Ir al contenido principal

Yo te declaro culpable e irresponsable

Una canción de Gabinete Caligari le echaba la culpa al cha cha chá. Otra de los Jackson 5 se la echaba al “bugui” (vete a saber qué es lo del bugui, pero no tengo  presupuesto para ir a Estados Unidos a preguntárselo a los otros 4 Jackson que quedan).


Y el resto del mundo le echa la culpa al otro medio. El caso es que nadie es responsable. Porque esa es otra, una cosa es quién tiene la culpa y otra es quién es responsable. Parece lo mismo, pero no lo es. Pero tampoco vamos a tener un momento Paulo Coelho y empezar a hablar de responsabilidades. La gente no es responsable nunca, siempre hay otros responsables y culpables. La culpa es siempre de otros ¿verdad?


Vamos a ver si me explico y encontramos a los culpables.




El político y sus cagadas problemillas en redes sociales
Aquí no hay un solo culpable. Puede haber hasta tres. Pongamos que un político ha dicho una burrada en su cuenta de Twitter. El primer sospechoso es un “juanker” (o pirata informático). Siempre aparecen los malos para poner tontás en las cuentas de los políticos. El segundo posible culpable es la aplicación informática que se utilice. Ya sabemos que tienen vida propia. Tú escribes algo y cuando estás durmiendo, las aplicaciones te cambian todo lo que has escrito y se lo mandan a tu enemigo para que lo revise y decida enviarlo en el peor momento. La tercera pista es Zapatero. La culpa de todo la tiene Zapatero. De momento a los políticos, les está funcionando. La que está liando el pollito.


El autorecolector autocorrrrectorrrr
¿No te llevas demasiado bien con las reglas gramaticales? ¿Crees que la tilde es un invento del demonio? ¿La b y la v están demasiado juntas? ¿Querrías que la h en vez de muda, estuviera muerta? No lo dudes, instálate el puto autocorrector y tus problemas serán incluso más grandes. Lo bueno es que podemos culparle de todo y líbrarnos del mal amén. 



El profe me tiene manía
Que no hagas nunca los deberes o no te hayas aprendido la tabla del 2 y estés en 5º de ESO o 6º de lo OTRO, no le da derecho al profe o a la seño a tenerme manía. Me ponen siempre lo más difícil. ¿Para qué sirve saber latín si ya no lo habla nadie? ¿Para qué aprender a escribir a mano, si ya todo se hace a máquina? No se puede ser guapo, ni rico, ni jugar bien al fútbol.


El perro “me se" comió los deberes
Los perros hasta ahora se comían los deberes. Esto era así. Les encantan los deberes. Eso sí, los recién hechos, los de hace dos semanas no les gustan. Ahora ya con los ordenadores parece que la excusa ya no funciona. Los perros intentan comerse el disco duro, pero no es igual. De todos modos, los animales siguen dando guerra. Los gatos se comen la lengua de los niños, los ratones se llevan los dientes… Al menos los ratones te dejan algo a cambio.


El ordenador y el “guguel”
Necesitas encontrar algo, y en vez de preguntar a tu madre que es la que de verdad sabe dónde están las cosas, te vas al ordenador y buscas en el Google o en Yahoo o Bing. Y claro no está. ¿Dónde me he dejado los calcetines? Y nada. ¿Cómo se llama la tía de Albacete? ¿La que nos daba siempre 15 pesetas... hasta el año pasado? (Se debió quedar sin monedas de 5 pesetas). Y Bing tampoco lo encuentra. Por algo los llaman buscadores. Si encontraran, serían encuentradores.


Los amigotes
¿Que a tu hijo o marido le gusta endrogarse y/o salir todos los días y todas las noches? La culpa es de los amigos. Él es una bellísima persona, pero las compañías le llevaron por el mal camino. Seguro que las mujeres o madres de los otros amigotes dirán lo mismo de tu marido o hijo. Pero claro, están equivocadas, porque los malos siempre son los otros. ¿Que mi hijo bebe? ¡Ni borracho!


Eso es por ver la tele
La tele es culpable de casi todo. Que hay mucha droga, es cosa de la tele. Que la gente bebe y fuma, cosas de la tele. Que ahora los jóvenes se divorcian y son todos gays, y se dejan barba, pues ya sabes. Que nadie lee porque la tele está puesta a todas horas… A la radio nunca le echan la culpa de nada… y mira que a veces dicen cada cosa…


O por las películas o los juegos violentos
De todos es sabido que la juventud no distingue entre las películas o los juegos y la realidad. Sales de ver Rambo y te da por buscar Charlies y no sentir las piernas. O Supermán y te pones una capa y te apuntas a la tuna. O peor, juegas a esas cosas violentas como el Candy Crush y … (igual me estoy liando). ¿Qué películas verán los políticos para actuar como lo hacen? ¿Atraco a las tres?


¿Dónde les habrán dado el carnet de conducir a todos los demás?
En el momento en que pones las manos en el volante no hay mayor experto que tú. El resto son meros aprendices. Tú eres Alonso y los demás son el negrito archienemigo que se carga todos los coches. (Jamilton creo que se llama. Que vaya a ganar un mundial no quiere decir nada. Se lo van a regalar). Eso sí. Te bajas del coche y las reglas cambian. Aparecen  semáforos, y pasos de cebra que antes no había.


La culpa es del mensajero
Siempre se le ha echado la culpa al mensajero, lo que pasa es que cada vez hay menos. Yo por ejemplo, viene uno de SEUR y no creo que sea responsable. Quiero decir que igual el hombre es muy responsable, pero que no tiene la culpa… Me refiero a que el señor seguro que… Voy a dejarlo porque estamos otra vez como al principio.


¿Habéis aprendido algo? Yo tampoco.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?

Según el mundo en el que vivas puede que las noticias más importantes sean que Cristiano Ronaldo se ha “enfurruñao” con sus compañeros. O que Isabel Pantoja sale de la cárcel. Que a Paquirrín, Pantojín Jr,  habría que meterle en la cárcel por la música que hace, y que la próxima semana seguiremos hablando del gobierno.


Pero en otros mundos, que también los hay, no saben si Paquirrín es el próximo Presidente. Si les dicen que Cristiano Ronaldo está en la cárcel, no sabrán de quién le hablamos y no les extrañaría que Pantoja fuera la máxima goleadora de la liga de fútbol, o participará en las próximas Olimpiadas o si se ha “enfurruñao”.

Las noticias que, como ahora se dice, hacen arder las redes, puede que no merezcan ni una línea en “The Country” (El País en Estados Unidos) o un comentario en “The Reason” (La Razón de UK)y ni siquiera dirán nada en “Antenna Three” de Australia. Mejor te cuento algunos ejemplos

¡Qué haríamos sin vosotras! 10 cosas que existen gracias a las mujeres

¡Menuda historia! ¡Qué injusta ha sido con las mujeres! Los historiadores venga a hablar de señores que han hecho poco, tirando a nada. Por ejemplo, la de reyes que hay en los libros de historia. Todos con el mismo nombre, pero con su numerito (como las señoras mayores en el mercado… cuando no se cuelan). Felipe I, II, III, VI (el del Atleti Ortiz) y González (no es rey pero vive mejor que ellos), o Papas... Hay hasta 16 Benedictos y 23 Juanes... ¿Y las mujeres qué? ¿Cuántas Juanas famosas hay? Sólo dos. Una que terminó loca del todo y la otra, la del arco (y sin flechas), quemada en la hoguera. Qué malamente se portan con las mujeres.

Como os iba diciendo, no se ha dado importancia al papel de la mujer en la historia. Han pasado de vosotras completamente. Si no fuera por las mujeres, el mundo sería muy distinto. Y no es sólo con vuestro papel de madres, que también. Es mucho más que eso. Y como alcalde vuestro que soy, os voy a dar la explicación que os debo.


Imaginad por un momento qu…

Cosas de los americanos

Según los americanos muy americanos, el resto de americanos deberían irse fuera de América… Aunque los otros sean más americanos y desde hace mucho más tiempo.
A ver si me explico. En el post de hoy os voy a contar cosas de los americanos de Estados Unidos. No de todos y cada uno de ellos porque sería un post larguísimo y tampoco los conozco a todos. En mi defensa tengo que decir que tenerlos a todos de amigos de Facebook no sería muy práctico… Roberto Carlos, el que no jugaba al fútbol, decía que quería tener un millón de amigos, pero es que 300 millones (4 mil billones, según los organizadores), ya me parecen muchos para invitarles a un cumpleaños.
A pesar de no conocerlos a todos, me voy a arriesgar y os voy a contar algunas cosas sobre ellos.
Son grandes Muy grandes. Muchos de ellos son 3D. Alto, ancho y más anchos. Por eso necesitan esos coches tamaño autobús. Como tuvieran que aparcar en Toledo con un coche de los suyos, iban listos. Y es que no son mucho de andar, ni de hacer ejerc…

Vuelve la vuelta al cole

Quizá el título no lo aprobarían en un periódico serio. También es verdad que cada vez quedan menos periódicos serios. Realmente,  tampoco es que haya demasiados periódicos y es mejor no tomarse las cosas demasiado en serio.
El caso es que estamos otra vez con la vuelta al cole. Cualquier producto es bueno para aprovechar la idea. Aquí no tenemos muy claro cuál es el público potencial. ¿Los padres? ¿Los profesores? ¿Los tiernos infantes? El caso, es que no está mal de precio.


Hoy vamos a hablar de las cosas que pasan cada vez que nos referimos a la vuelta al cole. Es como la vuelta a España. Tiene cuestas, gente sufriendo, uniformes… pero aquí no te puedes echar la siesta como cuando ves el ciclismo.

10 superpoderes que me gustaría tener

Hace tiempo os decía que no me gustan los superhéroes. Sigo en mis trece. No me gustan. Ni ellos, ni sus películas, ni sus series de televisión, ni los cómiz (sí, lo escribo como suena, ¿qué pasa?), ni sus trajes, ni sus problemas y movidas. Que todos tenemos problemas y no vamos disfrazados de mamarrachos por la calle… ¿o sí?

Sinencambio (también se escribe como suena… mal, pero así suena), sí me gustaría tener algunos de sus superpoderes. Y no, seguro que no acertáis con mis preferidos.
Estoy convencido de que todo el mundo diría que le gustaría volar (pues no hace frío arriba), o ser invisible (y nada más que los utilizaríais para hacer maldades o ver a la gente sin ropa ni nada) o tener la fuerza de los mares, o el ímpetu del viento (creo que me estoy confundiendo de canción).

¿Quieres saber qué superpoderes me pido? Vamos allá.