¿Qué hace un Teletubby como tú en un sitio como este?

Ya sé que es difícil de creer pero me acabo de cruzar con un Teletubby. Cuando digo, que acabo de cruzarme con él, no es literal, no es que haya tenido relaciones sexuales con uno de los Teletubbies. No soy yo tampoco de contar en el blog cosas tan íntimas. Soy yo muy pudoroso para esas cosas.
Y cuando digo que acabo de cruzarme con un Teletubby tampoco es que haya sido ahora mismo. Me lo encontré la semana pasada. Es la ventaja de vivir en Suiza, que hay gente rica y famosa. Y no me digáis que un Teletubby no es famoso. Que son conocidos en todo el mundo mundial.
Pues como os iba diciendo, que iba andando tranquilamente (hay veces que voy tranquilamente, no como en el post de la semana pasada, que voy agrediendo a la gente) y me encontré a un Teletubby. Aunque no estés demasiado familiarizado con ellos, ver a un tío de color no es muy corriente en ningún lado. Me refiero a un color como los Teletubbies. No vas por la calle y te cruzas con un señor rojo, o con una mujer morada, un niño amarillo o a un señor mayor verde. Creo que mejor voy a dejar de hablar de colores, que me voy a meter en un jardín.
¿Por dónde iba? ¡Ah! Sí. Que iba caminando tan tranquilo escuchando mi música (no es que me haya dado por componer canciones… No sería raro, en estos días debo ser de los pocos que no ha salido cantando en la tele), cuando de repente vi a alguien morado (no busquéis connotaciones políticas).  No es muy normal ver a nadie de ese color (sigo sin hablar de política) y me dispuse a entablar conversación con el individuo en cuestión. Por supuesto, manteniendo las distancias.
No llevaba las gafas puestas, y a pesar de la distancia, os puedo asegurar que estaba ante Tinky Winky. Eso lo supe después, porque yo no conocía exactamente el nombre del Teletubby en cuestión. En realidad, este es su nombre artístico. Su nombre real es… Bueno mejor os detallo la conversación que mantení (¿o se dice mantuví?). 

Yo: Buenos días (era por la tarde pero le saludé en alemán y es mucho más sencillo decir Morgen.  
TT: Hola, buenos días. Que buen día hace hoy ¿verdad? (También me saludó en alemán y después de dos frases, seguimos en inglés. Muy famoso el teletubby pero no saben español. Amiguitos, no os fieis de lo que sale en la tele. Los teletubbies no hablan español). 
Yo: Me llamo Javier, ¿Y usted?
TT: No me diga que no me conoce.
Yo: ¿Po? Es el único nombre que recuerdo de los Teletubbies
TT: Yo soy Tinky Winki. Bueno, realmente me llamo Angel Luis, pero decían que no era muy artístico. Ya me dirás si
Yo: Pues la verdad es que es más fácil de recordar Angel Luis que Winki Pinki.
TT: Tinky Winki, pero no se preocupe, me han llamado cosas peores, como el teletubby lila
Yo: Por el color.
TT: Y por lo de mi orientación sexual.
Yo: Yo creía que era un programa para niños. ¿Hablan también de sexo?
TT: No, pero como llevaba un bolso y mi color es morado, había gente que decía que fomentaba la homosexualidad. Yo, que no he tenido sexo en la vida ni con teletubis, ni teletabas. Nada, cero.
Yo: Perdón si la incomoda la pregunta. ¿No ha tenido nunca sexo?
TT: ¿Pero tú me has visto? No tengo… bueno ya sabes. Ni lo uno, ni lo otro. Mis compañeros tampoco. Que ya nos gustaría tener sexo, pero nada. ¿Le preguntarías a Mickey Mouse, o al Pato Donald…? ¿O la misma Heidi? Ya que estamos en Suiza ¿Si tiene sexo?
Yo: No, la verdad que no. No se me ocurriría. Pero ha empezado usted con el tema de su color y orientación sexual. La verdad es que no tengo ningún problema con el color o el sexo de los demás. Perdón si le he molestado.
TT: No hombre no. Si no me molesta, era por sacar un tema de conversación. Se ve que eres buen chaval.
Yo: Gracias Kinki…. Angel Luis.
TT: Mis compañeros también utilizaron nombres artísticos. Dipsy en realidad se llama Gregorio, Laa-Laa es María Luisa y Po, es Pompeya. Le dieron a elegir entre Pompi o Po, y creo que acertó.
Yo: No sabía que eran dos chicos y dos chicas. La verdad es que me pilló un poco mayor cuando salían ustedes en la televisión.
TT: ¿De dónde eres?
Yo: Español.
TT: ¿Fuimos famosos en España también?
Yo: Claro, en todo el mundo. ¿No? 
TT: ¡Qué cabrones los de la BBC! Sólo nos pagaron por la emisión en el Reino Unido. Tampoco es que me queje. Estoy jubilado con una buena pensión. Aquí me tienes, en Suiza viviendo de puta madre.
Yo: Me alegro de que les haya ido bien. ¿Y sus compañeros?
TT: Leí que Dipsy y Po estaban viviendo juntos en Mallorca. Ahora ya no se sabe quién es quién. Son los dos color rojo cangrejo. Ya sabe como nos ponemos los guiris en España.
Yo: Y el cuarto?
TT: La cuarta. Laa-Laa. Sigue siendo amarilla, creo…
Yo: ¿No mantienen el contacto?
TT: Lo vas dejando, lo vas dejando… Y mira que nos llevábamos bien al principio, pero luego ya sabes, que si yo tengo más diálogo que tú, que si yo debería tener más tiempo en pantalla…
Yo: Ya me imagino…. Bueno, no me imagino, pero…
TT: ¿Sabes que voy a sacar un disco?
Yo: ¿Usted también?... Perdón… No era mi intención... Quiero decir que muchos famosos lo intentan y no siempre sale bien. Mire el caso de Jesulín, o Leticia Sabater…
TT: No les conozco… ¿También hacían programas infantiles?
Yo: Digamos que Leticia Sabater sí, pero se pasó al lado oscuro. Muy oscuro.
TT: Bueno, joven. ¿Cómo decías que te llamabas?
Gracias por lo de joven. Javier
TT: Pues Javier, me va entrando hambre y aún tengo un trecho hasta casa. Es posible que nos encontremos de nuevo. Me gusta pasear por aquí.
Yo: Ha sido un placer conocerle, señor Flinky… Perdón ¡Angel Luis!
TT: Estás perdonado.
Y así es como fue básicamente mi encuentro con una estrella de la televisión. Ya sé que no estuve muy brillante en mi conversación. Ahora se han ocurrido más temas para preguntarle, pero ya sabéis que en la emoción del momento… 
Algunos podréis decir que dentro de cada Teletubby había un actor. Ya estáis con vuestras teorías conspiranóicas… También algunos diréis que el que encarnaba (como si no fuera suficientemente encarnado ya de por sí mismo) a Tinky Winky murió hace un par de años…  Incluso pensaréis que todo esto es mentira, y que no me he encontrado a un Teletubby, ni que viva en Suiza (el Teletubby, que yo sí que vivo aquí), pero yo sé muy bien que os estoy diciendo toda la verdad. Bueno, toda, toda no. Es posible que algunas cosas me haya inventado.
Tinky Winky en realidad se llama Winston… ¿Cómo se va a llamar Angel Luis un señor británico por muy Teletubby que sea? Si es que os lo creéis todo. 
Me voy a pasear otro rato por aquí. A ver si me encuentro a otro famoso… Igual esta vez veo a Federer, o a Tina, que también vive en Suiza… Esto sí que es verdad verdadera. 
Ya os iré contando. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

10 ejemplos de críticas de cine si no las escribiera un crítico de cine.

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?

Problemas del primer mundo