Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como Ikea

Desmontando Suecia

Imagen
Como experto que soy del país voy a dedicar este post a desmontar algunas cosas sobre Suecia. ¿No nos obligan los de Ikea a montar mesas, sillas y todo tipo de estanterías? Pues ya va siendo hora de que alguien les haga pagar por ello. ¿Os preguntaréis que en qué momento me he convertido en experto de Suecia? Tres días de vacaciones supone mucha más experiencia que la que tienen algunos tertulianos hablando de algún tema. De un día para otro saben todo sobre cualquier asunto. Yo al menos, puedo hablar desde el conocimiento. Vale, puede que no sea un experto en Suecia pero yo a lo mío. Nadie me va a quitar la idea de contaros algunas cosas que quizá ya sabíais sobre Suecia. Como por ejemplo que no hay que no hay que confundir a los nórdicos. No todos los nórdicos son suecos, también los hay finlandeses, noruegos, daneses… Y también hay que recordar que cuando veáis que hay una sección de nórdicos en el Corte Inglés o en Ikea, no están vendiendo personas, sino “enrredones” para la cama p…

Las aspirinas gratis y otras ventajas de ser Neandertal

Imagen
Qué injusta ha sido la vida con los hombres antiguos. Que si no iban limpios, que si su dieta no era equilibrada, que si estaban muy atrasados respecto a los homosapiens… Pues a lo mejor nos estamos equivocando con ellos.

Siempre insultándoles, que si eres un Cromañón, que si tú más, que si eres un cavernícola y cavernario… Pues anda que tú que eres “neerlandés”  (ser de Holanda, tampoco es tan malo).

Hace poco se ha descubierto que se hacían sus propias aspirinas, gratis, sin pasarse por la farmacia. Igual era paracetamol, o espidifén… Da igual la marca, lo importante es que eran más listos de lo que creíamos.


Hoy vamos a hablar de esta y otras ventajas de las señoras y señores de los de antes. De mucho antes. Más mayores que Jordi Hurtado y la Duquesa de Alba

Entender a los hombres es fácil, si les comprendes

Imagen
La gente con estudios dice que los hombres son muy fáciles de comprender. Que somos muy básicos, sobre todo comparados con las mujeres. Sencillos. Como un billete de metro. Probablemente sea verdad y los estudiosos tengan razón. Para eso se han pasado años leyendo libros, y pasando apuntes a limpio con sus bolis bic cristal, que escribe normal, y apuntando en libretas en blanco sus cosas, sin torcerse ni nada.

No voy a ejercer de cuñado diciendo que se aparten esos señores y que ya voy yo a explicaros cómo funcionan los hombres. Lo que os quiero demostrar es que nosotros, los señores, los que comemos naranjitas y limones (achupé), también tenemos nuestras cosas y no somos tan simples como parecemos. Que tenemos nuestros misterios y cosas que son difíciles de comprender.

Bienvenidos a la nave del misterio. Desmontando la sencillez de los hombres.

Hasta los cajones

Imagen
Dicen que las mudanzas son una de las situaciones más estresantes del mundo. Ahí discrepo. En general, no es nada del otro mundo… la de los demás, pero si te toca a ti, ya es otra cosa. Es una putada como la copa de un pino (¿De dónde vendrá esta expresión)?

Además de trasladar tus cosas de un lado a otro, ropa, muebles y demás enseres (¡Qué palabra tan bonita!) que ya de por sí es jodido, también está el comprar nuevas cosas, papeleo, cambio de domiciliaciones, dar de alta servicios como el teléfono, Internet, luz. Vamos que no se lo deseo a nadie. Yo creo que a Dios se le olvidó una plaga de mudanzas entre las que envió a Egipto para darles un escarmiento. No quiso cebarse con ellos. 

Uno de los protagonistas principales en toda mudanza son las cajas, cajitas, cajones y demás variantes del mismo elemento tomadas de millones en millones. No sabías que había tantas cosas en una casa tan pequeña. Da igual que salgas de un apartamento de 25 metros cuadrados a una mansión de 200 habitacio…