Ir al contenido principal

10 cosas que te pasarán si no nos votas o las amenazas electorales

Si no me votas, me enfado y no respiras. No, no me he equivocado de frase. Lo normal sería me enfado y no respiro. Pero no, quiero decir exactamente eso, que se enfadan unos y no respiran los demás.



La semana pasada os contaba el programa electoral de un partido “al azahar” y todo lo que nos prometía. Hoy vamos a hablar de lo que nos prometen que nos va a pasar si votamos a otros partidos.

Ya sabéis, habrá más paro, se acabarán las pensiones (yo siempre voy a hotel o me quedo en casa), nos obligarán a divorciarnos a todos, no habrá educación (como si la hubiera entre los políticos ahora), se romperá el amor (de tanto usarlo), nos mandarán de vacaciones a Venezuela (o igual me estoy liando y es a Irán, a Grecia o a Dinamarca,… ya no sé porque hablan de todos los países menos del nuestro) y esas cosas. 


Pues he hecho una lista, también al “azahar” de las cosas que nos dicen los políticos que nos podrían pasar si votamos a otros partidos. En cualquier caso, por si tenéis dudas, el Presi ya nos dice quién es el mejor... o no.


Pero vamos con lo que nos va a pasar. Ríete tú de las 7 plagas de Egipto.


Coca-Cola sin gas y cerveza sin alcohol

Vayas donde vayas, si no nos votas, la coca-cola no tendrá gas. Como esas botellas de Casera Cola de hace años (y abres ahora) o si tomaras un Aquarius sin tener diarrea (¿hay gente que toma Aquarius sin estar malito?) Y nunca más habrá cerveza “alcoholizada”. Se les habrá acabado en todos los bares, supermercados y en las casas de tus amigos. Siempre sin alcohol. Y esto no ha hecho más que empezar.



La putas pilas

Siempre comprarás las pilas equivocadas. Si necesitas Triple A, cogerás las AA. Siempre. El caso es que tendrás en casa más pilas que cacharros y ninguna valdrá para lo que necesitas. Aunque realmente esto no es nuevo y no va a cambiar vote a quien vote.



Vecino con piano

¿Te acuerdas aquel vecino que estaba aprendiendo a tocar el piano? ¿El que se ponía a la hora de la siesta con el do re mi fa sol y la luna y todos los planetas y estrellas? Pues volverá a ser tu vecino. Y sigue sin saber tocar. Y ahora, tiene novia, que toca el contrabajo… con mucho trabajo. Diríase que tampoco sabe tocarlo, pero lo intenta… mucho, a todas horas. Si al menos, nos pusieran a estas señoras…  


Cuñado de oficio

No, no es que se inventen el oficio de cuñado, que ese ya está inventado. Si no nos votas te asignarán un cuñado de oficio. Pero cuñado, cuñado. Aunque ya tengas uno, te pondrán otro, y de los que lo saben todo, y antes, y mejor que nadie, de los que te sacan de quicio. “Habernos votao”.



Ni Google ni Googla

Nada, que no encontrarás nada. Pero ni en Google si quiera. Se te pierden las llaves, olvídalo, haremos lo posible para que no las encuentres nunca. Ni el DNI, ni el carnet de conducir. Todo el día renovando las tarjetas del banco, comprándote gafas nuevas, el carnet del videoclub… ¿Te da igual el carnet del videoclub porque ya no alquilas películas y no hay videoclubs?... Da igual, lo pediremos para ver la tele… Y sólo a ti, por no votarnos.



Hablando de televisión

No siempre te pediremos el carnet del videoclub… No pienses que somos tan malos. Podrás ver la tele. Tele Cinco y todo el día en tu casa tendrás a Jorge Javier Esteban, a Belén Vázquez y Sálvame, a todas, horas… No habrá paz… bueno sí, Paz Padilla. Y si por casualidad te gusta ese tipo de programas…. bastante castigo tienes ya.


¿El champú que no pica?

Pues lo vamos a prohibir. El champú de toda la vida tiene que picar en los ojos. ¿Si no cómo vas a saber que se te ha metido? Y llorarás, mucho, y te arrepentirás de no haber votado por la opción correcta. Y tendrás los ojos como el señor Pelegrini. El entrenador que parece que tiene una vitrocerámica en la cara.



Dedo meñique

Será muy fácil saber quién no nos ha votado. Si tiene dos dedos meñiques en cada pie, no es de los nuestros. Ya sabemos que este dedo lo han puesto ahí, al final, para encontrar los muebles por la noche. No está en nuestra intención que os golpeéis en este dedo, bueno sí que está, y para eso os ponemos otro dedo, para que no falléis.


Te saltarán más los huevos

No, nada que ver con los testículos. Tampoco somos tan crueles… y además, no podríamos castigar a las que no nos voten. Nos referimos a los huevos fritos. Que da igual que estés en la cocina con armadura. Los huevos ya saben cómo hacer daño… Los modificaremos genéticamente para que te quemes… siempre.



Comerciales al ataque

Te parecen muy pesados los comerciales de Vodastar o Movifone? Pues esto no ha hecho más que empezar. Y esta medida será muy popular. Contrataremos a más comerciales telefónicos para que llamen a la gente que no nos ha votado. Así conseguimos que baje el paro. Y te llamarán a cualquier hora, y no sólo al teléfono fijo. También al móvil, por Facebook, por Twitter, al telefonillo, en los semáforos….



Ahora ya te lo piensas mejor antes de votarnos o no.  Y podría haber sido peor… Quitarte el papel higiénico todos los días, prohibirte el chocolate, obligarte a vestir con ropa de Agatha Ruiz de la Prada, o como un hípster, poner música de Enrique Iglesias para despertaros…. Avisado quedas.

Comentarios

  1. ¡No sigas, por favor Javier, no más castigos! Puedo asegurarte y te aseguro que votaré a..., este... uhmmmm... a... oye, Manuel, cómo se llama ese que dice que... no, Beppe Grillo, no, el otro..., no Trump no, hombre, ese que ha prometido... no, Cameron tampoco ¡despistao! Bueno, déjalo, da igual, ya me apañaré yo...
    I.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?

Según el mundo en el que vivas puede que las noticias más importantes sean que Cristiano Ronaldo se ha “enfurruñao” con sus compañeros. O que Isabel Pantoja sale de la cárcel. Que a Paquirrín, Pantojín Jr,  habría que meterle en la cárcel por la música que hace, y que la próxima semana seguiremos hablando del gobierno.


Pero en otros mundos, que también los hay, no saben si Paquirrín es el próximo Presidente. Si les dicen que Cristiano Ronaldo está en la cárcel, no sabrán de quién le hablamos y no les extrañaría que Pantoja fuera la máxima goleadora de la liga de fútbol, o participará en las próximas Olimpiadas o si se ha “enfurruñao”.

Las noticias que, como ahora se dice, hacen arder las redes, puede que no merezcan ni una línea en “The Country” (El País en Estados Unidos) o un comentario en “The Reason” (La Razón de UK)y ni siquiera dirán nada en “Antenna Three” de Australia. Mejor te cuento algunos ejemplos

¡Qué haríamos sin vosotras! 10 cosas que existen gracias a las mujeres

¡Menuda historia! ¡Qué injusta ha sido con las mujeres! Los historiadores venga a hablar de señores que han hecho poco, tirando a nada. Por ejemplo, la de reyes que hay en los libros de historia. Todos con el mismo nombre, pero con su numerito (como las señoras mayores en el mercado… cuando no se cuelan). Felipe I, II, III, VI (el del Atleti Ortiz) y González (no es rey pero vive mejor que ellos), o Papas... Hay hasta 16 Benedictos y 23 Juanes... ¿Y las mujeres qué? ¿Cuántas Juanas famosas hay? Sólo dos. Una que terminó loca del todo y la otra, la del arco (y sin flechas), quemada en la hoguera. Qué malamente se portan con las mujeres.

Como os iba diciendo, no se ha dado importancia al papel de la mujer en la historia. Han pasado de vosotras completamente. Si no fuera por las mujeres, el mundo sería muy distinto. Y no es sólo con vuestro papel de madres, que también. Es mucho más que eso. Y como alcalde vuestro que soy, os voy a dar la explicación que os debo.


Imaginad por un momento qu…

Cosas de los americanos

Según los americanos muy americanos, el resto de americanos deberían irse fuera de América… Aunque los otros sean más americanos y desde hace mucho más tiempo.
A ver si me explico. En el post de hoy os voy a contar cosas de los americanos de Estados Unidos. No de todos y cada uno de ellos porque sería un post larguísimo y tampoco los conozco a todos. En mi defensa tengo que decir que tenerlos a todos de amigos de Facebook no sería muy práctico… Roberto Carlos, el que no jugaba al fútbol, decía que quería tener un millón de amigos, pero es que 300 millones (4 mil billones, según los organizadores), ya me parecen muchos para invitarles a un cumpleaños.
A pesar de no conocerlos a todos, me voy a arriesgar y os voy a contar algunas cosas sobre ellos.
Son grandes Muy grandes. Muchos de ellos son 3D. Alto, ancho y más anchos. Por eso necesitan esos coches tamaño autobús. Como tuvieran que aparcar en Toledo con un coche de los suyos, iban listos. Y es que no son mucho de andar, ni de hacer ejerc…

Vuelve la vuelta al cole

Quizá el título no lo aprobarían en un periódico serio. También es verdad que cada vez quedan menos periódicos serios. Realmente,  tampoco es que haya demasiados periódicos y es mejor no tomarse las cosas demasiado en serio.
El caso es que estamos otra vez con la vuelta al cole. Cualquier producto es bueno para aprovechar la idea. Aquí no tenemos muy claro cuál es el público potencial. ¿Los padres? ¿Los profesores? ¿Los tiernos infantes? El caso, es que no está mal de precio.


Hoy vamos a hablar de las cosas que pasan cada vez que nos referimos a la vuelta al cole. Es como la vuelta a España. Tiene cuestas, gente sufriendo, uniformes… pero aquí no te puedes echar la siesta como cuando ves el ciclismo.

10 superpoderes que me gustaría tener

Hace tiempo os decía que no me gustan los superhéroes. Sigo en mis trece. No me gustan. Ni ellos, ni sus películas, ni sus series de televisión, ni los cómiz (sí, lo escribo como suena, ¿qué pasa?), ni sus trajes, ni sus problemas y movidas. Que todos tenemos problemas y no vamos disfrazados de mamarrachos por la calle… ¿o sí?

Sinencambio (también se escribe como suena… mal, pero así suena), sí me gustaría tener algunos de sus superpoderes. Y no, seguro que no acertáis con mis preferidos.
Estoy convencido de que todo el mundo diría que le gustaría volar (pues no hace frío arriba), o ser invisible (y nada más que los utilizaríais para hacer maldades o ver a la gente sin ropa ni nada) o tener la fuerza de los mares, o el ímpetu del viento (creo que me estoy confundiendo de canción).

¿Quieres saber qué superpoderes me pido? Vamos allá.