Un Big Mac, un archiduque y Donald Trump

No os vais a creer a quién me he encontrado en Irlanda. ¡Al mismísimo Donald Trump! En un McDonalds. Al principio no estaba seguro si era él porque no llevaba la corbata roja y con el aire que hace por aquí, se había despeinado un poco.
Ya sé que suena poco creíble que me lo haya encontrado, pero la realidad siempre supera a la ficción. Y lo más raro es que se parara un rato a hablar conmigo con la de cosas que tenía que hacer, como jugar un partido de golf, construir un muro, decir alguna burrada contra los mexicanos, poner sus cosas en twitter o ver la Fox.
Os voy a contar más o menos cómo fue la conversación. No os preocupéis que lo pongo en castellano. El inglés de este hombre es un poco simple y todos estamos acostumbrados a otro nivel. Yo creo que para aprenderlo sus padres le apuntaron a la academia “Inglés con 100 palabras o menos”. No creo que use muchas más. A lo que vamos.
Perdone que le moleste. ¿Es usted el señor Trump?
Buenas tardes, hijo. ¿Quieres un selfie? ¿Un autógrafo? ¿Un abrazo?. Soy el mejor dando abrazos
No sabía que estaba en Irlanda. Pensaba que seguía en el Reino Unido
¿Esto no es el Reino Unido?
Estamos en Irlanda. Hace tiempo que no es parte de Gran Bretaña… Casi 100 años
No sabía nada. Como yo no había nacido todavía. Bueno, bueno, muchacho. Siéntate. No serás mejicano ¿verdad?
No, español
Ya decía yo. Irlanda ha hecho un buen trabajo. No dejan entrar a mexicanos aquí. Nosotros estamos en ello. En cuanto terminemos el muro no va a pasar ni uno.
¿Usted cree?
¿Hay mexicanos en China? No. Porque tienen un muro bien grande. ¿Había mexicanos en Berlín? Tampoco. Ahora con la Hillary alemana, dejan entrar a cualquiera en Berlín. Hay hasta gente de color. Realmente hay gente de todos los colores en Berlín.
¿Merkel?
¿Quién es Merkel?
La Hillary alemana… Quiero decir, la canciller alemana
Se ponen unos títulos muy divertidos. Es una de las cosas que me gusta de Europa. Hay condes, condesas, cancilleres, cancilleras… ¡Hasta reinas! ¿Y quién los elige?
Nadie les elige, son títulos que se heredan
¿En serio? En cuanto llegue a la Casa Blanca voy a hablar con mis asesores para ver si puedo heredar algún título. Pero que se haga de forma democrática. Propondré una ley para ser Rey. O Marqués, o Duque. No, no. Mejor archiduque que suena más aristogático…
Querrá decir aristocrático
Te la estás jugando chaval. Soy el presidente de los Estados Unidos de América y si yo digo que una palabra se dice de una manera, no hay más que hablar. ¿No sabes que me apoyan todos los habitantes de mi país?
Pero en las elecciones, Hillary tuvo más votos que usted
Fake News. ¿Los has contado?
Hombre, yo personalmente no.
¿Tú quieres que te deporte?
No creo que tenga tanto poder como para deportarme de Irlanda
Yo puedo hacer lo que quiera porque soy el presidente de América. El más grande de todos. El más amazing de todos los amazing. Bueno Washington y yo… Estoy pensando en cambiar el nombre de la capital…
Perdón, yo no quería…
No te preocupes chaval. Es que a veces tengo un pronto… Ya me dice Melania que tengo que controlarme. Y mirarme el colesterol.
No era mi intención molestarle
Tengo que controlarme, perdona. Es que no sabes los días que llevo. Saludando a gente aburrida sin poder tomarme una hamburguesa ni una coca cola. ¿Te puedes creer que en los banquetes no hay comida como dios manda? Todo en bandejitas y con mil cubiertos… Tardas más en leer el menú, que en comerlo… y las raciones que ponen en el Palacio de Beckham...
¿Se refiere Buckingham?
¡Me refiero a mis cojones! Al final te deporto, ya verás.
Yo ya me iba…
No, perdona, quédate. Me han quitado el teléfono y no puedo twittear y me aburre comer solo.
¿Se va a quedar mucho por Europa?
Ceo que luego voy a Francia. Ya me dirás que pinto allí. Todo lleno de franceses. No se qué en Normandía. Un acto en una playa o algo.
He leído que era el 75 aniversario del Desembarco de Normandía
¡Eso! Que tuvimos que venir aquí para ganar la guerra. Que si no fuera por nosotros, todavía estaba Hitler conquistando países. Que conste que a mí Hitler me parecía buen tipo. No llegamos a coincidir. Murió un año antes de que yo naciera.
Señor Trump, creo que Melania está a punto de entrar
¡Shit! ¡Corre, coge la hamburguesa! ¡Dame tu ensalada!... “Honey”, ¿Qué haces por aquí?
No hizo falta ni una palabra.  Con sólo una mirada, como la canción de Marta Sánchez, Donald Trump se levantó y con la cabeza gacha y el rabo entre las piernas (como no podía ser de otra manera), se despidió de mí.
Creo que es hora de marchar. Por cierto, ¿Tú que querías? ¿Un abrazo? ¿Un selfie?
Nada señor Trump. Ya le he quitado demasiado tiempo.
Qué chico tan educado para ser mexicano…
Un placer, señor Trump. Encantado señora Trump 
Y así fue como conocí a Donald Trump. Por un momento sentí un poco de pena por él… pero se me pasó rápido.
Por si os lo estáis preguntando. No, no me comí su Big Mac. Alguno pensará que es todo mentira. ¿Qué hacía Trump sólo en Irlanda? ¿Ni un guardaespaldas con él? Y lo más increíble. ¿Quién come ensalada en un McDonalds?


Comentarios

Entradas populares de este blog

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

Yo os maldigo, jodíos móviles

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?