Deseando los mejores deseos

Ya estoy de vuelta. Año nuevo, post nuevo. Y empezamos el año deseando cosas. ¿Os habéis dado cuenta de que siempre “deseamos los mejores deseos”? Con nuestros mejores deseos, deseo todo lo mejor, espero que se cumplan todos tus deseos. Como se nota que son gratis. 
Deseamos a todos un año feliz, la paz en el mundo, que acabe el hambre, trabajo para todos. Como si fuéramos Miss Universo. Eso sí, que no me hablen de Confucio, que me hago un lío.
Yo además de salud, dinero y amor, por un euro más, os voy a desear más cosas. Como en los mcmenuses, o en los anuncios de la teletienda. Y a los primeros dos millones de lectores que entren en el blog, les regalo los deseos. Y además podéis leer el resto de posts sin recargo adicional. Todo son ventajas… Que se cumplan los deseos, ya no está garantizado. Si no quedas satisfecho, tampoco te devuelvo el dinero.
Lo dicho, vamos con mis mejores deseos. Había otros, pero ya no son tan buenos.  
  • Que nunca se te acabe la batería en el móvil, jamás.
  • Que el autocorrector de tu móvil aprenda a escribir de una puñetera vez.
  • Que en la memoria sólo se guarden las cosas buenas. En la del móvil y en la otra. Que se borren todas las fotos en las que sales mal y que solo se queden las que estás sonriendo. ¡Jodó cómo empiezo el año! Parece que me he tragado el bote de Mimosín.
  • Que en 2019 inventen de una vez las hamburguesas que te hagan perder peso. Y las pizzas sin calorías o los cocidos light, sin conservantes, ni engordantes.
  • Que te traigan el desayuno a la cama al menos una vez a la semana y te despiertes como en las películas de Hollywood. Sin sueño, sin ojeras, sonriendo, y con el pelo perfecto.  Y si te acostaste sin pelo, que te haya crecido.
  • Deseo que todos los días sean el día de la lotería. O del Euromillón, y que te toque todos los días. Así, sin jugar. Sin comprar ni décimos, ni undécimos, ni nada. Y si no te toca, que al menos tengamos salud, y te llevas el aplauso del público y el juego del programa 😊
  • Que los amigos de Facebook fueran amigos de verdad y que no tengan que esperar a que la aplicación les avise de que cumples años. Que os juntéis a celebrar y no volver a oír aquello de que tenemos que vernos más y a ver si quedamos. Creo que me sigue haciendo efecto el chupito de Mimosín.
  • Que los fabricantes de grifos y los de las calderas se pongan de acuerdo para que el agua tenga temperaturas más allá de recién salida del infierno o perfecta para el baño de un oso polar.
  • Que esos vecinos que mueven los muebles a las tres de la mañana o que sueltan bolsas de dos mil canicas por la noche, se muden a un chalet en las afueras. En las de Marte, por ejemplo.
  • Que no te falte nunca el papel higiénico. Dirás que vaya una mierda de deseo… 
  • Que inventen de una vez un desenredador de auriculares. Si lo hacen para el pelo que es más fino, ¿Cómo no va a ser posible para un cable gordo? Hay gente que ha pillado días de asuntos propios para desenrollar los jodíos cables.
  • Que nos escuchemos y que no haga falta gritar para que te oigan. Y si es posible, que nos pongan el volumen más bajito a todos. Y no solo hablo de música.
  • Ojalá nunca olvides de lo peligrosas que son las cucharillas en el fregadero
  • Estaría genial que todos te vieran tan guapo o guapa como te ve tu madre.
  • ¿Te imaginas que algún día los políticos se dieran cuenta de que trabajan para nosotros?
  • Estoy sufriendo por todos esos señores que llevan los plumas sin mangas. Un croufan, crowdfudi, una colecta, para que ningún hombre se quede sin mangas en este invierno. Que algunos se tienen que poner una chaqueta encima para taparse los brazos.
  • Que cuando quieras vender tu coche, vengan los señores del anuncio y te lo compren. Deseo que los de Canalcar te compren tu coche, te compren tu coche, te compren tu coche. ¿Sabes qué? Que te compren tu coche. ¿Qué harán con tanto coche?
  • Que nunca te falte una mano amiga, o dos, para ayudarte a doblar las sábanas bajeras. Lo de doblar sábanas ajustables no se lo deseo ni a mi peor enemigo. 
  • Ojalá que de verdad todo lo que pone abrefácil se pudiera abrir sencillamente. 
  • Que Google saque una aplicación para los que se estén buscando a sí mismos. Y se encuentren… Que a veces se ponen un poco intensos y ya va siendo hora de que se reúnan consigo mismos.
Ya os avisé de que había algunos deseos poco deseables… pero son mis mejores deseos. Seguiremos intentando. 



Comentarios

  1. Querido Javier, ¡pero qué bien vamos a empezar el año si se cumplen aunque solo sea alguno de esos maravillosos deseos de tu blog!
    Bienvenido de nuevo a mis lecturas...
    Besotes gordos,
    ibb

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Qué haríamos sin vosotras! 10 cosas que existen gracias a las mujeres

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?