Ir al contenido principal

Una docena de cosas que pasan en todas partes

Probablemente os suene este post... Lo publiqué hace poco en una web llamada Una Docena de… Le he dado una vueltecilla.  Ya que es mío, también lo ponemos en casa ¿no? Se llama reciclaje (otros diréis que es morro). Allá vamos con el post.

¿Cuántas veces has escuchado lo de “esto solamente pasa en España”? O “lo que no pase aquí, no pasa en ningún sitio”. "Tengo un cuñado en Oklahoma del Norte y esas cosas no pasan en Estados Unidos". Puedes hacer tantas variaciones y permutaciones sobre el tema como quieras, pero el resultado es más o menos el mismo. Y la mayoría de las veces es para decir algo malo.


Pues siento deciros que no somos nada originales. En todo el mundo, la gente también piensa que lo que le sucede es personal e intransferible. “Esto sólo pasa en mi barrio, o en mi pueblo, o en mi ciudad y en ningún sitio más”… Yo lo he oído en muchas partes. Seguramente más de lo que creo, pero posiblemente como en otros lugares hablan raro, no me he enterado. Por poner un ejemplo de lo que os digo: “Only in Ireland”. Si quieres ver algunas de las cosas que sólo pasan allí, tienen su propia página de Facebook para mostrar lo que pasa: https://www.facebook.com/OnlyInIreland

Ojo, no quiero que lo veáis como algo bueno. No es un Viva España y España es la mejor. Ni mucho menos… Es un mal de muchos, consuelo de tontos.  En inglés también tienen esta frase, pero más fina: Misery Loves Company . Y ahora, dejadme que os cuente algunas de esas cosas que pensabais que solamente suceden en España.

Retrasos en los transportes públicos

Estás más rebotao que una mona esperando el tren porque ya vas tarde. Por megafonía anuncian que el próximo tren, tampoco es el tuyo. Preguntas en información y te dice un señor muy amable (esas cosas cada vez pasan menos en España, lo de los señores amables) que llegará aproximadamente en un rato. No sabemos con exactitud la longitud del rato… 

No, tampoco es en Honduras (saludos a los hondureños) o China (a estos no los saludo porque no hablo chino y tampoco creo que lean el artículo). Pasa en todas partes y no sólo los trenes. También el metro, aviones, autobuses, burros de línea… ¿Tú crees que en España más? Puede que sí, pero no hablamos de cantidad, sino de cosas que pasan “everywhere”.


 Robos, hurtos y demás fechorías

Bienvenidos a la bella ciudad de Arg****sönåsolm (o como quiera que se llame la ciudad bella). “Por favor, tengan precaución con los bolsos y sus carteras. Vigilen sus pertenencias en todo momento”. ¿Cómo? ¿Qué aquí también roban? No, aquí te dejas el bolso abierto y te meten un billete de 500 euros. Pues claro que pasa. ¿O piensas que la cárcel y la policía la mantienen por si se pasa algún chorizo de los nuestros? (No descartemos la idea). No tenéis más que recordar la trilogía de las Mujeres que juegan con fuego y no les gusta que a los toros te pongas la minifalda (nunca me aprenderé el título de los libros de Millenium).


   Obras en los próximos 100 kilómetros

¡Noooo! ¿Aquí también? ¡Y otra rotonda! Ahora cortan otro carril… Esto sólo pasa en… ¡CUALQUIER SITIO! Las carreteras se estropean y hay que arreglarlas.  Lo de arreglarlas, ya no estoy tan seguro si pasa en todas partes… 


Los nuestros son los más corruptos

Pues por lo visto hay corruptos en todas partes. Sí, hasta en los países nórdicos. Y no, no somos los peores. Vuelvo a repetir que no me consuela, y que lo que habría que hacer es… (no me voy a calentar y ponerme en modo cuñao y soltar lo de colgarles a todos por los…). ¿Es que no habéis visto El Padrino? Pues ilustra muy bien lo que pasa en el mundo de la política.


Música y músicos que dan vergüenza ajena

Aquí me tenéis que reconocer que aunque sólo sea por número de habitantes, en otros países nos ganan. Vale, ellos no tienen a la Tuna (un saludo a un antiguo amigo que luego se hizo de la tuna). Por poner un ejemplo, Justin Bieber. Y lo suyo es con alevosía, le pasean por otros lugares del mundo. Eso debería ser delito. Pero tampoco podemos quejarnos. Les hemos devuelto el “favor” y enviamos a Julio y Enrique Iglesias allende los mares (y que Dios les guarde, si es posible con llave, muchos años allá dónde estén).


Programas basura de TV

No hay quien vea la tele. Solo veo los documentales de animales”, esto lo podría decir tu vecina de abajo, mientras disfruta Sálvame o cualquier otro similar. También podría ser Jorgen Sorensson (ya verás como alguien me denuncia por utilizar su nombre) mientras ve “Estocolmen Shore”. Se ve la misma tele en todo el mundo… Otra cosa es que elijamos ver lo malo. 

 En España hay programas para enseñar el mal gusto que tienen algunos ricos para decorar su casa. En UK es para ver lo gorrinos que son... 

Los borrachos de mi pueblo sí que beben

Los ingleses no es que beban mucho, es que les sienta mal. Y además es que habrán mezclado, y era garrafón.  Que hayan tomado 20 litros de cerveza, no tiene nada que ver. Y los islandeses, y los japoneses… En la lista de países más consumidores de alcohol no estamos ni entre los 20 primeros (tomando esta lista como si fuera una encuesta electoral... con cuidado). Estamos en un puesto similar que en Eurovisión pero entonando cantos regionales.  Vamos, que todos pensamos que como en tu pueblo, no se bebe en ningún sitio… Igual los yemeníes no lo dicen, pero habría que preguntarles.

La gente es maleducada

Pero si hasta los asesinos en serie saludan. Aquí hay gente maleducada, muy educada y luego los políticos. Pero ese es otro tema. Puede que ahora estemos más cabreados en general, pero no más que en otros países. Y todavía hablamos a los desconocidos, y ayudamos a la gente a cruzar la calle.  Prueba a pedir ayuda en otros países… Y no, no me digáis que es porque no nos entienden. Hay menos gente difícil y más gente con corazón (me parece que estoy mezclando canciones J).

Obsérvese el baile de la paisana. 

Fiestas, como aquí, en ningún sitio

Si de algo tenemos fama es de fiesta. Y que hay muchas también. En cada pueblo, en cada barrio, en cada comunidad… No me digáis que la reunión de vecinos no es una fiesta. Y si no es nuestra la importamos. Mira Halloween. Pasamos de llevar flores a los cementerios a disfrazarnos de zombis. Pero los guiris también están orgullosos de sus fiestas, y las celebran. ¿Que serán más aburridas? Seguro. Pero son suyas y luego también vienen a las de España a pasarlo bien J

La tomatina debe ser divertidísima, pero es que este año tampoco voy a poder ir.

La hierba es más verde al otro lado de la valla

Que sí, que en todas partes quieren tener lo mismo que el vecino. ¿Que a nosotros nos gustan los/as rubios/as con ojos azules? Pues a los suecos les gustan las morenas con ojos negros. Dios da mocos a quien no tiene que comer… ¿O son pañuelos? Me parece que me estoy liando con los refranes. El caso es que el mundo está muy mal repartido.


 ¿Cómo habrá podido llegar tan lejos?

En España todo funciona por enchufe.  Hasta los presidentes del Gobierno… ¿Y qué me dices que Bush Jr?  Está bien, fue por méritos propios. Que su padre hubiera sido Presidente de Estados Unidos anteriormente no tiene nada que ver. Que Michael Corleone fuera hijo de Vito Corleone y se convirtiera en el nuevo Padrino, tiene su explicación. Pero ¿no os parece que el padre de la Reina de Inglaterra fuera también Rey demasiada coincidencia?


España se paraliza cuando hay fútbol

Está bien, aquí no podemos decir que pasa en todo el mundo. En Estados Unidos el fútbol no les llama la atención…. Pero, ¿Y si hablamos de fútbol americano? Pon un partido de cricket en Pakistán, o uno de hockey en Canadá. El caso es que en cada sitio se vuelven locos con uno o varios deportes. Mira en Jogua, Juwar... o cómo se llame donde vive Harry Potter y el quidditch.

Seguro que se te ocurren otra docena de docenas de cosas que pasan en todo el mundo, pero mejor no ser cansinos.  ¿O piensas que el cansino es endémico de España?




Comentarios

Entradas populares de este blog

Yo os maldigo, jodíos móviles

No sé si os acordáis de Charlton Heston en El Planeta de los Simios en la escena final, más cabreao que una mona y “maldijiendo” a todos. Pues yo igual, maldigo a los móviles, que tienen la culpa de todo lo que sucede. Antes no había teléfonos inteligentes, ni siquiera un poco listos, y no pasaba lo que está pasando ahora. Si no, cómo os explicáis, que haya llegado Trump a ser Presidente. Pues por los móviles.

Y no sólo lo digo yo. También lo dicen los programas de la tele, y los de la radio y en los artículos de revistas y periódicos (por si no lo recuerdas, son esas cosas que venden en las tiendas con hojas… las lechugas, no, lo otro).

Pues eso, que lo dice todo el mundo. Todo el día nada más que “de mirar” el móvil y no hacemos otras cosas, no como antes que hacíamos…. por ejemplo… Dejadme pensar y ahora vengo.

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


Sara Carbonero, se hace de noche y el Vicente Calderón

Vamos a empezar por el principio y a explicar quién es Sara Carbonero y Vicente Calderón. Algunos ya sabéis quiénes son, pero es muy probable que no le veáis la relación. Y aún mucho menos en el título de un post. Si ya le juntamos lo de la noche, la cosa se pone más complicado que ver a un culturista con gafas de cerca. (Ver de cerca a un culturista no es muy difícil, me refiero a un culturista que lleve este tipo de gafas)

Sara Carbonero es una periodista que presentaba las noticias deportivas en Tele Cinco, conoció a Iker Casillas y se casaron y es muy probable que sean felices y que alguna vez hayan comido perdices.
Vicente Calderón fue presidente del Atlético de Madrid, y dio nombre y apellido al estadio en el que, hasta este año, ha jugado el equipo. Así, de generoso era el señor. Pudiendo haberle dado otro nombre, le prestó el suyo a un campo de fútbol. Lo de la noche, ya lo explico ahora, y la relación entre Sara Carbonero y el señor Calderón. Ponte cómodo que allá voy.

Reinventando las canciones del verano

Igual debería cambiar el título y poner reventando las canciones del verano, pero no me gusta hacer spoilers (lo que antes era joder el final, ahora lo llaman spoiler).
El caso es que estamos a punto de llegar a la época estival (el calorcito, para los que no tienen estudios) y aún no hay canción del verano. ¡Qué tiempos aquellos en los que Georgie Dann o su primo King África nos daban la turra! ¿No lo echáis de menos?

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?

Según el mundo en el que vivas puede que las noticias más importantes sean que Cristiano Ronaldo se ha “enfurruñao” con sus compañeros. O que Isabel Pantoja sale de la cárcel. Que a Paquirrín, Pantojín Jr,  habría que meterle en la cárcel por la música que hace, y que la próxima semana seguiremos hablando del gobierno.


Pero en otros mundos, que también los hay, no saben si Paquirrín es el próximo Presidente. Si les dicen que Cristiano Ronaldo está en la cárcel, no sabrán de quién le hablamos y no les extrañaría que Pantoja fuera la máxima goleadora de la liga de fútbol, o participará en las próximas Olimpiadas o si se ha “enfurruñao”.

Las noticias que, como ahora se dice, hacen arder las redes, puede que no merezcan ni una línea en “The Country” (El País en Estados Unidos) o un comentario en “The Reason” (La Razón de UK)y ni siquiera dirán nada en “Antenna Three” de Australia. Mejor te cuento algunos ejemplos