por escrito.  ¿Nunca digas nunca?  Pues ya lo he dicho dos veces y las que vendrán.



Ahora es cuando me explico, casi siempre mal, pero me explico. Todo esto viene a cuento por las veces que te prometes que NO harás o NO volverás a hacer o decir algo.  ¡Nunca jamás! (los que hablan inglés dicen never ever que significa nunca, unca). Pero como todas las promesas, casi nunca (ya lo he vuelto a decir) se cumplen.  Basta que digas o incluso prometas una vez que no harás algo, para que en poco tiempo, te estés arrepintiendo de haberlo hecho.  (Jodó que trabalenguas). Creo que tengo que esforzarme algo más en la explicación.
A ver si es más fácil con un ejemplo.  Tienes dos objetos.  El objeto A es para tirarlo al cubo de la basura, por ejemplo el papel de un caramelo. En la otra mano, tienes el objeto B.  Por poner un suponer, puede ser el móvil, las llaves de casa o la cartera.  ¿Cuál tiras?  Según el cál…