Ser mayor

Aunque pudiera parecerlo, el título no es una promoción de un programa de la Cadena Ser. Ya se ocupan ellos mismos de ponerle nombre a sus cosas. Tienen por ejemplo: El Cine en la Ser, Ser Historia, Ser Aventureros, Ser Piente (en el que hablan de reptiles), Ser Afín (de querubines y ángeles), Ser Món (de religión y gente dando la turra), y Ser Vicios (en los que hablan de cuartos de baño).
 
Y es posible que alguno de ellos me lo haya inventado... el famoso (Ser Mentiroso). Pero no tienen programas para la gente mayor. Otras radios, probablemente sí, pero yo os quería hablar de hacerse mayor. Tienes dos años y ya vas por ahí diciendo que eres grande y puedes hacer cualquier cosa que te propongas. Ya empezamos a engañarnos desde muy jovencitos.
Con 14 años, ya somos mayores y creemos que podemos fumar, beber, subir en ascensor. Beber en el ascensor, y otras cosas que se hacen en los ascensores... o al menos en las películas lo hacen. 
Estás como loco por llegar a la mayoría de edad para hacer lo que quieras, porque ya eres mayor. Pero llega el momento en el que te haces mayor de verdad. Pasas que querer ser mayor a ser una persona mayor. Al final sí que va a ser verdad lo de que puedes ser cualquier cosa que te propongas. A no ser que te propongas cosas que es mejor no proponerse. Como esa gente que se pone cosas que ya no son de su edad. No, con 70 ya no te queda bien el disfraz de colegiala, pareces salida de una peli de zombis japoneses.  Aunque también hay “viejóvenes”
No hay una edad en la que te haces oficialmente mayor. Ya tengo 65 y soy mayor. Tengo 80 y soy muy mayor. Tengo 100 y salgo en España Directo soplando las velas y a una jovenzuela con micrófono gritándome para preguntarme si me acuerdo de cómo eran los cumpleaños antes. “Matábamos dos mamuts para merendar y sacrificábamos a los que gritaban a los viejos”.
En el post de hoy te voy a dar unas señales para que vayas reconociendo cuando te estás haciendo mayor. Vamos allá.
¡Chaval!
Son chavales, o chavalas, todos los que tengan entre 13 años y la edad que tengas tú. Hay chavales de 30, 40 y hasta de 100. Todo depende de tu edad. Mira cómo perrean los chavales… levantarse ya cuesta un poco más.
Levantarse
Vamos para arriba. Ya no hay forma de levantarse o de sentarse sin hacer un ruido. Eres como un coche antiguo. Ya te va sonando todo y hay que hacer revisiones cada poco, cambiar el aceite y mirar todas las juntas… Y otros sitios a los que no querrías asomarte.
No se levanta
Seguimos con las levantaciones. Pues eso, que hay ciertas edades en que las cosas siguen la ley de la gravedad. Se caen por su propio peso. No es necesario que os explique todo ¿verdad? A mí se me caen cada vez más cosas. También es verdad que ya desde pequeño me pasaba. Digamos que no soy demasiado hábil. Por ejemplo, yo esto, de pequeño, no lo podía hacer. Y ahora, ni se me ocurre.
¡Qué orejas tan grandes tienes!
El tema de Caperucita y confundir a su abuela con un lobo es de traca. O era un lobo muy apañado que sabía cómo sacarse partido con el maquillaje, o Caperucita veía muy poquito, o la abuela no era Sofía Loren, por hablar de señoras cañón (esta expresión es de señor mayor). El caso es que hay cosas que se van haciendo más grandes. Los lóbulos, los feroces no, los otros, los de las personas mayores son un buen ejemplo de ello…. Aunque hay veces que los menos mayores nos sorprenden con los lóbulos.
Otras cosas expandibles
Con la edad, la nariz también crece, tienes pelo en partes donde no había, y viceversa. Los labios y las mejillas se caen y…. a ver cómo lo digo sin que suene feo. Niños, si estáis leyendo esto, tapaos los oídos (y dejad de leer, porque si no, hacemos un pan como unas hostias). El caso es que a los hombres nos llega una edad en la que nos sentamos en el baño y… digamos, podemos comprobar la temperatura del agua sin meter el dedo (que por cierto, es una guarrería)… Con los “gemeliers”… Que lo otro no crece… y es posible que tampoco se levante.
¿Qué pone ahí?
Las letras se van haciendo más borrosas. Todas. No te creas que hay unas que te tienen más manía que las otras. Da igual la Z, que la CH (que por cierto, dejó de ser letra hace tiempo). Los números también. Antes veías ese número tan pequeño dentro de una moneda. Ahora no ves el número del autobús… A veces ni siquiera ves el autobús, como para verle el numerito. Y es que van como locos.
¿Pero qué música escuchan ahora?
Da igual la edad que tengas. Los de 4 años dirán que escuchar los 5 lobitos está pasado de moda y los de 20 es posible que no conozcan ese grupo que nos hacía mover el esqueleto (esto también denota edad) en los 80, o en los 90. ¿Os podéis creer que hay gente que no conoce a Beethoven? Yo por edad, no le llegué a conocer personalmente, pero me refiero a que no saben nada de él… Igual les suena la canción que compuso para una chica…  Qué cabeza tengo…. ¿Era a María Luisa?  ¿Eloise?... No esa no, esa la cantaba Tino Casal… ¿¿Que no sabías quién era???
Todo esto era campo
Has visto cosas más allá de Orión. Todo era campo. Da igual que hables del Estadio Vicente Calderón , que también era campo… O el aeropuerto de Castellón, que sigue siendo un erial, asfaltado (o no has asistido… Perdón por la chorrada) pero campo. El caso es que tienes edad para haberles dicho a los obreros del Acueducto que así no se ponían las piedras.
¡Qué jóvenes sois todos!
Ese es otra señal de que te vas haciendo mayor. Hay cantantes y cantantas que han nacido en el siglo XXI. Tus héroes de la infancia ya tienen más años que las cuevas de Altamira. Tu actor preferido ya no tiene aquel pelazo, ahora tiene color mueble antiguo… El pelo. Bueno, y el actor también. Han hecho el tercer remake (que vienen siendo repetir a peor, una película que estaba bien) de tu peli favorita… O ya van por Rocky 18… Aunque siempre hay cosas peores.
Formulario web
Yo no lo sé, porque no me ha pasado, pero tengo amigos mayores que me dicen que en los formularios web tienen que estar un buen rato para llegar al año al que nacieron. Y es que hay gente muy mayor. Incluso hay algunos que no saben lo que es un peluco (reloj), ni saben que irse a la piltra es ir a la cama, tomar un botijo (botellín de cerveza) y no saben que hay cosas que molan mogollón (lo del mazo no se había inventado todavía).
¡Qué rápido van los coches!
Otra señal de la edad que vas teniendo es que los coches van muy rápido cuando tienes que cruzar la calle. Y que no tienen en cuenta la edad. Repito, que a mí no me ha pasado nunca, porque yo no he llegado a “cierta edad”, que es otra manera de decir que tienes muchos años, pero tengo amigos que sí lo han sufrido. Y es que no hay respeto por las canas.
Es posible que aún no tengas ningún síntoma, pero no cantes victoria, que llegar te va a llegar. A algunos todavía nos quedan unos años. ¡Hasta luego Lucas!


Comentarios

Entradas populares de este blog

10 ejemplos de críticas de cine si no las escribiera un crítico de cine.

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?

Problemas del primer mundo