Pues ahora me compro… Twitter

¿Qué le compras a alguien que tiene de todo? Yo, personalmente prefiero que se lo compren ellos, que ya saben lo que les falta, o hasta dónde pueden llegar. Y que tienen dinero y contactos. Que ya tienen que tener amigos para poner entre todos 44.000 millones, para comprarse, por ejemplo, Twitter.

Que ya es dinero para un pájaro. Me refiero a Twitter, no a Elon Musk. ¡Menudo pájaro! Ahora sí que estoy hablando de Elon Musk. ¿Qué no sabes quién es? Pues como un supervillano de película de James Bond, pero sin James Bond y  sin película, de momento. El dueño de los coches eléctricos.

De otros coches eléctricos, ya sabéis, cuáles. Tampoco le vamos a hacer toda la publicidad a Tesla. Y de la empresa SpaceX que manda “cobetes” al espacio exterior. ¿Por qué no se mandan cosas al espacio interior? ¿No hay suficiente espacio? Hoy me voy a hacer muchas preguntas. A ver si hay alguien con estudios que contesta.  O sin estudios. Pero que conteste. ¿Preparados?

¿Cómo se compra uno Twitter?

Perdonad mi ignorancia, pero no se me ocurren cómo va uno a Twitter y llega a las oficinas para… O se hace por teléfono. ¿Puedo hablar con el encargado? Por favor, quiero hablar con el señor Twitter en persona. O les mandas un “tuit” para decir que a cuánto está la empresa. 

Un puerro, un brik de zumo y todas las acciones de Twitter

O llegas a casa con la típica bolsa americana de la compra que se te rompe en cuanto compras tres manzanas y un plátano. O te cruzas con alguien que te gusta…. Un país tan avanzado y no les da para bolsas en las que quepa la compra. ¡Y qué compra! No llegan a casa con carne, pescado, una lechuga, tomates, muslos de pollo… No, esta gente viene con un brik de 200 litros de zumo de naranja (que ni siquiera lo miden en litros, sino en galones… o en millas. ¡Yo qué sé!), unos Krispies de Kellogs, o de otra marca, dos hamburguesas, medio ajo y un puerro. En el caso del señor Musk, con todas las acciones de Twitter. Y papel higiénico. Que los ricos también tienen sus necesidades.

Transfiriendo…

Yo creo que transfieren el dinero. No me imagino cuántos maletines tienes que llevar para que te quepan 44.000 millones de dólares. 440 millones de billetes de cien. En un maletín estándar caben 1 millón y pico de dólares. No les veo llevando 400 maletines. Eso parecería el final de la liga de fútbol en España. Tampoco imagino al señor Musk llenando bolsas de Ikea.

¿Un Bizum?

Eso es, un Bizum. O muchos “bizumes” (¿O serían bizunes?). El caso es que se hace con un ordenador. De los buenos, de los que tienen mucha memoria (más memoria que un rencoroso) y que quepan muchos 1 y ceros. Más ceros, que unos, en este caso.

¿De dónde sacas tanto dinero?

Vamos a dar por hecho que no se han juntado los amigos del señor Elon para dejarle la pasta. No tiene tantos amigos. Por lo que dicen, Putin sería como Joaquín el del Betis, comparado con Musk. La alegría de la huerta. De la huerta rusa, si es que hay huertas en Rusia (yo creo que sí. Las ensaladillas rusas tienen que salir de algún sitio). Descartamos el “craufundin” de los colegas. Ya tienes que vender cohetes para sacar tanta pasta. Más que en las fallas de Valencia.

¿Y si no quedo satisfecho?

Olvidemos por un momento de dónde ha sacado el dinero. Eso ya lo resolverá con el Ministro de Hacienda americano o el fisco. Que no sé quién es, pero mucha gente tiene problemas con el fisco. Es alguien problemático, seguro. Ahora, nos centramos en si no está contento con la compra. Que esto no es el Corte Inglés, que si no quedas satisfecho, te devuelven todo el dinero. Los 44 mil millones, uno por uno, otra vez en tu cuenta de la Caja Rural de “Jiuston”. Vas con el ticket y dices que quieres tu dinero.

¿Cuánto tiempo de garantía?

Por lo que sea, no está contento con la compra. Le hace arrugas en la sisa (¿Dónde está la sisa?), o no le queda bien. Cualquier excusa es buena para que le devuelvan su dinero. Pero ¿Tiene garantía? ¿Cuánto tiempo? Que el tiempo en Twitter es muy relativo. En 10 minutos se puede montar la mundial. Que ya sabemos que esta red arde muy rápido.

¿Pero no era gratis?

Algunos llevaréis un rato preguntadoooooos (ya sé, me sobran oes, u “oses”)… ¿Pero Twitter no era gratis? ¿Por qué paga este señor? ¿Es que le sobra el dinero? Pues yo también me lo pregunto. Pero él sabrá, que para eso dicen que es muy listo.

¿Cuántas cosas podrías comprar por 44.000 millones?

Muchas, o muchísimas. O depende del tiempo que quieras dedicarle. Puedes ir al Corte Inglés e ir planta por planta y a lo mejor todavía te sobra dinero. O comprarte todos los Cortes Ingleses, y galeses y escoceses. Y luego ir a Mercadona y comprártela toda entera. Es posible que te dé también para comprar Zara, Movistar y poder ver todas las películas y el fútbol y hasta el Banco de Santander… Y Santander entero. Pero ¿Para qué quería el señor Musk comprarse Santander?... Cosas más raras se han visto.

A mí no me podéis pedir que os devuelva el dinero. Ni tenéis ticket de compra, ni me habéis hecho un Bizum y ya os avisé de que tenía muchas preguntas. Respuestas os doy pocas, pero para eso ya tenéis Internet.

Acecinar, ¿Es convertir a alguien en Cecina? Vale, ya dejo de preguntar preguntas. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

10 ejemplos de críticas de cine si no las escribiera un crítico de cine.

En el nombre del Padre…

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?