Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como Goya

Menudo cuadro o escribir por amor al arte

Imagen
Seguro que habéis oído eso de que las paredes oyen. Estoy convencido de que tienen que escuchar cada cosa. Y es muy probable que los cuadros hablen. Ahí tenemos a los cuadrógrafos o cuadrólogos explicándonos qué quiere decir el artista en su obra, qué representa cada figura, el porqué de utilizar los diferentes colores. Pero nadie le ha preguntado al cuadro directamente. Ni al protagonista del cuadro cómo se sentía en ese momento. O si les gusta el título que le han puesto.

En el post de hoy intentaré acabar con el misterio de algunas de las obras más importantes del arte mundial. Te advierto que lo de pintar no es nada sencillo y hay cosas difíciles de explicar. ¿No había otra cosa de postre?
Tenemos un paraíso para nosotros solos. Carne, pescado, toda clase de frutas y nos dicen que lo único que no podemos comer es la jodía manzana. ¡Joder Eva! Yo que sé… Una papaya, un plátano, arándanos, aguacates… algo hípster de lo que se lleva ahora. ¿¿¿Pero una manzana???
¿Tú en tu casa pintas e…

¿Te imaginas que nos quedamos sin imaginación?

Imagen
Pues no te lo imagines, porque está pasando. Cada vez tenemos menos imaginación y repetimos lo mismo una y otra vez por los siglos de los siglos amén. Unos lo llaman homenaje, otro plagio, otros actualización, revival, volver a recordar… ¡Los cojones! Es todo lo mismo una y otra vez.   
Somos la generación gazpacho. Esto todavía no se ha patentado, pero os lo regalo, por si acaso alguno quiere registrar el dominio de Internet o sacar pasta de la idea. Puede que sea cosa mía, pero yo creo que yo no hay nada nuevo… De todas maneras, Luis Enrique, deja que me explique (homenaje a los Nikis). 

Y esta explicación que os debo, os la voy a dar. Aunque pensándolo bien, no solo nosotros somos la generación gazpacho… y es que la historia se repite… vamos al lío.  Y os pongo algunos ejemplos.

Resumen de cosas resumidas (III) Vaya cuadros

Imagen
La semana pasada resumíamos algunos de los libros más famosos. La Vuelta al Mundo de un Lazarillo, Don Quijote y Julieta, La tragicomedia de un principito y Melibea, Cinco Horas con la Celestina, La Odisea de los Inocentes… Quizá no es el mejor resumen, pero también pagáis por algunos periódicos y se inventan cosas. Y yo os lo dejo a muy buen precio.

Ahora vamos con la tercera parte y le toca el turno a los cuadros. No sólo que os lo pongo gratis, sino que os ahorro coger un avión, esperar la cola para ir al museo y la paliza que supone perderte por las diferentes salas para ver la pintura en cuestión… Y eso si no hay un montón de gente delante y no te deja ver más que un trocito del cuadro, japoneses haciendo fotos, miles de niños corriendo por los pasillos. Yo te lo enseño todo. Seguimos hablando de pinturas… Aunque pensándolo bien, enseñarte todo, también sería un cuadro.

Vamos con los cuadros. Pero no esperéis que diga cosas como que el trazo del pintor se hace visible…, o que en ve…

Oscar, Goya y otros señores que dan premios a los peliculeros

Imagen
Oscar, Goya y otros señores que dan premios a los peliculeros
El otro día estuve viendo (ya, ya sé que esta es la típica forma de empezar un monólogo, pero es que así fue) la gala de los Goya y me detuví (¿O se dice detenguí?) a pensar. No me pasa muchas veces. Lo de detenerme sí, me refiero a lo de pensar. Y pensé que todas estas galas, los Goya, Oscars y todos estos señores que se dedican a dar premios, son muy similares, por no decir parecidas (o como se diga).
Sale una señora, o un señor, a presentar la gala. Y canta, y baila, y cuenta chistes, y sonríe, y habla con el público y se mete con las autoridades competentes y otra vez a sonreír. Y volver a presentar a gente que entrega los premios al mejor guion, a la mejor actriz, la mejor iluminación,  y la música más original, a la música menos original y así hasta que eligen la mejor película. Todo ello votado por los señores de una Academia. Y cada vez es una academia distinta. Y son academias que no conoce nadie, ni siquiera son de…