Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como Coronavirus

Los encuentros, ¿En la tercera fase?

Imagen
¿Qué tal ha ido esa carrera? ¿Cómo? ¿Que no habéis salido a correr? No quiero ser alarmista, pero ahora es obligatorio ser runner (no son necesarias las mallas verdes ni las zapatillas para pronadores o supinadores). Yo aviso por vuestro bien y aún tenéis una oportunidad para poneros el chándal y salir a correr. Sin parar. El que no salga será multado. Y más os vale que hagáis una buena marca. Los mejores tiempos irán directamente a las olimpiadas de Japón. ¿Por qué creéis que han pospuesto los Juegos Olímpicos? ¡A correr! Pero eso sí, guardando la distancia… ¿Ya os habéis aprendido las diferentes fases de la desescalada? Yo me las estoy estudiando. Hay que reconocer que son un poco complicadas. Y es que nos cuesta un poco lo de seguir instrucciones. Si todos los años nos tienen que recordar cómo comer las uvas y recordarnos lo de los cuartos, no quiero ni pensar en esto. Que son 4 fases, pero empiezan por el 0 y el 1 es el brikindans, y el 2 el crusaíto. Además, que tampoco s

Más triste que los tres tigres

Imagen
Siempre que empiezo a escribir un post, pienso: “hoy sí, hoy voy a hacer un post cortito”. Y nunca baja de mil palabras, casi 5 páginas de Word con sus dibujitos, chistes, muchos malos, otros peores, alguno bueno… También podría poner una imagen, y me/os ahorraba mucho tiempo.     Para escribir un post pienso un tema, a veces, como estas últimas semanas, no hace falta pensar mucho sobre qué escribir. Lo pienso, tomo notas, dejo reposar las ideas (en plural, como si tuviera muchas ideas 😊 ), sigo dando vueltas a la cabeza (como la niña del Exorcista) y luego escribo el post… Casi siempre, muy largo. A menudo, según estoy tecleando, digo, “Pero ¿Qué estoy escribiendo?” Lo digo para mis adentros (intestino grueso y delgado mayormente) y me pongo a hacer otra cosa. Otras veces me sale todo del tirón, y pienso: ¡Albricias! (lo que quiera que sea una albricia) ¡Este post sí que es bueno! El mejor de todos (es posible que tenga el síndrome Leticia Sabater y crea, ella misma, puede

¿Puedo salir ya a jugar? ¿Y ahora? Diario de un tierno infante

Imagen
Es probable que penséis que me lo esté inventando todo. Lo de los teletrabajadores durante la cuarentena o las entrevistas con perros y gatos . Es muy posible que tengáis razón. ¡Lo confieso! No son verdad. Ya que estamos, vamos a seguir con el monotema y en el post de hoy os cuento cómo está viviendo todo esto un tierno infante. Podría haber escrito el diario de una infanta, pero no quiero meterme en jardines. Vamos con el diario de E.G.B. (por razones de seguridad, vamos a mantener la identidad de nuestro protagonista en el anonimato). Día 1 ¡Estamos de vacas! Nos cuentan en el cole que hay un virus que lleva una corona como si hubiera estado en el Burriking , y que mañana no tenemos que ir a clase para que no nos infectemos. Que nos lavemos mucho las manos, y que estornudemos en el codo. En el tuyo. No se puede toser a nadie y que no cojamos caramelos de desconocidos. Manolín, el vecino, que va al cole de los mayores, dice que un murciélago se ha comido una sopa con

Perrera en la Onda

Imagen
Hace unos días escuchaba en la radio las experiencias de algunas personas con sus perros durante la cuarentena. Y yo pensé, ¿Por qué no hablan con los perros directamente para que nos cuenten cómo lo están viviendo ellos? No me vengáis ahora con lo de que un perro no habla, que son muy buenos, pero no son muy espabilaos. Que cómo vas a poner a un chucho al teléfono. Ya está bien de discriminar a los perros y démosle una oportunidad para que nos cuenten cómo se sienten estos días. Y así lo he hecho. Me perdonaréis si no pongo los audios (no voy a hacer la broma que se les comió la lengua el gato, o que el perro se comió los deberes). Es únicamente que así os ahorro el trabajo de tener que traducir. He hablado con algunos perros extranjeros y con algunos, aunque hablaban perfectamente en castellano, la conexión de Internet no era muy buena. Aquí tenéis algunas de las entrevistas. - Buenos días, ¿Cuál es su nombre? - Por favor, tutéame. Me llamo Sultán y vivo en Madrid.