Ir al contenido principal

10 cosas que te pasarán si no nos votas o las amenazas electorales

Si no me votas, me enfado y no respiras. No, no me he equivocado de frase. Lo normal sería me enfado y no respiro. Pero no, quiero decir exactamente eso, que se enfadan unos y no respiran los demás.



La semana pasada os contaba el programa electoral de un partido “al azahar” y todo lo que nos prometía. Hoy vamos a hablar de lo que nos prometen que nos va a pasar si votamos a otros partidos.

Ya sabéis, habrá más paro, se acabarán las pensiones (yo siempre voy a hotel o me quedo en casa), nos obligarán a divorciarnos a todos, no habrá educación (como si la hubiera entre los políticos ahora), se romperá el amor (de tanto usarlo), nos mandarán de vacaciones a Venezuela (o igual me estoy liando y es a Irán, a Grecia o a Dinamarca,… ya no sé porque hablan de todos los países menos del nuestro) y esas cosas. 


Pues he hecho una lista, también al “azahar” de las cosas que nos dicen los políticos que nos podrían pasar si votamos a otros partidos. En cualquier caso, por si tenéis dudas, el Presi ya nos dice quién es el mejor... o no.


Pero vamos con lo que nos va a pasar. Ríete tú de las 7 plagas de Egipto.


Coca-Cola sin gas y cerveza sin alcohol

Vayas donde vayas, si no nos votas, la coca-cola no tendrá gas. Como esas botellas de Casera Cola de hace años (y abres ahora) o si tomaras un Aquarius sin tener diarrea (¿hay gente que toma Aquarius sin estar malito?) Y nunca más habrá cerveza “alcoholizada”. Se les habrá acabado en todos los bares, supermercados y en las casas de tus amigos. Siempre sin alcohol. Y esto no ha hecho más que empezar.



La putas pilas

Siempre comprarás las pilas equivocadas. Si necesitas Triple A, cogerás las AA. Siempre. El caso es que tendrás en casa más pilas que cacharros y ninguna valdrá para lo que necesitas. Aunque realmente esto no es nuevo y no va a cambiar vote a quien vote.



Vecino con piano

¿Te acuerdas aquel vecino que estaba aprendiendo a tocar el piano? ¿El que se ponía a la hora de la siesta con el do re mi fa sol y la luna y todos los planetas y estrellas? Pues volverá a ser tu vecino. Y sigue sin saber tocar. Y ahora, tiene novia, que toca el contrabajo… con mucho trabajo. Diríase que tampoco sabe tocarlo, pero lo intenta… mucho, a todas horas. Si al menos, nos pusieran a estas señoras…  


Cuñado de oficio

No, no es que se inventen el oficio de cuñado, que ese ya está inventado. Si no nos votas te asignarán un cuñado de oficio. Pero cuñado, cuñado. Aunque ya tengas uno, te pondrán otro, y de los que lo saben todo, y antes, y mejor que nadie, de los que te sacan de quicio. “Habernos votao”.



Ni Google ni Googla

Nada, que no encontrarás nada. Pero ni en Google si quiera. Se te pierden las llaves, olvídalo, haremos lo posible para que no las encuentres nunca. Ni el DNI, ni el carnet de conducir. Todo el día renovando las tarjetas del banco, comprándote gafas nuevas, el carnet del videoclub… ¿Te da igual el carnet del videoclub porque ya no alquilas películas y no hay videoclubs?... Da igual, lo pediremos para ver la tele… Y sólo a ti, por no votarnos.



Hablando de televisión

No siempre te pediremos el carnet del videoclub… No pienses que somos tan malos. Podrás ver la tele. Tele Cinco y todo el día en tu casa tendrás a Jorge Javier Esteban, a Belén Vázquez y Sálvame, a todas, horas… No habrá paz… bueno sí, Paz Padilla. Y si por casualidad te gusta ese tipo de programas…. bastante castigo tienes ya.


¿El champú que no pica?

Pues lo vamos a prohibir. El champú de toda la vida tiene que picar en los ojos. ¿Si no cómo vas a saber que se te ha metido? Y llorarás, mucho, y te arrepentirás de no haber votado por la opción correcta. Y tendrás los ojos como el señor Pelegrini. El entrenador que parece que tiene una vitrocerámica en la cara.



Dedo meñique

Será muy fácil saber quién no nos ha votado. Si tiene dos dedos meñiques en cada pie, no es de los nuestros. Ya sabemos que este dedo lo han puesto ahí, al final, para encontrar los muebles por la noche. No está en nuestra intención que os golpeéis en este dedo, bueno sí que está, y para eso os ponemos otro dedo, para que no falléis.


Te saltarán más los huevos

No, nada que ver con los testículos. Tampoco somos tan crueles… y además, no podríamos castigar a las que no nos voten. Nos referimos a los huevos fritos. Que da igual que estés en la cocina con armadura. Los huevos ya saben cómo hacer daño… Los modificaremos genéticamente para que te quemes… siempre.



Comerciales al ataque

Te parecen muy pesados los comerciales de Vodastar o Movifone? Pues esto no ha hecho más que empezar. Y esta medida será muy popular. Contrataremos a más comerciales telefónicos para que llamen a la gente que no nos ha votado. Así conseguimos que baje el paro. Y te llamarán a cualquier hora, y no sólo al teléfono fijo. También al móvil, por Facebook, por Twitter, al telefonillo, en los semáforos….



Ahora ya te lo piensas mejor antes de votarnos o no.  Y podría haber sido peor… Quitarte el papel higiénico todos los días, prohibirte el chocolate, obligarte a vestir con ropa de Agatha Ruiz de la Prada, o como un hípster, poner música de Enrique Iglesias para despertaros…. Avisado quedas.

Comentarios

  1. ¡No sigas, por favor Javier, no más castigos! Puedo asegurarte y te aseguro que votaré a..., este... uhmmmm... a... oye, Manuel, cómo se llama ese que dice que... no, Beppe Grillo, no, el otro..., no Trump no, hombre, ese que ha prometido... no, Cameron tampoco ¡despistao! Bueno, déjalo, da igual, ya me apañaré yo...
    I.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

Yo os maldigo, jodíos móviles

No sé si os acordáis de Charlton Heston en El Planeta de los Simios en la escena final, más cabreao que una mona y “maldijiendo” a todos. Pues yo igual, maldigo a los móviles, que tienen la culpa de todo lo que sucede. Antes no había teléfonos inteligentes, ni siquiera un poco listos, y no pasaba lo que está pasando ahora. Si no, cómo os explicáis, que haya llegado Trump a ser Presidente. Pues por los móviles.

Y no sólo lo digo yo. También lo dicen los programas de la tele, y los de la radio y en los artículos de revistas y periódicos (por si no lo recuerdas, son esas cosas que venden en las tiendas con hojas… las lechugas, no, lo otro).

Pues eso, que lo dice todo el mundo. Todo el día nada más que “de mirar” el móvil y no hacemos otras cosas, no como antes que hacíamos…. por ejemplo… Dejadme pensar y ahora vengo.

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


CEO, Fundador, Máster del universo, Administrador y Portero Delantero o cómo darse importancia

¿Os podéis creer que hay gente que incluyen en sus CVs (también conocido como curriculucucú paloma) títulos, cursos, estudios que es probable, o muy posible, que no tengan o no hayan cursado nunca? Increíble, ¿Verdad? Hay algunos que incluso incluyen entre sus conocimientos habilidades que no tienen. Todos hemos leído en los curriculums, lo de nivel alto de inglés. Y ni nivel, ni alto, y lo más cerca de saber inglés es escuchar a Michael Robinson... en español. Con saber decir “gudmornin”, ya es nivel avanzado, si dicen “vulevú cuché avemua” ya tienen un francés nivel usuario. Hay algunos que acaban de montar su empresa y se hacen su tarjeta con más títulos que el Real Madrid y el Barça juntos. Son CEO, Fundador, “Entrepiernur”, Visionario, Máster del universo, Consejero y Máximo accionista de, pongamos, la empresa Pérez González y Asociados Cuando Los Haya SL. Pero hay otros, que no les gusta darse tanto pisto, o les da un poco de vergüenza mostrar todas sus habilidades y no incluyen to…

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?

Según el mundo en el que vivas puede que las noticias más importantes sean que Cristiano Ronaldo se ha “enfurruñao” con sus compañeros. O que Isabel Pantoja sale de la cárcel. Que a Paquirrín, Pantojín Jr,  habría que meterle en la cárcel por la música que hace, y que la próxima semana seguiremos hablando del gobierno.


Pero en otros mundos, que también los hay, no saben si Paquirrín es el próximo Presidente. Si les dicen que Cristiano Ronaldo está en la cárcel, no sabrán de quién le hablamos y no les extrañaría que Pantoja fuera la máxima goleadora de la liga de fútbol, o participará en las próximas Olimpiadas o si se ha “enfurruñao”.

Las noticias que, como ahora se dice, hacen arder las redes, puede que no merezcan ni una línea en “The Country” (El País en Estados Unidos) o un comentario en “The Reason” (La Razón de UK)y ni siquiera dirán nada en “Antenna Three” de Australia. Mejor te cuento algunos ejemplos

13 Conductores por el mundo

Hacía tiempo que no conducía por la maravillosa piel de toro, mosaico de culturas, crisol de razas…. Podría seguir así todo el post para nombrar a España, pero os había prometido hacer los posts algo más cortos.
El caso es que hay cosas que nunca cambian, da igual dónde conduzcas. Los coches pueden ser distintos, con el volante al otro lado (y el conductor en el mismo lado del volante también, que si no sería muy incómodo), pero la gente que lleva el coche somos muy parecidos.
Hoy os voy a hablar sobre algunos tipos de conductores que te puedes encontrar conduciendo (también te los podrías encontrar en otro sitio, pero ya no los reconoceríamos como conductores… o sí) Billy, el rápido El conductor más rápido del oeste, y del este y de todas las carreteras. No hay límites para Billy. Si la carretera es de 100, él va a 150, si es de 110, él va a 220, como la electricidad. Siempre tiene prisas. No confundir con Billy el de las estanterías de Ikea, que también se ha forrado con una idea bien s…