Ir al contenido principal

¿Qué será será en 2014?

A principios de año, además de los saltos de esquí y el concierto de Navidad (que todo el mundo ve, junto a los documentales de la 2), también tenemos las resoluciones del año (ya las publicamos el año anterior y no es cuestión de ser cansinos). Otra cosa que no puede faltar es el resumen del año anterior y las predicciones del nuevo año.  Como el resumen es muy fácil y sólo hay que mirar en “Internez”, voy a hacerlo más complicado. ¿Qué pasará este año 2014? ¿Qué será? ¿Qué no será? Y ahora, unos minutos musicales.


Os advierto antes de que sigáis leyendo. Si no se cumple algo de lo que pronostico, no me vengáis con reclamaciones. Ni que yo fuera un político y tuviera que tomar responsabilidades (¿O los políticos tampoco tienen responsabilidades?). La ventaja de hacer las predicciones es que ninguno os vais a acordar el año que viene de lo que puse. Los economistas llevan años haciéndolo y nunca aciertan…. Por otro lado, ¿Os fiais de un pulpo para ver quién gana el mundial o de una señora que os pone 2 velas negras (al precio que está la luz, se agradecería)? O peor todavía. ¿De Rajoy para gobernar el país?… ¿Y no os vais a fiar de mí? (yo tampoco lo haría). Vamos allá.


Internacional
Los estadounidenses seguirán sin saber dónde están los demás países (aparte de Canadá arriba y unos con bigote, abajo). Merkel tampoco ganará el premio a Miss Simpatía (no voy a ser malo y me ahorraré los comentarios sobre su pelvis). Berlusconi tendrá más pelo que el año pasado y mucho más tiempo para peinarse. La culpa de todo en España se la seguiremos echando a la balanza exterior (¿No podemos comprarnos una balanza aquí que siempre dependemos de la de fuera?) 

Deberíamos hacer la misma prueba en Europa para reírnos (o no)

Política
Nuestro presidente será más transparente que el año pasado. ¿Le habéis visto este año? Pues el que viene, aún menos. ¡Es supertransparente! A Rubalcaba tampoco le veremos demasiado el pelo (broma patrocinada por los programas de Nochevieja de TVE). La señora Rosa Díez seguirá con su problema a la hora de encontrar un peluquero acreditado. (Soraya, tampoco te rías, que lo tuyo tampoco es para tirar cohetes…. O sí, pero lejos del pelo).


Economía
Este año sí que sí. Vamos a salir de la crisis, se acabará el paro, ya se ve el final de la luz del túnel (¿o es el túnel sin luces ni final?). El caso es que llevamos 3 años oyendo lo mismo. ¿Os lo habéis creído? Ellos tampoco, pero si dijeran la verdad, ¿Quién les votaría? No se creará demasiado empleo, se seguirán cerrando empresas, pero los políticos seguirán viviendo de puta madre...y los familiares y los colegas de los políticos también. Cuando dicen que todo mejora, tienen razón. Pero sólo para ellos.     

Gibraltar, Escocia y Catalunya (o Cataluña, que no quiero movidas)
Estaremos meses oyendo hablar sobre independencia, constitución, prohibición, tratados, acuerdos, referéndum… reuniones bilaterales (trilaterales, y multilaterales con efecto cuando X tiende a Y). Pero lo que viene siendo pasar, no va a pasar nada. Es por ahorraros horas de debates, de artículos, señores enfadados en la tele en contra de todo, miles de columnas de opinión, portadas de La Razón y de ABC pidiendo que Escocia sea parte de España (por pedir…), Gibraltar Catalán, Vichy Español… Un lío, vamos.

Religión
Este año aumentará el número de personas que diga algo parecido a: “Este Papa me gusta. A ver cuánto dura”. Y es que el Papa Paco dice cosas muy raras, habla de igualdad y de justicia. Estábamos acostumbrados a que los señores de la iglesia que no tienen hijos (creo que me estoy metiendo en un jardín) y no se han casado, nos digan cómo tiene que ser una familia. Es como si yo le explicara a Kobe Bryant cómo tirar a canasta. Y ellos van y lo hacen. ¡Con un par!… ¡Y hay gente que les escucha, con otro par!

Casa Real
Predecir que se vaya a caer el Rey no tiene ningún mérito. Ni siquiera saber que le van a operar de la cadera. Las operaciones siempre serán un éxito (todas han sido un éxito aunque Juan Carlos pase más tiempo en el taller que Joseba el de Carglass). La reina aparecerá en una foto con sus nietos y con oso Panda o un tigre . El “mangarín” no irá a la cárcel, la infanta Cristina más despistada que Sergio Ramos leyendo el libro de… (en realidad cualquier libro). Letizia engordará un poco, y es que para adelgazar no tiene mucho margen.


Sociedad
Nos seguirá importando lo que hace una chica que no sabe hacer mucho más que darle el pollo a Andreíta, compraremos sus libros (ya sé que vosotros no, pero seguro que conocéis a alguien que lo hace). Nos interesará que el primo del chófer de la amiga de un famoso se opere de amígdalas… Y es que hay cosas que no cambian.



Música
Saldrá alguna “cantanta” con menos ropa que talento y barrerá en los Cuarenta Siempre Iguales. También habrá algún conjunto de chavales guapos que hacen que cantan (es lo que en el cole llamábamos conjunto vacío). Esperemos que la que saca la lengua, la meta este año (la lengua). Mientras, dejamos una versión de Miley igual de sexy (nada), pero más divertida.

Cine
Esto es fácil. Más pelis en 3D, versiones de pelis antiguas pero con más efectos especiales (y seguramente menos luces)… En breve la Secta… y próximamente la “Séctima” (seguro que me perdonáis la tontería). Mejor os esperáis a que salga el libro. 

Tecnología
Microsoft también se hundirá este año (lleva años desapareciendo), Google sacará alguna otra cosa que nos dejará flipados, Facebook seguirá intentando sacar pasta de todas partes, los famosos seguirán cagándola en Twitter, y seguiremos comiéndonos la comida fría por subir la foto a Instagram.

  
El tiempo
Otro año más que nos quedamos sin invierno. Ahora se llama ola de frío. El verano tampoco se libra y sufriremos una ola de calor. En otoño habrá olas de hojas cayendo de los árboles y en primavera es mi cumpleaños (sí, y también habrá una ola de flores floreciendo, valga la redundancia).

Deporte
¿Estáis hartos ya del Balón de oro de CR7 y de Messi? Pues aún quedan unos días, y una vez que se lo den a alguno de ellos, al día siguiente otra vez a empezar. El As y el Marca publicarán miles de fotos del nuevo peinado o las botas de algún jugador del Real Madrid (da igual que algún español sea Campeón del Mundo en algún deporte), y el Mundo Deportivo hará lo mismo de los jugadores del Barça. No me preguntes cómo lo sé, pero me da que Estado Unidos no gana el Mundial de Brasil. Suecia lo tiene complicado… teniendo en cuenta que ni siquiera se ha clasificado… (así de científicos son mis pronósticos)

¿Queréis más?  Pues por este precio es lo que hay. Que lo queréis todo. Os preguntaréis por qué no hablo sobre mi admirado (por los cojones) Calatrava.  Me parecía demasiado fácil decir que algo que haya hecho él dará algún problemilla.  Pero no todo serán malas noticias, estoy convencido de que los políticos robarán menos este año… (y es que cada vez hay menos que coger).


Ah, y ¡Feliz Año 2014!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Carta del Ministerio de Hacienda y otras 9 cosas que dan más miedo que Halloween

Ya os conté hace mucho, mucho tiempo, cosas sobre el Jalogüín, y cómo se había puesto de moda lo de que la gente se disfrazara de calabazas, te metieran un truco, y que los niños hicieran tratos… Quizá no sea exactamente así, pero ya sabéis a lo que me refiero.
Cuando en España no había McDonalds, sí amigos, éramos un país muy pobre, y las hamburguesas se llamaban filetes rusos (lo único ruso que nos dejaban hacer en aquel entonces), la noche de Halloween no había disfraces ni truco, ni trato, ni hostias. Y el día siguiente a llevar flores al cementerio. No me digáis que no da mucho más miedo que plantar tres telarañas y vestirte de bruja piruja (siempre quise escribir lo de bruja piruja todo junto).

Y es que no hace falta que sea Halloween ni que vengan los americanos a decirte cuándo pasar miedo. Como si no tuviéramos nosotros nuestras cosas para cagarnos por la pata abajo (en el extranjero no tienen una expresión que describa el terror mejor que esta). ¿Quieres ejemplos de cosas que…

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


Empanaos sin fronteras

Antes de nada vamos con la definición de empanao. Es muy probable que seas uno de ellos y no lo sepas. Es como los zombis, que no lo saben, como no tienen televisión ni van al cine... O los cansinos, que no se dan cuenta que lo son. La RAE recoge empanada mental como confusión de ideas, pero no define el término empanao.

No es aquel que está recubierto de pan rallado y huevo antes de realizar una fritura con aceite o estas guarrerías que hacen algunos con la mantequilla. Seguimos hablando de la cocina y freír cosas, que ya os veo venir y empezáis a imaginar a gente usando mantequilla para…. Paro que si no os lo estábais imaginando, ya os doy ideas. El caso es que un empanao es el que no se entera, el que está distraído, que está más pallá que pacá (esta definición no es la más técnica, pero es la que más se acerca a la definición real).

Y hay empanaos en todas partes del mundo. Aquí no hay discriminación por sexo, raza, religión, credo o avemaría cuando serás mía. ¿Pero cómo reconocerl…