Los encuentros, ¿En la tercera fase?

¿Qué tal ha ido esa carrera? ¿Cómo? ¿Que no habéis salido a correr? No quiero ser alarmista, pero ahora es obligatorio ser runner (no son necesarias las mallas verdes ni las zapatillas para pronadores o supinadores). Yo aviso por vuestro bien y aún tenéis una oportunidad para poneros el chándal y salir a correr. Sin parar. El que no salga será multado. Y más os vale que hagáis una buena marca. Los mejores tiempos irán directamente a las olimpiadas de Japón. ¿Por qué creéis que han pospuesto los Juegos Olímpicos? ¡A correr!
Pero eso sí, guardando la distancia… ¿Ya os habéis aprendido las diferentes fases de la desescalada? Yo me las estoy estudiando. Hay que reconocer que son un poco complicadas. Y es que nos cuesta un poco lo de seguir instrucciones. Si todos los años nos tienen que recordar cómo comer las uvas y recordarnos lo de los cuartos, no quiero ni pensar en esto. Que son 4 fases, pero empiezan por el 0 y el 1 es el brikindans, y el 2 el crusaíto.
Además, que tampoco se va a implementar en todas partes igual. Que a lo mejor en Canarias ya están en la tercera fase (La de los encuentros… ¿Es la tercera fase?) O te puedes ir de una isla a otra nadando… Desaconsejo que intentéis ir de Tenerife a Mallorca. Es una tirada. El mapa engaña y están un poco retiradas una de otra.
Y esto de las fases es como Operación Triunfo. Según lo vayan haciendo en cada sitio, vas cruzando la pasarela. A lo mejor en Segovia están en fase 2, y en Guadalajara en otra fase (Ola k fase!). Y es posible que en Pontevedra aún no hayan podido salir y están esperando a sacar un cinco para salir de casa. ¿O eso es en el parchís?
Seguro que ya habéis visto publicado en vuestros periódicos (no te fíes de todo lo que dicen los medios ni lo que veáis en Internet, y de este blog, mucho menos), en qué consiste cada una de las fases y qué podéis hacer. Os hago un resumen resumido de las cosas que podéis hacer… Atentos, que no voy a repetirlo.
El conviviente
Parece el título de una serie. El conviviente es una mezcla entre un zombi o un visitante del espacio. El caso es que si quieres, puedes salir con un conviviente. Eso sí, si tu conviviente acepta. Que no se puede obligar a nadie. Tendrás que volver a la adolescencia, ponerte colorado o colorada (cuando te mira) y decirle: verás, bueno, quería saber si, he pensado que… ¿Que si quieres salir conmigo? Todos los días. Que diga que sí un día no quiere decir que todo el monte es orégano. Y tienes que volver a casa con el mismo conviviente, no vale lo de cambiar por el camino.
Correr sí, pero…
Podrás correr, pero eso sí, con los tres niños y la mascota. Si no tienes tres niños, se te pondrán niños de oficio, y un perro, o un gato que son más ligeros… Y es posible que se quiten las ganas de correr, de tener niños, perro y de correr con ellos encima. Porque esto también está incluido en las nuevas leyes. Que tienes que correr con todos ellos, a la vez. ¡Una hora! Tú te apañas cómo corres con ellos encima. Eso sí, el/la conviviente no hace falta que se suba en tu chepa.
¿Un partidito?
Echas de menos esos partidos entre Messi y CR7 ¿verdad? Pues de momento, o te pones un partido antiguo o grabas el gol regañao de los hijos del vecino del quinto (¿os habéis dado cuenta de que siempre que ponemos como ejemplo un vecino, hablamos del vecino del 5º?). Si no sabéis qué es un gol regañao , aquí os dejo un vídeo. Pero regañao del todo. Que ahora no podría suceder, porque tenemos que guardar la distancia.
Por favor, por favor. Necesito el fútbol
En una de las fases, puede que sea la quinta o en la nueva normalidad, que es una cosa poco normal, habrá fútbol, pero habrá que cambiar algunas reglas. No habrá barreras para que no se junten los jugadores. Tampoco “córneres” ¿o corneles? “Penartiles” sí que habrá y por supuesto, si algún jugador escupe a otro, se le sacará una tarjeta, la sanitaria, y se le llevará inmediatamente a hacer un test. No sé yo si algún jugador pasaría un examen…
¿Y puedo animar?
Desde casa, y bajito… Nada de ir al estadio o al bar. O sea que tampoco merece la pena que animes demasiado. No te va a oír ni Perry. Se pondrá en vigor el llamado Real Decreto Menos Gritos Milagritos.
A comer con los abuelos
Si tu abuelo es conviviente, podrás comer con él, pero de momento a quedar a tomar algo en el bar. Eso sí con mascarilla, con guantes, de boxeo, que protegen mucho más. Todavía no está confirmado, pero he oído que sólo puede haber un tercio en los bares… Al menos, que sea un tercio de cerveza. Y siempre con una mampara para protegernos…
Yo quiero ir al cine
Sal corriendo, en menos de una hora tienes que llegar al cine, comprar las palomitas (con los guantes de boxeo y la mascarilla puestas) y ver la peli. Podrás ver una peli en 4 o 5 días si es una película corta (ponle dos meses para terminar El Irlandés) o un corto. Un corto es una película de poca duración. No el futbolista de antes.
¿Y a la playa?
A no ser que seas Bob Esponja y vivas en una piña debajo del mar, lo vas a tener muy jodido de momento. Te quedan unas cuantas semanas. Por ejemplo, si vives en Madrid, es posible que las horas de carrera no te den, para llegar a la playa. A la piscina, es posible que también vayas un poco justo. Eso sí, las piscinas deberán estar todas bien desinfectadas. Las van a llenar todas del frus frus. Y al agua patos… También con mascarilla, que los patos son personas humanas.
Me comería hasta una paella con chorizo
Es posible que ya estés un poco harto de cocinar. O que tu conviviente se haya cansado de hacer pan (¡Qué manía os ha dado a todos con hacer pan! ¿No podéis hacer jamón ibérico que está mucho más rico?). El caso es que ya echas de menos ir a un restaurante. ¡Buenas noticias! Ya podéis pedir comida a domicilio. Al vuestro, que os conozco y lo pides en otro domicilio para dar una vuelta.
¿Ir al gym?
Podrás apuntarte, y no ir… Vamos, como se ha hecho toda la vida. De momento a ver vídeos de Youtube de gente haciendo yoga y tú enfrente de la tele haciendo el el sanasana culito de rana, y hacer sentadillas. Y que no se te olvide salir a correr, montar en bici, pasear y hacer el saludo al sol.
¿Puedo ver a los amigos?
Si tienes fotos suyas, claro que puedes… Y hacer videollamadas, o “zoomes”, pero a su casa, todavía no. Cuando vayamos pasando fases, como en los videojuegos, ya veremos. Para ir cogiendo el tranquillo, podrás ir visitando estos amigos que tampoco te caen muy bien. Un ratito y para casa. O mejor queda con ellos en el portal. Que no hay que ser pesados.
¿Y bailar?
Bailar pegados no será bailar. Ya lo decía Sergio Dalma, ahora hay que bailar solo, tú bailando en tu volcán, y a dos metros de ti (visionario), bailando yo en el polo. Pero bueno, eso ya lo podías hacer en casa, o al bajar a tirar la basura. Con cuidadín, que la basura puede ser muy rencorosa.
¿Tengo que seguir cantando el Resistiré?
Si ya no resistes más, no es necesarios. De hecho, el gobierno sacará una circular (una carta, pero redonda), en la que dará las oportunas instrucciones para poder tomar medidas contra aquellos vecinos que han sido muy cansinos durante el confinamiento. Este vecino DJ, el de las coreografías, el que aplaudía a muchos decibelios por segundo (o kilojulios por centímetro). Si no recibes la circular, es posible que el cansino del edificio quede vacante… o peor aún.
Y ahora ya, totalmente en serio. Mucho ánimo que ya queda menos. Y no olvidéis de reíros, bajito o a carcajadas (como los malos malísimos). Cuanto más, mejor. Si no he podido sacaros una sonrisa, seguro que este señor sí que puede.
Es muy probable que la información haya cambiado en el momento de publicar el post. Probablemente estemos en la fase de: "yo qué se ya, déjame en paz que yo me sigo quedando en casa".  Portaos bien, lávate a dos metros de distancia y separa las manos. 



Comentarios

Entradas populares de este blog

10 ejemplos de críticas de cine si no las escribiera un crítico de cine.

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?

Problemas del primer mundo