Ir al contenido principal

Oscar, Goya y otros señores que dan premios a los peliculeros

Oscar, Goya y otros señores que dan premios a los peliculeros

El otro día estuve viendo (ya, ya sé que esta es la típica forma de empezar un monólogo, pero es que así fue) la gala de los Goya y me detuví (¿O se dice detenguí?) a pensar. No me pasa muchas veces. Lo de detenerme sí, me refiero a lo de pensar. Y pensé que todas estas galas, los Goya, Oscars y todos estos señores que se dedican a dar premios, son muy similares, por no decir parecidas (o como se diga).

Sale una señora, o un señor, a presentar la gala. Y canta, y baila, y cuenta chistes, y sonríe, y habla con el público y se mete con las autoridades competentes y otra vez a sonreír. Y volver a presentar a gente que entrega los premios al mejor guion, a la mejor actriz, la mejor iluminación,  y la música más original, a la música menos original y así hasta que eligen la mejor película. Todo ello votado por los señores de una Academia. Y cada vez es una academia distinta. Y son academias que no conoce nadie, ni siquiera son de CCC, ni una academia de inglés, o de baile, ni de mecanografía ni nada. Y así pasa, que eligen cosas que…


Mejor te lo cuento con ejemplos. Cosas que pasan en los premios de cine.


La alfombra roja

Básicamente es, como su propio nombre indica, una alfombra colorada, muy larga, por la que pasan los señores que van a la gala y todo el mundo habla antes, durante y después sobre los vestidos y los trajes. Me explico. Por ejemplo. Penélope Cruz va vestida de Carolina Herrera. Podría ir de Tortuga Ninja, pero no, ha decidido disfrazarse de otra persona. Y van todas muy guapas y guapos. O casi todos. A veces, hay gente que se peina chupando un pararrayos. He aquí la muestra.


El photocall

¡Aquí! ¡Aquí! ¡Aquí! 2 millones de fotógrafos diciendo lo mismo para que los actores, directores y señores nominados, famosos y famosas miren al pajarito. Y posen, y pongan morritos y se pongan de perfil y den vueltas para salir guapos y lucir palmito (siempre me he preguntado dónde llevan el palmito). A la de la foto se le va a salir el palmito (donde quiera que esté).


¿Y éste quién es?

En la alfombra roja y/o en el photocall el famoso sale con sus seres queridos y a veces con su familia. Y a veces ni sabes a quién estás viendo. Puede que sea este actor que se llama… Sí hombre, este que sale en la película de uno que está vivo y luego se muere… Que también salió en la serie esa que tiene tantos capítulos…. Y a veces es sólo el director de la película y no le conoce nadie. O la mujer del diseñador de interiores de la película ganadora del festival de cortos de Albacete (seguimos hablando de películas).


Al Presentador/a que presenta hay que criticarle siempre

Da igual que lo haga mal, regulín, bien o muy bien, siempre hay que decir algo en su contra. ¡Qué mal canta! ¡Qué mal baila! La broma no era muy buena… Un señor o señora que se tira 20 horas (la duración media de estas galas) soltando bromas, sonriendo, bailando, cantando, presentando a gente le deberíamos dejar pasar algunas cosas ¿no? Aunque no salgan con el vestuario adecuado.


Minutos musicales

No sólo canta el señor o señora presentadora. A veces llevan cantantes, cantantas y grupos que cantan canciones musicales. Y algunos cantan bien, y otros mal, y otros simplemente dan el cante.


Vamos a homeja… homanej…. a recordar

Y nos ponen un vídeo con gente que nos ha dejado. Me voy a explicar no sea que penséis que ponen imágenes de la novia que ya sólo nos quiere como amigo, o un video del “Yonatan” que se ha pirado con la Jessi. Me refiero a gente relacionada con el cine que ha muerto recientemente. Y aquí los asistentes a la gala son muy crueles, sólo aplauden a los famosos. O a lo mejor están contentos de que ya no estén con nosotros. ¿Quién sabe? Los famosos son tan extraños…


El mejor vestuario es para…

Que aquí esperas que digan: El vestuario del Barcelona, o del Manchester City que tiene jacuzzi y sauna, y piscina de bolas. Pues no, es un premio que dan a la película por la ropa que llevan. Y no te creas que premian al que va bien vestido, con la ropa planchada y la raya como dios manda y bien limpita… En las películas porno seguro que premian al menor vestuario. Y aquí tenéis un ejemplo de película que ha conseguido el Oscar al mejor vestuario, y mirad que pintas llevan. Pero es que no debe ser fácil vestir a un conejo.


Maquillaje, jeje

También dan un premio a la película en la que van con las pestañas más rizadas y los labios pintados. A la mejor peluquería no, pero yo le daría el premio a la unos amigos míos que cortan muy bien el pelo. Echo de menos también premio a la perfumería y droguería… Mejor a la droguería no la metemos e estas cosas.


Mejor Dirección de fotografía

Si estáis esperando a que os diga qué diantres (¿qué diantres significara diantres?) significa este premio, vais listos.  Ni idea, pero yo me imagino a un señor diciéndole a los actores dónde ponerse todo el rato para salir bien guapos y que no se pongan unos delante de otros, y salgan peinados  y bien vestidos. O puede ser el que le recuerde al cámara que no haga la película en vertical, que luego se ve muy mal en algunas pantallas.


Guion original, adaptado, mixto con patatas y refresco grande

A los señores que escriben las películas no les dan demasiada bola, pero por lo menos los guiones tienen varios premios, dependiendo si es un guion original (no se lo han copiado a nadie) o adaptado (que le han hecho un corta, pega, colorea) y lo ponen en una hoja por una cara y con lo de Interior Noche, secuencia primera, quinto piso, escalera B. Os dejo un ejemplo de guion…


Actor, actriz, principal, secundario, de reparto, novel, pelirrojo, bajito…

De estos premios también hay categorías. No todos los actores que salen en la peli se les mide igual. Depende si son chicos o chicas, sin salen mucho tiempo en la peli, si salen poco, si es su primera película. Un jaleo, vamos. Que un señor en su primera película y sólo actúa 10 minutos puede ganar el premio al Mejor Actor Secundario novel de reparto Barajas - Adolfo Suárez… Ya me he “liao”.


Se lo dedico a mi familia que me estará escuchando

Todos los premiados tienen un tiempo para agradecer a los miembros (los de la Academia) y dedicarle el Oscar o el Goya, o lo que quiera que hayan ganado a sus familias, sus parejas, a sus padres, a la Virgen del Perpetuo Socorro o su PM (prima Maripuri). Pero algunos se lían…


Dirige la orquesta…

Los señores que dirigen la película también se llevan un premio. El Premio al mejor director. Curioso ¿verdad? Y es que decide cómo son los planos y los movimientos de cámara, y le dice a los actores cómo interpretar el guion y esas pequeñas cosas sin importancia. Y lo hace sentado en su silla de director. No le veo yo el mérito al señor director de primera, acelera, acelera (me he equivocao de canción)

And the winner is

19 horas después de que el presentador haya empezado a hacer bromitas, hayan cantado la banda sonora entera, se hayan agradecido y dedicado todos los premios, llega el momento de decidir qué película es la más mejor del año. Suelen ser películas de mucho llorar y cuanto más largas, más posibilidades de ganar. Un suponer, Torrente no es de las favoritas a ganar un óscar, ni un Goya, ni ná, pero a él no le importa, mientras no le cobres…


Bueno, pues nada, hasta dentro de unos días, que empiezan los Oscars… y otra vez a ver quién es la mejor actriz original maquillada en un vestuario mientras ve una película. 

Comentarios

  1. Si, Javier, pero como somos animales de costumbres, seguro que nos sentamos a ver los Oscar (¿se dice los Oscar o los Oscars? ¡maldición, no tengo a mano a mi amiguete el corrector!) aunque, como dice mi marido, al menos "con unas almendritas y uno bien cargadito...".
    Ya nos contarás...
    Besotes,
    Isabel

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


Yo os maldigo, jodíos móviles

No sé si os acordáis de Charlton Heston en El Planeta de los Simios en la escena final, más cabreao que una mona y “maldijiendo” a todos. Pues yo igual, maldigo a los móviles, que tienen la culpa de todo lo que sucede. Antes no había teléfonos inteligentes, ni siquiera un poco listos, y no pasaba lo que está pasando ahora. Si no, cómo os explicáis, que haya llegado Trump a ser Presidente. Pues por los móviles.

Y no sólo lo digo yo. También lo dicen los programas de la tele, y los de la radio y en los artículos de revistas y periódicos (por si no lo recuerdas, son esas cosas que venden en las tiendas con hojas… las lechugas, no, lo otro).

Pues eso, que lo dice todo el mundo. Todo el día nada más que “de mirar” el móvil y no hacemos otras cosas, no como antes que hacíamos…. por ejemplo… Dejadme pensar y ahora vengo.

Empanaos sin fronteras

Antes de nada vamos con la definición de empanao. Es muy probable que seas uno de ellos y no lo sepas. Es como los zombis, que no lo saben, como no tienen televisión ni van al cine... O los cansinos, que no se dan cuenta que lo son. La RAE recoge empanada mental como confusión de ideas, pero no define el término empanao.

No es aquel que está recubierto de pan rallado y huevo antes de realizar una fritura con aceite o estas guarrerías que hacen algunos con la mantequilla. Seguimos hablando de la cocina y freír cosas, que ya os veo venir y empezáis a imaginar a gente usando mantequilla para…. Paro que si no os lo estábais imaginando, ya os doy ideas. El caso es que un empanao es el que no se entera, el que está distraído, que está más pallá que pacá (esta definición no es la más técnica, pero es la que más se acerca a la definición real).

Y hay empanaos en todas partes del mundo. Aquí no hay discriminación por sexo, raza, religión, credo o avemaría cuando serás mía. ¿Pero cómo reconocerl…

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?

Según el mundo en el que vivas puede que las noticias más importantes sean que Cristiano Ronaldo se ha “enfurruñao” con sus compañeros. O que Isabel Pantoja sale de la cárcel. Que a Paquirrín, Pantojín Jr,  habría que meterle en la cárcel por la música que hace, y que la próxima semana seguiremos hablando del gobierno.


Pero en otros mundos, que también los hay, no saben si Paquirrín es el próximo Presidente. Si les dicen que Cristiano Ronaldo está en la cárcel, no sabrán de quién le hablamos y no les extrañaría que Pantoja fuera la máxima goleadora de la liga de fútbol, o participará en las próximas Olimpiadas o si se ha “enfurruñao”.

Las noticias que, como ahora se dice, hacen arder las redes, puede que no merezcan ni una línea en “The Country” (El País en Estados Unidos) o un comentario en “The Reason” (La Razón de UK)y ni siquiera dirán nada en “Antenna Three” de Australia. Mejor te cuento algunos ejemplos

¿Si pruebo con poesía aunque sea sólo un día?

En el blog he escrito sobre muchos temas. 6 años dan para muchas chorradas.  Cosas que me ocurren, otras que me podrían haber ocurrido, alguna que otra invención, noticias, entrevistas de actualidad, temas candentes (que vete tú a saber qué significa candente… Es algo sobre cómo cocinar los espaguetis para que queden perfectos ¿No?).

Pero nunca he escrito poesía. Jamás. Never, ever. Ni en el blog, ni en un cuaderno, ni ná de ná. Ni siquiera en el cole cuando me gustaba una niña (que se llamara Carlota, no ayudaba en las rimas), o en las puertas de los baños cuando era adolescente, que es cuando se escriben poesías con sentimiento.

Alguna vez tenía que ser la primera. Así que vamos a intentarlo, pero eso sí, no pidáis virguerías… No esperéis sonetos, romances, o versos enciclopédicos (o como quiera que se llamen los versos)… Eso sí, también prometo que no voy a tirar de rimas fáciles, usando el número 5 o con agua Bezoya y partes del cuerpo masculinas.

Dejadme que utilice algunas licenc…