Ir al contenido principal

Si es que te tienes que reír, aunque no tenga gracia


Quedarte sin pensión no es que sea un tema de mucha risión que digamos. Menos gracia que un guiri bailando flamenco o que el recibo de la luz. Lo que sí es para descojo esbozar una sonrisa, son las soluciones que han dado los señores que mandan. 


¡Que ahorres! Si es que sois unos manirrotos, estáis gastando por encima de vuestras posibilidades. Y no sólo te dan solución, que ya es todo un detalle, sino que te dan diferentes alternativas. Y yo, que mando poco, también os voy a dar algunas ideas. No, no me deis las gracias. Es lo menos que puedo hacer por vosotros.


Eso sí, os tenéis que leer el post. Es el precio que tenéis que pagar.


Vamos con las ideas

Tengo que aclarar que estos consejos no son sólo (me niego a quitarle la tilde, soy un puto rebelde, chúpate esa Perez Reverte, me alegro de verte) para las pensiones. Es para la vida en general… aunque algunas son tan buenas ideas que son para morirse… Que ironías tiene la vida.


Empieza a ahorrar, “ahorra” mismo

¿Habéis visto lo que he hecho?… Un juego de palabras con ahorr Vale, ya os habéis dado cuenta, y tampoco es tan gracioso. El caso es que hay que ahorrar. De tu sueldo mensual, suponiendo que tengas trabajo, y que además te paguen, guárdate una parte. Pongamos unos 5000 euros mensuales… Esta solución tiene un pequeño fallo (digamos que no es “infallible”). Sólo funciona si ganas un pastón y puedes ahorrar 5000 euros mensuales. … Chicos, si ganáis 1000 euros, no intentéis este truco en casa…. Aunque os digan que ahorrar esta chupao…


Casa, comprar, ¿Alquilar, o seguir viviendo debajo de un puente?

Si es que lo queréis todo. Además de trabajo, una casa. ¿Qué será lo próximo? ¿Comer? ¿Tú sabes lo que cuesta una casa? Y los alquileres se están poniendo por las nubes. Una casa céntrica (a 10 kilómetros de la estación de metro que te lleva al centro en hora y media) es un lujo al alcance de algunos privilegiados. Y además querréis que tenga hueco para una cama y una tele (aunque sea plana y no ocupe mucho espacio). ¡Ni de coña! Mejor en casa de vuestros padres, que tanto os quieren y a los que tanto debéis (literal). Entre la hipoteca y el ahorro, ya llevamos unos 7000 euros ahorrados.


Pero si compras, ya sabes, siempre, siempre…


Coche

Aquí si que no hay discusión que valga. ¿Para qué quieres un coche con los atascos que hay? Y el seguro del coche (de pequeño creía que lo que se pagaba era el botón para que se quedara la puerta cerrada… lo mío viene de hace tiempo), y el parking… Ponte que tienes pensado comprarte un Ferrari, un Maseratti, Lamborghini, un Berlusconi (todos los coches caros tienen nombres de señores), no te lo compres. Aquí te estarías ahorrando una pasta (por seguir con la terminología italiana). Más o menos, medio millón de euros. Ya te da para tapar agujeros.


Se acabó el café, que te pones muy nervioso

Ponte que te tomas un diario, sólo, ni macchiato, capuccino, con leche de burra Barajas Adolfo Suárez u otra clase de cafés. Normal, el café de toda la vida, pongamos que a un euro. Al mes son 30 euros, al año 360 euros, por 60 años que te quedan por trabajar (la jubilación será a los 90 años cuando te toque… al tiempo), unos 21.000 euros…. Yo creo que es mejor la idea de dejar de comprarte el Ferrari.  Y sin café, se te pone muy mala leche.


No more Cigarritos

Nada de tabaco, ni un cigarrito, ni nada. ¡Caca! No. Que además se han puesto a unos precios prohibitivos. ¿Sabéis que en Irlanda la cajetilla está a 12 euros? Con la “drogaína” normal, y sólo 20 cigarros. Que por ese precio, debería llevar droga porro y un cupón descuento para el Ferrari, pero nada. El fumar se va a acabar. O puedes empezar a pedir tabaco… como hacen todos los que están dejando de fumar… Realmente lo que hacen es dejar de comprar.


No te pongas malo que es peor

Si dejas de fumar, reduces las posibilidades de ponerte malo. Si hay algo en lo que no nos gusta gastarnos dinero es en medicinas. Que igual a los señores de Bayer (¿de Munich?) o los dueños del “Fernandol” no les viene bien, pero qué les vamos a hacer. Ya hemos jodido al Señor Ferrari, a Juan Valdés, que va a tener que buscarse un nuevo trabajo. El burro ya está mirando las ofertas. 


Habrá que comer ¿No?

Eso sí, pero sin pasarse, hay que comer con moderación, y modérate con las gulas, las langostas, percebes y demás cosas raras. Si total, con lo ricas que están las lentejas, y el arroz (sin delicias ni nada), o los bocadillos rellenos de miga de pan (también conocido como barra de pan). Bueno, no te pases con el pan que engorda, y no estamos como para gastarnos el dinero en gimnasios.


La “lú”

Aprovecha el día para leer y hacer las cosas. Y por la noche a dormir. ¿Qué es eso de tener la luz de la mesilla encendida para leer? ¿O tener mesilla? ¿O tener libros? Al final, van a hacer película de casi todos los libros. Espérate un poco y que alguien te cuente la peli… porque el cine está a un precio prohibitivo.


¿Os parecen pocas ideas? Con todo lo que os he ahorrado podríais comprar a Neymar, Cristiano Ronaldo, un caballo de carreras, un cartucho de tinta para la impresora y palomitas en el cine.

No sólo para poder pagar tu pensión, también para poder pagar las autopistas, que por lo visto les gusta jugar al rescate, como a los bancos… Por cierto, a los políticos que pierden dinero, ¿Hay que pagarlos o encontrarán el dinero que perdieron?


Comentarios

  1. Si es que tiés más razón qu'un santo. En cuanto pare de llorar me río un ratico.

    ResponderEliminar
  2. Hay que tener mucho humor...pero mucho!! Pa tirar pa'lanteee!...ainnnssss!😂

    ResponderEliminar
  3. A partir de ahora, con lo que voy a ahoorrrrrrar, cuando me llegue el de irme al otro barrio, seré el más rico del cementerio. Es broma, pero podría ser bonito lo de "rico, rico".

    ResponderEliminar
  4. Que digo yo, que como estamos en época de ayuno, podemos alargarlo indefinidamente, y ahorramos... !!una jartá!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

Sí sí sí, el bombo ya está aquí

¡Albricias! Celebremos con regocijo (quienquiera que sea regocijo) la buena nueva. ¡Manolo podrá tocar su instrumento de nuevo!  

Para los despistados. Hablamos del bombo de Manolo, un señor que es famoso por tener un bombo. Como Bartolo con la flauta, pero en versión bombo. Ya, ya sé que llego un poco tarde a la noticia, pero es que hay cosas que necesitan tiempo para digerir, y reconocer su importancia. Y es que era un clamor. La gente preocupada, no se hablaba de otra cosa, un sinvivir, noches sin dormir (una, pero sin dormir… bueno, en realidad sí que dormí, pero no muy bien… El calor no ayudaba)

¿Por qué es tan importante que Manolo tenga su bombo? ¿De verdad os lo tengo que explicar? Está bien, allá vamos.


Yo os maldigo, jodíos móviles

No sé si os acordáis de Charlton Heston en El Planeta de los Simios en la escena final, más cabreao que una mona y “maldijiendo” a todos. Pues yo igual, maldigo a los móviles, que tienen la culpa de todo lo que sucede. Antes no había teléfonos inteligentes, ni siquiera un poco listos, y no pasaba lo que está pasando ahora. Si no, cómo os explicáis, que haya llegado Trump a ser Presidente. Pues por los móviles.

Y no sólo lo digo yo. También lo dicen los programas de la tele, y los de la radio y en los artículos de revistas y periódicos (por si no lo recuerdas, son esas cosas que venden en las tiendas con hojas… las lechugas, no, lo otro).

Pues eso, que lo dice todo el mundo. Todo el día nada más que “de mirar” el móvil y no hacemos otras cosas, no como antes que hacíamos…. por ejemplo… Dejadme pensar y ahora vengo.

Empanaos sin fronteras

Antes de nada vamos con la definición de empanao. Es muy probable que seas uno de ellos y no lo sepas. Es como los zombis, que no lo saben, como no tienen televisión ni van al cine... O los cansinos, que no se dan cuenta que lo son. La RAE recoge empanada mental como confusión de ideas, pero no define el término empanao.

No es aquel que está recubierto de pan rallado y huevo antes de realizar una fritura con aceite o estas guarrerías que hacen algunos con la mantequilla. Seguimos hablando de la cocina y freír cosas, que ya os veo venir y empezáis a imaginar a gente usando mantequilla para…. Paro que si no os lo estábais imaginando, ya os doy ideas. El caso es que un empanao es el que no se entera, el que está distraído, que está más pallá que pacá (esta definición no es la más técnica, pero es la que más se acerca a la definición real).

Y hay empanaos en todas partes del mundo. Aquí no hay discriminación por sexo, raza, religión, credo o avemaría cuando serás mía. ¿Pero cómo reconocerl…

¿Has visto las noticias? ¿Las de dónde?

Según el mundo en el que vivas puede que las noticias más importantes sean que Cristiano Ronaldo se ha “enfurruñao” con sus compañeros. O que Isabel Pantoja sale de la cárcel. Que a Paquirrín, Pantojín Jr,  habría que meterle en la cárcel por la música que hace, y que la próxima semana seguiremos hablando del gobierno.


Pero en otros mundos, que también los hay, no saben si Paquirrín es el próximo Presidente. Si les dicen que Cristiano Ronaldo está en la cárcel, no sabrán de quién le hablamos y no les extrañaría que Pantoja fuera la máxima goleadora de la liga de fútbol, o participará en las próximas Olimpiadas o si se ha “enfurruñao”.

Las noticias que, como ahora se dice, hacen arder las redes, puede que no merezcan ni una línea en “The Country” (El País en Estados Unidos) o un comentario en “The Reason” (La Razón de UK)y ni siquiera dirán nada en “Antenna Three” de Australia. Mejor te cuento algunos ejemplos

¿Si pruebo con poesía aunque sea sólo un día?

En el blog he escrito sobre muchos temas. 6 años dan para muchas chorradas.  Cosas que me ocurren, otras que me podrían haber ocurrido, alguna que otra invención, noticias, entrevistas de actualidad, temas candentes (que vete tú a saber qué significa candente… Es algo sobre cómo cocinar los espaguetis para que queden perfectos ¿No?).

Pero nunca he escrito poesía. Jamás. Never, ever. Ni en el blog, ni en un cuaderno, ni ná de ná. Ni siquiera en el cole cuando me gustaba una niña (que se llamara Carlota, no ayudaba en las rimas), o en las puertas de los baños cuando era adolescente, que es cuando se escriben poesías con sentimiento.

Alguna vez tenía que ser la primera. Así que vamos a intentarlo, pero eso sí, no pidáis virguerías… No esperéis sonetos, romances, o versos enciclopédicos (o como quiera que se llamen los versos)… Eso sí, también prometo que no voy a tirar de rimas fáciles, usando el número 5 o con agua Bezoya y partes del cuerpo masculinas.

Dejadme que utilice algunas licenc…