Corasón, corasón de andar por casa

Esta semana vamos un poco más tarde, pero es por una buena razón. Y esta buena razón que os debo, os la voy a dar. Necesitaba preparar el tema sobre el que vamos a tratar en el post de esta semana. Tiempo de estudio, investigación, preparación, ampliar conocimientos…

A ver si os creéis que uno se pone a escribir sin conocimiento, como un tertuliano en la tele. Yo me preparo las cosas. Las analizo, investigo, las escudr, escrudi, que me las preparo, vamos.

¿Os habéis fijado (parece el comienzo de un monólogo del Club de la Comedia) en el lenguaje de las revistas del Corazón? Yo no. Por eso he tenido que estudiar, porque solo veo las fotos. No me paro a leer. Aunque a veces, veo Corasón Corasón.(¿O es sólo un corasón?) Y me resulta curioso lo que dan de sí las imágenes. Con un par de posts (¿o son postes?) de Instagram, una señora no queriendo hablar a un micrófono o una presentación de una película, te hacen un programa diario, en verano, en invierno, despacio o deprisa.

En mi estudio exhaustivo, me he dado cuenta de que cada vez conozco a menos gente. A veces sale un actor famoso, un deportista de éxito, pero otros... El primo del chófer de una señora que cantaba, mal, hace años, el exnovio del portero de la finca de un torero, la madre que parió a un chico que salió el primero, o el segundo de Operación Triunfo 19 (no sé cuántas operaciones ha habido). Hablando de operaciones, hay gente que ya no reconozco porque se han hecho liposucciones de cara, reducción de grasa al Pedro Ximénez, remoquetamiento del cuero cabelludo….

Pero ¿Y si los protagonistas del Corazón fueran aún menos famosos? ¿Se puede ser menos famoso? Sí, amigos. Aún menos, todavía. A ver si la gente poco popular no va a tener derecho a salir en los programas del Corazón.

Posado veraniego

Juli, la del cuarto, la que está casada con el bombero, ha inaugurado la temporada de piscina. Para la ocasión ha elegido un bikini estampado de Primark, que realza su figura y unas chanclas del Lidl que hacen juego con el color de las uñas de los pies de su vecina. Luce un moño alto, que le llega hasta arriba de la cabeza y una toalla de promoción de Mirinda. ¡Qué imágenes tan refrescantes!

Nidito de los Martínez

Hemos podido visitar en exclusiva la nueva casa de los Martínez. Todo un privilegio para nuestros lectores y una nueva ocasión para comprobar el buen gusto de esta pareja que combina perfectamente la modernidad de los muebles de una conocida marca sueca que se llama Ikea y los muebles heredados de la suegra. Lamentablemente, no hemos podido visitar la habitación matrimonial. “Está hecho una leonera”, explica nuestra protagonista.

¡Pareja a la vista!

Este fin de semana hemos podido ver a la Jessy con el Jonathan en actitud cariñosa en el portal (algo más que cariño, diríamos). ¿Habrá dejado Jessy a su anterior novio? ¿Es Jonathan el nuevo hombre de su vida? No hemos podido recoger las declaraciones de los tortolitos y no sabemos muy bien qué quiso decir él con lo de “Como no dejes de grabar, te comes la puta cámara”.

Familia unida, ¿familia feliz?

“Hacía mucho que no veníamos al chino” nos cuenta Mari, la orgullosa madre que, junto a su marido, los tres hijos, y la suegra acaban de llegar a la Gran Muralla II de Alcobendas. “¿Podemos pedir arroz dos delicias? ¡Es que no me gusta el jamón York! exclama Julito. “Y a mí me pueden quitar el dulce del cerdo agridule”, pregunta la pequeña de la familia. “Yo quería ir al McDonalds”, nos dice el mayor, “Ni masdonal ni masdonol”, replica Mari.

Bajando la basura

Que pocas veces pillan a los famosos tirando la basura. Porque también la tirarán ¿No? Y sacarán al perro al mismo tiempo. O al gato, o a la mascota que tengan. El caso es que hemos podido ser testigos del outfit utilizado por Paco, el del bar, para la ocasión. Camiseta de tirantes de la marca “Abandonado” y un pantalón corto, posiblemente demasiado corto para nuestro gusto. Zapatillas de andar por casa, que probablemente tengan más kilómetros que el 127 aparcado a la puerta.

Últimos fichajes

Por supuesto, que también tenemos un pequeño espacio para los deportes y hay sorpresa para la próxima temporada. Manuel, o como le conocen en el barrio por su velocidad, Killian el Manué, jugará en el equipo de Fruterías Joaquín el año que viene. Así acaban dos años de relación con Talleres Paco en la liga municipal. “Espero hacer feliz a la afición, meter muchos goles la nueva temporada y que la Jenni venga a ver los partidos” declaró el delantero.

El enlace del año

No hay nada mejor que las campanas de boda en un programa del corazón. Qué les gusta una boda. Y contar cómo iban todos vestidos. El traje de la novia, del novio, de la madrina… Pero nadie se acuerda de ese primo que se pone zapatos por primera vez, o corbata, o las dos cosas a la vez. O de esos niños que les disfrazan como si fueran muñecos de ventril, vientrí, ventricu… el Monchito de Jose Luis Moreno. Quizá sea mejor no acordarse de ninguno de ellos.

Yo creo que ya os habéis hecho una idea de cómo sería un Corasón popular. También es muy probable que sea mejor dejarlo como está. Que sigan saliendo los famosos y dejemos a la gente normal en paz, que ellos no tienen la culpa de nada. Seguiré estudiando nuevos formatos para programas de televisión. O no.



 

Comentarios

  1. Pues creo q este post, le podíamos titular " Ecos d Sociedad"

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

10 ejemplos de críticas de cine si no las escribiera un crítico de cine.

En el nombre del Padre…

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?