Así fue o podría haber sido

Imagen
¿Habéis recibido alguna vez un mensaje de WhatsApp de alguien que no conocéis? ¿Nunca? Un chico me había conocido en una discoteca y quería volver a verme. Le había dicho que me llamaba Susan. Y ahí le tenías, buscando a Susan desesperadamente. Estuve a punto de llamarle y quedar. Pero resulta que nos habíamos visto en un garito de Houston. Claro, ahí teníamos un problema. Típico de Houston. El caso es que, como ya sabéis, yo no me llamo Susan y nunca he estado allí (eso no lo sabíais). Así que tuve que declinar la oferta. En otra ocasión me escribieron para comprarme un reloj. Que yo al mío le tengo mucho cariño, pero es que me ofrecían 10.000 francos suizos. Lástima que no tengo ningún Rolex a la venta. Otros me escriben para cambiarme de compañía. Con lo que me gusta a mí la compañía que tengo. Que no les cambio por nada del mundo. Buena gente, amigos de sus amigos y siempre están ahí. O aquí. Según el momento. Ya me entendéis. Pero esta semana, me pasó una cosa notable. He

Agradecido y emocionado

No, el título no tiene nada que ver con el resultado de las elecciones. Cuanto menos nos metamos en temas de política mucho mejor. Es nada más que eso, daros las gracias por entrar en el blog y leer las cosas que “mesocurren”.



Y doy las gracias, aparte de porque me da la gana, que para eso es mi blog, porque con la de cosas que puedes hacer, decides meterte aquí un ratito. Podrías estar leyendo el “feisbu”, el tuister, ver vídeos de gatos en Youtube, tirarte toda el día viendo series en Netflix o capítulos de Aquí no hay quien se avecine (si pones la tele, a cualquier hora, siempre habrá un capítulo de los Simpson, una entrevista a Albert Rivera o Aquí no hay quien viva).


Puede ser que también veáis la tele de toda la vida, e incluso los documentales de la 2 (como todo el mundo), y leáis el Hola, y hasta los comentarios del As o del Marca, aunque valgan menos que la g de Gnomo.


O incluso leer libros, que hay gente muy rara que todavía lee libros. Y algunos, ¡Agárrate! hasta hablan con otra gente, pero no a través del “guasap”, ni de Facebook ni nada ¡En persona! Con la gente tan peligrosa que hay y se atreven a hablar con desconocidos… e incluso se llevan bien con los conocidos. ¡Hay gente “pa tó!


También deciros que como yo soy de esos raros que a veces me gusta ver a los amigos, y a la familia y hasta hablar con ellos, pues que me voy a dar unas vacaciones de blog. Voy a andar de un lado para otro y con menos tiempo para escribir los posts. Y las cosas o se hacen bien o no se hacen. No se hacen las cosas a medias. Son sólo dos semanas sin posts. Prometo volver después de las Navidades. Es una amenaza :-)



Pues nada. ¡Hasta el 12 de enero! ¡Feliz próspero y año navideño! ¡Prosperidad en las navidades y 2016 años!

Comentarios

  1. Esperamos que en el próximo año, sigamos teniendo éstas lecturas amables y simpáticas que nos alejen de los males diarios y tantos comentarios....desafortunados. Feliz Navidad!!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por leer el blog y dejarme un comentario!

Entradas populares de este blog

10 ejemplos de críticas de cine si no las escribiera un crítico de cine.

Resumen de lo más mejor y lo menos mejor

En el nombre del Padre…