Las chicas de las curvas

¿Quién no ha oído alguna vez hablar de la chica de la curva? ¿Nunca? Pues ya te lo cuento yo. Cuenta la leyenda…

Desde que los móviles tienen cámara, no hay chicas de la curva, ni Yetis, ni monstruos en ningún lago, ni se aparece la virgen. Que no quiero yo comparar a la virgen con monstruos, ni con curvas. Además, es posible que haya gente a la que sí se le aparece, pero no hace fotos por respeto.

A lo que vamos, que me lío y me meto en jardines. Los periodistas no revelan sus fuentes. Ni los periodistas, ni yo. El caso es que he podido hablar con la chica de la curva. Como os lo cuento. La famosa chica de la curva.

No os puedo revelar como he conseguido su número de teléfono. Tampoco os quiero engañar. No nos hemos visto. Hicimos la entrevista este sábado, antes de la final de la Champions, porque ella es muy del…. Mejor os dejo aquí la conversación que tuvimos.

Yo: Hola, buenas tardes. Muchas gracias por aceptar la entrevista.

Chica: Nada hombre. Un placer.

Yo: ¿Cómo prefiere que me dirija a usted?

Chica: Menos de usted, como quieras. Que no soy tan mayor.

Yo: Pero… Hay noticias sobre usted de 1950… No es mi intención preguntarle por su edad…

Chica: ¡Que no me trates de usted! Y no te creas todo lo que publican.

Yo: Perdón, pero…

Chica: Sí que es verdad que se lleva hablando de la chica de la curva desde los 50. Pero es que ha habido muchas chicas. Y muchas curvas. No te creas que hemos trabajado sólo una curva.

Yo: ¿Qué ha habido muchas chicas?

Chica: Pues claro. Cuando nos íbamos haciendo mayores, el trabajo pasaba a una más joven. Esto no es tan sencillo como ponerte en una curva y hala. Que las noches son muy largas y hay mucho loco por ahí.

Yo: Entonces, usted…

Chica: ¡Que no me llames de usted!

Yo: Lo siento, pero es que no estoy acostumbrado a hablar con una leyenda.

Chica: Ni leyenda, ni leyendo. Siento romper la magia, pero aquí no hay ni fenómenos paranormales, ni nada. El pollo de Cuarto Milenio ha hecho mucho daño.

Yo: ¿Iker Jiménez?

Chica: Ése. Anda que no me ha llamado veces para ir al programa. En realidad, me han llamado de tantos sitios… Los de la Isla de los Famosos, Máster Chef, Sálvame de Luxe, Sálvame sin Luxe…

Yo: ¿Y no ha querido participar en ninguno?

Chica: Yo ya estoy tan tranquila en casa, leyendo, me gusta mucho el cine, escuchar Carrusel Deportivo, viendo el fútbol… ¿Quién crees que gana esta noche? Ojalá marque Modric. Me encanta este hombre. Si fuera mujer y un poco más joven, sería perfecta para ser chica de la curva. Tiene idiomas, va de blanco, da un poco de miedito así con esa cara de perro mojao…

Yo: ¿Hace falta hablar idiomas para ser chica de la Curva?

Chica: Pues claro. ¿Cómo vas a hablar con los conductores extranjeros? Que en las curvas te encuentras también con camioneros rusos, franceses, ingleses, alemanes… Los peores, los franceses, No hacen caso de las recomendaciones.

Yo: Pero yo creía que…

Chica: ¿Que nos aparecíamos en la curva y toda esa historia de ahí me maté yo?

Yo: ¿No es así?

Chica: Lo que te digo, que no hagas caso de todo lo que publican. Nosotras trabajamos para la DGT. En algunas curvas no funciona lo de poner una señal de curva peligrosa y era mucho mejor que estuviéramos nosotras para avisar a la gente. Dan mucho más miedo los Guardias Civiles. Ahora las carreteras están mucho mejor. Los coches son mejores… Eso sí, las rotondas han hecho mucho daño a nuestro trabajo.

Yo: ¿Usted trabaja para la DGT?

Chica: Y dale con usted. ¡Pues claro! ¿Qué te creías que lo hacíamos por amor al arte? Mi abuela fue chica de la curva, pero ya está jubilada, y mi madre está a punto. Un año le falta. Pero yo sigo en las oficinas. Siempre me gustó mucho la pintura y soy la que dibujo las vacas y los ciervos de las señales. ¿Sabes esos ciervos que parece que están saltando? Me quedan de lujo. Los caballos no se me dan mal. Oye, que está a punto de empezar el partido. No quiero ser maleducada, pero…

Yo: Parece ser que se retrasa un poco. Creo que hay problemas con…

Chica: Espera a ver… Están diciendo en la radio que hay movida con los franceses y los ingleses. Ya te decía yo que no hay que fiarse de los franceses. ¡Mira Mbappé!

Yo: ¿Usted también va a hablar de Mbappé? ¿No hemos tenido suficiente?

Chica: Oye, oye, ¡Menos humos! A ver si no voy a poder rajar de los franceses. ¡Que se quede en su “Paguí”! No serás francés ¿no?

Yo: No, no.

Chica: Bueno. ¿Tienes alguna pregunta más?

Yo: No, creo que ya tengo todo. Sólo darle, darte las gracias por la entrevista.

Chica: Nada hombre. Ya otro día si quieres con más tiempo te cuento alguna anécdota… Que también ha habido momentos divertidos, no todo ha sido trabajar.  Anda que no me gustaba putear a algunos conductores.

Yo: Pues, una vez más, ¡Muchas gracias! Parece que va a empezar el fútbol…

Chica: ¿Una chica cantando? ¿En serio? Luego que si la puntualidad de los extranjeros. Media hora de retraso y ahora se ponen con cancioncitas.

Yo: Muchas gracias, de nuevo…

Chica: Sí, vale.

Yo: ¡Suerte!

Chica: ¿Cómo que suerte? Aquí no hay suerte que valga. Vamos a ganar. ¿No irás con…?

Yo: No señora… digo chica. Usted perdone… Perdona…

Chica: Sigo acojonando ¿Eh? ¡Que era broma! ¿Y esto dónde lo ibas a publicar?

Yo: Ya le mando el link cuando lo publique.

Chica: Venga, que empieza el partido.

Me hubiera gustado hacerle más preguntas y haber entrevistado a otras chicas de las curvas, pero es lo que hay.

Y ya sabéis, no hagáis caso de todo lo que leáis en Internet.


Comentarios

  1. Una conversación interesante con una señora con muchas curvas....Atentos!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

10 ejemplos de críticas de cine si no las escribiera un crítico de cine.

En el nombre del Padre…

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?