Ser mafioso o mejor no

Aunque pudiera o pudiese parecerlo, no es un nuevo programa de la Cadena Ser. Ser Historia, Ser Consumidores, Ser O no Ser, Ser Piente.

Seguramente ya os lo he dicho, pero os lo recuerdo, por si acaso. Me encantan las películas de la mafia. Los Padrinos, Uno de los Nuestros, American Gangster, Casino, Scarface… Las series también me gustan mucho. Gomorra, Los Soprano, Suburra, Peaky Blinders, Fariña, Los Vigilantes de La Playa... Esa no es de mafia, y tampoco me gustaba, pero malos eran un rato. No asesinaban, pero te daban ganas de matarlos. Y, por cierto. ¿Para qué servía el bote de suavizante que llevan?

Viendo estas series y películas puedes pensar que ser mafioso, mola. Dinero, sexo, drogas… Rock and Roll no. Por lo que sea, los mafiosos son más de otro tipo de música. Buenos restaurantes, coches caros, ropa de marca… Como el documental de Georgina, pero estos señores, además, trabajan.

Alguno a lo mejor está pensando en apuntarse y conducir un Gucci y ponerse trajes de Ferrari. Pero no es oro todo lo que reluce, ni todas la pizzas llevan orégano (tengo que repasar los refranes y las marcas de lujo). Por eso he hecho una lista de desventajas de formar parte del hampa (nada que ver con la Asociación de Padres y Madres, que también tiene sus puntos negativos). Avisado quedas. Luego no vengas con lloros, que si yo no sabía, que nadie me contó, que si me hicieron una oferta que no pude rechazar….

Academia Cosa Nostra

¿Dónde se aprende el oficio? ¿Hay estudios superiores? ¿Está subvencionado? Nada. Ni becas, ni libros, ni formación online. Esto se aprende desde pequeño. Vas subiendo en el escalafón. No es apuntarse y hacerte el jefe de todo. Si tienes la suerte de que tu padre es el capo, ya es otra historia.

¿Hay LinkedIn para esto?

Siento decirte que no hay webs para buscar trabajo de esto, ni anuncios en el periódico. Tu puedes poner en tu curriculum que tienes idiomas, disponibilidad de coche con amplio maletero para una o dos víctimas, excelente puntería para cargarte gente de bandas contrarias o de la propia, experiencia en guardar espaldas. Una buena noticia es que no hace falta que tengas conocimientos de Excel. Tampoco hace falta que sepas de cuentas. El dinero se cuenta solo.

Probando cosas

¿Quién no ha visto en una serie a un señor tomando una pequeña muestra de producto droga para comprobar su calidad? Yo, por ejemplo, me ponen una tiza, harina, heroína, cocaína o cualquier otra drogaina y no distingo. Como cuando me ponen un vino. Yo a todos digo que palante, que está muy bueno. Pero eso, en este trabajo, no te lo aconsejo.

No a las drogas

Niños. No os droguéis. La droga es mala. A mí me sienta fatal. Mamá, te prometo que sólo le di una calada. Pero tampoco quiero que os llevéis la impresión de que los mafiosos se ponen hasta las trancas. Que igual alguno os queréis apuntar para meteros de todo. Si quieres droga, te la compras, que con las cosas de comer no se juega. ¡Drogas no!

Bodas, bautizos, comuniones…

¡Qué les gusta una buena ceremonia a esta gente! No reparan en gastos a la hora de un buen bautizo, comunión, “confirmamiento”…. Ya puedes repasar otra vez los rezos y plegarias (hermosa palabra, por cierto). “Padrenuestro lleno eres de gracias y bendito es el fruto del pan de cada día, cuando serás mía, chimpún”. Es posible que el chimpún no sea la forma adecuada de acabar de rezar.

Horarios

Siento decirte que esto no es un trabajo de 9 a 5, con media hora para el bocadillo y 20 días laborables de vacaciones. Incluso hay mafiosos sin contrato ni nada. Que aquí igual se asesina un domingo por la tarde, que te llega un cargamento de “drogaina” a las 3 de la mañana. Es un trabajo muy sacrificao. Tiene sus ratos buenos, pero no siempre es jijíjajá (o como quiera que se rían en otros idiomas).

¡A vigilar!

Dependiendo del tiempo que lleves en el trabajo, te toca hacer unas cosas u otras. En algún momento vas a tener que vigilar. A uno de los tuyos, o de los otros. Y esperar. Que los polícías esperan en un coche comiendo “donus”, pero si formas parte de una banda (de malos, que los músicos ya tienen lo suyo también), te toca esperar de pie. Y sin moverte. Y sin comida. Como los guardias de Londres. Eso sí, no te ponen el gorro de Marge Simpson.

En la 40 con la 50 a las 12

Igual yo soy muy torpe, pero me tendría que apuntar en el Google Calendar los sitios en los que hemos quedado para hacer el intercambio. Yo iría con el rehén a la calle equivocada, otro día y a una hora diferente. O si hemos quedado para hacer una transacción no encontraría el sitio. Y es que para ser mafioso tienes que conocer sitios que estén retirados. No vale quedar debajo del reloj de la puerta del Sol, o en un estadio de fútbol. Aunque igual en los palcos… O en la Puerta del Sol... Que no estoy diciendo yo que algún presidente de fútbol o políticos en la Puerta del Sol sean sospechosos de nada. Líbreme el señor. Perdón, no era mi intención…

Curso de frases ingeniosas y negociación

En los momentos complicados, tienen siempre una frase ingeniosa, un chiste, un saber estar… A mí me apuntan con una pistola y no me sale nada. Bueno sí, pero no quiero ponerme escatológico. ¿Y lo de negociar? Que a mí me dicen esos señores un precio y no tengo valor para decirle ni pío. Cualquier cosa que me digan, lo pago. Como en el Corte Inglés. No me pongo a regatear.

Un par de añitos en la sombra

Con lo que me gusta a mí el sol y esta gente tiene querencia por pasar un tiempo entre rejas. Que les da tiempo a estudiar, ponerse cachas, tener su teléfono móvil, ver la tele tan ricamente, y luego, al cabo de un par de años, fiesta de bienvenida. Pero que no le veo yo las ventajas. Y eso que ahora no te ponen el traje de preso, que puedes ir con tu chándal de casa, pero que no me convence. Prefiero estar fuera.

También os digo que vosotros sois muy libres de apuntaros a ser mafiosos. A tope con la libertad de cada uno. Pero yo ya os he dado algunas razones. Si no os convence, mira lo malamente que se sale de los coches de lujo.




Comentarios

Entradas populares de este blog

10 ejemplos de críticas de cine si no las escribiera un crítico de cine.

En el nombre del Padre…

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?