Ir al contenido principal

Podemos prometer y prometemos promesas electorales

Hubo un tiempo en el que un señor, que luego se compró un aeropuerto, decía todo el tiempo que podía prometer y prometía. Igual os suena un tal Adolfo Suárez, los apellidos de Madrid Barajas vinieron luego. Que menos mal que no le pusieron el nombre del aeropuerto a la Duquesa de Alba y tenemos que hacer otro (aeropuerto) para poner el cartel.


Pero no es el primero político que prometía cosas. Y casi todos prometen mucho en período electoral. Y como en España está de moda la cosa ésta de votar, pues no paran de prometer. Y otras no las prometen, pero nos las inventamos. Bueno, ellos también se las inventan, pero espero que no os creáis las promesas que os voy a poner yo… ni las de los políticos tampoco.

Vamos a suponer que existiera o existiese un partido que se llama Podemos Partirnos Unidos de Los Ciudadanos Republicanos y Obreros Siempre, o también conocidos como los PPULCROS. Pues estas cosas os van a poder prometer y prometen. 




Si llegamos al poder, ¡Qué coño! Vamos a llegar al poder y cuando eso pase, prometemos:

Acabar con el paro

Todo el mundo a moverse, no queremos ver a nadie quieto, ni un segundo. Un dos, un dos, izquierda, derecha. Muy bien. Y pondremos monitores de aerobic por la calle, y clases particulares de zumba, y al que no se mueva, pues le zumbamos. ¡Que ya está bien! Y generaremos empleo también, pero eso ya es más complicado y no lo prometemos. Haremos lo que podamos.


Todos muy bien educados

Cuando gobernemos todo el mundo se saludará con educación, incluso a tus vecinos y a tu familia. Y dará los buenos días por la mañana y buenas tardes por la tarde. Y dirá “Qué aproveche” a la hora de comer y de cenar aunque no quiera que le aproveche. Y es que se está perdiendo la educación. Lo de los colegios, universidades y esas mierdas ya veremos. El que quieras estudiar que se lo pague, que no estamos aquí para solucionarle los problemas a nadie.



Más sanos que una manzana

Estamos ya un poquito cansados en el Partido de que os pongáis malos y cuando lleguemos al poder esto se va a acabar. Y es que no váis limpitos, ni os laváis las manos ni nada y así hay muchos gérmenes, y además como fumáis drogas porros y bebéis a morro pues os contagiáis. A partir de ahora todos a lavarse las manos y a ducharse y dejar de beber litronas. Yankis, que sois unos yanquis. Y ya para cosas más graves, está la sanidad privada que esa sí que funciona bien.


No más corrupción

¿No estás ya hartos de ver y leer noticias de corrupción todo el rato? Pues a partir de ahora se prohíbe hablar de ello y santas pascuas plim. Todo el día con lo mismo, que la gente es muy cansina y le importan otras cosas. Corrupción de verdad de verdad hay en otros países, ¿pero aquí en España? Nada más que quieren despresdigt… despretigias, derpretis… ¿Véis? A tomar por saco. ¡No se habla más de ello y se acabó!



Tu equipo ganará siempre la liga

Pensarás que es una de esas promesas que hacen los demás partidos. De estas que no se cumplen nunca. Pues PPULCROS te promete que sacaremos una Ley Orgánica o un Decreto o alguna cosa de esas que hacen los gobiernos y cambiaremos la Constitución para cambiar esta situación. ¿Qué es eso de que cada uno anime a un equipo? Sí, amigos. Tu equipo ganará siempre la liga. Ahora tenemos que ponernos de acuerdo para ver de qué equipo os tenéis que hacer todos. Que decidís el Barcelona, o el Madrid, o el Leganés que acaba de subir a primera y no ha ganado la liga nunca, muy bien. Pero todos a animar al mismo equipo. Que hay que remar juntos para conseguir los objetivos (se nota el libro de autoayuda que acabamos de leer).



No más fracasos en Eurovisión

Lo hemos intentando todo. Cantar en inglés, canciones movidas, baladas, bailar pegados, bailar despegados, todo. Pues ya vemos que nos tienen manía y que se votan siempre en tre Rusia, Bielorrusia, Ucrania, Bieloucrania… siempre igual. Pues ya está bien. Nos salimos. Y haremos nuestro propio concurso, y participarán artistas de verdad, nada de mariconadas, ni chiquilicuatres. Bertín Osborne, Norma Duval, y lo presentará siempre Arturo Fernández… que menuda planta tiene.


Potenciaremos la industria del cine

Y empezaremos prohibiendo el cine español que son todos unos rojos. Fuera todos. Y haremos películas americanas de las que tengan éxito que son las mejores. Como esas de los coches que van a toda pastilla, “muy fas y muy furius” se llaman. O si no, estas que hay ahora de Superhéroes enfadados unos con otros. Que hará gente que quieran que hagan las paces, pero parece que es muy rentable que estén peleados unos con otros.



Más horas de sol

Prometemos, que si ganamos las elecciones, seremos uno de los países con más horas de sol de Europa. Y en verano más horas todavía, para que podáis estar en las terracitas y tomando algo, eso sí, en movimiento y sin beber a morro.


Cosas que nacionalizaremos

Mira que tenemos cosas buenas los españoles, casi todo es bueno, porque somos los mejores. Pero hay cosas en as que nos ganan los extranjeros. Pocas, pero alguna hay. Y por ello nacionalizaremos los yogures griegos, ahora serán españoles y muy españoles. A Google y Apple que parece que les va bien y así serán empresas punteras españolas, y BMW, y a Messi y a Cristiano Ronaldo, y la NBA, y el petróleo, todo, y el gas, y las toallas de Portugal que con tanta gente haciendo deporte y con la ley de sanidad tenemos que secarnos bastantes veces al día.



Impuestos

No los vamos a subir, ni bajar. Los eliminamos. ¿Qué os parece? Nunca más se pagará impuestos en España. Pero nadie, ni siquiera los pobres. Eso sí, crearemos una nueva tasa que aún no sabemos cómo se va a llamar y que pagarán siempre los mismos, cómo siempre. Y es que hay tradiciones que no deben cambiar.



Esto son las 10 propuestas estrella, pero tenemos muchas más, como que podáis votar las veces que queráis que ya nos ocuparemos nosotros de los resultados, no habrá multas, quitar las rotondas, poner los mismos programas de Televisión en todas las cadenas para que no haya problemas con las audiencias. Prometemos que Georgie Dann entregará los instrumentos y se rendirá, no más canciones del verano ni invierno.

Y te dejamos la mejor propuesta para el final. La Subida del salario máximo. El mínimo, pues como su propio nombre indica lo dejamos como está que ya es muy mínimo de por sí. Porque aquí estamos para ganar dinero ¿no? Pues eso. Que estamos a lo que estamos. ¿Quién quiere ganar poco? Que a veces hay que explicarlo todo. Si no nos votas ya con esto, no sabemos qué hacer para convenceros. Dejad de pensar en vosotros mismos y pensad en los demás, como dice Antonio Banderas en Átame.


Yo les Botaría... No, no me he equivocado. Botar del verbo "A tomar por saco" ;-)

Comentarios

  1. Un programa perfecto para botar a los partidos. Si Señor!

    ResponderEliminar
  2. ¿Dónde se saca el carné de PPULCROS, Javier? Me apunto.
    Besotes,
    I.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


Yo os maldigo, jodíos móviles

No sé si os acordáis de Charlton Heston en El Planeta de los Simios en la escena final, más cabreao que una mona y “maldijiendo” a todos. Pues yo igual, maldigo a los móviles, que tienen la culpa de todo lo que sucede. Antes no había teléfonos inteligentes, ni siquiera un poco listos, y no pasaba lo que está pasando ahora. Si no, cómo os explicáis, que haya llegado Trump a ser Presidente. Pues por los móviles.

Y no sólo lo digo yo. También lo dicen los programas de la tele, y los de la radio y en los artículos de revistas y periódicos (por si no lo recuerdas, son esas cosas que venden en las tiendas con hojas… las lechugas, no, lo otro).

Pues eso, que lo dice todo el mundo. Todo el día nada más que “de mirar” el móvil y no hacemos otras cosas, no como antes que hacíamos…. por ejemplo… Dejadme pensar y ahora vengo.

¿Si pruebo con poesía aunque sea sólo un día?

En el blog he escrito sobre muchos temas. 6 años dan para muchas chorradas.  Cosas que me ocurren, otras que me podrían haber ocurrido, alguna que otra invención, noticias, entrevistas de actualidad, temas candentes (que vete tú a saber qué significa candente… Es algo sobre cómo cocinar los espaguetis para que queden perfectos ¿No?).

Pero nunca he escrito poesía. Jamás. Never, ever. Ni en el blog, ni en un cuaderno, ni ná de ná. Ni siquiera en el cole cuando me gustaba una niña (que se llamara Carlota, no ayudaba en las rimas), o en las puertas de los baños cuando era adolescente, que es cuando se escriben poesías con sentimiento.

Alguna vez tenía que ser la primera. Así que vamos a intentarlo, pero eso sí, no pidáis virguerías… No esperéis sonetos, romances, o versos enciclopédicos (o como quiera que se llamen los versos)… Eso sí, también prometo que no voy a tirar de rimas fáciles, usando el número 5 o con agua Bezoya y partes del cuerpo masculinas.

Dejadme que utilice algunas licenc…

Las cosas de la edad

Hace unos años un grupo llamado Modestia Aparte, también conocido como “molestia, aparta”, “cantaba” una canción llamada Cosas de la Edad. Digo “cantaba” y en el vídeo vais a entender por qué. No os perdáis la actitud del público y la voz melodiosa del “cantante”.
El caso es que las “personas humanas” nunca estamos contentos con lo que tenemos. Y entre las cosas que tenemos está lo de la edad y sus cosas. Si tenemos mucha edad queremos tener menos. Cuando tenemos pocos años, queremos tener más. Llega un momento en el que no queremos cumplir más, que incluso nos quitamos años. Un lío, ¿no? A ver si os explico bien lo de las edades del hombre, la mujer, la temporada otoño-invierno… Vamos allá. Tres meses, dos semanas, un día y un desayuno En el principio no hay años. La edad se cuenta en días, luego pasamos a semanas, meses… Que parecen condenas de la cárcel. Hay tiernos infantes que tienen 124 semanas y como no seas experto en matemáticas, no sabes si sigue en la cuna o está a punto de cas…

Carta del Ministerio de Hacienda y otras 9 cosas que dan más miedo que Halloween

Ya os conté hace mucho, mucho tiempo, cosas sobre el Jalogüín, y cómo se había puesto de moda lo de que la gente se disfrazara de calabazas, te metieran un truco, y que los niños hicieran tratos… Quizá no sea exactamente así, pero ya sabéis a lo que me refiero.
Cuando en España no había McDonalds, sí amigos, éramos un país muy pobre, y las hamburguesas se llamaban filetes rusos (lo único ruso que nos dejaban hacer en aquel entonces), la noche de Halloween no había disfraces ni truco, ni trato, ni hostias. Y el día siguiente a llevar flores al cementerio. No me digáis que no da mucho más miedo que plantar tres telarañas y vestirte de bruja piruja (siempre quise escribir lo de bruja piruja todo junto).

Y es que no hace falta que sea Halloween ni que vengan los americanos a decirte cuándo pasar miedo. Como si no tuviéramos nosotros nuestras cosas para cagarnos por la pata abajo (en el extranjero no tienen una expresión que describa el terror mejor que esta). ¿Quieres ejemplos de cosas que…