jueves, 6 de septiembre de 2012

Volare



¿No me digas que no has oído nunca esta canción? Escuchar: Voooolaaaaare, e inmediatamente te sale el estribillo. Seguro que hay gente que entiende la frase (yo no): Nel blu dipinto di blu, felice di stare lassu.  Pero luego llegaron los Gipsy Kings (¿Alguien sabe en qué idioma cantan estos señores?) para terminar de joderlo y hacerla aún más incomprensible.  San Google me ha encontrado la letra y esto es lo que dice que cantan estos señores.

Pienso que un sueño parecido no volverá más 
Y me pintaba las manos y la cara de azul
Y me improviso el viento rápido me llevo
Y me hizo a volar en el cielo infinito 

Ahora siguiendo la coherencia de la bonita tonada, vamos a retomar la fauna y los estereotipos que puedes encontrarte en los vuelos.  Por supuesto que hay muchas más clases, pero ¡jodé! (¿pues no va el corrector y me dice que ponga jopé?), ¿no querréis que me curre un libro entero?

Los/las auxiliares de vuelo

Este apartado podría dar de sí para una Wikipedia entera.  No hay dos azafatos o azafatas iguales, como no hay dos viajeros parecidos. Por ejemplo entre las azafatas puedes encontrar altas, bajas, guapas, feas, simpáticas, desagradables, rubias, morenas… En el caso de ellos y sobre todo en Aer Lingus, el surtido es menos variado, casi todos son gays… o al menos lo parecen.    El director de casting de esta compañía odia a los pasajeros.  Hay una azafata, lo juro, que es igual que el gordito de los Morancos “disfrazao de omaita”.

El ejecutivo de los cojones

Suele coger los primeros vuelos de la mañana y los últimos de la tarde.  Estirados, serios, siempre hablando por el móvil o consultando el portátil, el iPad, el teléfono, o los tres a la vez.  Cuando el auxiliar de vuelo ya ha pedido 10 veces que se apaguen todos los dispositivos móviles, este aviso no va con ellos.  Siempre hay que decírselo a él y sólo a él, y dirá “ya, ya, lo estaba apagando”.   ¿Para cuándo los calabozos en el avión o ventanillas que se abran?

El experto en vuelos con Ryanair

Suelen viajar solos o en pareja, y el destino es lo de menos. Han comprado un billete (que en algunos casos es más caro que en otras compañías) y qué más da ir a Gotemburgo o a Málaga (un clima parecido en febrero).  El caso es salir. Allí les ves con su maletita o mochila con las medidas recomendadas. Suelen viajar con todo el armario puesto para que la maleta no pese demasiado.  Aquí podemos ver a Joey Tribbiani preparando su viaje.


Los menos expertos, rezan a San Turrón (el patrón más bueno de todos), para que no les pesen la maleta y tengan que pagar el exceso de equipaje… entre otros "pequeños gastos".  He aquí un vídeo de lo que puedes encontrar en Ryanair (cortesía de Julio Canto).



Enciendan sus móviles

El avión no ha aterrizado todavía y ya ves al bobo o boba de turno levantándose a coger su equipaje de mano, encender el móvil (con el puto sonido que parece el anuncio del Tele Cupón) exclamando: “Cariño, ya hemos llegado”, y entonces piensas, ojalá nos estrellemos nada más que para joderte y no llegues a ver a tu cariño.

Adolescentes en su tinta

Nunca menos de 10, todos juntos, gritando.  El macho alfa llevando la voz cantante para que las hembras del grupo sepan quién es el más gracioso de todos.  Y casi nunca es gracioso.  Ya sé que estoy generalizando y no todos los jóvenes y “jóvenas” son iguales, pero ¿podríais decir las chorradas en bajito o ponerlas en el Tuenti para que los viejunos no nos enteremos?

Soy una persona mayor y hago lo que me da la gana

Ahí les tienes, han pasado del Seat 124 a viajar en avión.  Y como somos mayores, hacemos lo que queremos. Se saltan todas las colas (a algunos sólo les falta silbar para hacer que disimulan), se sientan donde quieren y saludan a toda la tripulación en perfecto español aunque vuelen en “Air Japan".  Si no les entienden, “¡Que espabilen, no te jode! ¡Que aprendan español!, ¡Putos chinos!… y el vuelo es en Singapur.   Lo de que aprendan español, no sólo lo dice esta tribu… doquiera que haya un español que no hable inglés, lo oirás.

Empezamos mal el viaje

Ahí le ves, no ha salido del aeropuerto para “disfrutar” de sus vacaciones y ya está echando pestes.  Yo creo que hay gente que viaja como va al fútbol, a protestar.  Todo está mal, la puerta de embarque está muy lejos (además, el jefe del aeropuerto le cambiará la puerta para cabrearle más), el vuelo es muy largo (coño, haber cogido un vuelo a Móstoles), no le han dado la salida de emergencia (por borde con el  personal de tierra)…  ¿No es más barato quedarte en casa?  Seguro que le ha mandado su familia de viaje para que deje de dar por saco.

Esperaaaaadmeeee

Va a todas partes con prisas y les ves corriendo por los pasillos a toda leche ¿Qué es eso de estar en el aeropuerto dos horas antes?  Eso es para pringaos.  Reconozco que sois de esos pringaos que llegan con tiempo. Prefiero esperar a que me esperen, pero “ca uno es ca uno”.  Suelen ser los mismos a los que pierden la maleta, a los que les cierran la puerta de embarque en sus propias narices, y lo que es peor, cuando ya está todo el mundo sentado y con el equipaje de mano en los compartimentos superiores (plagio sacado de los sobrecargos de líneas aéreas), llegan con su equipaje los últimos abriendo medio avión para meter lo suyo.  Son sodomizadores profesionales y les gusta dar por saco al resto de los mortales.

El sobrao

En casi todos los vuelos hay un “sobrao”.  Pueden dar clase de casi todo. Es el famoso maestro liendre (de todo sabe y de nada entiende).  Si el vuelo se retrasa te explicarán por qué.  Cuentan a todo las medidas del avión, qué vas a ver desde la ventanilla (y se equivocan). Si vas a una determinada ciudad, ellos la conocerán mejor que el que lleva toda la vida allí.  ¿Vas a Manchester?  No puedes perderte un partido en el campo del Chelsea (vale… ni de fútbol ni de ciudades entiendes, listo de los cojones).  Todo el mundo sabe que el Chelsea juega en Liverpool (pues no controlo yo ni nada).

Por supuesto que hay muchos más especímenes, pero esto es lo que hay por el precio que habéis pagado (ya me pagáis más que suficiente con leerme).  Me han subido el IVA de las tontás y no están las cosas para hacer muchos gastos. 

1 comentario:

  1. Buenísimo Javi! El que más me toca la moral a mí es el Sobrao... que por desgracia te lo encuentras en todas partes, no sólo en los aviones. Llenito está el mundo de estos, oye. Y es que además tienen tal afán por que el resto de los mortales sean testigos de su absoluta sabiduría, que se hacen más insoportables si cabe.

    ResponderEliminar

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!