Ir al contenido principal

Todo lo que te daba igual saber, pero te lo cuentan en las películas

¡Qué bonito es el séptimo arte! (empezamos con los tópicos). La de cosas que nos ha enseñado, y sobre todo el cine americano… Cuando digo americano me refiero al estadounidense.  Sí, ese que ahora hace “rimeiks” y segundas y terceras partes de todo lo que se ha hecho hace… ¿Un año? ¿Recordáis alguna película reciente de USA por la que merezca la pena ir al cine?
Pues bien, aunque me queje de los americanos y sea uno de esos “perros verdes” que piensa que el cine que se hace en otros sitios es por lo menos igual, cuando no mejor que el estadounidense, les debemos muchas cosas.  Pasamos a enumerar algunas de ellas.
Sabemos que fuck vale para todo
Mira que es rico el español en el tema de insultos y maldiciones, pues los americanos tan organizados ellos, con poner un the fuck, fuck o fucking delante de cada palabra ya lo tienen solucionado.  “Get the fuck out of here!” (que viene a ser algo así como: ¿Por favor, te importaría irte?) “You fucking idiot! (que significa: “este chico es un poco atolondrado”).  Una buena película americana tiene que tener a un señor gritando Fuck, fucking, the fuck y otras variantes a la vez que se les escapan varios pollos.  ¡Qué carácter tienen!
No te hace falta ir a Nueva York para conocer la ciudad
Hay gente que no ha ido nunca a Nueva York, pero sabría nombrarte infinitud de calles (fácil por otra parte, si sabemos contar del 1 hasta el 100… no se complican demasiado los americanos con estas cosas), o de lugares comunes de la capital del mundo. La estatua de la Libertad, Tiffany, Central Park, la Quinta Avenida, el Empire State, el Louvre…(vale, no se me ocurría ninguna más).
La misma respuesta para distintas preguntas: ¿Dónde viven los superhéroes? ¿Dónde suceden todos los desastres naturales? ¿Qué ciudad es la primera que invaden los extraterrestres? Pues eso.
Hay dos clases de polis pero todos comen donuts
El poli bueno y el poli malo (y el poli Bic). No hay más tipos de policías, pero todos comen donuts que se compran en cajas, manejan los palillos chinos mejor que Bruce Lee, beben cerveza en el mismo garito que el resto de policías (si el malo encuentra el garito, se quedan sin polis en todo Estados Unidos), toman café, van en pareja y uno de ellos ha sido alcohólico, fuma y le ha dejado su mujer.  A veces, la poli es una mujer, pero no me voy a meter en más jardines.  
Hablando por teléfono
En todas las pelis al contestar por teléfono, siempre dicen el apellido y no miran el móvil o el fijo (que siempre suena a horas intempestivas y aparece un matrimonio en la cama).  ¿No tienen identificador de llamada?  Y jamás se despiden. Como se nota que no hablan con una madre española. Dentro ejemplo. “Si mamá, ya he cenado… Fruta y un yogur.  Que sí, que me cuido bien… Vaaaale.  Sííííí…. Hasta luego..  Sí, los niños bien.  Te tengo que dejar.  Nooooo, no me pasa nada…, adiós… un beso”. En las pelis americanas se citan por teléfono y son conversaciones muy cortas. “Te espero en la 54 con la 33 a las 22.” y cuelgan.  Yo no llegaría nunca a la cita. Iría a la calle 22 y allí esperaría hasta las 33:54. Y además, todos los teléfonos empiezan por 55555.
Música
Como os comentaba antes, los americanos son muy organizados. Tienen música para todas las situaciones: el primer beso, para quitarse la ropa, al caer en la cama… al despertarse (no hay música para el momento “chingue” porque eso no sale en la peli… ¡estrechos!).  También hay banda sonora especial para la aparición del malo, para asesinar, para las luchas con espadas, para las victorias bélicas.  Yo creo que lo hacen para ir dando pistas al actor y sepa qué cara poner y cómo actuar dependiendo de la música.
En USA no hay problemas de aparcamiento
Da igual en la ciudad en que se ruede la película. Puede ser Nueva York o el pueblo más perdido de “Güiscounsin”, que los protagonistas aparcarán en la jodida maldita puerta (así lo dirían en la película).  Vas a robar un banco, y lo aparcas enfrente.  Vas a recoger a los niños y Peggy Ann o Mary Joe (las de las películas del oeste siempre se llaman así), dejarán su carromato en la puerta de la escuela.  Has quedado en la Estatua de la Libertad y justo debajo tienen el coche (aquí igual me estoy pasando un poco). Además, el coche se dejará con las llaves puestas (total, allí no hay robos, ni violencia).
Teclea y “jaquear”
¿No os habéis visto en cualquier película en la que salgan ordenadores a un tipo aporreando las teclas a toda leche?  Pues está entrando en el servidor de correo del FBI, o de la NASA… Tan listos para unas cosas y luego cualquiera les roba los datos del ordenador. Antes de que existiera Google, también encontraban a cualquier persona.  “Búscame los datos de Joe Brown” y a los cinco minutos tienen hasta el número de serie de los empastes del tal Joe.  ¿Os imagináis en una peli española buscando a José Fernández?  Al décimo día dan con Pepe Pérez y lo meten en la cárcel por equivocación.
Me van a matar pero soy un cachondo
En toda película de acción, el prota llega a una situación en la que su vida corre peligro. ¿Creéis que tiene miedo?  ¡Nunca! Ya puede estar con el agua al cuello, con una batería de coche enchufada en el huevo izquierdo, y ahí estará soltando alguna coña.  Toda la culpa es del malo que no le mata como dios manda.  En vez de estar enganchándole el huevo izquierdo y amarrándole, mátalo de una vez y se acaba la peli… ¡Jodé, ya! Pues no, le tienen que contar su plan y el bueno se les escapa.
Más ejemplos de cosas que no sabías
Para no liarnos más, porque al final esto se nos va de las manos, os voy a decir otras cosas que hemos aprendido con el cine americano
  • Las cadenas de TV y radio no tienen nombres normales, todos son números y letras CBS, CNN, HBO, KH7 (calla, que eso es otra cosa)
  • Da igual que los personajes sean alemanes en la 2ª Guerra Mundial, Sioux luchando con Apaches, todos saben inglés 
  • Los malos fuman y van sin afeitar
  • Suena un teléfono en una cabina y la llamada es para el protagonista
  • Al encender la radio o la tele estarán hablando de lo que pasa en la película
  • El asesino siempre será el rarito (no popular) del instituto
  • No hay más deportes que el béisbol, hockey o el rugby con hombreras (me niego a llamarlo fútbol americano)
  • Los caballos de los indios son de la misma familia que la vaca de Milka
  • Los coches se quedarán sin batería únicamente en los momentos de mayor peligro (pasos a nivel, encuentros con monstruos, alienígenas y otras hierbas)
  • En las playas de California todas están buenas

  • Los americanos no se quitan los zapatos para poner los pies encima de la cama o del sofá (no tienen una madre que les haya metido una colleja como es debido)
  • Las americanas se levantan de la cama con las sábanas enroscadas para ir a la ducha o con la camisa del hombre (¿No hay “pijamerías”?)
  • En las pelis de terror, la rubia se cae una media de dos veces cada 5 segundos antes de ser asesinada
  • Los malos van a una academia especial para aprender a disparar (debe ser un cursillo muy barato)
  • Durante las discusiones, todos guardan turno de palabra, no se interrumpen (prueba a hacerlo en un país latino)
  • Los anuncios de Benetton se basaron en la composición de los jurados de las pelis americanas
  • Todos los jueces son calvos
  • Si lleva gabardina es gánster o detective (alguno de los dos personajes debería cambiarse de indumentaria)
  • Los abogados son más listos que el hambre
Y muchas cosas más imprescindibles que gracias al cine americano hemos aprendido. 

Comentarios

  1. Bueno, Javier
    Como siempre me ha encantado :)
    Ahí van unas cuantas preguntas:
    - ¿por qué nunca van al WC? (creo recordar solo 2 pelis Pulp fiction y Mujeres la borde de un ataque de nervios)
    - ¿por qué hasta la persona más cutre vive en un pisazo?
    - por qué en los remakes que mencionas, los americanos se obsesionan con explicarlo todo con pelos y señales? ¿es que son evolutivamente retrasados?
    - la pregunta más importante: ¿de qué están hechos sus ordenadores y sus televisiones que no tienen lag de cambio de canal ni de encendido???? le das al botón y ala, ya está.
    - Afirmación: España nunca será invadida por extraterrestres ni desastres naturales
    Y por último, hay una peli que te recomiendo de este año: Los Idus de Marzo (aunque ya me pones en duda de si es o no remake) :P

    ResponderEliminar
  2. Gracias Chus! Este post da para un remake también. Hay muchas preguntas y pocas respuestas para todo.

    Lo de la tele es genial. Además la encienden y hablan de la trama de la peli en cuestión.

    Los Idus de Marzo la tengo pendiente en casa (comprada, siempre comprada). La última que he visto ha sido La Venganza de Don Mendo, lo mejor de lo mejor.

    ResponderEliminar
  3. No te la pierdas, es un peliculón.
    La venganza de Don Mendo la representé en el colegio haciendo 4 papeles :)
    La verdad es que tu post da para un monólogo de Goyo y sus americanos, es buenísimo!

    ResponderEliminar
  4. De este finde no pasa. Te haré caso.

    ¿No serías Azofaifa? ¡Maldita mora, de quien me vengo yo ahora! ;)

    ResponderEliminar
  5. Falta la contribución más importante del cine yanki: si te disparan no te mueres. Incluso pueden ser varios balazos, mientras que no te den en el corazón, cojearás un poco y cuando te lo venden estará solucionado.

    Yo no sé vosotros, pero a mi esto me da mucha seguridad en mi mismo ;-).

    ResponderEliminar
  6. Patry, tienes razón.. "Mesolvidó". Esto es algo parecido (SPOILER), al final el tío muere, pero necesita unos cuentos tiros: https://www.youtube.com/watch?v=ZR6Cw_3q1Pg&feature=player_embedded Pásalo bien!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

Yo os maldigo, jodíos móviles

No sé si os acordáis de Charlton Heston en El Planeta de los Simios en la escena final, más cabreao que una mona y “maldijiendo” a todos. Pues yo igual, maldigo a los móviles, que tienen la culpa de todo lo que sucede. Antes no había teléfonos inteligentes, ni siquiera un poco listos, y no pasaba lo que está pasando ahora. Si no, cómo os explicáis, que haya llegado Trump a ser Presidente. Pues por los móviles.

Y no sólo lo digo yo. También lo dicen los programas de la tele, y los de la radio y en los artículos de revistas y periódicos (por si no lo recuerdas, son esas cosas que venden en las tiendas con hojas… las lechugas, no, lo otro).

Pues eso, que lo dice todo el mundo. Todo el día nada más que “de mirar” el móvil y no hacemos otras cosas, no como antes que hacíamos…. por ejemplo… Dejadme pensar y ahora vengo.

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


CEO, Fundador, Máster del universo, Administrador y Portero Delantero o cómo darse importancia

¿Os podéis creer que hay gente que incluyen en sus CVs (también conocido como curriculucucú paloma) títulos, cursos, estudios que es probable, o muy posible, que no tengan o no hayan cursado nunca? Increíble, ¿Verdad? Hay algunos que incluso incluyen entre sus conocimientos habilidades que no tienen. Todos hemos leído en los curriculums, lo de nivel alto de inglés. Y ni nivel, ni alto, y lo más cerca de saber inglés es escuchar a Michael Robinson... en español. Con saber decir “gudmornin”, ya es nivel avanzado, si dicen “vulevú cuché avemua” ya tienen un francés nivel usuario. Hay algunos que acaban de montar su empresa y se hacen su tarjeta con más títulos que el Real Madrid y el Barça juntos. Son CEO, Fundador, “Entrepiernur”, Visionario, Máster del universo, Consejero y Máximo accionista de, pongamos, la empresa Pérez González y Asociados Cuando Los Haya SL. Pero hay otros, que no les gusta darse tanto pisto, o les da un poco de vergüenza mostrar todas sus habilidades y no incluyen to…

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?

Según el mundo en el que vivas puede que las noticias más importantes sean que Cristiano Ronaldo se ha “enfurruñao” con sus compañeros. O que Isabel Pantoja sale de la cárcel. Que a Paquirrín, Pantojín Jr,  habría que meterle en la cárcel por la música que hace, y que la próxima semana seguiremos hablando del gobierno.


Pero en otros mundos, que también los hay, no saben si Paquirrín es el próximo Presidente. Si les dicen que Cristiano Ronaldo está en la cárcel, no sabrán de quién le hablamos y no les extrañaría que Pantoja fuera la máxima goleadora de la liga de fútbol, o participará en las próximas Olimpiadas o si se ha “enfurruñao”.

Las noticias que, como ahora se dice, hacen arder las redes, puede que no merezcan ni una línea en “The Country” (El País en Estados Unidos) o un comentario en “The Reason” (La Razón de UK)y ni siquiera dirán nada en “Antenna Three” de Australia. Mejor te cuento algunos ejemplos

13 Conductores por el mundo

Hacía tiempo que no conducía por la maravillosa piel de toro, mosaico de culturas, crisol de razas…. Podría seguir así todo el post para nombrar a España, pero os había prometido hacer los posts algo más cortos.
El caso es que hay cosas que nunca cambian, da igual dónde conduzcas. Los coches pueden ser distintos, con el volante al otro lado (y el conductor en el mismo lado del volante también, que si no sería muy incómodo), pero la gente que lleva el coche somos muy parecidos.
Hoy os voy a hablar sobre algunos tipos de conductores que te puedes encontrar conduciendo (también te los podrías encontrar en otro sitio, pero ya no los reconoceríamos como conductores… o sí) Billy, el rápido El conductor más rápido del oeste, y del este y de todas las carreteras. No hay límites para Billy. Si la carretera es de 100, él va a 150, si es de 110, él va a 220, como la electricidad. Siempre tiene prisas. No confundir con Billy el de las estanterías de Ikea, que también se ha forrado con una idea bien s…