Pedazo de inventos

No todo va a ser protestar y decir que las cosas están muy mal. No todo es un desastre y hay muchas cosas en el mundo bien pensadas.
Es verdad que hay algunas cosas que son fruto de la casualidad. Otras, de la evolución. Aunque no os lo creáis, las “personas humanas” han ido evolucionando, pero este es otro tema.

¿Listos? Quiero decir que si estáis preparados. Listos, ya sé que sois.

Los bolsillos de los pantalones
Creo que somos muy injustos con el que inventó los bolsillos a los pantalones. No sólo por la de cosas que puedes guardar ahí, sino a la altura que los puso. Tan a mano, tan cómodo. Para poder ir con las manos en los bolsillos… También es verdad que está al alcance de cualquiera.

España y los palos
Se dice que en nuestro país sólo inventamos cosas con palo. La letra con sangre entra, la fregona, el chupachups, el futbolín…. El submarino también es cosa nuestra. Y también tiene palo. Más bien es un tubo, pero haberlo, haylo. El periscopio funciona como la mirilla de la puerta de tu casa pero aquí mejor que no abras. Se te va a poner todo perdido.

El jamón
Hablando de cosas patrias. El jamón. Que hay otros sitios que también tienen jamón. En York por ejemplo, pero no es lo mismo. Que allí no curan las cosas como las curamos nosotros. Y por eso los guiris tienen cara de enfermos. O en Portugal, pero le llaman presunto… Que muy seguros de que sea jamón, tampoco están. El inventor del jamón debería estar a la altura del de la penicilina. O por lo menos haberle dado un óscar, o el Wimbledon, o que vaya a Eurovisión. Pero un premio, bueno, bueno.

Las almohadas
Sabíais que la palabra viene del árabe. Almo estár más agusto y Hada, que en brazos. Otro inventor que se ha quedado sin premio. ¡Qué injusta es la vida! Que ya sé que hay gente que duerme sin almohada. También los neandertales dormían sin ellas. Tampoco tenían pastillas para dormir y se apañaban.

Las cejas
Una maravilla de la evolución. Que podían haber estado en otra parte del cuerpo, pero no, ahí las tienes, justo encima de los ojos, para que no te entre el sudor. Tan bien colocadas. Y hay gente que incluso las ha perfeccionado y tienen una sola. Por que también sudas por el centro de la frente. Cada uno es muy libre de hacer lo que quiera con sus cejas. Hay algunas personas que se las quitan y luego se las pinta ¿? Con lo bonitas que son las cejas naturales.

Las patillas de las gafas
¿Os creéis que siempre han estado ahí? No hijitos. Aquí hubo gente que le dio vueltas a la cabeza y se dio cuenta de que las orejas estaban ahí para algo. No sólo para tirarte de ellas cuando era tu cumpleaños. Antes la gente tenía que ir con monóculos porque no habían pensado en las patillas. Que seguramente el monóculo también sea español. Palo e invento, otra vez unido. En cuanto a las patillas influyó mucho lo de que tenemos una oreja a cada lado de un ojo. Casi todos, que hay gente “pató”.

Con vistas al exterior
Las ventanas son uno de mis inventos favoritos. Que las puertas están bien y son muy prácticas. ¿Pero las ventanas? La mayoría con vistas al exterior. ¿No me digáis que eso no es maravilloso? Y las del coche, con vistas a la calle. ¡Pedazo de invento! Aunque haya otras opiniones.

La fruta más evolucionada
Dicen que las mandarinas vienen de Oriente y se introdujo su cultivo en Europa en el siglo XIX. Ahora va a resultar que también las naranjas también vinieron de Oriente. ¡Naranjas de la china! El caso es que hay algo mejor que una mandarina? No hace falta cuchillo para pelarla, se desgaja perfectamente (en gajos, como no podía ser de otra forma) y son más ricas que Amancio Ortega… O casi. Eso sí, no estrangules a nadie después de comer mandarinas. No hace falta ser de CSI Las Vegas para pillarte por el olor. Pero no creo que os de por matar a nadie después de comer. Hay que reposar la comida. Además, también puedes pedirle a alguien que te la pele… Seguimos hablando de mandarinas.

Orden
No hay nada tan ordenado como el abecedario. Todo en su sitio. Primero la a, luego la b, la c y así hasta la z. No como lo tenemos en el teclado del ordenador. Que tiraron las letras y las dejaron sin organizar ni nada. La b y la v juntas para joder. Hay que poner orden. O llamo al portavoz de la cámara de los comunes… Si estos son los comunes, como serán los especiales…

Seguimos con las letras
El punto de la i minúscula. ¡Qué bien puesto! Muy bien pensado. Sin embargo, la I mayúscula está ahí para despistar. Que no sabes muy bien si es una l, una i o un número romano. Por ejemplo nuestro rey emérito, Juan Carlos Primero, en romano sería, sería Giovanni Carlo Un Palitum. Sorry, me he equivocado y no lo volveré a hacer.

Letras y números
Pocos inventos como el del calendario. Todo lleno de números y de días de la semana. Primero el lunes, luego el martes, y así hasta el domingo. Y todo tan ordenado, como tiene que ser. Que tu quieres saber en qué día cae tu cumpleaños, ahí lo tienes. O cuando es semana santa (¿No podían dejar de tocar las fiestas para organizarnos como dios manda?). Es que le pongo pegas a todo.

La cola de los perros
Y de las perras. Que también están bien pensadas. ¿Hay una cosa mejor para saber que están contentos? ¿Te imaginas que a los hombres también pudiéramos saber si estamos contentos por cómo se mueve la cola? Pensándolo bien, mejor no te lo imagines.

Alitas de pollo
Seguimos con cosas de animales. Que tú dirás que las alitas a los pollos no les sirve de mucho. ¿Sabías que durante la Superbowl se comerán más de mil millones de alitas? No estoy seguro si serán entre todos los jugadores, que ya son alitas, o entre los espectadores. Que también son muchas alitas. Ellos que se coman las alitas y nos dejen el jamón.

Las viseras de las gorras.
Las alitas, la Superbowl, y las gorricas, son algunas de las cosas más representativas de Estados Unidos. Ya te adelanto que sofisticadas no son las gorras. Ni bonitas. Ni aunque tengan propaganda del bar de tu primo. Te preguntarás por qué las incluyo como un buen invento. Pues como lo de la cola de los perros. Es un detector de gente a la que le falta un verano. Si lleva la visera al revés, puede que sea más de un verano de retraso… y hay otros que no les haría falta gorra.

Ya sé que me dejo muchos inventos increíbles fuera de la lista. Como los pomos, que te abren todas las puertas. Las asas de las tazas que valen tanto para diestros como para zurdos. O los calmantes, que saben dónde te duele y allá van. O las botellas con su tapón y su abertura en la parte de arriba (bien pensado porque si estuviera abajo se derramaría todo el líquido).

Seguro que hay gente que piensa que todo está inventado… Pues anda que no quedan cosas por inventar. De momento vamos a dejarlo aquí. 



Comentarios

Entradas populares de este blog

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

Yo os maldigo, jodíos móviles

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?