Ir al contenido principal

Eurorisión 2013

Tengo que confesar que nunca he sido un fan de Eurovisión. Total, no es más que un montón de gente cantando en diferentes idiomas y luego unos señores nombrando países y dando votos… a otros países (a España no le votan ni los Españoles por el Mundo). Entiendo que haya gente que le guste y a veces, hasta me lo he tragado entero (no nos quedaba otra hace unos años).


Aunque pensándolo fríamente, no es tan diferente a Operación Triunfo aunque resumido (tampoco es mi programa preferido). Todo en 3 horas y picadito, en vez de tragarte mil programas para que al final no gane el que tú quieres (Es un decir. Me da bastante igual quién gane).  En OT también había algunos extranjeros, o yo al menos, no pillaba lo que decían. ¿O tú entendías a Rosa de España cuando hablaba?  ¿Qué quiere decir Poyeya?  Luego venía la parte de los votos, aunque en Eurovisión no les ponen a parir en directo (ya lo hace más gente por Twitter) y más tarde el tema de los votos a través del teléfono, SMS o enviando un fax (esto no lo tengo muy claro…). La diferencia es que en OT no votan los de “Guayominí”, ni “Paibá” o “Litalí” (sí amiguitos, aquí todavía hablan en francés… cada vez menos, para desesperación del país vecino).  




En mis años mozos (sí, ya había televisión aunque no tenía más colores que el blanco y el negro), no había demasiada opción.  Era o el Festival de Eurovisión o la carta de ajuste en el “guacheefe”. Había sólo dos cadenas y era todo un acontecimiento ver a Massiel (sin haber bebido) y a Salomé (el nombre se las trae, aunque sea artístico) ganar, a Mocedades...  En el tema de estos señores tengo que hacer un inciso. ¿Para cuándo una investigación por parte del Follonero?  Eso sí que es enchufismo, todos familia y contratados a dedo ¡Escándalo! También podíamos ver a José Vélez (el hombre con más dientes por metro cuadrado)… No me pidáis que siga porque no me acuerdo de muchos más.  No tenéis más que recordar los programas de Nochevieja de Martes y 13 en los que se repasaba todos los años, a los participantes.

También estaban los pronósticos de José Luis Uribarri: “Aquí llegan los 12 puntos de Grecia”, “El cariño a nuestra compatriota, la Reina Fabiola, siempre nos da bastantes votos entre los belgas” y nos explicaba la vida y milagros del cantante o la cantanta de cada uno de los países en cuestión. Ríete tú de la bruja Lola. Este hombre sabía quién iba a votar a cada canción dos años antes del festival.

Así fueron pasando los años y España seguía sin ganar.  Era como cuándo íbamos a los Mundiales de Fútbol. Sabías que no ibas a ganar, la cuestión era no quedar demasiado mal. Después llegó Operación Triunfo y la participación de Rosa de España con “Yurops livin a selebreison” y la gente volvió a engancharse (seguramente había gente que lo veía antes, pero en mi caso no me enteraba ni de quién había ido hasta que no salía en el telediario que habíamos quedado décimos… en el mejor de los casos).  Después Rodolfo Chikilicuatre (ya que perdemos, al menos hacer el ridículo del todo)… y luego llegó Twitter. 


Este año me dispuse a verlo (realmente no tenía mucho que hacer el sábado) pero con un aliciente nuevo. Seguirlo al mismo tiempo por Twitter.  Hay verdaderos cracks que son capaces de sacar punta a la Torre Eiffel. El concurso por sí, no me interesaba mucho, pero quería saber de qué se estaba riendo buena parte de la gente que sigo en la red social y ya de paso, ver el “pograma”.

Este año lo presentaba José María Iñigo, que sinceramente, no se le veía demasiado entusiasmado con el concurso y por si no os habíais enterado y ardéis en deseos de saber el resultado, España no ganó, pero quedamos entre los 26 primeros.  Concretamente los 25… de 26.  Tengo una teoría para explicar los malos resultados de España en el festival de Eurovisión. Según están las cosas, quién es el guapo que gana y organiza el festival. Porque más que un premio es una putada, el ganador tiene que ser el anfitrión del año siguiente. Por eso en España llevan a los que llevan, para que no haya ninguna oportunidad. Si nos tocara preparar el festival, les llevamos a todos a un tablao flamenco con dos jarras de sangría y santas pascuas plín.

Y es que este año no nos votó ni Grecia, ni Bélgica, ni siquiera los dos que siempre nos daban votos: Portugal (debe ser en agradecimiento por aguantarles a Mourinho durante 3 años) y Andorra (y eso que el tabaco ya no está tan barato), no participaban.  Sólo conseguimos 8 puntos, 6 de Albania (¿Qué les habremos hecho a los pobres?) y 2 de Italia (gracias Rafaella).

Pero a lo que iba.  Este año me he pasado buena parte del concurso viendo los comentarios a través de Twitter y, a veces levantando la cabeza para ver quién cantaba. Se celebró en Suecia (habría que ver las instrucciones de montaje del escenario con los tornillos "Sejúnten" y las plataformas "Röbusten") y como en los Juegos Olímpicos, también se inventaron países, Moldavia, Georgia, Azerbaijan….

Por España participaba una niña que grita y dos a su lado sin peinar (chicos, que estáis en la tele, ¿no os podías haber pasado el cepillo por lo menos?).  El sueño del efecto Van Gogh, o algo similar.  Otra chica que está empezando en esto, Bonnie Tyler, cantaba por “Guayominí”.  Los del resto de países, no los conocía, pero me pasé muy buenos ratos (echando pan a los patos) viendo los comentarios que había por Twitter. Aquí os dejo unos cuantos propios y ajenos.  También os cuento el final, por si queréis saber quién ganó… una chica “dinamarquesa”.

Los de España nada más terminar la actuación pidieron perdón. ¿Cómo se te ocurre salir con un vestido amarillo y descalza. Todavía andan buscando al mamón que le robó los zapatos a la cantanta.


El de Islandia parecía un heavy en una boda, o un personaje de Juego de Tronos cantando una bella melodía.  Kántarin, hijo de Kantáutor, nieto de Kantor.

A la Ucraniana naniana, la llevó en brazos Hodor, el de Juego de Tronos (tengo fijación). 



La de Alemania era la prima “delgada” de Merkel y el nombrecito ya daba pistas de que ya no era una niña, Cascada.

El italiano, tan moderno él, con su traje, cantando en su idioma, no como la mayoría de los participantes que lo hacían en inglés.  Excepción de Francia (por supuesto) y otros cuantos como nosotros. Pero se le olvidó quitarse el hurón que llevaba en lo alto de la cabeza.



Los de Hungría mandaron al creativo de publicidad.  Postureo húngaro le llaman.

El de Rumanía era para echarle de comer aparte. El “Dracugayer”. Una mezcla entre Tino Casal y Mónica Naranjo. Seguro que el que estaba debajo del traje apretándole los testículos se lo pasó en grande durante los dos minutos que duró la canción. Me gusta para novio de las hijas de Zapatero.  

Y después de un señor con voz de mujer, salió una mujer con voz de hombre.  ¿No venden Ricola u otro tipo de caramelos para la tos en Inglaterra? Mirad que pose tan flamenca.  ¡Ni María Jiménez y su lista de la compra!

Lo de Azerbaijan y el pollo dentro de la urna sí que tenía mérito. Al final, no necesitó respiración asistida a pesar de la actuación. Y la chica, en vez de ayudarle, dando brincos por el escenario. Todavía están intentando abrir la caja.

Los griegos sí que molaron. Alcohol is free!  Cómo se enteren en Europa que en Grecia no se paga por mamarse, les va a rescatar Rita.  Tuvieron un detalle dejando salir al abuelo para ganarse unas perras y de paso cambie la “feberguitarra” con la que salió al escenario. Dentro vídeo.


Los de Malta salieron todos a cantar.  Ahí estaba todo el país entero en el escenario. En la imagen el cantante y sus colegas en un banco.  ¡Muy bien traído señores malteses!


A ver si el año que viene también perdemos, y no nos toca organizar nada. No está para gastar dinero y traernos a un montón de jovenzuelos dando gritos con banderitas y llenando las calles… ¿O eso ya lo hemos hecho cuando vino el Papa y nos "baratísimo"?

Comentarios

  1. Javi, ya hacía tiempo que no me pasaba por tu blog, pero desde luego tu resumen me ha gustado más que el de la tele, gracias por expandir la cultura popular!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manu!! Ya sabes que me gusta el periodismo de investigación. Era necesario que alguien tratara este tema ;) Un abrazo!

      Eliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

¡Qué haríamos sin vosotras! 10 cosas que existen gracias a las mujeres

¡Menuda historia! ¡Qué injusta ha sido con las mujeres! Los historiadores venga a hablar de señores que han hecho poco, tirando a nada. Por ejemplo, la de reyes que hay en los libros de historia. Todos con el mismo nombre, pero con su numerito (como las señoras mayores en el mercado… cuando no se cuelan). Felipe I, II, III, VI (el del Atleti Ortiz) y González (no es rey pero vive mejor que ellos), o Papas... Hay hasta 16 Benedictos y 23 Juanes... ¿Y las mujeres qué? ¿Cuántas Juanas famosas hay? Sólo dos. Una que terminó loca del todo y la otra, la del arco (y sin flechas), quemada en la hoguera. Qué malamente se portan con las mujeres.

Como os iba diciendo, no se ha dado importancia al papel de la mujer en la historia. Han pasado de vosotras completamente. Si no fuera por las mujeres, el mundo sería muy distinto. Y no es sólo con vuestro papel de madres, que también. Es mucho más que eso. Y como alcalde vuestro que soy, os voy a dar la explicación que os debo.


Imaginad por un momento qu…

10 cosas positivas de la caída de Whatsapp

¿No hay guasap? ¿Ni Instagram? ¿Qué se ha caído Facebook? ¿Desde muy alto? ¿Se ha roto? Es muy posible que vivas en otro planeta y no te hayas enterado de que la semana pasada Facebook, Messenger, Instagram y WhatsApp tuvieron algún problemilla durante unas horas. La gente entró en pánico. Hubo familias que no pudieron ver el último vídeo del nieto tirando los macarrones. ¿Cómo sabremos ahora si toda esa gente que publica fotos de comida está viva? Personas que no pudieron criticar al partido al que nunca votarán… Incluso alguno tuvo que hablar, ¡en persona! con sus amigos. Pensaréis que exagero, pero hubo gente que descubrió cómo funcionaba un libro. Que en su casa vivía más gente, sí, personas humanas, incluso que se puede vivir sin tener que contestar en menos de un minuto a ese mensaje poniendo jajajaja (los hay que ponen ajajajaj y no se sabe si están riendo o ahogándose). Es mejor pensar en positivo, nunca en negativo. No hay necesidad de pasar un mal rato. Y como todo tiene su pa…

Estar malito no es estar o cosas que pasan cuando estás enfermito

Dicen que el cuerpo humano es muy sabio. No sé en qué se basan, pero hay gente muy lista que lo dice y tampoco es plan de empezar el año (por cierto ¡Feliz 2016!) llevando la contraria a la gente. Pues debe ser el cuerpo de los demás, porque lo que es el mío no es muy listo que se diga. ¿Pues no va y se pone malo en vacaciones? En plenas Navidades, cuando más rico está todo, y te pones hasta arriba de turrón, mazapán, y bolitas de anís (como el ratón de Susanita).
Y es que estar malito no es estar. Como la canción de Sergio Dalma. Y cuando te encuentras mal se te pone la misma voz que al cantante de canciones musicales. Ronca, muy ronca. Pero no tienes ganas de cantar, ni de bailar pegado, ni despegado, ni ná de ná.

Y es que una navidad sin un constipado, una pequeña gripe, una indigestión, resaca o aunque sea un padrastro, no es Navidad. ¿No os habéis fijado que en le tele sólo había anuncios de colonia o de medicinas? Casi todas para gente con la nariz tapada. La colonia para oler b…

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


10 superpoderes que me gustaría tener

Hace tiempo os decía que no me gustan los superhéroes. Sigo en mis trece. No me gustan. Ni ellos, ni sus películas, ni sus series de televisión, ni los cómiz (sí, lo escribo como suena, ¿qué pasa?), ni sus trajes, ni sus problemas y movidas. Que todos tenemos problemas y no vamos disfrazados de mamarrachos por la calle… ¿o sí?

Sinencambio (también se escribe como suena… mal, pero así suena), sí me gustaría tener algunos de sus superpoderes. Y no, seguro que no acertáis con mis preferidos.
Estoy convencido de que todo el mundo diría que le gustaría volar (pues no hace frío arriba), o ser invisible (y nada más que los utilizaríais para hacer maldades o ver a la gente sin ropa ni nada) o tener la fuerza de los mares, o el ímpetu del viento (creo que me estoy confundiendo de canción).

¿Quieres saber qué superpoderes me pido? Vamos allá.

San Patricio ¿Por qué?

No era irlandés, no se llamaba Patricio y los méritos que se le atribuyen tampoco están muy claros. Nació en Escocia, se llamaba Maewyn y lo de expulsar a las serpientes de la verde Irlanda… hummm. Es como si a San Isidro le atribuyéramos que expulsó a los canguros de Madrid, a San Fermín que no haya llamas en Pamplona o a San Mamés que hayan desaparecido los diablos de Tasmania de la ría de Bilbao.
¡Empezamos bien!  De verdad que no tengo nada en contra de este hombre. Es más, incluso me cae bien, como casi todos los santos, sobre todo si en su día es festivo.  No he tenido el gusto de conocerle, y me parece estupendo que sea un día dedicado para darse a la bebida (como los peces del Villancico, los irlandeses beben y beben y vuelven a beber… y no sólo durante San Patricio), pero creo que nos estamos pasando con la celebración.  Es una de las fiestas más internacionales del mundo y se me ocurre porqué.  Básicamente consiste en hacer un desfile con gente vestida de verde y beber (alco…