Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como tuna

Y si los de fuera no fueran tan listos

Imagen
El titular no va a pasar a la historia, lo sé. Podría haber utilizado extranjeros en lugar de los de fuera, pero es que es literal, me refiero a todos los de fuera, no sólo de España, sino de la Tierra. 

Siempre pensamos que los de fuera son mejores que nosotros. A no ser que estemos hablando de un pueblo, todos sabemos que es fácil engañar a un forastero. O de los de otro barrio. Los del otro barrio son siempre peores, mucho peores. Mira los zombies, que vienen del otro barrio nada más que para comerse a los de éste. 

Pero vamos a lo que vamos. Ahora es cuando explico mi teoría. Los extranjeros no son tan listos como creíamos. Y aquí también entran los extraterrestres.

Carta del Ministerio de Hacienda y otras 9 cosas que dan más miedo que Halloween

Imagen
Ya os conté hace mucho, mucho tiempo, cosas sobre el Jalogüín, y cómo se había puesto de moda lo de que la gente se disfrazara de calabazas, te metieran un truco, y que los niños hicieran tratos… Quizá no sea exactamente así, pero ya sabéis a lo que me refiero.
Cuando en España no había McDonalds, sí amigos, éramos un país muy pobre, y las hamburguesas se llamaban filetes rusos (lo único ruso que nos dejaban hacer en aquel entonces), la noche de Halloween no había disfraces ni truco, ni trato, ni hostias. Y el día siguiente a llevar flores al cementerio. No me digáis que no da mucho más miedo que plantar tres telarañas y vestirte de bruja piruja (siempre quise escribir lo de bruja piruja todo junto).

Y es que no hace falta que sea Halloween ni que vengan los americanos a decirte cuándo pasar miedo. Como si no tuviéramos nosotros nuestras cosas para cagarnos por la pata abajo (en el extranjero no tienen una expresión que describa el terror mejor que esta). ¿Quieres ejemplos de cosas que…

10 consejos para llevarnos bien. Carta de una maleta.

Imagen
¿Cómo te sentirías si te metieran todo el año en un lugar oscuro junto a un montón de trastos? Sin ventilación, sin luz. ¿Tan fea me he vuelto que no quieres que nadie me vea? Bien que presumías hace poco cuando me compraste. Ya nada es como antes. Me ponías esos plásticos para protegerme de esos señores que nos golpean en los aeropuertos. Ahora, ni plásticos ni nada. Si me araño, a tí da igual. Me empujas, me tratas sin respeto… Ya sólo te sirvo para meter esa ropa espantosa (que porcierto, tendrías que renovar. Te queda estrecha y está pasada de moda), para guardar ese neceser lleno de cremas antiedad, antiarrugas y antiestéticas, y a la vuelta de tus viajes… llenarme de “suvenires” horrendos.

Dices que me llevas a conocer mundo. ¿Mundo? Del aeropuerto al autobús, o al taxi y de ahí al hotel. ¡Que sí! Que te preocupas por mi peso constantemente. Eso es verdad. ¡Pero lo haces por no pagar más! Esto no hay quien lo soporte. El día menos pensado, me planto en la puerta y me voy.


Perdón. …

Pase sin llamar

Imagen
Ya os hablé hace poco de los peros. Esos pequeños cabrones que joden muchas frases. Yo no quería, pero… Le comprendoperfectamente, pero…, tiene usted razón, pero.


La historia que os voy a relatar es un SÍ, PERO de libro. Pero (qué me gusta la palabra) no os la voy a contar yo. Y esta vez es cierto que no escribo yo. Ni Mariló o Calatrava, ni mi primo americano, ni Ana Botella. Os daréis cuenta inmediatamente porque está muy bien escrito.  

La explicación es la siguiente. Isabel Blas, amiga escritora y seguidora de este blog (no le preguntéis por qué, no vaya a ser que deje de leerlo), me envió un correo adjuntando un par de cartas dirigidas a la Seguridad Social. Me comentaba que quizá podría utilizarlas en el blog y escribir sobre el tema. Yo, que soy rebelde porque el mundo me hizo así, no voy a hacer caso a Isabel y prefiero publicarlas (eliminando direcciones de la carta y fecha) tal cual me las ha enviado ella.
Al principio pensé en “ficcionar” (no confundir con friccionar. A este …

Una docena de cosas que pasan en todas partes

Imagen
Probablemente os suene este post... Lo publiqué hace poco en una web llamada Una Docena de… Le he dado una vueltecilla.  Ya que es mío, también lo ponemos en casa ¿no? Se llama reciclaje (otros diréis que es morro). Allá vamos con el post.
¿Cuántas veces has escuchado lo de “esto solamente pasa en España”? O “lo que no pase aquí, no pasa en ningún sitio”. "Tengo un cuñado en Oklahoma del Norte y esas cosas no pasan en Estados Unidos". Puedes hacer tantas variaciones y permutaciones sobre el tema como quieras, pero el resultado es más o menos el mismo. Y la mayoría de las veces es para decir algo malo.

Pues siento deciros que no somos nada originales. En todo el mundo, la gente también piensa que lo que le sucede es personal e intransferible. “Esto sólo pasa en mi barrio, o en mi pueblo, o en mi ciudad y en ningún sitio más”… Yo lo he oído en muchas partes. Seguramente más de lo que creo, pero posiblemente como en otros lugares hablan raro, no me he enterado. Por poner un ejemp…