Ir al contenido principal

Pasando Olímpicamente o cosas que pasan cuando dejan comentar a cualquiera en las Olimpiadas

Probablemente hayáis visto un vídeo en el que un comentarista comenta comentarios que han sido muy comentados por todo el mundo. Que si Michael Phelps ganó medallas en Munich hace muchos años, antes de nacer incluso, y que el mismísimo Hitler se las entregó… En 1972. Lo que viene a decir que sigue vivo, seguramente junto a Elvis y Walt Disney… ¡Nos ha dejado helados! 


Y es que se tiran muchas horas comentando, y claro, a veces se equivocan. Esto de que la gente que habla en la tele tenga que tener conocimientos mínimos de historia y de cultura general… Si sólo es Deporte. Es como si a Belén Esteban le pidiéramos que supiera leer y escribir. Ella con saber de sus cosas… las que quiera que sean, pues ya está.


Y es que el tema de las olimpiadas es muy complicado y da lugar a muchos errores. Aquí te dejamos un ejemplo de Pasando Olímpicamente.


Los países: ¿Por qué?

Y es que el mundo está lleno de países y repartidos por todo lo largo y ancho del planeta. Y ahí están todos mezclados compitiendo unos con otros. Un español contra un japonés, uno de Fiyi (que seguro que se les llama fillanos, como a los malos de las películas) y luego otros países que se inventan para hacer bulto. Que si Aruba (que parece un nombre de participante de Gran Hermano), Barbados (con tanto hípster se han hecho un país), o Liberia (y papelería). Para mí que hay Tongo... o Tonga. 




Este chino ¿es español?

Y ese que se llama Manuel García ¿representa a Estados Unidos? Es lo que tienen las olimpiadas que ves a un chicarrón del sur, participando por un país del Norte. Daneses con más color que el Carnaval de Río, un mozalbete rubio como la cerveza representando a los Emiratos Árabes Unidos, o una samoana (de las que sufren en silencio) jugando al rugby en el equipo italiano. Aquí tenéis un claro ejemplo de atleta español, muy español. Que si no fuera buen atleta igual no estaría nacionalizado.


AND debe ser Andalucía ¿no?

¿Andorra? ¿Les dejan participar? Pues sí, y resulta que MAD es Madagascar y no Madrid. Y todo por ahorrarse letras en las camisetas de los atletas y en los rótulos de la tele. Y ahí tienes al comentarista de turno volviéndose loco para dar con las letras. Que tú ves RSA y piensas en Real Sociedad, pero claro, no puede ser, y el “comentaor” pensando… para al final buscarlo en Google y seguramente encontrar la respuesta…. Equivocada.


La Perla del Antártico

Los señores y señoras “comentantes” tienen que rellenar muchos minutos de televisión o de radio durante las Olimpiadas. Ya has contado la historia, vida y milagros de los atletas participantes, has hecho un pequeño repaso a las reglas de cada deporte, y sólo queda hablar un poco del país al que representan o al país organizador. Decir que el atleta es de “Dubrovnik, la perla del “Antártico”,  o que la nadadora es de Roterdam, como el jorobado ese que andaba por la catedral, o hablar de Rio de Janeiro, como Jesulín que también es Janeiro o su hermano Djokovic que es de otro sitio, Yugoslavia, o Croacia o “Soberbia…”



Los nombres de los deportistas

Probablemente sepáis que Pau en Brasil, significa palo, pero también es como se llama al miembro masculino. Y les tiene que hacer mucha gracia ver a un señor tan grande jugando al baloncesto que tiene nombre de pilila. Y es lo que tiene que no hayan aprendido a hablar como dios manda el resto de países. Si hablaran español, pues no habría problemas y es que hay gente que se apellida Mamona, Lalova, Putalova, Verga, Dong Dong (desconocemos si es nombre y apellido o en realidad se llama Ramalama), Ao Gao (palabrita del niño Jesús, y participó en Londres 2012 Waterpolo).


Los deportes mismamente

Normalmente ponen a gente experta en los deportes que comentan, pero no siempre es así, y es que no siempre es fácil encontrar a alguien que sepa de “caballismo” (gente montada encima de los caballos dando saltos u obligando a los pobres animales a hacer piruetas… ¡Y la medalla se la dan al jinete o a la jineta!), o el espadismo, que es como en las pelis de los mosqueteros pero vestidos con mallas, o en “biciclismo” en pista dando vueltas detrás de otra bici, y a veces vueltas detrás de una moto. O en las pruebas de vela, que aunque no lo creáis no se practica en el velódromo, como debería. Todo por confundir a la gente. Como poner canódromo al sitio donde corren los galgos. No debería llamarse galgódromo. En Brasil, al menos tienen un sitio para bailar samba, y se llama sambódromo, como tiene que ser…. Pero lo utilizan para el maratón...


Fuera tanta disciplina ¡Ya está bien!

No quiero decir que cada uno haga lo que quiera, sino que simplifiquen un poco todo. ¿Qué es eso que cada uno al estilo libre? ¿O que uno nade 50 metros mariposa y otro 100 espalda y luego se releven? Todos a la piscina, a la vez y el primero que llegue a la pared le dan el oro, al segundo la plata y así “sustantivamente”. Y con manguitos y bañador para que nadie se ahogue ni nada. La seguridad lo primero.


Por peso, como la fruta

Y me he enterado que en algunos deportes los discriminan por peso. Que ponen a los tirillas a participar entre ellos y a los gordos ahí discriminados entre ellos. Eso no es integración ni nada. En fútbol puede jugar Ronaldo el gordito, con uno que pese 40 kilos y no pasa nada. A ver si ahora CR7 sólo puede jugar con los que tengan los mismos músculos que él, o Messi con los bajitos. Y hay deportes en los que los atletas no están demasiado en forma… o mejor dicho, están en forma, pero redonda.


Final masculina, final femenina, final mixta, final de jamón y queso

Y hay deportes en los que juegan los chicos con las chicas. ¿Que no digo yo que esté mal, pero porque no lo hacen en todos?  Selecciones mixtas de fútbol o de baloncesto, o de gimnasia rítmica y natación “cronometrada”. Eso sí que estaría bien, ver a los chicos maquillados y con esos bañadores de la Barbie Lentejuelas o con mankini. O casi mejor no. Borrad eso, no es la mejor imagen. Advertencia, la imagen siguiente puede ser perjudicial para la salud… para la vuestra y la de los señores de la foto.


Las reglas de los deportes

Si ya es difícil conocer todos los deportes, imagínate ya las reglas de cada uno. Resulta que en baloncesto no se puede tocar el balón con el pie, ni con el izquierdo ni con el derecho, con ninguno. Y no hay fuera de juego ni nada. Y en boxeo, puedes pegar a otro todos los puñetazos que quieras y te dé tiempo hasta que suene una campana.




Deportes de coña

¿Pues no ponen como deporte olímpico el golf? ¡El Golf! Si el que hace deporte no es el que juega, ¡Es el que le lleva la bolsa con los palos! Pero claro, así también sería deporte ir al Carrefour y cargar con dos melones y 6 bricks de leche. Y para que vayan más atletas se inventan deportes. Hay uno que es como el tenis pero han puesto la red muy alta a mala idea para que los bajitos no puedan subir a la red, creo que se llama bádminton (que viene del japonés y significa tenis con raquetas de juguete y con una pelota que parece la nariz de un payaso con plumas para pasarlo por encima de la red que está a 200 metros de alto) En breve tendremos los dardos, billar, futbolín y el ping pong… Como si fueran los recreativos de mi barrio en los 80. Calla, que el ping pong ya está. ..


Hacer las reglas más parecidas a la realidad

Vale, nos han colado el ping pong como deporte olímpico. Pero jodé hazlo de verdad. Pon al lado una piscina, una barbacoa, a un cuñado diciendo que él juega mejor, sin árbitros ni nada, y que jueguen los niños también, y que el que tire la bola lejos vaya a por ella, y con cada punto, le puedas dar un beso a la churri o una calada al cigarro y un traguito al pacharán. Y así con todos los deportes.


Tramposos sin fronteras

No sé si os habéis dado cuenta de que además de los atletas, los entrenadores, los jueces, y el público, hay tramposos entre los que participan en los Juegos. Tramposos porque ponen trampas. Como por ejemplo los que ponen barras para las pruebas de salto de caballo para adelante. Lo hacen a muy mala uva porque hay veces que los caballos se tropiezan y se caen, y tiran al señor o a la señora montada (sea o no sea de Canadá). Otros les ponen vallas a los atletas en mitad de la carrera, o un foso lleno de agua. Incluso a los que saltan con pértiga se lo ponen bien alto, que ya me dirás lo que tienen que medir estos tramposos para poner la barra tan alta…


También hay gente buena

No mucha, pero los hay. Esos que están para darle agua a los ciclistas para que no se deshidraten, o a los que corren distancias largas (para mí más de 100 metros, ya es una distancia considerable), y los que ayudan a los gimnastas a alcanzar la barra (que ya es 
mala leche ponerla tan alta con lo chiquitillos que suelen ser).  



Y es que no es tan fácil como ponerse ahí a hablar de lo rápido que corren, lo alto que saltan o la “fuertaleza” de los atletas. Vamos a ver si nos preparamos para que en las próximas olimpiadas los comentaristas comenten mejor… Tienen cuatro años para prepararse. 

Comentarios

  1. Muy bueno. Yo les recomendaría al gabinete de prensa oficial de Río 2016 que publique este blogs para que los comentaristas aprendan. Vale?.

    ResponderEliminar
  2. Un post muy largo pero ha merecido la pena leerlo. Me he partido de risa. Lo de mamona lo vi ayer mismo. Jajajajaja

    ResponderEliminar
  3. ¡Que razón tienes, Javier!
    Besotes,

    ibb

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

Yo os maldigo, jodíos móviles

No sé si os acordáis de Charlton Heston en El Planeta de los Simios en la escena final, más cabreao que una mona y “maldijiendo” a todos. Pues yo igual, maldigo a los móviles, que tienen la culpa de todo lo que sucede. Antes no había teléfonos inteligentes, ni siquiera un poco listos, y no pasaba lo que está pasando ahora. Si no, cómo os explicáis, que haya llegado Trump a ser Presidente. Pues por los móviles.

Y no sólo lo digo yo. También lo dicen los programas de la tele, y los de la radio y en los artículos de revistas y periódicos (por si no lo recuerdas, son esas cosas que venden en las tiendas con hojas… las lechugas, no, lo otro).

Pues eso, que lo dice todo el mundo. Todo el día nada más que “de mirar” el móvil y no hacemos otras cosas, no como antes que hacíamos…. por ejemplo… Dejadme pensar y ahora vengo.

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


CEO, Fundador, Máster del universo, Administrador y Portero Delantero o cómo darse importancia

¿Os podéis creer que hay gente que incluyen en sus CVs (también conocido como curriculucucú paloma) títulos, cursos, estudios que es probable, o muy posible, que no tengan o no hayan cursado nunca? Increíble, ¿Verdad? Hay algunos que incluso incluyen entre sus conocimientos habilidades que no tienen. Todos hemos leído en los curriculums, lo de nivel alto de inglés. Y ni nivel, ni alto, y lo más cerca de saber inglés es escuchar a Michael Robinson... en español. Con saber decir “gudmornin”, ya es nivel avanzado, si dicen “vulevú cuché avemua” ya tienen un francés nivel usuario. Hay algunos que acaban de montar su empresa y se hacen su tarjeta con más títulos que el Real Madrid y el Barça juntos. Son CEO, Fundador, “Entrepiernur”, Visionario, Máster del universo, Consejero y Máximo accionista de, pongamos, la empresa Pérez González y Asociados Cuando Los Haya SL. Pero hay otros, que no les gusta darse tanto pisto, o les da un poco de vergüenza mostrar todas sus habilidades y no incluyen to…

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?

Según el mundo en el que vivas puede que las noticias más importantes sean que Cristiano Ronaldo se ha “enfurruñao” con sus compañeros. O que Isabel Pantoja sale de la cárcel. Que a Paquirrín, Pantojín Jr,  habría que meterle en la cárcel por la música que hace, y que la próxima semana seguiremos hablando del gobierno.


Pero en otros mundos, que también los hay, no saben si Paquirrín es el próximo Presidente. Si les dicen que Cristiano Ronaldo está en la cárcel, no sabrán de quién le hablamos y no les extrañaría que Pantoja fuera la máxima goleadora de la liga de fútbol, o participará en las próximas Olimpiadas o si se ha “enfurruñao”.

Las noticias que, como ahora se dice, hacen arder las redes, puede que no merezcan ni una línea en “The Country” (El País en Estados Unidos) o un comentario en “The Reason” (La Razón de UK)y ni siquiera dirán nada en “Antenna Three” de Australia. Mejor te cuento algunos ejemplos

13 Conductores por el mundo

Hacía tiempo que no conducía por la maravillosa piel de toro, mosaico de culturas, crisol de razas…. Podría seguir así todo el post para nombrar a España, pero os había prometido hacer los posts algo más cortos.
El caso es que hay cosas que nunca cambian, da igual dónde conduzcas. Los coches pueden ser distintos, con el volante al otro lado (y el conductor en el mismo lado del volante también, que si no sería muy incómodo), pero la gente que lleva el coche somos muy parecidos.
Hoy os voy a hablar sobre algunos tipos de conductores que te puedes encontrar conduciendo (también te los podrías encontrar en otro sitio, pero ya no los reconoceríamos como conductores… o sí) Billy, el rápido El conductor más rápido del oeste, y del este y de todas las carreteras. No hay límites para Billy. Si la carretera es de 100, él va a 150, si es de 110, él va a 220, como la electricidad. Siempre tiene prisas. No confundir con Billy el de las estanterías de Ikea, que también se ha forrado con una idea bien s…